Mazda CX-5 2020: ligeros cambios y más seguridad

A simple vista, el Mazda CX-5 2020 parece el mismo coche de siempre, pero lleva numerosas novedades que lo hacen muy interesante de cara al futuro.

Mazda CX-5

El Mazda CX-5 vio la luz en el año 2012, logrando, tras un gran éxito, la llegada de una segunda generación en 2017. Y ahora, con un pequeño rediseño en 2019, vuelve a actualizarse en 2020 en cuanto a mejoras en ayudas a la conducción, motorizaciones o aspecto.

En el diseño, los cambios son mínimos. El Mazda CX-5 cuenta con un nuevo color: un gris denominado Polymetal Grey Metallic, que se une a otros nueve colores disponibles. Por otro lado, Mazda ha cambiado la placa trasera donde se puede leer CX-5: ahora cuenta con otra fuente. Por lo demás, el SUV de grandes dimensiones de la marca mantiene idénticas las formas con las que le hemos conocido hasta hoy, dentro de la ya famosa filosofía de diseño Kodo.

En cuanto al interior de este Mazda CX-5, encontramos una pantalla de mayor tamaño, ahora de ocho pulgadas, que sirve para manejar todo el infoentretenimiento. Además, cuenta con “leatherette” en algunos asientos, una imitación natural del cuero sin procedencia animal, aunque solo para ediciones especiales. El interior, además, ahora incorpora luz ambiental de tipo LED y ha reducido el ruido percibido desde el habitáculo gracias a un renovado guarnecido en el techo. La llave del coche lleva un nuevo diseño.

Mazda CX-5

En cuanto a las motorizaciones, esperábamos ver la nueva tecnología Skyactiv-X, la gran novedad de la marca japonesa, en este Mazda CX-5. Pero sus desarrolladores han decidido no incluirlo. Eso sí, incluye un nuevo sistema de desactivación de cilindros para el propulsor 2.0 Skyactiv-G con cambio manual, el gasolina de 165 CV. Este sistema reduce la actividad del motor en situaciones en las que este puede relajarse, como en una autopista con una velocidad estable: en ese caso, dos cilindros de los cuatro disponibles dejan de funcionar, aunque existe la posibilidad de desconectar solo uno.

Además, permite cambiar de tracción delantera a total y escoger entre cambio manual o automático. La gama de motores se complete con el motor Skyactiv-G 2.5 de gasolina y 194 CV con cambio automatico y tracción a escoger, además de una motorización diesel 2.2 de 184 CV y tracción total.

En cuanto a las ayudas a la conducción, Mazda ha instalado el Off Road Traction Assist, un software que trabaja junto al control de tracción para evitar que las ruedas deslicen fuera de asfalto. Solo funciona con las versiones de tracción total. Además, con el Nuevo sistema de frenado de emergencia, el Mazda CX-5 puede detector de forma automática a peatones, de tal forma que puede salvar nuevas vidas. Otro detalle es el encendido de luces: el coche detecta cuando va a ser la puesta de sol y media hora antes active las luces de cruce para ver y ser visto mejor. ¿Precios? Aún no hay un listado oficial: cuando la marca nos cuente las tarifas definitivas, os las ofreceremos.

Fotos Mazda CX-5 2020: ligeros cambios y más seguridad

Comentarios Mazda CX-5 2020: ligeros cambios y más seguridad

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"