Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto

Los ingenieros japoneses han centrado muchos de sus esfuerzos en mejorar la comodidad a bordo, optimizando la rodadura o el aislamiento. Se mantiene la misma gama de motores. Precio de partida de 30.900 euros.

Ya se encuentra a la venta el nuevo Mazda CX-5. El SUV más representativo de la marca japonesa ha recibido, aparentemente, una leve actualización, pero esconde en su interior novedades que buscan aumentar la comodidad a bordo de sus ocupantes. Además, se realiza una apuesta por una mayor diferenciación entre versiones con el lanzamiento de tres acabados muy específicos.

Diseño del Mazda CX-5

Esta generación del Mazda CX-5 se lanzó al mercado en 2017. Ahora se le ha retocado sutilmente su imagen para aportarle un toque más actual, centrándose sobre todo en un cambio en las formas de los faros tanto delanteros (donde desaparecen los antiniebla) como en los traseros. La parrilla, que sigue manteniendo un generoso tamaño, cambia la forma de la moldura cromada e incluso, como te contaré más adelante, en algún acabado hasta modifica el color.

Prueba Mazda CX-5 Newground

De ahí pasamos a la parte que queda por debajo de nuestros pies. Desde Mazda nos cuentan que se han realizado varias reformas en el chasis, que han afectado a las suspensiones e incluso al sistema G-Vectoring Plus (encargado del reparto del par en curva). El objetivo era mejorar un poco más la dinámica de conducción y aumentar la comodidad. Y en este aspecto hilo con los nuevos asientos, que gracias a su nueva configuración y mullido aumentan el bienestar en grandes viajes.

Siguiendo con nuestro análisis, de cara al interior el nuevo Mazda CX-5 contará ahora, según acabado, con un cargador inalámbrico para móviles, con un botón muy útil para apagarlo o encenderlo cuando se necesita. Sin panel de instrumentación digital todavía, en el centro se mantiene la pantalla multimedia de 10,25 pulgadas. A esto sumamos un aumento en la capacidad del maletero, aunque lo encontraremos por debajo de la bandeja.

Prueba Mazda CX-5 Newground

Tres nuevos acabados para el Mazda CX-5

Me ha gustado la apuesta que ha realizado Mazda para los equipamientos del CX-5. A los conocidos Origin, Evolution o Zenith que ya se conocían, se le añaden ahora otros tres muy específicos que buscan clientela muy definida y que esperan que representen un 59 % de las ventas. De esta manera, se le aporta al SUV japonés mucha más personalidad y diferenciación.

Prueba Mazda CX-5

Para que me explique mejor, el nuevo Newground representa al cliente aventurero, que le gusta la naturaleza y los coches con una estética más off-road. No es un cambio muy radical, pero la nueva pintura “Zircon Sand” metalizada más los adornos en acabado plata de los parachoques, los retrovisores en color negro o el suelo impermeable del maletero le encajan perfectamente en esta clasificación. Luego añade detalles en color lima en parrilla, costuras interiores y salidas de aireación, con los asientos (calefactados ambos y de ajuste eléctrico para conductor) tapizados en símil de cuero y piel vuelta. Solo quedaría asociarlo a una variante con tracción total.

Otro de estos nuevos acabados es el Homura, que significa fuego en japonés y que se extenderá por el resto de la gama de Mazda. En este caso hablamos de un espíritu más deportivo, refrendado por el uso de varias piezas negras (brillantes) alrededor de su carrocería, salidas de escape más grandes y la incorporación de unos asientos (símil cuero y piel vuelta) con costuras en rojo que representan la esencia que quiere transmitir.

Prueba Mazda CX-5

Por último nos quedaría el Signature. Aquí se centra en ofrecer un producto que se acerque lo máximo posible a una marca premium, partiendo de una apariencia exterior elegante (parrilla en negro brillante, bajos de paragolpes en el color de la carrocería…) y siguiendo por unos asientos tapizados en cuero Nappa o la incorporación de molduras de auténtica madera en el salpicadero o las puertas.

Misma gama de motores para el nuevo Mazda CX-5

Donde no encontraremos cambios en este nuevo Mazda CX-5 es en el apartado de motorizaciones. Y resulta curioso, porque ninguna de ellas cuenta con electrificación, teniendo en cuenta cómo va el mercado y el avance que están realizando la mayoría de sus competidores en este aspecto.

Prueba Mazda CX-5 Homura

Por tanto, con la etiqueta C por bandera contaremos con dos opciones de gasolina y otras tantas diésel. Empezando por las primeras, cuyo nombre comercial es SKYACTIV-G, se ofertan con dos niveles de potencia de 165 ó 194 CV. El menos potente permite elegir entre cambio manual o automático (esta última es exclusiva para el segundo), mientras que el otro permite incorporar la tracción total.

Algo parecido pasa con los diésel SKYACTIV-D. Se parte de un bloque de 150 CV, siempre con cambio manual y tracción delantera, mientras que la alternativa cuenta con 184 CV, transmisión automática y la posibilidad de poder añadir la tracción a las cuatro ruedas.

Prueba Mazda CX-5 Homura

Precios del Mazda CX-5

Para este inicio de la comercialización del Mazda CX-5 la marca aplicará automáticamente para todos sus clientes una campaña base de 1.500 euros. Este descuento podría aumentar en caso de que el cliente opte por la Flexiopción (otros 1.000 euros más), así como el Promofinance, que sumaría otros 509,29 euros.

Motor

Cambio

Acabado

Precio

SKYACTIV-G 165 CV

Manual

Origin

30.900 €

SKYACTIV-G 165 CV

Manual

Evolution

32.300 €

SKYACTIV-G 165 CV

Manual

Newground

33.400 €

SKYACTIV-G 165 CV

Manual

Zenith

33.800 €

SKYACTIV-G 165 CV

Manual

Homura

35.500 €

SKYACTIV-G 165 CV

Automático

Origin

33.700 €

SKYACTIV-G 165 CV

Automático

Evolution

35.100 €

SKYACTIV-G 165 CV

Automático

Newground

36.200 €

SKYACTIV-G 165 CV

Automático

Zenith

36.500 €

SKYACTIV-G 165 CV

Automático

Homura

38.300 €

SKYACTIV-G 194 CV

Automático

Newground

39.700 €

SKYACTIV-G 194 CV

Automático

Zenith

40.000 €

SKYACTIV-G 194 CV

Automático

Homura

41.800 €

SKYACTIV-G 194 CV

Automático

Signature

43.900 €

SKYACTIV-G 194 CV 4WD

Automático

Newground

42.700 €

SKYACTIV-G 194 CV 4WD

Automático

Zenith

43.000 €

SKYACTIV-G 194 CV 4WD

Automático

Homura

44.800 €

SKYACTIV-G 194 CV 4WD

Automático

Signature

46.900 €

SKYACTIV-D 150 CV

Manual

Origin

33.900 €

SKYACTIV-D 150 CV

Manual

Evolution

35.300 €

SKYACTIV-D 150 CV

Manual

Newground

36.400 €

SKYACTIV-D 150 CV

Manual

Zenith

36.700 €

SKYACTIV-D 150 CV

Manual

Homura

38.500 €

SKYACTIV-D 184 CV

Automático

Origin

37.700 €

SKYACTIV-D 184 CV

Automático

Evolution

39.100 €

SKYACTIV-D 184 CV

Automático

Newground

40.200 €

SKYACTIV-D 184 CV

Automático

Zenith

40.500 €

SKYACTIV-D 184 CV

Automático

Homura

42.300 €

SKYACTIV-D 184 CV 4WD

Automático

Newground

43.900 €

SKYACTIV-D 184 CV 4WD

Automático

Zenith

46.300 €

SKYACTIV-D 184 CV 4WD

Automático

Homura

46.000 €

SKYACTIV-D 184 CV 4WD

Automático

Signature

48.100 €

Prueba Mazda CX-5 Signature

Toma de contacto con el Mazda CX-5

Mazda es un fabricante que lleva años rozando un nivel de calidad cercano a las marcas premium. De esto te darás cuenta al montarte en el CX-5, un modelo que sigue manteniendo el mismo esquema minimalista para su salpicadero, dotándole de unos buenos materiales y unos ajustes bastantes precisos.

Nuestros compañeros de prensa nos prepararon una ruta de lo más revirada para probar el nuevo Mazda CX-5. Lo que podría ser un peligro para algunos modelos porque dejaría al descubierto alguna de sus carencias, se convierte en todo lo contrario en nuestro protagonista. No puedo decir que notara especialmente los cambios realizados en el chasis, pero os puedo asegurar que se mantiene su buen nivel dinámico (paso bueno por curva, sin balanceos, buena frenada…). Encima con estos nuevos asientos ganas en comodidad a bordo.

Prueba Mazda CX-5 Signature

Durante estos recorridos pude probar el diésel más potente y los dos bloques de gasolina. El SKYACTIV-D es un poco más ruidoso en su funcionamiento, pero sin llegar a ser molesto. Mientras que los SKYACTIV-G son bastantes sensibles al acelerador, pero si los cuidas podrás conseguir buenas cifras de consumo. También te digo que con el de 165 CV es más que suficiente. El carácter atmosférico de todos ellos, ofrece al conductor una entrega de potencia progresiva, pero a la que no le cuesta coger ritmos de crucero.

Por último, estuvimos probando el nuevo modo de conducción off-road. Lo primero que debes tener en cuenta es que va asociado siempre al motor gasolina más potente con la tracción integral. En él encontraremos un pequeño mando a la izquierda del pomo denominado “Mi-Drive” en el que se ha añadido este nuevo modo a los conocidos Sport y Normal. Activándolo, se modifican varios parámetros, que aumentan la retención y ayudan a circular mejor por pistas o superficies resbaladizas. Porque no hay que olvidar que con 19,2 cm de altura libre al suelo tampoco podemos complicarnos mucho.

Fotos Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto

  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto
  • Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto

Comentarios Prueba del nuevo Mazda CX-5: pequeños retoques para mantener un nivel alto

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.