Mini nos muestra el rediseño de sus modelos cabrio y de tres y cinco puertas

Los tres modelos más icónicos de la marca británica regresan con un segundo rediseño que pretende mantenerlos actualizados durante los próximos años, época que será una antesala de una nueva generación.

Mini ha presentado de una tacada el segundo rediseño de tres de sus coches más importantes: los Mini de 3 puertas, 5 puertas y el cabrio. Un facelift que trae ligeras novedades pero todas ellas muy importantes para mantener el coche actualizado de cara a sus últimos años en el mercado, a la espera de una nueva generación que cada día está más próxima.

A nivel estético, los cambios que se producen son ligeros. Por ejemplo, los faros antiniebla se integra con el grupo óptico principal, dejando espacio para una entrada de aire. Por otro lado, la parrilla se modifica por un diseño más atractivo, en el que vemos un marcado negro piano bordeando la rejilla principal (salvo en el eléctrico, ya que esta versión posee una superficie opaca).

Por otro lado, encontramos llantas de nuevo diseño, así como unos pasos de rueda algo más marcados. En definitiva, en Mini han querido suavizar las formas del coche, algo que están haciendo muchas marcas para adaptarse a los lenguajes de diseño que hoy están de moda. Se suma, quizá, el opcional más interesante: la pintura del techo degradada. Siempre como opcional, desde Mini señalan que cada unidad es diferente a la anterior, ya que la temperatura o la climatología afectan a cómo se distribuyen los colores.

En cuanto a los cambios interiores, los Mini estrenan nuevo volante con botonera en negro piano que en directo resulta bastante atractivo, ya que da sensación de tecnología, limpieza y calidad. Recuerdan a botones hápticos, aunque en este caso son 100% manuales. A esto hay que añadirle la nueva pantalla táctil de 8,8 pulgadas, que además presenta una nueva interfaz que permite editar los menús para hacerlos más fáciles de usar. Esto no ha supuesto la eliminación de ningún botón, lo cual nos gusta por ofrecer un buen equilibrio entre practicidad y tecnología.

Los motores se mantienen igual. Lo único que ha hecho Mini es mejorar su eficiencia para que ofrezcan mejores consumos y unas emisiones más reducidas. A esto se suma que Mini ha trabajado la aerodinámica en este rediseño para potenciar el ahorro. Lo que también se ha mejorado es la suspensión adaptativa: ahora su software envía y recibe información de una manera más rápida, de modo que su actuación es más precisa.

También se ha modificado el equipamiento, añadiendo algunos detalles desde el modelo base (el One) como la radio Visual Boost junto a la pantalla táctil de 8,8 pulgadas, los faros LED o la Moldura Hazy Grey, así como el ajuste en altura del asiento del acompañante.

Precios de los Mini cabrio, tres y cinco puertas

 

Mini 3p

Mini 5p

Mini cabrio

One

22.300 euros

23.100 euros

26.300 euros

Cooper

24.600 euros

25.400 euros

28.600 euros

Cooper S

29.500 euros

30.300 euros

33.500 euros

Cooper SE

34.200 euros

 

 

John Cooper Works

35.900 euros

 

42.700 euros

Fotos Mini nos muestra el rediseño de sus modelos cabrio y de tres y cinco puertas

Comentarios Mini nos muestra el rediseño de sus modelos cabrio y de tres y cinco puertas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"