Prueba del Mini Countryman John Cooper Works: precios, opinión y datos

Más potencia (306 CV) y un concepto aún más deportivo para un coche que vale para todo: desde rodar en un circuito hasta recorrer la ciudad o disfrutar de un viaje familiar. Lo hemos probado en circuito y aquí van nuestras impresiones sobre este Mini Countryman John Cooper Works

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

 

Coche

Precio

Mini Countryman John Cooper Works

48.800 euros

  

 

 

Es un coche con una carrocería familiar, sí. Pero no os quedéis con su forma, porque el Mini Countryman John Cooper Works tiene todo aquello que siempre quiso el mítico fabricante que pone el nombre a este coche: una deportividad apasionante. ¿Y lo mejor? Que esa deportividad es perfectamente compatible con un elevado confort tanto para ciudad como carretera.

El Mini Countryman John Cooper Works crece en absolutamente todo. Es más potente, tiene más par y eso sí, también más consumo… aunque afortunadamente este aspecto no difiere mucho de la versión anterior, que se dejó de fabricar en 2018 para adaptarlo a las exigencias Euro 6d-Temp. ¿Hablamos de cifras concretas? 306 caballos de potencia, 450 Nm de par motor y 7 litros de consumo según el ciclo NEDC… es decir, unas cifras más que interesantes para tratarse de una carrocería de corte familiar.

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

Esto significa que tiene 100 Nm de par máximo más que el anterior Mini Countryman John Cooper Works. También tiene 75 CV más. Y pese a ello, el consumo tan solo sube 0,1 litros (6,9 de consumo mixto según el ciclo NEDC). Para conseguir unas cifras tan superiores, el coche cuenta con un nuevo cigüeñal, bielas, pistones y se ha disminuido el ratio de compresión de su motor.

El aumento de potencia es perfectamente asumible para un coche que tanto a nivel prestacional como electrónica es capaz de soportar tantos errores como podamos cometer. Porque sobre el circuito de Monteblanco (Sevilla), en un estado tremendamente resbaladizo, el coche se comportó a las mil maravillas… y no era fácil.

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

La aceleración sobre el circuito es monstruosa. Te deja pegado al asiento y sin que te des cuenta, estás cerca de los 200 km/h a final de recta. Datos solo aptos para circuito, pero más que gráficos para explicar las sensaciones que este coche aporta al conductor que desea un coche potente para ciudad y luego, de vez en cuando, darse un garbeo por un circuito.

Tantos caballos necesitan un buen paquete de frenos. Y en este aspecto, sorprende casi más que la aceleración. El Mini Countryman John Cooper Works cuenta con unos frenos de cuatro pistones detrás que no solo reaccionan estupendamente al tacto del conductor, también frenan mucho. Y cuando decimos mucho, es MUCHO.

Mini Countryman John Cooper Works: cambio, sonido, tracción... ¡Es que nos ha encantado!

En cuanto al cambio, el Steptronic de ocho velocidades nos ha gustado mucho. Una caja de cambios que ha sido modificada para ofrecer al conductor mayores sensaciones deportivas. Y lo cierto es que lo consigue, ya que está pensada para ofrecer el máximo par posible durante la mayor pare del tiempo. Este, además, es realmente rápido, ya sea con el modo automático o cambiando a forma manual mediante las levas.

En este aspecto hablamos del modo sport. Evidentemente, el Mini John Cooper Works cuenta con otros modos de conducción que limitan sus prestaciones y hacen que la caja de cambios busque unas revoluciones más acordes a una persona ahorradora de gasolina. También limita el sonido que emite el tubo de escape mediante una válvula… aunque si fuese por este aspecto, jamás quitaríamos el modo sport, ya que hace que suene espectacular.

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

Cierto es que el Mini Clubman John Cooper Works, también presentado en este evento, nos ha parecido algo más dinámico: va más pegado al suelo y por tanto, es algo más ágil. Pero no por ello hemos notado que el Mini Countryman sea torpe o lento. Más bien, todo lo contrario. La nueva suspensión deportiva, que por cierto, es de serie, trabaja de forma sobresaliente para evitar el típico balanceo de un SUV… aunque al ser adaptativa, reducirá su dureza en modos más destinados al confort. Y la tracción total ALL4 junto a su electrónica hacen que este coche no solo traccione muy bien: cuando no lo hace, te perdona cualquier error.

En curva, se aprecia bastante el autoblocante. En este aspecto, notamos que trabaja para mantenernos dentro de la trayectoria, aunque por física, lo normal sería que  nos escupiera fuera de la curva. Sorprende cómo este elemento trabaja incluso yendo realmente al límite y, como os hemos dicho, en una pista bastante resbaladiza el día de la prueba.

Mini Countryman John Cooper Works: un diseño exterior e interior a la altura de sus prestaciones deportivas

En cuanto a diseño, encontramos un nuevo paragolpes delantero y trasero que hacen que este SUV tenga un aspecto más deportivo. Esto quiere decir que además de estar verdaderamente más cerca del suelo, también lo aparenta. Además, su pintura exterior, con dos franjas deportivas sobre el capó y la trasera, terminan por mostrar un Mini Countryman realmente ‘racing’. Eso se une a un gran número de logos donde se muestra que efectivamente, el carácter de John Cooper vive dentro de este Countryman.

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

Por otro lado, cuenta, de serie, con llantas de aleación ligera exclusivas John Cooper Works de 18 pulgadas. Aunque estas pueden ser cambiadas por otros diseños de 18 pulgadas o incluso, hacerlas crecer hasta las 19 pulgadas de manera opcional.

Sobre su interior, hemos visto poco la verdad. Estábamos muy pendientes de seguir la trazada de la pista. Pero sí hemos observado cómo este es muy configurable: al entrar en varias unidades, comprobamos que poco se parecían entre sí. En esta versión deportiva, las grandes capacidades de personalización que suele ofrecer Mini están presentes. Los asientos se sostienen sobre la fina cuerda que une el confort y la sujeción necesaria para enfrentarse a una pista.

 

Mini Countryman John Cooper Works

 

Eso sí, cuenta con elementos ideales para la ciudad o viajar, como la radio Mini Visual Boost, con pantalla de 6,5 pulgadas con función táctil, aunque se le puede añadir el sistema Connected Navigation Plus con una pantalla mayor: 8,8 pulgadas

En definitiva, el Mini Countryman John Cooper Works nos parece una opción muy interesante debido a su tremenda versatilidad. Se trata de un coche de grandes prestaciones que además ofrece un adecuado maletero y un espacio interior más que suficiente para disfrutar también de la familia o de un viaje. Por tanto, creo que hay pocas opciones en el mercado como este coche y si eres un amante de la deportividad, debería estar entre tus opciones de compra sin lugar a dudas.

 

Fotos Prueba del Mini Countryman John Cooper Works: precios, opinión y datos

Comentarios Prueba del Mini Countryman John Cooper Works: precios, opinión y datos

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"