Nuevo Volkswagen Golf R: el más potente de la historia lleva modo drift

Con 320 CV de potencia, el Volkswagen Golf R se convierte en el más potente de la historia de la marca. Y no solo eso: su capacidad dinámica es sobresaliente gracias a la multitud de soluciones que ha introducido la firma alemana para este nuevo Golf tan radical.

Volkswagen Golf R

Cuando probamos el nuevo Volkswagen Golf GTI, nos quedamos con las ganas de saber cómo sería su versión más radical: el Volkswagen Golf R 2021. Pero aquí está, al fin, con 320 CV de potencia. Llegará a los concesionarios a finales de noviembre.

El Volkswagen Golf R no solo supone ver la versión más potente de la octava generación del compacto; también pasa a la historia por ser el Golf más potente jamás visto. ¿Los que más se acercan? El Volkswagen Golf Clubsport actual y el Golf R de anterior generación, ambos con 300 CV.

Estas prestaciones, dotadas gracias a un motor 2.0 turbo de cuatro cilindros, permiten al Volkswagen Golf R pasar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos. De locos para un compacto, por muy vitaminado que esté.

Volkswagen Golf R

¿Es el nuevo Volkswagen Golf R un coche meramente potente? Para nada. Porque esto no es un muscle car americano de los años cincuenta: es un coche muy sofisticado a nivel dinámico. De ahí que rebaje 5 mm su altura libre al suelo frente al GTI, que cuente con frenos más potentes o suspensiones un 10% más rígidas respecto a su predecesor.

Para potenciar su dinamismo, también cuenta con un gestor dinámico de marcha, capaz de gestionar la electrónica de la tracción total, suspensión adaptativa y el diferencial delantero XDS. De esta forma, el compacto alemán es capaz de perdonarte cualquier fallo que pueda cometer el conductor al volante de este coche.

Volkswagen Golf R

Entre otras cosas, el Volkswagen Golf R reduce su tendencia al subviraje gracias al R Performance Torque Vectoring. Se trata de una solución que permite no solo repartir el par entre los dos ejes motrices, también distribuir el par a su gusto. De este modo, las pérdidas de tracción se complican… salvo que queramos.

Decimos “salvo que queramos” porque uno de los platos fuertes del nuevo Volkswagen Golf R es su modo de conducción ‘Drift’. Este activa el ESP Sport y multiplica el par que recibe la rueda trasera exterior en una curva. De este modo, se consigue un derrape controlado.

El otro modo novedoso, aunque no exclusivo de este Volkswagen Golf R (también lo lleva el Clubsport), es el modo ‘Nurburgring’, aquí llamado Special, configurado especialmente para rodar sobre la pista del ‘infierno verde’. Si queremos un puntito menos radical, habría que optar por el modo Race. Los otros modos, son los que suelen llevar los diferentes modelos del catálogo de Volkswagen: Confort, sport e individual.

Volkswagen Golf R

¿Diferencias estéticas? Por supuesto. El Volkswagen Golf R es el más radical de la gama también por fuera. De ahí que cuente con detalles característicos de R Performance, como multitud de detalles en azul, santo y seña de la división deportiva de la marca alemana.

El paragolpes del Volkswagen Golf R es específico y más agresivo, así como el alerón trasero o el difusor, en esta ocasión pintado de negro. Esto último se combina con dos escapes dobles que pueden estar firmados por Akrapovic pagando un sobrecoste. Esta selección especial no solo dota al coche de una mayor ligereza, también de un sonido más radical.

Fotos Nuevo Volkswagen Golf R: el más potente de la historia lleva modo drift

Comentarios Nuevo Volkswagen Golf R: el más potente de la historia lleva modo drift

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"