Nuevos Mercedes-AMG E 63 y E 63 S: hasta 612 CV y un rendimiento extraordinario

Disponibles, por ahora, en carrocerías sedán y familiar, se ofrecen en dos niveles de potencia, pero ambos con suficiente fuerza. El 0-100 lo firman en 3,5 segundos.

Al nuevo Mercedes Clase E no le podían faltar su versiones preparadas por AMG. Presentada la 53, hoy le toca el torno a las 63 y 63 S. Como está pasando en los últimos lanzamientos de la división de Affalterbach habrá esas dos variantes diferenciadas por la letra S y como podrás comprobar, por una cantidad de caballos y equipamiento superior. Además, estará disponible para las carrocerías berlina y familiar, aunque no tardarán en llegar el Coupé y el Cabrio como podemos ver en una fotografía de la galería.

Estéticamente los Mercedes-AMG E 63 y E 63 S no son muy llamativos y escandalosos en su estética. En su frontal encontramos diferencias, sobre todo, centradas en el apartado aerodinámico con tomas de aire más grandes con diseño “Jet-Wing” en los parachoques o la incorporación de un splitter (en el color de la carrocería para la versión básica y en “Silver Shadow” para el S) en la zona más baja. Por supuesto no podemos olvidarnos de la parrilla típica de AMG con las lamas verticales y los faros LED con tecnología Multibeam de serie.

Mercedes-AMG E 63

Recorriendo el lateral de los Mercedes-AMG E 63 y E 63 S lo primero que encontramos en la aleta delantera es una pieza decorativa con las letras que indican el motor. Otros detalles son las poderosas llantas de 19 pulgadas (una más para el S), las lunetas tintadas, el techo pintado en negro o el nuevo diseño tanto para los pasos de rueda como para los faldones que encontramos bajo las puertas, que también tienen su función aerodinámica.

Y llegamos a la parte trasera donde las nuevas luces estrenadas por el Mercedes Clase E aportan más fuerza visual. Se ven acompañadas en estos Mercedes-AMG E 63 y E 63 S por un pequeño adorno en la tapa del maletero, un faldón carenado con su difusor en negro y preparado para encajar hasta cuatro salidas de escape de 90 mm.

Mercedes-AMG E 63

Por dentro de nuevo pequeños cambios para darle el toque distintivo. El volante, pese a contar con la misma forma y botonería, cambia en sus laterales para incorporar la microfibra DINAMICA (lo hay solo de cuero también) y detrás tiene las levas para actuar de forma manual sobre la transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT 9G. Lo mismo pasa con los asientos, aquí tapizados en cuero napa, con algo más de sujeción del cuerpo y que como opcional se pueden escoger con otros tipos de cuero.

El sistema multimedia MBUX típico de Mercedes con su pantalla (en 10,25 pulgadas en el normal y 12,25 pulgadas en el S) y mando táctil cuenta con unos ajustes específicos para estos AMG. Por ejemplo en el cuadro de instrumentación aparece la opción del “Supersport” con un gran cuenterrevoluciones redondo en su posición central y en la pantalla tenemos los menús AMG con datos sobre el motor, el G-Meter o el RACETIMER, entre otros.

Mercedes-AMG E 63

No podemos olvidarnos tampoco del mando específico de AMG para manejar los distintos programas de conducción disponibles, el ESP con tres niveles diferentes, la amortiguación adaptativa regulable o el sistema de escape AMG Performance (opcional).

El motor de los Mercedes-AMG E 63 y E 63 S

Nos quedaría por repasar lo concerniente al motor de estos Mercedes-AMG E 63 y E 63 S. En ambos casos se trata de un mismo bloque AMG V8 con dos turbos y 4 litros de cilindrada. Dependiendo de la variante escogida su potencia puede variar desde unos ya considerables 571 CV y 750 Nm de par, hasta unos destacables 612 CV y 850 Nm en el S. Sus prestaciones son un 0-100 km/h en 3,5 segundos, una décima menos en el S, con una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y unos consumos homologados que casi rozan los 12 litros.

Mercedes-AMG E 63

Como suele ser habitual en los modelos firmados por AMG llegan con un cargamento de tecnologías para aumentar su rendimiento dinámico. A la caja de cambios antes mencionada debemos sumar los turbocompresores con doble entrada, el tren de rodaje “AMG RIDE CONTROL” con suspensión neumática multicámara integral y amortiguación adaptativa regulable ADS+, ambos ejes rediseñados, tracción integral variable AMG Performance 4MATIC+ con “Drift Mode”, diferencial autoblocante en el eje trasero, dirección paramétrica AMG y frenos de alto rendimiento. ¡Ah! Y desconexión de cilindros para gastar menos.

Fotos Nuevos Mercedes-AMG E 63 y E 63 S: hasta 612 CV y un rendimiento extraordinario

Comentarios Nuevos Mercedes-AMG E 63 y E 63 S: hasta 612 CV y un rendimiento extraordinario

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"