Prueba 10 Citroën SpaceTourer, ideal para familias numerosas

Probamos la versión con más potencia en su carrocería intermedia. Sorprenden sus bajos consumos y su dotación tecnológica. El precio también es competitivo.

Prueba Citroën SpaceTourer

Si estás buscando un coche para una familia numerosa, que además necesite un gran espacio de carga y que tenga un precio asequible, has llegado al sitio indicado. Aquí os voy a contar mi experiencia con el Citroën SpaceTourer, un derivado de comercial muy capaz, cómodo y con un equipamiento tecnológico que te va a sorprender.

¿Qué es un Citroën Spacetourer?

En 2016 el Grupo PSA anunciaba el lanzamiento de un vehículo derivado de comercial junto con Toyota. De esta manera nacían los Peugeot Traveller, Toyota Proace Verso y nuestro protagonista Citroën SpaceTourer (este año se añadía a la lista el Opel Zafira Life).

La gran diferencia entre todos ellos lo encontramos en el frontal, donde cada marca le ha dado su toque distintivo (aunque en el Peugeot Traveller también cambia el salpicadero para adoptar el i-Cockpit), compartiendo los diferentes tamaños de carrocerías o las motorizaciones diésel BlueHDi.

Prueba Citroën SpaceTourer

Un puesto de conducción diferente

El primer lugar donde notarás diferencia con un turismo convencional es en el puesto de conducción. A diferencia de los extintos monovolúmenes, al Citroën SpaceTourer te tienes que subir tras pisar un escalón. Si a esto le sumamos que los asientos son grandes, tu posición frente a la carretera es bastante alta.

Una vez al volante también te percatarás que las ventanas tienen un gran tamaño ya que aquí no hay “concesiones” al diseño como pasa en otros modelos. En la misma tónica están los retrovisores, que dejan algo de ruido extra cuando circulamos en vías rápidas, pero que te permiten controlar toda la extensión del modelo francés. Nuestra unidad contaba con un espejo suplementario por debajo del retrovisor interior, muy útil para controlar la segunda fila. Aunque llegados a este punto te darás cuenta que por este retrovisor se ve un poco menos por la cantidad de asientos, sobre todo si van ocupados, de ahí que se acierte con el tamaño de los exteriores.

Prueba Citroën SpaceTourer

Siguiendo con el análisis de esta zona, es curioso comprobar que no existe túnel central, pudiéndote desplazar a la zona trasera fácilmente cuando llegues a tu destino sin salir del vehículo, y añadiendo un reposabrazos que tiene el acabado de nuestro Citroën SpaceTourer. Creo que los botones se encuentran a mano del conductor, aunque con la “piña” del control de crucero queda detrás del volante, como suele pasar en Citroën.

Como un buen monovolumen, y en este caso muy capaz, nuestro coche cuenta con unos huecos en las puertas gigantes, aunque quizás algo bajos para coger algo en plena marcha, dos guanteras y otro pequeño hueco colocado sobre el salpicadero. Sitio no te va a faltar, desde luego.

Prueba Citroën SpaceTourer

Conducir el Citroën SpaceTourer

Ya estamos colocados al volante del Citroën SpaceTourer y toca empezar a conducir. Y otra vez todo es muy distinto. Ya habíamos hablado de la posición más alta respecto a otros modelos, pero a eso tenemos que sumar una dirección que tiene más vueltas de lo normal. Esto implicará que para hacer el mismo giro tengas que mover mucho más el volante, pero no tardarás en acostumbrarte.

A esto tenemos que sumar una suspensión que rebota mucho, convirtiendo el coche casi en una atracción cuando pasas un paso de cebra más elevado de lo debido. Eso sí, cuando el Citroën SpaceTourer va cargado esta sensación se apacigua bastante, por lo que te da una idea de para qué han sido concebidos esos ajustes de los amortiguadores.

Prueba Citroën SpaceTourer

Nuestra unidad de pruebas contaba con el motor más potente de la gama, el BlueHDi 180 que siempre va asociado al cambio automático EAT8. Contarás con potencia más que suficiente para mover al Citroën SpaceTourer aún cargado y con unos consumos que me sorprendieron al moverse entre los 7,8 y los 8,3 litros (la aerodinámica no ayuda mucho). Además, pese a su naturaleza diésel no es para nada ruidoso a la hora de viajar.

Manejo del cambio automático

El cambio automático se controla desde una rueda colocada en la parte central del salpicadero, muy fácil de manejar. Me pareció curioso que, a diferencia de otras transmisiones del mercado, no contará con un botón o accionamiento especial cuando pasamos desde la D (marcha adelante) a la R (marcha atrás).

Prueba Citroën SpaceTourer

En cualquier momento puedes optar por un manejo manual. Para ello deberás apretar el botón M colocado a la derecha de la rueda y mediante las levas colocadas detrás del volante cambiarás a tu gusto. En ambos casos, el EAT8 se adapta a la perfección a la naturaleza de este modelo e incluso es capaz de retener en las bajadas para que no se lance el vehículo.

Otros motores del Citroën SpaceTourer

Además del BlueHDi 180 que tenía nuestro Citroën SpaceTourer cuentas con otras dos opciones, también en diésel, con los BlueHDi 150 y BlueHDi 120. Como he comentado antes a mí me gusto mucho el más potente, sobre todo si vas a coger las carrocerías M o XL que tiene disponibles ya que tiene fuerza suficiente y unos consumos contenidos. Sus puntos débiles serían el cambio automático obligatorio, si no te gusta porque va bien, y que no se puede coger con la carrocería XS, además de su precio más alto.

Prueba Citroën SpaceTourer

El BlueHDi 150 tampoco me parece una mala opción con una buena entrega de potencia, aunque yo lo recomendaría si no soléis llevar mucha carga. En caso de no cumplirlo me iría al BlueHDi 180. Este motor siempre va con cambio manual y es el único de los tres que estaría disponible en todas las carrocerías.

Por último, el BlueHDi 120, siempre con cambio automático y tamaño de carrocería M, creo que se puede quedar corto a poco que pidamos algo de prestaciones a nuestro Citroën SpaceTourer o le carguemos un poco más de la cuenta.

Jugar al Tetris en el interior

Si estás pensando en comprarte un coche como el Citroën SpaceTourer es porque necesitas una gran modularidad en tus desplazamientos. Nuestra unidad de pruebas contaba con una configuración de ocho asientos (2+3+3), aunque como te explicaré más adelante esto puede variar según el equipamiento escogido.

Prueba Citroën SpaceTourer

Tanto la segunda como la tercera fila de asientos tienen una configuración 2+1, colocados sobre raíles para poder desplazarlos longitudinalmente en los dos sentidos. Gracias a unos tiradores es muy cómodo bajar los respaldos, mientras que de unas cuerdas rojas se tira para sacarlos de la guía. Todo muy fácil. Lo único a tener en cuenta es que pesan bastante para desplazarlos, sobre todo si coges el que vienen las dos butacas juntas (en este caso busca un ayudante si no quieres dejarte la espalda en el intento).

En caso de tener niños en edad de llevar sillas infantiles estás de enhorabuena ya que el Citroën SpaceTourer cuenta con anclajes ISOFIX en las seis plazas traseras. Teniendo en cuenta esto podría servir hasta de coche de desplazamiento de una guardería.

Prueba Citroën SpaceTourer

Me quedarían por resaltar dos detalles en este apartado. Si todavía necesitaras más espacio podrías bajar el respaldo del asiento del copiloto y así conseguir aprovechar casi toda la longitud del coche. Y por otro, ojo con la puerta trasera, es tan grande que tienes que dejar un sitio a conciencia si vas a querer abrirla sin problemas.

Las carrocerías del Citroën SpaceTourer

Más o menos os he adelantado las carrocerías con las que cuenta el Citroën SpaceTourer en el punto anterior, pero vamos a colocarlas de una forma más ordenada para tener claro cuál puede ser la que mejor se adapte a tus necesidades teniendo en cuenta sus capacidades.

Empezando de menos a más, la carrocería más pequeña es la XS. Mide 4,6 metros de largo lo que le permite contar con un maletero de 224 litros con tres filas de asientos, 1.356 litros con dos filas y hasta un máximo de 2.625 litros solo dejando las butacas delanteras. Sólo disponible para el motor BlueHDi 150.

Prueba Citroën SpaceTourer

La siguiente es la M, que es la que puedes ver en las fotografías. Su longitud crece hasta unos considerables 4,95 metros lo que repercute en el maletero. Con ocho asientos nos vamos hasta los 603 litros, una cifra más consecuente que en el XS con la misma configuración. Este dato aumenta hasta los 1.624 litros con dos filas de asientos y 3.061 litros quitando todas las butacas traseras.

Nos quedaría para completar la XL, que sin duda hace honor a su nombre. Estamos ante 5,30 metros de largo con un maletero de 989 litros con todos los asientos colocados. Si encima quitas alguno subirás a los 2.011 litros o 3.497 litros, como máximo.

Prueba Citroën SpaceTourer

Más tecnología de la que esperas

Uno de los puntos fuertes que me sorprendió gratamente de este Citroën SpaceTourer es el buen arsenal de tecnologías con las que cuenta. Puedes pensar que por ser un derivado de comercial estará más escaso, pero se te quitará pronto la idea cuando veas los asistentes de conducción que tiene, el Grip Control, el Navegador TomTom, el Head-up Display o las puertas automáticas.

Si es verdad que dependerá del acabado que escojas previamente. Para el Citroën SpaceTourer están disponibles los Feel, Shine (el de nuestro coche), Business y Business Lounge (estos dos últimos orientados a profesionales, aunque se venden a particulares también).

Prueba Citroën SpaceTourer

Debes tener en cuenta que el Feel siempre se oferta con la configuración de ocho asientos y que el salto hasta el Shine es de más de 5.500 euros, por lo que hay que pensárselo bien. Está claro que si repasas el equipamiento del Shine, está justificada la subida de precio, pero quizás no le llegue a todos los bolsillos. Otro dato a tener en cuenta de este último es que de serie viene con los mismo asientos, pero como opción se puede poner con siete (2+3+2).

Los Business y Business Lounge lo que ofrecen es una mayor versatilidad a la hora de configurar los asientos. El primero viene de serie con cinco, aunque como opción se podrían poner 6 o 9 butacas. En cuanto al segundo se vende con seis y con siete pagando un extra.

Prueba Citroën SpaceTourer

Los rivales los tiene en casa

Más allá del diseño delantero, para gustos los colores, la única gran diferencia entre los modelos de PSA y el Toyota es el salpicadero del Peugeot Traveller. A mí su configuración con un volante tan pequeño, y más teniendo en cuenta el radio de giro de esta versión, me gusta menos por lo que perdería puntos frente al resto.

Sobre los precios, comparando a igual de motorización, tamaño de carrocería y el con el equipamiento más alto disponible, como el que tenía nuestra unidad de pruebas, el Citroën SpaceTourer me salía el más barato en el configurador con 38.146 euros. Le seguiría el Opel Zafira Life con 39.923 €, el Peugeot Traveller por 40.922 € y el Toyota Proace Verso con 41.500 €. Como ves las diferencias no son grandes, por lo que si puedes pasar por los cuatro concesionarios y apretar un poco a los comerciales, quizás podrías incluso variar esta clasificación.

Prueba Citroën SpaceTourer

Otros rivales del Citroën SpaceTourer

Aquí tenemos dos casos diferenciados para comparar con el Citroën SpaceTourer. Por un lado tenemos sus rivales algo más premium como son el Mercedes Vito o el Volkswagen Caravelle, que de partida pueden tener un precio sobre los 40.000 euros, con motores en torno a los 180 CV, pero que en cuanto colocas varias opciones para igualar el equipamiento su coste se dispara.

En el otro bando tenemos a la Renault Trafic Combi o la Fiat Talento, ambas comparten plataforma, que tienen un coste más barato porque no cuentan con motores tan potentes como el de Citroën.

Fotos Prueba 10 Citroën SpaceTourer, ideal para familias numerosas

Comentarios Prueba 10 Citroën SpaceTourer, ideal para familias numerosas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"