Prueba 10: Renault Captur 1.5 dCi 90 CV

Renault ya tiene a la venta el nuevo Captur, un crossover urbano que destaca porque es manejable en ciudad como un utilitario, pero tan cómodo y versátil como un monovolumen a la hora de viajar. Probamos la versión más interesante, el Renault Captur 1.5 dCid de 90 CV, disponible con un precio desde 16.850 euros. Aquí está la prueba en 10 claves.

 

1. ¿Monovolumen o crossover?

Hay quien nos pregunta si el nuevo Renault Captur es realmente un SUV o si en cierto modo no ocupa en la gama el puesto del monovolumen Modus. La respuesta es sencilla: si te gusta estéticamente, ¿qué más da? Con 4,12 meros de largo, sus proporciones son las de un SUV pequeño, y aunque sólo está disponible con tracción delantera y no hay ayudas a la conducción como control descenso de pendientes, el Captur tiene 170 mm de altura libre al suelo que le otorgan una cierta capacidad para salir a pistas o caminos en buen estado.

 

La ciudad es ideal para el Captur, pero ojo, que no tiene problemas a la hora de afrontar viajes largos por carretera.

Aunque donde de verdad encaja el Captur es como crossover urbano: se maneja como un coche pequeño porque es muy maniobrable y tiene un radio de giro favorable, y  añade dos ventajas fundamentales: la posición de conducción elevada de un crossover –el conductor va sentado 10 centímetros más alto que en un Clio–, y una excelente visibilidad en todos los ángulos, lo que permite dominar mejor el tráfico. Aquí, en la ciudad, el sistema de asistencia al arranque en pendiente de serie en todos los Renault Captur es una gran ayuda en las inclinadas rampas de algunos garajes, y el start-stop ayuda a reducir el consumo si el tráfico se complica.

2. El Renault Captur por dentro: espacio para todos

El Captur comparte base mecánica con el Renault Clio. Por longitud está entre un Clio de 5 puertas y un Clio Sports Tourer de carrocería familiar, pero con una distancia entre ejes mayor el Captur ofrece más espacio interior que cualquiera de los dos coches mencionados. Además, los pasajeros van sentados más altos, no tanto como en un monovolumen, pero sí en una posición más cómoda que en un turismo. También es más fácil entrar y salir del habitáculo.

En relación a su tamaño exterior, el Captur cuenta con un habitáculo muy amplio. Los asientos traseros pueden deslizar 16 mm.

Destaca en el espacio para las piernas de los pasajeros traseros, mayor incluso que en algunos de sus rivales con más centímetros exteriores. Además, los asientos traseros del Captur cuentan con 16 centímetros de regulación longitudinal, una solución que no es muy frecuente en esta categoría.

3. Un maletero muy aprovechable   

El maletero del Renault Captur tiene 377 litros de capacidad, pero la regulación en longitud de los asientos traseros permite alcanzar los 455 litros sin abatir los respaldos. Son cifras muy buenas, con la ventaja añadida de que sus formas son regulares y muy aprovechables.

La bandeja que hace las veces de piso es desmontable y regulable en varias alturas.

Tiene una sólida bandeja que divide el maletero con un doble fondo, puede desmontarse con facilidad y se ancla en distintas posiciones para organizar la carga. Además es reversible, con una posición acabada en moqueta y otra lavable. Un notable por tanto también en este apartado. 

4. Conectado y personalizable 

Salpicadero de diseño sencillo, pero sin que falte detalle. El puesto de conducción del Renault Captur destaca por su buena visibilidad, por lo bien resuelto que está a la hora de ofrecer huecos para vaciarte los bolsillos (mención especial para la enorme guantera con cajón deslizante, accesible incluso para el conductor), por las posibilidades de combinar colores en algunos detalles que aportan un cierto toque personal... y por la casi ausencia de mandos. Es de esos coches que no necesitan tirar de manual para manejar todas sus funciones casi desde el primer momento. 

Puesto de conducción muy bien resuelto, con múltiples huecos para dejar objetos y el sistema R-Link con pantalla táctil de fácil manejo.



La clave es la pantalla táctil del sistema R-Link, que funciona casi como un dispositivo tablet integrado en el vehículo, y permite al conductor mantenerse siempre conectado, disfrutando de ventajas que hacen mucho más fácil la conducción. R-Link se sincroniza fácilmente mediante Bluetooth con los dispositivos móviles compatibles, y se maneja a través de la pantalla táctil de 7 pulgadas, o utilizando el sistema de control por voz.

La página de inicio, totalmente personalizable, da acceso directo a los distintos servicios, que permiten olvidarse por completo de dispositivos portátiles y cables. No sólo ofrece navegador con vista 3D, también integra un avisador de radares fijos y móviles con base de datos actualizable en tiempo rea que funciona de maravilla. 

Entre las aplicaciones preinstaladas en el sistema R-Link se incluyen E-mail para gestionar el correo electrónico (con función TTS de lectura del contenido de los emails en voz alta), R-Link Tweet para gestionar la cuenta personal en esta red social, Meteorología con información del tiempo o Renault Asistencia para contactar automáticamente con el servicio de asistencia de la marca. Además, a través de la R-Link Store es posible descargar directamente en el equipo multimedia del vehículo aplicaciones de todo tipo, desde información general o temática (noticias, eventos, etc) a manuales interactivos del vehículo o estaciones de servicio próximas con el precio del carburante incluido.

5. ¿Son suficientes 90 CV para mover al Captur?

Rotundamente sí. Ojo, que eso no quiere decir que el Captur no merezca motores con más potencia. Me refiero en Diesel, porque para los que busquen más prestaciones, por encima del 1.5 dCi de 90 CV queda el magnífico TCe de 120 CV de gasolina. Pero sabiendo cómo va en otros coches de la marca, es difícil dejar de pensar lo bien que le sentaría al Captur el motor dCi de 110 CV y con cambio de seis marchas.

El motor dCi de 90 CV mueve al Captur con soltura en carretera.

 

Eso sí,  con sus 90 CV, y a pesar de ser un coche más pesado y más alto que el Clio, el motor dCi mueve con agilidad al Captur y el conductor apenas tiene que preocuparse del cambio de marchas, que ofrece un tacto tan suave como el motor.  Este 1.5 dCi es progresivo, y tiene una respuesta contundente en un margen de revoluciones muy amplio. No se quedará corto ni siquiera viajando con pasajeros y equipaje.

6. ¿Cuánto gasta realmente la versión 1.5 dCi?

Muy poco, este Captur 1.5 dCi es un auténtico mechero. Tienes un botón ECO que activa el modo de “ahorro”, en el que notarás que se limita la respuesta del motor al acelerar a fondo, aparte de gestionar también el funcionamiento de la climatización.

Pero con el Captur, incluso sin usar ese modo de conducción ecológico, y sin prestar atención al asistente de marcha recomendada para gastar menos, es muy fácil quedarse entre 6 y 6,5 l/100 km. A poco que conduzcas con cuidado te sorprenderás con medias de consumo reales por debajo de los 5 l/100 km.

7. Con la misma potencia, ¿gasolina o Diesel?

Si no vas a salir mucho a carretera y no vas a realizar muchos kilómetros al año, o si quieres acceder a un Captur ajustando el presupuesto al máximo, el motor TCe de tres cilindros y 90 CV puede ser una alternativa a tener en cuenta. Gasta algo más que el dCi, pero tiene una capacidad de aceleración prácticamente equivalente a poco que se maneje con soltura el cambio de marchas.

Y el pequeño motor tricilíndrico del Captur también destaca por su suavidad, lo que le hace muy recomendable en ciudad. Como en el dCi, el start-stop es de serie. Los aproximadamente 1.300 euros de diferencia a su favor a igualdad de equipamiento pueden inclinar la balanza hacia el gasolina.  Dicho en otras palabras: hasta alcanzados unos 100.000 km no empezarías a amortizar el menor consumo del Diesel. 

8. ¿Está preparado el Captur para salir del asfalto?

El Renault Captur no es un 4x4. De hecho, ni siquiera existen versiones con tracción a las cuatro ruedas. Pero su mayor altura libre al suelo –200 mm–, una posición de conducción elevada, el asistente de arranque en pendientes Hill Start Assist y distintas protecciones en la carrocería y en los bajos hace que sea posible circular con seguridad por pistas o caminos en buen estado.

Claro que los neumáticos son de carretera, y tendrás que tener mucho cuidado si la cosa se complica, sobre todo en zonas con muchas zanjas o si hay barro. En carretera, el Captur no acusa su mayor altura al suelo, y la carrocería apenas balancea, debido a unas suspensiones que sólo dejan notar su firmeza cuando se pasa por badenes pronunciados. En general, se conduce prácticamente como un Clio, con una gran manejabilidad y un tacto seguro y muy agradable al volante.

9. Equipamiento y opciones. ¿Cuánto me gasto para acertar?

Existen tres versiones de acabado para el Captur, Life, Intens y Zen. La versión de acceso Life ya incluye entre otros elementos asistente de arranque en pendientes, regulador y limitador de velocidad, banqueta trasera deslizante y tarjeta de apertura y arranque, pero el Intens añade algunas opciones imprescindibles y otras interesantes, que consideradas individualmente costarían mucho más de lo que supone el salto en equipamiento. Entre estas opciones destacan el aire acondicionado, los faros antiniebla, la radio CD con bluetooth y puerto USB, o las llantas de aleación de 16 pulgadas.

Como versión superior, el acabazo Zen lleva de serie tapicería desenfundable, sensor de lluvia y luz, climatizador, carrocería bitono, llantas de 17 pulgadas, sistema multimedia Nav y faros adicionales con función de giro en curvas. 

Además de las múltiples opciones y paquetes de personalización exterior (unos 350 euros la carrocería bitono, y 250 euros los strippings de decoración) e interior, entre el equipamiento opcional conviene no perder de vista el sistema multimedia R-Link, que cuesta 487 euros, o el navegador MediaNAv por 247 euros. 

10. Los rivales del Captur

La categoría de los SUV urbanos o crossover está en plena ebullición. Nissan renueva su Juke con el interesante Juke 1.5 dCi por fin con seis marchas, uno de los más "veteranos" junto con el Skoda Yeti, que por tamaño está a caballo entre los pequeños y los SUV compactos, aunque tiene versiones que encajan aquí por precio. En su momento ya os ofrecimos la prueba del nuevo Opel Mokka, uno de los más completos, y que ganará muchos enteros con el nuevo motor 1.6 CDTI de Opel. Y recientemente se ha iniciado la comercialización de su "primo hermano", el Chevrolet Traxx. Pero sin duda, uno de los rivales más duros para el Captur es el nuevo crossover de Peugeot. En la primera prueba del Peugeot 2008 pudimos comprobar lo bien que va este modelo, sobre todo en su versión e-HDI de 115 CV.     

Vídeo del Renault Captur

 

GAMA RENAULT CAPTUR

VERSIÓN

Potencia (CV)

Consumo medio (l/100 km)

Precio
(€)

TCe 90 Life

90

4,9

15.200 €

TCe 90 Intens

90

4,9

16.700 €

TCe 90 Zen

90

4,9

17.700 €

dCi 90 Life

90

3,6

16.850 €

dCi 90 Intens

90

3,6

18.350 €

dCi 90 Zen

90

3,6

19.350 €

Tce 120 Zen

120

5,4

19.800 €

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios Prueba 10: Renault Captur 1.5 dCi 90 CV

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"