Primera prueba del Kia e-Soul: un eléctrico diferente

El Kia e-Soul cuenta con un diseño rompedor, con un halo moderno y juvenil. Tiene dos motores disponibles y tres acabados. Ya a la venta desde 36.225 euros.

El Kia Soul (a partir de ahora e-Soul porque solo tiene versiones eléctricas en España) siempre ha sido un coche diferente. SUV del segmento más pequeño, se ha diferenciado del resto de sus competidores por sus formas cúbicas que, por lo que nos cuentan en la marca, siempre han tenido muy buena aceptación en mercados anglosajones tanto a este lado del Atlántico como al otro. Es por ello que en suelo estadounidense se presentó la tercera generación que nosotros ya hemos podido probar aquí. Te cuento mis impresiones.

Prueba Kia e-Soul: diseño bipolar

Es difícil encontrar en el mercado un modelo con un estilo parecido al Kia e-Soul. Sus formas más bien cuadradas le otorgan cierto aire de los monovolúmenes y provocan una reacción bipolar cuando preguntas a alguien si le gusta. O te encanta o te aborrece. A mí en directo me parece que tiene un toque más moderno y futurista que el otro modelo eléctrico de la marca coreana, el Kia e-Niro, conseguido en gran parte por los faros de ambos extremos, bastante llamativos cuando se ven desde otro vehículo.

Prueba Kia e-Soul

Para nuestro país se ha incluido de serie el “SUV pack” que incluyen revestimientos negros en los laterales y en los pasos de rueda, cubrecárter, llantas de 17 pulgadas y pequeños adornos en color gris en los cuatro costados del Kia e-Soul. De esta manera se enfatiza más su carácter de crossover que tanto gusta a los actuales compradores. A esto añadimos cinco combinaciones para la carrocería en dos colores y otras tantas monocolor.

Comparado con el anterior Kia Soul EV, en su tercera generación ha crecido en las cotas de longitud (5,5 cm), en altura (5 mm) y en la batalla (3 cm), manteniéndose la anchura en 1,8 metros. Esto ha provocado un aumento del espacio destinado a los ocupantes, a excepción de la altura de la segunda fila que es menor. Aún así tengo que decir que es buena para una persona de 1,8 metros, sorprendiéndome gratamente la gran anchura disponible.

Prueba Kia e-Soul

El maletero también ha aumentado hasta los 315 litros (+34), contando con una bandeja para poder dividirlo en dos niveles y que abatiendo los asientos (en configuración 60:40) podremos llegar hasta los 1.339 litros. La medida es pequeña si lo comparamos con el DS 3 Crossback E-Tense (350 litros) o el Hyundai Kona Eléctrico (332 litros).

Prueba Kia e-Soul: con dos motores eléctricos

Al igual que pasa con su hermano mayor, el Kia e-Niro, nuestro protagonista cuenta con las mismas variantes eléctricas aunque con un menor rango de autonomía. Por si no las conoces, la de menor potencia cuenta con un propulsor de 100 kW (136 CV), una batería con una capacidad de 39,2 kW y una autonomía homologada de 276 kilómetros. Por encima quedaría el de 150 kW (204 CV), batería de 64 kWh y rango de 452 kilómetros. Como dato curioso el primero tiene un consumo de 15,6 kW, mientras que el segundo es de 15,7 kW, pese a la diferencia de caballos. Respecto a sus prestaciones logran un 0-100 km/h en 9,9 o 7,9 segundos, así como una velocidad máxima de 157 o 167 km/h, respectivamente.

Prueba Kia e-Soul

El Kia e-Soul cuenta con el sistema de carga CCS estándar de serie que permitiría rellenar cualquiera de las dos baterías al 80 % en 42 minutos con un cargador rápido de 100 kW, aumentando esta cifra un poco por encima de las seis horas si lo hacemos con un Wallbox (7,2 kW), aunque en este caso llegando hasta el 100 %. Todo este proceso se puede programar desde el propio coche o a través de la nueva aplicación para móviles UVO Connect, nueva en la marca.

Compañeros de prensa de Kia nos contaban que en este Kia e-Soul el conductor podía ser muy protagonista del funcionamiento del propio coche. Prueba de ello son los cuatro modos de conducción con los que cuenta (Normal, Sport, Eco y Eco+) apretando un botón en la consola central o el control variable de la frenada regenerativa con cinco niveles accionado desde las levas detrás del volante, llegando el más extremo incluso a frenar el coche por completo.

Prueba Kia e-Soul

Incluso se ha incorporado tecnologías con el fin de aumentar la autonomía del Kia e-Soul. Por ejemplo la refrigeración de las baterías es ahora por agua, a diferencia de la anterior generación que era por aire, incluyendo un modo invierno para mejorar su eficiencia en épocas frías o el sistema de climatización que es capaz de individualizar hasta solo ofrecer aire al conductor.

Prueba Kia e-Soul: tecnologías y equipamientos

Los futuros clientes del Kia e-Soul no se podrán quejar del equipamiento de sus coches. Aún con el de acceso, denominado comercialmente como Concept, contarán con elementos de serie como el freno de mano eléctrico, sistema de ayuda de arranque en pendiente, sistema de asistencia de mantenimiento de carril, detector de fatiga, asistente dinámico para las luces largas, sistema de asistencia de frenada con detector de peatones, luces LED, volante de piel, pantalla multimedia de 7 pulgadas con conectividad Apple CarPlay, Android Auto y cámara de visión trasera, climatizador automático y el control de crucero adaptativo. Una buena lista.

Prueba Kia e-Soul

Por encima, con un coste de 3.000 euros más que el Concept está el Drive. Aquí encontraremos las lunas tintadas, el sistema UVO Connect en pantalla de 10,25 pulgadas, con navegador TomTom y servicios asociados a la conectividad, sistema de sonido Harman Kardon, tapicería mixta de tela y piel sintética, head-up Display, asientos delanteros y volante calefactados, sensor de lluvia, sensores de aparcamiento delantero y trasero y el cargador inalámbrico para el móvil.

Nos quedaría para completar la gama del Kia e-Soul el acabado Emotion. Por 2.000 euros más que el Drive dispone de sistema de detección de ángulo muerto combinado con alerta de tráfico trasero, tapicería de piel, asientos delanteros con regulación eléctrica y los asientos delanteros con aire frío y los traseros calefactados.

Precios del Kia e-Soul

Versión

Acabado

Precio

100 kW

Concept

36.225 €

100 kW

Drive

39.225 €

100 kW

Emotion

41.225 €

150 kW

Drive

42.725 €

150 kW

Emotion

44.725 €

 

Prueba Kia e-Soul

Como se puede comprobar en la tabla anterior, la motorización más potente del Kia e-Soul no está disponible en el acabado Concept y siempre tendrá un precio 3.500 € superior a igualdad de equipamiento con el propulsor de 100 kW. Este modelo, que ya está disponible para su compra, no cuenta con campañas promocionales.

Prueba Kia e-Soul: primera toma de contacto

Los alrededores de Madrid fue el lugar elegido para hacer la primera toma de contacto con el nuevo Kia e-Soul. Nada más montarme en el coche recalco la apariencia de modernidad que me daba ya de primera impresión el exterior. Panel de instrumentación digital, una pantalla multimedia muy grande (llevábamos el equipamiento Emotion) y ese juego de luces personalizables en las puertas para darle un toque personal. Solo me chirriaba la pantalla donde se muestra la temperatura del climatizador, con un aspecto más “vintage” que el resto.

Prueba Kia e-Soul

Me parece un acierto haber optado por un cambio con accionamiento por rueda, quitando la palanca que solo pueden estorbar para manejar la botonería, que en este coche, como se puede apreciar en las fotos, es abundante. El volante tiene buena anchura y los asientos me parecieron cómodos, aunque quizás algo altos para mi gusto.

Nos ponemos en marcha, con el silencio por bandera, y la primera sensación que tendrás, si no has conducido todavía un coche eléctrico, es que se mueve muy ligero. Hay que recordar que este coche, aún con el motor más pequeño, pesa más de dos toneladas, pero en nuestro recorrido predominantemente urbano ni lo notamos. Sus 204 CV, o 150 kW como prefieran, mueven al Kia e-Soul con insultante suficiencia, convirtiendo el viaje en algo bastante divertido.

Prueba Kia e-Soul

Pude probar brevemente el control variable de la frenada regenerativa y me pareció muy útil para no castigar mucho los frenos. En recorridos en ciudad con el nivel 2 me pareció suficiente la retención, aunque cuando salimos a la autovía cogiendo más velocidad lo cambié al 1 para ir más cómodo. De todos modos si no te quieres entretener mucho con esto siempre puedes poner el automático.

Ahora ya solo nos queda pedir este coche a nuestros compañeros de Kia y poder probar en profundidad sus consumos eléctricos o sus tiempos de carga en varios tipos de cargadores.

Fotos Primera prueba del Kia e-Soul: un eléctrico diferente

Comentarios Primera prueba del Kia e-Soul: un eléctrico diferente

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"