Prueba Mitsubishi Outlander PHEV, ¿Es mejor que el diésel?

Mitsubishi Outlander PHEV

Mitsubishi ha sido la primera marca en el mercado español que ha sacado un SUV con tecnología híbrida enchufable, por lo que el Outlander PHEV ahora mismo no tiene competidores directos. Bueno sí, el enemigo lo tiene en casa con sus hermanos diésel.

Por tanto, vamos a analizar en cuatro puntos para decidir si es mejor optar por la solución “clásica" del diésel (puedes repasar la prueba del Mitsubishi Outlander Diesel aquí) u optar por la última tecnología más ecológica que representa la versión PHEV del híbrido enchufable.

Mitsubishi Outlander PHEV

1. Conducción

Respecto al resto de la gama, al subirte en el Mitsubishi Outlander PHEV es como si se hubiera actualizado el puesto de mando. El panel de instrumentación cambia el reloj izquierdo para pasar de un cuentarrevoluciones a un indicador que nos informa si el sistema se encuentra en modo carga (charge), funcionando en modo Eco o a la máxima potencia (power), por lo que también nos sirve en cierto modo como ayuda para practicar una conducción ecológica. También cambia el ordenador de a bordo, que se encuentra en el centro, para adaptarse a los nuevos parámetros eléctricos, como la carga de la batería.

El otro gran cambio, y nunca mejor dicho lo de cambio, es en la palanca de marchas, que en el Mitsubishi Outlander PHEV tiene una forma un tanto especial. Con un desplazamiento arriba a la derecha das marcha atrás, abajo a la derecha circulas hacia adelante, dejando el centro para la N (punto muerto). Cuando ya hayas terminado tu recorrido y vayas a abandonar el coche deberás apretar el botón P (parking) que se encuentra escondido detrás de la palanca.

Mitsubishi Outlander PHEV

Una vez bien ubicados, apretamos el botón “Power”... y sigue el silencio. A diferencia del diésel, con el Mitsubishi Outlander PHEV arrancamos con los motores eléctricos (modo EV) sin ningún ruido, y podremos circular así durante unos 50 kilómetros, que más o menos es la autonomía que dura la batería. Si pisas el acelerador porque necesitas más potencia cambiará automáticamente al modo híbrido en serie, donde el motor de combustión (121 CV) carga las baterías para que sigan funcionando los dos motores eléctricos que se encuentran en cada eje (82 CV). En caso de que se necesite todavía más potencia, pasaría al tercer modo, el híbrido en paralelo, donde la gasolina se encarga de mover el coche y los eléctricos de apoyar para tener toda la potencia. Todo este funcionamiento podrás verlo en un gráfico a través de la pantalla, y al volante no notarás nada, sólo que el coche responde como debe en función de tus necesidades de aceleración. Y hay que decir que incluso en modo eléctrico ofrece una agilidad destacable para moverse sin problemas con el resto del tráfico.

Mitsubishi Outlander PHEV

Eso sería el funcionamiento digamos automático, aunque durante el viaje también podrás tocar algunos parámetros desde el puesto de conducción. Por ejemplo, al lado de la palanca de cambios hay dos botones “CHRG” y “SAVE”. Con el primero de ellos “obligamos” al motor de combustión a cargar las baterías, aunque también lo podrías realizar en parado. No es eficiente consumir más combustible para conseguir energía eléctrica para las baterías, pero puede que te haga falta si no tienes un enchufe cerca y, por ejemplo, vas a llegar a una zona en la que el tráfico esté restringido a coches eléctricos. En este sentido también puede ser de ayuda el modo "SAVE", con el que le decimos al coche que no debe usar energía eléctrica, y que se la guarde precisamente para zonas urbanas donde sólo se pueda circular sin emisiones, o donde realmente ahorrarás combustible.

El último aspecto que deberás tener en cuenta son las retenciones. Si mueves la palanca de cambios hacia la izquierda puedes configurar hasta cinco niveles de retenciones, desde las posiciones B1 a B5. En la prueba de conducción, los tres primeros casi no se notan, pero en los dos últimos comprobarás que a poco que levantes el pie del acelerador el coche casi se frenará, y también recuperarás mucha más energía al descender "a vela" una pendiente prolongada.

Mitsubishi Outlander PHEV

Analizando todo el funcionamiento y teniendo en cuenta que el PHEV tiene par en todo el régimen de funcionamiento, se puede decir que en conducción gana el híbrido enchufable por su instantánea respuesta y su confort de marcha, al no notarse vibraciones ni ruido.

2. Consumos

Uno de los puntos fuertes que tienen los motores diésel son los consumos y con la introducción de las tecnologías híbridas se ha tratado de desbancarlos de su posición de privilegio, aunque ya empieza a haber híbridos enchufables con motor diesel, como el Volvo V60 Plug-In. Si miramos la homologación, el gasóleo (4x4) lo cifra en 5,4 litros mientras que el Mitsubishi Outlander PHEV lo deja en 1,9 litros, aunque veremos más adelante que en la realidad estos datos son más parejos de lo que esos números aparentan en un principio.

Mitsubishi Outlander PHEV

Empezando la prueba con la batería cargada al completo (algo más de 5 horas se tarda en cargar en un enchufe convencional), si consigues no tener que pisar el acelerador más del 20-30 %, y el trayecto no supera los 50 kilómetros, es posible que puedas llegar a tu destino sin consumir ni un litro de gasolina. Ahora bien, cuando ya no queda electricidad en la batería los consumos del motor suben hasta los 7 litros –que tampoco está mal para un SUV de este tamaño–, pudiendo ascender casi hasta los 9 a poco que circules con un poco de alegría. Si además aprietas el botón “CHRG” el consumo se irá a los 10 litros. No hay que olvidar tampoco que el depósito de combustible del gasóleo tiene 60 litros, mientras que el PHEV se queda en 45.

Por tanto se podría decir que si la mayoría de tus desplazamientos son cortos y tienes donde enchufar el Mitsubishi Outlander PHEV saldrás ganando. En cuanto no puedas cargar la batería o la mayoría de tus rutas sean largas, comprobarás que los consumos son más bajos en la versión diésel, con el que tendrás mayor autonomía.

Mitsubishi Outlander PHEV

3. Espacio interior

Colocar las baterías y el conjunto de motores eléctricos, delantero y trasero, hacen que el Mitsubishi Outlander PHEV pierda espacio frente a su homónimo de gasóleo. Los cambios se notan en la segunda fila de asientos ya que se pierden unos 4,5 cm de altura al techo, una cifra que con las cotas que tiene el SUV es probable que no llegues a notar.

El otro punto que cambia es la zona del maletero. El motor trasero quita 15 litros de capacidad y unos dos centímetros de altura. Como ves estos números, como los anteriores, tampoco son definitivos para que una opción gane a la otra por mucha diferencia.

Mitsubishi Outlander PHEV

El resto de elementos del habitáculo se mantienen igual, calidad de materiales, ajustes de las distintas zonas, segunda banqueta abatible en 2+1, aunque debido a la configuración del PHEV, no existe la posibilidad de colocar la tercera fila de asientos.

Todo el conjunto eléctrico hace que el Mitsubishi Outlander PHEV supere en peso, 1.810 frente a 1.530 kg, aunque a menos que seas muy sensible en tu conducción no deberías sentir mucho los cambios de comportamiento.

Mitsubishi Outlander PHEV

4. Precios y acabados

El Mitsubishi Outlander cuenta con tres acabados, Challenge, Motion y Kaiteki, de los cuales sólo los dos últimos se comparten con la versión PHEV. Eso sí, no busques diferencias en la lista de equipamiento porque en ambos es igual, con excepción del color “Azul Dynamic” para la carrocería.

La diferencia la marcan los precios de ambos modelos. Como podrás ver en la tabla siguiente el diésel es más barato, la divergencia ronda los 4.000 euros, aunque deberás tener en cuenta que los motores de gasóleo tienen un mayor coste de mantenimiento que los eléctricos.

Acabados

Diésel

PHEV

Motion

29.285 €

33.195 €

Kaiteki

35.385 €

39.195 €

 

*Plan Movele y PIVE incluidos

Mitsubishi Outlander PHEV

En Auto10 || Prueba: Mitsubishi Outlander PHEV, el primer SUV híbrido eléctrico y enchufable

En Auto10 || Mitsubishi Outlander PHEV: un híbrido enchufable a precio de diésel

Comentarios Prueba Mitsubishi Outlander PHEV, ¿Es mejor que el diésel?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"