Prueba nuevo Renault Clio 2020, vanguardista por dentro

Hemos probado el nuevo Renault Clio, que cambia de generación, aunque por fuera no lo parezca tanto. Es en realidad un coche nuevo, desde el chasis, al interior o bajo el capó. Hemos probado las nuevas versiones de gasolina de 100 y 130 CV, y hay dos versiones diésel. Por su parte, el Renault Clio híbrido llegará a principios de 2020. Los precios comienzan desde 15.628 euros con el motor de 100 CV.

Prueba nuevo Renault Clio, nueva plataforma más ligera 

El nuevo Renault Clio, es eso: “nuevo”. No te dejes llevar por su imagen exterior reconocible, porque en verdad cuenta con una nueva plataforma llamada CMF-B y preparada para las nuevas tecnologías de asistencia a la conducción y para alojar las baterías de la versión híbrida que llega en 2020. Además, tiene un nuevo interior con un salto perceptible en calidad, un comportamiento más conseguido y motores más eficientes. El nuevo Renault Clio es apenas 1,2 cm más corto que el anterior, pero tiene un mayor maletero y su carrocería es 22 kg más ligera, con mayor más rigidez y más segura.

Prueba nuevo Renault Clio, ¿por qué es tan parecido?

La razón para que tenga un exterior tan continuista es que, tanto en Europa, como en España, las ventas de la anterior generación Renault Clio IV no han parado de crecer, incluso en su último año de producción, y el primer motivo de venta, dicho por los clientes, es su estética, antes incluso que por su precio, que es la segunda razón. Personalmente creo que es una apuesta arriesgada, pues este nuevo Renault Clio va a estar al menos tres años sin cambios y, más los seis años del anterior, sumarán nueve años con un diseño parecido.

En realidad, el diseño continuista es totalmente nuevo, no hay ni una pieza en el exterior igual al modelo anterior. Cuando lo tienes delante comienzas a ver que hay cosas diferentes y con un aire más sofisticado. Se notan las líneas más marcadas en el capó y resto de la carrocería. Los faros delanteros son de LED en todas las versiones, con la luz diurna en forma de “C” de los nuevos Renault. Mantiene la maneta de las puertas traseras integrada y cuenta con más zonas cromadas para dar más exclusividad. Detrás encontramos unos faros y una luneta también parecidos, pero en verdad, rediseñados. Hay tres nuevos colores, destacando el naranja Valencia, que es un color multicapa creado especialmente para el nuevo Renault Clio.

Prueba nuevo Renault Clio, interior muy mejorado 

Al abrir la puerta es más evidente el cambio de generación. El interior del nuevo Renault Clio da un salto importante en calidad de materiales, sensación de integridad y en diseño. Resalta claramente la nueva pantalla táctil, ahora más elevada, así como la plataforma creada alrededor de la palanca de cambios, la cual está un 8% más alta. Los asientos también han mejorado, sobre todo en el Clio R.S. Line, con la ventaja de que ahora se pueden bajar más para encontrar una postura más dinámica dentro del coche. La sensación de calidad se aprecia también en el tacto de los pocos botones del salpicadero, en el diseño cuidado, en la selección de materiales, en el volante, en el manejo de la palanca o en la forma en la que toma los baches. La terminación del interior es uno de los puntos que más ha avanzado en el nuevo Renault Clio y va a sorprender a más de uno.

Delante no se ha ganado mucho espacio, pero sí sensación de amplitud por la forma del salpicadero, puertas o consola central, pero también por la postura más baja y con más regulación dentro del coche. Detrás se ha buscado más espacio contorneando mejor los respaldos de los asientos delanteros y los reposacabezas. Es muy interesante cómo se ha conseguido un maletero de 340 litros en medida VDA, lo que son 40 litros más que el anterior, a pesar de ser un coche casi igual de largo. El maletero tiene una boca alta para lo profundo que es, más que antes. Aunque esto no es bueno, sí lo es que el espacio donde está la matrícula trasera da rigidez a la carrocería y seguridad en caso de choque.

Prueba nuevo Renault Clio, motor de 100 CV

El nuevo Renault Clio comienza su andadura con dos motores de gasolina y dos motores diésel. Con la –injusta- caída de las ventas de diésel, nos interesamos primero por los gasolina, que además son los que hemos podido conducir. Como primer escalón de la gama, y con el mejor precio, está el motor TCe 100, con tres cilindros, 1,0 litro de cilindrada y turbo, que entrega 100 CV. Este motor busca, sobre todo, la máxima eficiencia para un uso tranquilo y cuenta con un empuje correcto de 160 Nm a 2.750 rpm. En realidad es más potente y con más par que el anterior motor de 90 caballos. Además, tiene emisiones de CO2 a partir de 100 g/km y alcanza los 100 km/h en 11,8 segundos. No obstante, es un motor tranquilo que se ve empequeñecido por un cambio de cinco velocidades de desarrollos largos, un nuevo chasis que aguanta más potencia y por las sensaciones agradables que da el motor superior de 130 CV. Para el conductor tranquilo sí será suficiente, y en el futuro estará disponible con transmisión automática de variador continuo X-Tronic, con función de desarrollos fijos, para quien quiera un medio de transporte y cero complicación. También llegará una versión atmosférica de este motor con 75 CV.

Prueba nuevo Renault Clio, motor de 130 CV

Por supuesto, nos gustó más el motor TCe 130, heredado de coches como el Renault Mégane o el Renault Kadjar. Es un cuatro cilindros de 1,3 litros, turbo, que entrega 130 CV y un buen par de 240 Nm desde 1.600 rpm. Sustituye al motor de 120 CV y vendrá de momento con cambio automático EDC de doble embrague con siete relaciones. Comienza en 21.180 euros, aunque con los descuentos se puede conseguir por menos de 20.000 euros. Este motor, en el pequeño nuevo Renault Clio, se siente muy poderoso, pudiendo conducir rápido en todo tipo de entornos tirando del par a medio régimen, sin necesidad de ir subiendo mucho el motor de vueltas y con un muy poco ruido en el interior. No obstante, al llevar el cambio automático de serie, no cuesta nada pisar a fondo y dejar al cambio que revolucione el motor para sacar toda la aceleración al adelantar o en la incorporación a una autovía. El 0 a 100 km/h lo consigue en 9,0 segundos. No es un tiempo muy racing, pero las prestaciones al exprimir el motor en marcha permiten una conducción prácticamente deportiva. Lo bueno es que, al conducir tranquilo, el consumo no es muy alto, anunciando 5,7 l/100 km y 119 g/km de emisiones de CO2. No será difícil hacer medias por debajo de 7 litros en conducción real. Una ventaja de los motores de gasolina del nuevo Clio es que tienen cadena de distribución, mientras que los diésel llevan correa con mantenimiento.

Prueba nuevo Renault Clio, los diésel

Los motores diésel son conocidos, pero mejorados. En realidad es un solo motor, el conocido 1,5 litros dCI, ahora con AdBlue, y dos niveles de potencia de 85 y 115 CV. Ambos motores están unidos a una caja manual de seis velocidades. Para un entorno mixto de población y carretera puede ser más que suficiente el motor de 85 CV, con 220 Nm de par.  Pero, ya que consume prácticamente lo mismo (3,6 l/100 km), el motor de 115 CV ofrece aún más par, con 260 Nm y una aceleración de 0 a 100 km/h mucho mejor de 9,9 segundos. Además, permitirá rodar por autovía con más confianza y el escalón en precio es de 990 euros a igualdad de acabado, el intermedio Zen. El de 85 CV está disponible en el acabado de acceso Intens desde menos de 18.000 euros con los descuentos.

Prueba nuevo Renault Clio, más confort

La conducción del Renault Clio ha mejorado mucho en el apartado del confort. Se aprecia un mayor aislamiento del ruido y de las vibraciones. Los motores de gasolina apenas se oyen conduciendo suave y la mezcla de los mejores asientos, el tacto del volante y de la mayor integridad de la cabina te dan la sensación de conducir un coche más grande, como un Mégane.

Prueba nuevo Renault Clio, comportamiento

En cuanto al comportamiento, en la versión de acabado R.S. Line, el que hemos probado, el chasis aguanta mucho y apoya con decisión, gracias a un punto de firmeza rozando lo deportivo. Gracias a las llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil bajo, el tren delantero agarra con tenacidad, mientras que el trasero es muy estable, evitando los subvirajes y los movimientos de atrás incluso forzando los apoyos. El dosier de prensa no dice nada sobre cambios en el chasis respecto a los acabados Intens y Zen salvo por el tamaño de las llantas, que en estos últimos son de 16 pulgadas. Como pequeña crítica, hay una falta de información de la dirección. A pesar de que es muy fiable, comunica poco. Y, personalmente, no soy muy fan del cambio EDC, que tiende controlar mucho los cambios que le pides con las levas, evitando pasones de vueltas en motores que lo dan todo a 5.000 rpm. Probablemente la unidad de control tenga razón, pero sientes que hay un ordenador que vigila tus impulsos.

Prueba nuevo Renault Clio, acabado R.S. Line

El acabado R.S. Line, sólo está disponible con los motores de gasolina de 100 y 130 CV y, de momento, será lo más deportivo que venga del nuevo Renault Clio. El acabado R.S. Line sustituye al anterior GT Line, y tiene una receta buena, con un chasis firme sin llegar a ser incómodo y unas llantas de 17 pulgadas que ayudan a dar direccionalidad en curvas. Yo hubiera reservado el nombre R.S. Line para una versión más deportiva aún con suspensión puesta a punto por Renault Sport, por ejemplo. Según está, el acabado Clio R.S. Line es el más alto de tres, y cuenta con la pantalla multimedia grande de 9,3 pulgadas con navegador, modos de conducción Mult-Sense, unos asientos deportivos y cómodos y detalles en el exterior y en el interior deportivos. De estos detalles, me encanta el pedazo de volante deportivo que parece sacado de un Clio Trophy, aunque podría comunicar con más detalle el contacto de las ruedas y el suelo. En cuanto a un futuro Renault Clio R.S. no nada conformado. De hecho, la próxima Clio Cup 2020 y el los Clio de rally se harán a partir del R.S. Line con un motor de 180 CV.

El acabado Intens es el acabado de acceso y sólo está disponible con los motores menos potentes de gasolina y diésel. Cuenta con pantalla multimedia de 7 pulgadas, luces full LED, llantas de acero con tapacubos, aire acondicionado manual y algunas ayudas a la conducción como el reconocimiento de señales, asistente de mantenimiento de carril, la frenada de emergencia y el controlador de velocidad. El acabado intermedio Zen debe ser el más vendido y ya viene con antinieblas, instrumentación digital con pantalla de 7 pulgadas, sensores traseros, llantas de aleación, volante de cuero, sensores de luz y lluvia, mejor tapicería, y climatizador entre otras cosas. Para el nuevo diseño del interior, el cliente puede elegir entre varios paquetes de personalización para el interior, con colores vistosos que reavivan la cabina.

Prueba nuevo Renault Clio, con Multi-Sense

Los Renault Clio con acabado R.S. Line -recuerda, disponible sólo con motor de gasolina-, traen de serie el sistema Multi-Sense con el que se ofrecen cuatro modos de conducción que cada uno cambian hasta ocho parámetros distintos del vehículo, desde la sensibilidad del acelerador, el cambio o la dirección, hasta la iluminación de ambiente, la climatización o el sonido del motor a través del sistema de audio. Los modos ofrecidos son el Normal con los ajustes por defecto; el modo Eco para una conducción eficiente; el modo Sport para dar una respuesta más rápida, y el modo My Sense, en el que el conductor puede ajustar cada uno de los ocho parámetros a su gusto.

Prueba nuevo Renault Clio, conclusioines

En definitiva, nos encontramos ante un nuevo Renault Clio más maduro y mejor construido, con un buen comportamiento y un interior que están en lo mejor del segmento en este momento. El interior me parece más vivo y agradable que lo visto en los pequeños del Grupo Volkswagen, por ejemplo. Tiene un buen maletero y los motores de gasolina son agradables. Recomiendo subir al motor de 130 CV con cambio EDC si se tiene el dinero, para conseguir la conducción más agradable y potente. Los diésel siguen siendo interesantes para quienes viven fuera de las grandes ciudades. 

Precios

Modelo

Consumo

Precio

Con descuentos

Clio Intens TCE 100

4,4 l

16.780 €

15.628,02 €

Clio Intens Blue dCi 85

3,6 l

18.590 €

17.311,32 €

Clio Zen TCE 100

4,4 l

18.280 €

17.023,32 €

Clio Zen TCE 130 EDC

5,2 l

21.180 €

19.720,01 €

Clio Zen Blue dCi 85

3,6 l

20.090 €

18.706,32 €

Clio Zen Blue dCi 115

3,6 l

21.080 €

19.627,02 €

Clio R.S. Line TCE 100

4,4 l

20.080 €

18.697, 01 €

Clio R.S. Line TCE 130 EDC

5,2 l

22.980 €

21.394, 02 €

Fotos Prueba nuevo Renault Clio 2020, vanguardista por dentro

Comentarios Prueba nuevo Renault Clio 2020, vanguardista por dentro

  •  
    Avatar de naxop.
    naxop, 25/09/2019 11:24:19

    Muy chulo, pero algo caro. Casi que un Swift Sport me sale más a cuenta. Por cierto la última foto se os ha colado, creo.

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 25/09/2019 11:35:10

    Bueno naxop, el Swift Sport es muy buena opción como pequeño deportivo, tiene desarrollos de cambio más cortos y suspensión más firme. ¡Gracias por lo de la foto!

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"