Prueba: Renault ZOE, el coche eléctrico con más autonomía

ZOE_1

El coche eléctrico Renault ZOE ya está aquí. Bueno, en realidad no. Llega en junio y Renault España aún está ajustando el precio para nuestro mercado. Pero lo he podido conducir junto a otros periodistas en los alrededores de Lisboa y he salido muy contento de su funcionamiento, su potencia, su autonomía –para ser eléctrico- y su funcionalidad, aunque tengo muchas dudas de su rentabilidad desde el punto de vista económico si lo comparamos con un coche de su tamaño gasolina o diésel. Te explico por qué.

Primero una visión general del coche. El Renault ZOE es un coche diseñado desde el principio para ser eléctrico y es del tamaño de un Renault Clio, con el que comparte la plataforma, midiendo 4,08 metros. Es más alto que el Clio –como un Modus- porque las baterías se han colocado bajo el suelo, con la cabina encima, lo que no roba espacio al interior y mejora el reparto de peso. Sus plazas delanteras son cómodas, con buena visibilidad y acceso. Las traseras no son muy amplias, como en cualquier coche del segmento B. El maletero en cambio es grande para el tipo de coche.

ZOE_2

La conducción del Renault ZOE es relajada, silenciosa y muy sencilla.

El diseño de la carrocería busca una imagen moderna, pero lejos de la actual moda en la que todos los coches tienen que ser deportivos y tener “caras” amenazadoras. Su redondeado frontal es un soplo de aire fresco ante tanta arista y toma de aire deportiva. La personalidad la dan los faros rasgados. La zaga y la forma de las ventanillas tienen un aire dinámico, mientras que la trasera no es muy especial, pero mantiene las líneas redondeadas del frontal.

El Motor del ZOE

El motor eléctrico del Renault ZOE es muy pequeño y ligero. Ofrece 65 kW de potencia máxima, que equivalen a 88 CV. No son muchos, pero en un coche eléctrico la potencia máxima no es importante, interesa más el par motor de 220 Nm que, como en todo coche eléctrico, se entrega todo desde la arrancada. Si pisamos a fondo llegan los 220 Nm directos a las ruedas desde el principio y por eso la aceleración es tan fuerte a bajas velocidades. Alcanza los 50 km/h en 4 segundos y los 80 km/h en 8,6 segundos, a partir de ahí la aceleración es normal, tardando 13,5 s para alcanzar 100 km/h. La velocidad máxima se ha limitado a 135 km/h.

ZOE_4

La autonomía homologada es de 210 km y en conducción real no es difícil pasar de los 150 km.

Conducir el Renault ZOE, es una experiencia relajante. El coche se mueve con mucha soltura en el tráfico, pero en total silencio. Tiene muy buena aceleración desde parado y te conviertes fácilmente en el rey de los semáforos. La buena aceleración y recuperación se mantienen a velocidades por debajo de 100 km/h, por lo que en ciudad y en las carreteras de acceso se comporta muy bien. Como no hay marchas, es muy sencillo de conducir y la aceleración es siempre constante y muy cómoda.

Muy buen comportamiento

El chasis está muy bien puesto a punto, absorbiendo y filtrando las irregularidades de la carretera mejor que otros coches de su tamaño y resultando en una conducción confortable. El peso de 1,4 toneladas permite ese aplomo en carreteras bacheadas. Las baterías pesan 290 kg, pero como están colocadas en el suelo del coche, el centro de gravedad está bajo y con ello se reducen los balanceos en curvas, a pesar de la altura general del coche. El Renault ZOE cambia de dirección con soltura y no le asustan las carreteras reviradas. En definitiva, es ágil de reacciones, silencioso, con buena aceleración y cómodo.

ZOE_5

El interior es limpio con la mayoría de los sistemas y funciones controlados a través de la pantalla táctil.

Autonomía, la clave de un eléctrico

Ya que el Renault ZOE es un coche diseñado desde el principio para ser un coche eléctrico, se ha trabajado mucho para aumentar la autonomía. Cuenta con unos neumáticos Michelin especialmente diseñados para este coche que reducen el consumo. Es más aerodinámico de lo que parece y tanto el funcionamiento del motor como de la climatización se pueden optimizar para mejorar la autonomía. Las baterías de litio del Renault ZOE tienen una capacidad de 22 kWh y con ello Renault ha homologado una autonomía de 210 km. En nuestra prueba en Portugal calculamos que se pueden hacer sin problemas entre 150 o 160 km conduciendo al ritmo del tráfico, sin tener un especial cuidado en el consumo y con la climatización encendida en todo momento. Es más que suficiente para los trayectos diarios, por supuesto no permite viajar, pero con la tecnología actual esto es imposible para cualquier coche eléctrico.

La autonomía se puede alargar usando el modo ECO, apretando un botón, lo que limita la velocidad a 90 km/h, bajando un poco la capacidad de aceleración y reduciendo la potencia del climatizador. Cuando lo conecté en el centro de Lisboa, me pareció más que suficiente para el medio urbano manteniendo suficiente aceleración. La regeneración de energía de frenado permite alargar la autonomía y según Renault el 80% de las frenadas se hacen con el sistema de regeneración y no con los frenos. Como es normal en los eléctricos, la autonomía baja bastante a alta velocidad y se alarga cuanto más kilómetros se hacen en ciudad. La impresión es que con una conducción eficiente se pueden hacer unos 180 km, pero no tuve suficiente tiempo para probarlo.

ZOE_6

El Wall Box para recargarlo en casa no es estrictamente necesario pero facilita programar las recargas. Se paga a parte.

Cómo se recarga

El Renault ZOE cuenta con una toma de recarga llamada Caméléon colocada en el frontal bajo la insignia y que se adapta automáticamente a la potencia disponible en la toma, tanto en monofásico como en trifásico y hasta 43 kW. Renault vende un sistema de enchufe para poner en casa llamado Wall Box que hay que pagar a parte y contar también con los costes de la instalación. En enchufes de alto voltaje el Renault ZOE es capaz de recargar un 80% de su batería en 30 minutos. En enchufes domésticos necesita entre 6 y 8 horas. El Caméléon también ofrece la ventaja exclusiva de recargar ZOE a potencias variables: por ejemplo, a 11 kW (aproximadamente 2 horas de recarga) o a 22 kW (el 80% de la batería en 1 hora de recarga). Estos niveles de potencia intermedios preservan mejor el tiempo de vida útil de las baterías y su impacto en la red eléctrica es menor que el de una recarga «rápida» a 43 kW. Hoy en día existen en Europa más de 4000 bornes de carga públicos, de 11 o 22 kW, que se denominan “bornes de carga acelerada”.

Vida interior

El interior del ZOE es bastante limpio y sencillo de entender. Hay tres niveles de acabado y cada uno tiene una combinación de colores especial mezclando grises con colores pastel. El intermedio llamado “Zen” tiene ionizador para mejorar la calidad del aire. El salpicadero central es una evolución del presentado en el nuevo Renault Clio, con prácticamente todos los sistemas del coche gestionados a través de la pantalla táctil del intuitivo sistema R-Link con nuevas funciones para coches eléctricos. El climatizador queda fuera con sus botones agrupados debajo. La palanca del cambio bien podría haberse sustituido por un par de botones, pues no hay marchas que seleccionar, tan solo hacia delante, hacia atrás y parado. El botón Eco está junto a la palanca. El cuadro de información es totalmente digital, con algunas funciones configurables. El cuadro cambia de colores según hagamos una conducción ecológica, normal o dinámica para avisar del nivel de consumo de energía. La carga restante de las baterías se muestra con una pila que se enciende o se apaga por partes como en los teléfonos móviles.

ZOE_9

El sistema R-Link cuenta con funciones especiales para el ZOE como mostrar en el mapa el radio de alcande de la autonomía restante.

La postura de conducción es algo elevada respecto a un Clio. Los asientos delanteros son mullidos, cómodos, pero no sujetan mucho lateralmente y son gruesos lo que limita el espacio detrás. Las plazas traseras están ligeramente más elevadas para dar más espacio debajo a las baterías. El maletero es muy profundo, al no tener rueda de repuesto, un kit reparapinchazo. Se anuncian 338 litros de capacidad lo que anda cerca del récord en el segmento B.

Las baterías alquiladas suben los costes

Considero que los coches eléctricos no se harán populares hasta que supongan un beneficio, no sólo medioambiental, sino también económico frente a coches de motor térmico. Aunque el Renault ZOE puede convencer a gente preocupada por el medioambiente, no me parece que sea rentable económicamente para un particular. Cuesta en Francia 13.700 € (más o menos lo que costará en España), a esto hay que sumarle el Wall Box, que no es obligatorio pero que facilita la recarga en casa. Según nos cuentan cuesta unos 700 € más la instalación, pudiendo llegar a 1.000 € más según la casa. Además, hay que pagar el alquiler de las baterías, que en Francia son 79 € al mes, con un límite de 12.500 km al año. Es decir, todos los meses tienes que pagar 79 €, aunque no utilices el coche, más el gasto de electricidad, entre 1 y 3 € por recarga según tarifas y siempre que lo recargues en casa. Tirando por lo bajo, más de 100 € mensuales en alquiler de baterías y electricidad, es decir unos 1.200 € al año como mínimo para hacer menos de 12.500 km en un coche con el que no se puede viajar. Es verdad que no habrá que cambiar el aceite al motor, ni la correa de distribución cuando pase de 100.000 km y que el alquiler de las baterías te asegura que estarán en buen estado y serán sustituidas sin cargo cuando no lo estén, pero los costes son altos.

 

FICHA TÉCNICA

Renault ZOE

Motor

Eléctrico síncrono

Potencia máxima

65 kW (88 CV)

Par máximo

220 Nm

Capacidad de las baterías

22 kWh

Cargador

Adaptativo mono-trifásico de 3 a 43 kW

Tiempo de carga

3 kW – 6 a 9 horas

Frenos del/tras

Discos ventilados/Tambores

Neumáticos

185/65 R 15 – 195/55 R 16

Dimensiones exteriores

4,08/1,56/1,73 m

Peso

1.468 kg

Cap. del maletero

336 l

Velocidad máxima

135 km/h (autolimitada)

Acel. 0-100 km/h

12,3 s

Autonomía

210 km (homologado NDEC)

 

EQUIPAMIENTO PRINCIPAL

ZOE Life

- Seis Airbags
- Encendido automático de warnings en caso de frenada de emergencia
- 2 Reposacabezas traseros regulables en altura
- ABS, Control dinámico de trayectoria (ESC) con función antipatinado (ASR)
- Regulador y limitador de velocidad
- ZE Voice: Sonido de aviso al peatón
- Repartidor electrónico de frenada (EBD)
- Asistente de arranque en pendiente
- Climatización automática
- Elevalunas delanteros eléctricos
- Retrovisores exteriores eléctricos
- Tapicería Watt azul oscuro
- Luces de día de leds
- Embellecedores 15'' Hélice con neumáticos Energy E-V Michelin
- Sistema multimedia Rlink
- Navegador TomTom ZE LIVE
- Radio MID Classic con conexión Bluetooth
- Optimizador de bomba de calor y sistema de recuperación de energía en la frenada
- Pantalla TFT con ordenador de a bordo e indicador de estilo de conducción
- ECO Mode
- Función de preclimatización del habitáculo
- My ZE Connect: Información a distancia sobre la carga de la batería

ZOE Zen (suma a ZOE Life)

- Radar de proximidad trasero
- Tarjeta manos libres de apertura y arranque
- Pack Take Care by Renault: Difusor de esencia, sensor de toxicidad e ionizador
- Encendido automático de faros y sensor de lluvia
- Tapicería Watt gris claro con tratamiento de Teflón
- Sonido auditorium "3D by Arkamys"
- My ZE Inter@ctive: Gestión a distacia de la carga de la batería

ZOE Intense (suma a ZOE Life)

- Radar de proximidad trasero
- Radar con cámara de visión trasera
- Tarjeta manos libres de apertura y arranque
- Encendido automático de faros y sensor de lluvia
- Tapicería Watt negra
- Sonido auditorium "3D by Arkamys"
- My ZE Inter@ctive: Gestión a distacia de la carga de la batería

ZOE_3

Ocupa en la carretera lo que un Renault Clio, pero es ligeramente más alto.

Fotos Prueba: Renault ZOE, el coche eléctrico con más autonomía

Comentarios Prueba: Renault ZOE, el coche eléctrico con más autonomía

  •  
    Avatar de aridane.
    aridane, 29/03/2013 20:04:53

    Como bien dices Gerardo, es para quien tenga conciencia ecológica, que creo que casi todos tenemos al menos un poco, pero tambien para quien tenga garaje propio y una factura de luz buena. Como ya dije en un comentario anterior hace tiempo, quien no tenga la suerte de tener un adosado con garaje y viva en la 6ª planta de un edificio, aparte tendrá que ir a la ferretería para comprar cable y tirarlo por el balcón hasta la calle y cargar el coche...(es un poco Mortadelo y Filemón pero puede ser real) Pero otra cosa que tampoco se ha pensado mucho es que para cargalo más rápido hay que poner corriente trifásica , osea que abúrrete a papeleo con tu eléctrica para poner una instalación industrial. Otra cosa fuera que las ciudades tubieran más generalizado los puntos de recarga públicos, una zona Azul típica pero con "enchufe" (por ejemplo). Pero aparte de esto, me parece un coche atractivo en diseño e interesante por tecnología y sobretodo el 0 consumo, que para circular por ciudad es bastante recomendable.
    un saludo

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"