Prueba y opinión del Jeep Compass 4xe: el mejor fuera del asfalto e híbrido enchufable

Pese a la incorporación del sistema híbrido enchufable, el Compass 4xe es el que mejor se desenvuelve de toda la gama fuera del asfalto. Conoce todos sus pros y sus contras.

Prueba Jeep Compass 4xe

Por culpa de la pandemia, como le ha pasado a otras muchas cosas, la comercialización del Jeep Compass 4xe, la variante híbrida enchufable del SUV americano, tardó en llegar a nuestro mercado. Nosotros hemos podido probarla ya en profundidad para comprobar, de primeras, que la esencia todoterreno no se ha querido perder pese a la incorporación de la electrificación.

Prueba Jeep Compass 4xe: análisis interior

En el verano pasado pudimos testar por primera vez el Jeep Compass con su recién estrenado motor 1.3 Turbo (puedes leer la prueba arriba) y con el híbrido enchufable 4xe. Allí se nos anunció que la producción de este modelo para Europa se empezaría a realizar en Italia y es un aspecto que ha hecho mejorarlo. Lo noto nada más montarme en él, ya que creo que los ajustes de los distintos materiales, entre los que abundan los plásticos blandos, han mejorado sustancialmente.

Prueba Jeep Compass 4xe

El puesto de mando de este Jeep Compass 4xe tiene una posición alta, más teniendo en cuenta que mi unidad de pruebas contaba con el equipamiento Trailhawk, donde disfrutamos de la mayor altura libre al suelo (21,3 cm) de toda la gama. El tamaño de las ventanas aporta una buena visibilidad, aunque los pilares, sobre todo los traseros, quizás sean un poco grandes.

Hablando de cosas grandes, el volante de este Jeep Compass 4xe es grueso, con unos botones de generosa extensión y que esconden por detrás de él los que manejan la radio. Ya he comentado en otras pruebas que me parece mejor esta solución que añadir más piñas por detrás. El cuadro de instrumentación era analógico con un ordenador de a bordo con buen tamaño y venía acompañado por una pantalla multimedia de 8,4 pulgadas de tamaño.

Prueba Jeep Compass 4xe

Otros detalles que no me gustaría pasar por alto de este Jeep Compass 4xe es que los asientos del Trailhawk, de tipo mixto tela-cuero, me resultaron cómodos, con un buen agarre en la zona de la espalda y algo menos rigurosos en ese aspecto en las posaderas. Además, las alfombrillas, siguiendo un poco el espíritu de este acabado tienen un entramado formado por hexágonos y son de plástico, para aguantar mejor en condiciones todoterreno.

Nos vamos a las plazas traseras donde el Jeep Compass 4xe ofrece el mismo espacio que las versiones de combustión. De esta manera, la cota para las piernas está entre las mejores de su categoría, pero pasa a un término medio en la altura, mientras que en anchura es de los más angostos. Eso sí, sus ocupantes no se podrán quejar ya que tienen salidas de aire propias, así como un enchufe de 230 V y una toma de USB.

Prueba Jeep Compass 4xe

Del maletero podríamos indicar que su boca de carga se sitúa un poco alta, hay otros modelos de la competencia que le superan también, ofreciendo un espacio en el que se dejan notar los pasos de rueda. El resto es bastante cuadrado cubicando 420 litros, una cifra muy cercana a los 438 litros de las variantes de combustión, algo que no suele ser muy normal en los híbridos enchufables que siempre suelen restar más. Y no faltan las alfombrillas protectoras del mismo estilo que las del habitáculo.

Prueba Jeep Compass 4xe: rutero con alma 4x4

El Jeep Compass en general es un modelo cómodo para realizar grandes viajes, pero que siempre mira con deseo los caminos que salen a los lados de la carretera para explotar su espíritu más campero, seña de identidad de la marca americana desde sus inicios. Es por ello que encontraremos una dirección un poco blanda y suspensiones altas, que no le pueden convertir en una referencia entre sus rivales cuando hablamos de cualidades dinámicas. Lo que está claro es que si vas a realizar la mayoría de tus recorridos por asfalto, olvídate de esta versión Trailhawk, por lo anterior indicado, y por contar de serie con neumáticos M+S.

Prueba Jeep Compass 4xe

De las dos opciones con las que cuenta el Jeep Compass en clave híbrida enchufable, nuestra unidad de pruebas contaba con la más potente que en conjunto ofrece 240 CV. A mí me parece la más recomendable para este menester, ya que con el modo de conducción “Auto” normalmente solo funciona el motor de combustión, y dada la masa del conjunto, es mejor contar con 180 CV de aliados, que con 130 CV. Para que funcionaran los dos a la vez tuve que poner el “Sport” (el segundo bloque eléctrico no mueve las ruedas) y tampoco tendrás una aceleración extrema, pero sí suficiente para todo tipo de situaciones.

Hablando de modos (los de todoterreno los dejo para el próximo apartado) me resultó curioso que no contará con un Eco, ni con modos de retención, pese a ser modelo electrificado. Sí contamos con opciones híbridas específicas como la Hybrid (combina el funcionamiento de los motores), la Electric (para moverse solo con electricidad) y el eSave. Éste último tiene dos posibilidades de funcionamiento a elegir entre guardar la batería o recargarla en plena marcha, pero en vez de cambiarse accionando un botón o girando una rueda como en los anteriores, hay que hacerlo desde la pantalla multimedia.

Prueba Jeep Compass 4xe

Como me pasó cuando probé el Jeep Compass con su motorización diésel, me resultó curioso el tacto con el que se ha configurado el acelerador. Es como si tuviera un tope inicial. Llegas hasta él y como ofrece resistencia te crees que el coche no corre más. Pero sí haces un poco más de fuerza, verás que tiene todavía más recorrido a tu disposición.

De su comportamiento en carretera hay que indicar que el Jeep Compass 4xe no es muy sutil cuando cambia el motor que mueve las ruedas (el de combustión se encarga de las delanteras y el eléctrico de las traseras para contar con tracción total). Pero me gustó que se puedan cambiar las velocidades (tiene seis) de su transmisión automática de convertidor de par actuando sobre el pomo.

Prueba Jeep Compass 4xe

Sobre los consumos, como suele pasar en todos los híbridos enchufables, la cifra varía bastante dependiendo de si contamos con la batería cargada o no. En el primer supuesto he podido recorrer hasta 37 kilómetros a velocidades entre 100 y 120 km/h. En tramos urbanos esperaba poder acercarme más a los 50 kilómetros homologados, pero mi récord fue de 29. Ya sin pilas, el Jeep Compass 4xe se mueve en 8 litros en carretera y un poco por encima de 7 en ciudad, cifras bastante positivas teniendo en cuenta la potencia disponible.

Y si antes indicaba que casi no había una merma notable en el espacio destinado para el maletero en este Jeep Compass 4xe es porque el depósito de combustible es el que ha “pagado el pato”. En sus versiones de combustión, tanto gasolina como diésel, el SUV dispone de 55 litros, una capacidad buena. En este caso se baja hasta los 36,5 litros, por lo que la autonomía con gasolina se queda en torno a los 365 litros.

Prueba Jeep Compass 4xe

Durante el tiempo que tuve este Jeep Compass 4xe también me asusté un poco con las alerta de ángulo muerto disponible, ya que su volumen está un poco alto para mi gusto. Además, una cosa que cambiará en la próxima actualización del SUV, la cámara de visión trasera no ofrece una gran resolución, pese a que se visualiza en las 8,4 pulgadas disponibles en la pantalla.

Prueba Jeep Compass 4xe: fuera del asfalto

Actualmente la única versión que se vende con tracción total en el Jeep Compass es esta híbrida enchufable. Este motivo la coloca como la mejor para poder completar sin apuros tramos fuera del asfalto, tanto por la altura libre al suelo, como por las mejores cifras en todos los ángulos (a excepción del ventral). Si encima sumamos el acabado Trailhawk aumentaremos la capacidad de vadeo (la batería está protegida del agua, no preocuparse) y tendremos a nuestra disposición los neumáticos M+S.

Prueba Jeep Compass 4xe

Tengo que reconocer que en apariencia el Jeep Compass 4xe engaña un poco, no parece que pueda desenvolverse tan bien fuera del asfalto, siendo sin duda una de las referencias de su categoría. Además, la electrónica actúa en tu ayuda gracias a los modos Snow, Sand-Mud y Rock.

Prueba Jeep Compass 4xe: la carga de la batería

De serie en los tres acabados disponibles para el Jeep Compass 4xe (Limited, Trailhawk y S) está disponible en un cable de modo 2 de serie (hasta 3,7 kW de máximo) con seis metros de longitud, mientras que si queremos uno de modo 3 para utilizar puntos de carga de corriente continua tendremos que pasar por caja (424 euros).

Prueba Jeep Compass 4xe

En mi caso utilicé el de modo 2 en un enchufe en mi casa y el tiempo de carga para llegar al 100 % de los 11,4 kWh de su capacidad fue de 3 horas y 15 minutos, una cifra más que aceptable para poder hacerlo todos los días. Aunque te haré una recomendación, por 399 euros desde Mopar (la división de accesorios de Jeep) puedes comprar un punto de carga para casa que con el cable modo 3 y un retoque de un electricista puedes disfrutar de 7,4 kW y realizar la misma operación en 1,7 horas.

Prueba Jeep Compass 4xe: ¿qué equipamiento es el mejor?

Tres equipamientos hay disponibles para el Jeep Compass 4xe: Limited, Trailhawk y el S. El primero de ellos siempre va asociado a la motorización híbrida enchufable de 190 CV y claro, yo antes me decantaba por la de 240 CV, así que sería mi primer descarte. De todos modos, su equipamiento es bastante amplio y se podría adaptar a clientes que no busquen unas grandes prestaciones en sus trayectos. Además de ser el más económico.

Prueba Jeep Compass 4xe

En el caso de los Trailhawk o el S la diferencia la marca la utilización que le vayas a dar al coche mayoritariamente, ya que su diferencial de precio es de 1.000 euros a favor del primero. Que vas a hacer muchos kilómetros fuera del asfalto, el Trailhawk es para ti. Para viajeros que predominen el asfalto, el S sería mi elección segura.

Prueba Jeep Compass 4xe: los rivales

Este Jeep Compass 4xe puede ganarse un hueco importante dentro de la categoría de los SUV de tamaño medio con sistema de hibridación enchufable. Comento esto porque de las seis alternativas que te voy a proponer a continuación, solo la mitad ofrecen la posibilidad de equipar tracción total y aún con ella, no se acercan a las capacidades off-road de nuestro protagonista. Además, a excepción de los Kia, los demás son más caros al tener más potencia.

Fotos Prueba y opinión del Jeep Compass 4xe: el mejor fuera del asfalto e híbrido enchufable

Comentarios Prueba y opinión del Jeep Compass 4xe: el mejor fuera del asfalto e híbrido enchufable

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"