Prueba Jeep Renegade 4xe: nuestra opinión sobre el primer híbrido enchufable de la marca

El SUV más pequeño de Jeep se vuelve más ecológico y a la vez, más potente gracias a la llegada del 4xe.

El Jeep Renegade se ha convertido en el primer modelo híbrido enchufable de la marca americana (honor que comparte con el Jeep Compass), estrenando las siglas 4xe que a partir de ahora definirán a todos los modelos de esta naturaleza. Nosotros hemos podido tener ya una primera toma de contacto con el SUV electrificado, con pista de todoterreno incluida, y aquí te cuento mis impresiones.

¿Cómo es el sistema híbrido enchufable del Jeep Renegade 4xe?

Para concebir el primer híbrido enchufable, los ingenieros de Jeep han decidido diseñar un sistema que combine un motor de combustión de gasolina acoplado al primer motor eléctrico y un segundo colocado en el eje posterior. A su vez, se le ha instalado una caja de cambios automática con seis velocidades que se puede manejar de forma manual desde el pomo.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Empezando por el primero, se trata del 1.3 Turbo con cuatro cilindros de la nueva generación “GSE” que se puede encontrar en la gama con 130 ó 180 CV. Como indicaba anteriormente, el primer eléctrico va acoplado a él, pero su función no es mover al vehículo, sino recargar la batería en circulación cuando ésta se agote. Por el contrario, el otro propulsor eléctrico, en este caso de 45 kW (60 CV) si puede mover al Jeep Renegade 4xe mandando toda su fuerza al eje posterior.

Teniendo en cuenta todos estos datos, el resultado definitivo que tenemos es que el Jeep Renegade 4xe se ofrecerá con dos versiones híbridas enchufables de 190 ó 240 CV (se suman los datos de ambos porque cada motor actúa sobre un eje, nos dijeron desde la marca), respectivamente. Y como indicaba al principio al repartir el esfuerzo entre ejes dispone de tracción total sin tener elementos mecánicos que atraviesen el chasis.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Las prestaciones de este Jeep Renegade 4xe le convierten en la versión más rápida de la gama. Empezando con el de 190 CV, cuenta con un 0-100 km/h en 7,5 segundos, una velocidad máxima de 182 km/h y un consumo homologado de 2,1 litros. Para el de 240 CV los datos mejoran en cuatro décimas en aceleración, la máxima sube a 199 km/h y el gasto de combustible es de una décima más. Para ambas variantes la velocidad máxima en modo eléctrico es de 130 km/h.

Y para que todo el sistema híbrido enchufable funcione hay que dotarle de una batería que almacene la electricidad. En el caso del Jeep Renegade 4xe tiene una capacidad de 11,4 kW, le proporciona una autonomía entre los 49 y 52 km (depende del equipamiento) para obtener la etiqueta 0 emisiones de la DGT. Va ubicada entre los asientos en la base del vehículo, mientras que la toma de carga se ha colocado en la aleta trasera izquierda y en ella se puede utilizar un cable de modo 3 (se paga como opcional). Los tiempos que nos proporciona desde la marca son de menos de 5 horas en un enchufe convencional de un hogar y 100 minutos con un Wallbox de 7,4 kW (este se puede contratar con Iberdrola X o Engie).

Prueba Jeep Renegade 4xe

Dicha carga se puede programar mediante dos sistemas: la pantalla multimedia de 8,4 pulgadas con la que cuenta este Jeep Renegade 4xe o mediante la aplicación para móviles My Uconnect. No será la única app para el modelo americano, ya que cuenta con otra para pagar en postes públicos y otra que se llama “Go 4xe”, que circulando con tu coche actual te hace un cálculo de lo que te ahorrarías en gasolina con este modelo gracias a su sistema híbrido.

Precios y acabados del Jeep Renegade 4xe

Ya a la venta en los concesionarios, y con las primeras unidades llegando las próximas semanas directamente de Melfi (Italia), el Jeep Renegade 4xe cuenta en nuestro país con tres equipamientos disponibles. El primero de ellos es el Limited, el único posible si optamos por la variante híbrida enchufable de 190 CV. Y aunque aquí sea el de acceso hay que recordar que es el tercero en el escalafón para los motores de combustión, por lo que viene muy equipado de serie con elementos como climatizador de dos zonas, el control de crucero adaptativo, el control de descensos, llantas de 17 pulgadas, sistema de aviso de colisión frontal o de salida de carril plus, por citar algunos.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Por tanto, para la opción híbrida enchufable de 240 CV podremos escoger entre el Trailhawk o el S. El primero de ellos está más orientado a la conducción off-road, y sumando todo lo que tiene el Limited, incorpora neumáticos M+S, protecciones inferiores para la suspensión, la transmisión, el tanque de combustible o la caja transfer y el sistema de gestión de tracción Selec-Trac II, entre otros. El segundo apuesta por la deportividad con sus grandes llantas de 19 pulgadas o otros elementos como la entrada y arranque sin llave.

Precios del Jeep Renegade 4xe

Versión

Acabado

Precio sin descuentos

4xe 190 CV

Limited

39.750 €

4xe 240 CV

Trailhawk

42.400 €

4xe 240 CV

S

43.400 €

Primera toma de contacto con el Jeep Renegade 4xe

Dado que se anunció por primera vez en 2019, ya teníamos bastantes ganas de poder montarnos en el Jeep Renegade 4xe. Lo primero que te das cuenta al sentarte a sus mandos es que sigue manteniendo una buena calidad de materiales y ajustes, como cuando hicimos la prueba con el motor de gasolina, aunque las palancas por detrás del volante se movían un poco. El SUV apuesta por un aro grueso, teniendo en cuenta lo que se estila actualmente, con unos botones de gran tamaño para accionarlos más fácilmente, combinados con otros por detrás, como el volumen del sonido, muy al alcance de la mano.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Equipado con una pantalla generosa en el panel de instrumentación, que no es digital, puedes consultar en todo momento el funcionamiento del sistema híbrido y sus consumos, aunque para hacerte mejor a la idea te aconsejo que mires en la multimedia que hay una sección específica con más datos. Ésta se mantiene en una posición un tanto vertical, como todos los botones que se encuentran por debajo, alejándolos un poco del conductor.

De partida arrancamos con electricidad, a menos que la carga de la batería sea muy baja y entonces actuaría el motor de combustión. En este Jeep Renegade 4xe encontraremos el modo Hybrid, donde el sistema elige qué motor funciona en cada momento, el Electric, para circular solo con electricidad, o el E-Save (se accionan mediante botones ubicados en la consola central). Este último, a su vez, puede funcionar de dos maneras diferentes modificándolo en la pantalla multimedia. La primera sería la de guardar la energía eléctrica para un posterior uso y la segunda provocar que el motor eléctrico acoplado al de combustión cargue la batería mientras circulamos.

Prueba Jeep Renegade 4xe

A esto tenemos que sumar el botón “e-coasting”. Con este nombre es difícil adivinar su función, pero es el encargado de activar un modo de retención mayor para recargar todavía más batería. Durante mi ruta le tuve activo durante unos kilómetros y pese a que aumenta la frenada, no es tan brusco como en otros modelos de la misma naturaleza. Punto positivo.

Nuestra ruta no tenía muchos kilómetros por lo que no me aventuraré a dar una cifra de consumos reales, eso lo reservamos para la prueba posterior, pero si os puedo contar que el sistema híbrido tiene dos pequeñas pegas. Por un lado se disminuye la capacidad de carga del maletero de 351 a 330 litros y por otro, la incorporación de los componentes eléctricos sube unos 400 kg la masa total, algo que se deja notar en carreteras más sinuosas.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Eso sí, como pudimos comprobar en la pista todoterreno del Jarama, el Jeep Renegade 4xe sigue manteniendo sus buenas aptitudes fuera del asfalto, con ángulos entre los mejores de su categoría y el sistema Selec-Terrain, con los modos Auto, Snow, Mud&Sand y Rock, que junto al control de descenso de pendientes te ayudará en la situaciones más complicadas.

El Jeep Compass 4xe

Como indicaba al principio del texto, el Jeep Compass también estrenará sistema híbrido enchufable 4xe a la vez que el Jeep Renegade. Ambos comparten los elementos mecánicos por lo que no me extenderé más en ese apartado. Y como pasa en el SUV más pequeño, la capacidad del maletero desciende de 438 a 420 litros.

Prueba Jeep Renegade 4xe

Disponible ya en los concesionarios, el Jeep Compass 4xe se ofrece en los acabados Limited, para la variante de 190 CV, mientras que los Trailhawk y el S se pueden disfrutar con la potencia de 240 CV. En su caso los precios sin descuentos empiezan en 43.200 euros, subiendo a 45.400 euros en el Trailhawk y a 46.400 euros en el S.

La apuesta por la electrificación de la gama Jeep no acabará con estos dos modelos. Antes de que acabe el año, probablemente en el mes de octubre, se presentará el primer Jeep Wrangler híbrido enchufable y de cara al año 2022 todos los modelos tendrán en su gama motores con “chispa”.

Fotos Prueba Jeep Renegade 4xe: nuestra opinión sobre el primer híbrido enchufable de la marca

Comentarios Prueba Jeep Renegade 4xe: nuestra opinión sobre el primer híbrido enchufable de la marca

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"