Prueba del Opel Grandland X Hybrid4: precio, opinión y ficha del híbrido enchufable

El SUV híbrido enchufable de la marca alemana tiene un claro carácter deportivo y una potencia descomunal dentro de un envoltorio ecológico y con etiqueta CERO. Desde 43.838 €.

Opel Grandland X Hybrid4

El Opel Grandland X 4Hybrid es una fantástica opción para aquellas personas que deseen un coche amplio con el que viajar, potencias dignas de un deportivo y lo económico que resulta poder cargarlo en casa para hacer trayectos diarios sin consumir un solo litro de gasolina.

Porque con 300 CV de potencia, gracias a la combinación de sus dos motores eléctricos y su bloque gasolina, el Opel Grandland X ofrece emociones fuerte pese a tratarse de un SUV. De hecho, como dice mi compañero Luiscar, sorprende que no lleve las siglas OPC, la división deportiva de la marca alemana. 

Diseño del Opel Grandland X: contuinuista

Opel Grandland X Hybrid4

El Opel Grandland X Hybrid4 no cuenta con un diseño que rompa los esquemas dentro de la industria. Mantiene la línea marcada por la propia firma, que peca a veces de ser excesivamente continuista. Esto es algo que con la llegada del nuevo Opel Mokka cambiará, ya que este es bastante revolucionario en cuanto a imagen, pero por el momento, al Grandland X le echamos en falta un puntito de picante y elementos visuales que marquen la diferencia.

La única variación es la posibilidad de teñir de negro el capó del coche, algo que aumenta su atractivo y agresividad. Un pequeño guiño, precisamente, a lo que está por venir en Opel, ya que en los productos que vienen esta opción también está contemplada.

Opel Grandland X Hybrid4

Por lo demás, muestra robustez y unos ajustes de buena calidad para ofrecer a los clientes una sensación percibida de coche de segmento superior.

Interior: analógico y de calidad

El habitáculo muestra un confort elevado gracias a la gran capacidad que tienen los asientos para adaptarse al conductor. Su modularidad es alta, por lo que cualquier tipo de usuario se sentirá cómodo a los mandos de este coche.

Opel Grandland X Hybrid4

La calidad percibida a primera vista es alta tanto en los materiales duros como blandos (son mayoría en este coche), aunque eliminaría de la faz de la tierra las superficies en negro piano. Vaya por delante que aumentan y mucho la elegancia del habitáculo, pero al ensuciarse con una facilidad pasmosa uno queda obligado a pasarle un trapo de forma casi diaria para que se mantenga impoluto.

La pantalla táctil es muy básica y no tiene funciones muy avanzadas, pero esto lo ha aprovechado Opel en su favor para hacer una interfaz sencillísima. Mientras la competencia apuesta por crear menús infinitos, la marca alemana simplica el proceso, de modo que poner el GPS o cambiar de canción no supone desviar la vista de la carretera durante demasiado tiempo.

Opel Grandland X Hybrid4

Está acompañado por un cuadro de instrumentos analógico con un pequeño monitor que ofrece información básica sobre la conducción (consumos, modo de conducción, autonomía,…). Cuenta con dos medidores de autonomía (eléctrica y gasolina) y un reloj cuentarrevoluciones que indica si conducimos de forma eficiente o cuanto carga el coche durante las frenadas. Básico, como decimos, pero muy eficaz en todos los sentidos.

¿La falta de tecnología en el habitáculo es un defecto? Pues no. Cierto es que un coche con grandes pantallas y menús tipo Smartphone es muy tecnológico. Pero ahora imagínate a tu padre, que utiliza tan solo las funciones básicas de su iPhone, con esa clase de monitores. La alternativa analógica existe y Opel la ofrece. Y por ahí, la firma alemana tiene muchos clientes que ganar.

Opel Grandland X Hybrid4

Por otro lado, las plazas traseras son cómodas y ofrecen espacio de sobra para personas altas tanto en altura como en profundidad. Y no, no nos olvidamos del maletero: cuenta con 390 litros. Lo cierto es que tiene una importante pérdida de capacidad (los de combustión cuentan con 510 litros) debido a la ubicación de la batería, bajo el suelo del maletero. Una consecuencia de la electrificación bastante común entre los híbridos enchufables.

Motor del Opel Grandland X Hybrid4: ¿por qué no lo han llamado OPC?

Opel Grandland X Hybrid4

Cuando os decimos que nos extraña que este coche no esté firmado por OPC, no mentimos. Porque la combinación de los tres motores que lleva esta versión (hay otra hibridación enchufable para el Opel Grandland X menos potente) suma 300 CV. En concreto, su motor gasolina 1.6 cuenta con 200 CV de potencia, a lo que hay que sumar dos motores eléctricos, uno en cada eje: uno tiene 110 CV y el otro, 113 CV. Esto además le permite tener tracción a las cuatro ruedas, lo que siempre es positivo a la hora de salir fuera de asfalto.

Precisamente para tareas offroad, lleva un modo 4x4, que se encarga de potenciar las características de este coche para hacer más fácil su uso en zonas camperas. Hay que sumarle otros tres modos: sport, eléctrico e híbrido.

Opel Grandland X Hybrid4

El primero es sensacional para explotar todas las prestaciones del coche y disfrutar de la conducción. Sorprende su capacidad para empujar un coche que pesa casi dos toneladas, ya que hace terriblemente sencilla la tarea de conducirlo.

Por otro lado, el modo hybrid busca hacer una conducción más eficiente, priorizando los consumos por encima de las prestaciones. De esta manera, los motores eléctricos no estarán destinados a ofrecer todo su potencial, sino a asistir al bloque de gasolina en los momentos en los que este sufra más estrés. Así, es fácil firmar buenos consumos: unos 6,3 l/100 km si hacemos una conducción eficiente

Opel Grandland X Hybrid4

Por otro lado, el modo eléctrico elimina de la ecuación el motor de combustión para hacer un uso único de los dos motores cero emisiones. Evidentemente, esto implica que la batería tenga carga como para alimentarlos, de otra forma pasaría de forma automática a modo híbrido. Ideal para cortas distancias o desplazamientos diarios, ya que mueven el coche con mucha soltura incluso en ciudad gracias a su par instantáneo. Esto agiliza mucho cualquier acción que queramos hacer con el Opel Grandland X.

Por último, los consumos varían mucho en función del modo de conducción, pero si te despreocupas y conduces en modo híbrido sin mirar el gasto, firmarás en torno a los 7,5 l/100 km.

Comportamiento: versatilidad en estado puro

Opel Grandland X Hybrid4

El Opel Grandland X sorprende por lo ágil que resulta de conducir. Respecto a otros híbridos enchufables de este tamaño y carrocería, tiene un comportamiento más propio de un coche premium que de otras opciones generalistas.

Sin ser su hábito natural, en carreteras secundarias sorprende por su agilidad. Su tracción cuatro permite repartir el par a las ruedas con celeridad, de modo que entraremos a una curva de una forma mucho más natural que con otras opciones 4x2.

Opel Grandland X Hybrid4

Además, me sorprendió que pareciera menos pesado de lo que realmente es. Comparándolo con el Suzuki Across o un Toyota RAV4 Prime, el Opel Grandland X parece más pequeño y liviano. Desde luego, en este punto el coche está muy bien acabado, con soluciones atractivas que agilizan la conducción.

La dirección del coche me ha gustado por tener una asistencia fuerte, lo que aumenta el confort, aunque a cambio haya que perder información procedente de las ruedas. Esto permite disfrutar del coche en zonas de curvas. El Grandland X de combustión es mejor para estas tareas, pero respecto a otros híbridos enchufables, el trabajo de Opel es sobresaliente.

Opel Grandland X Hybrid4

En cuanto a viajar con él, se nota el esfuerzo extra de Opel en aislar el vehículo. Los motores eléctricos endulzan el rugido de su motor de combustión, pero también es cierto que Opel ha insonorizado muy bien la cabina para ofrecer una conducción silenciosa y repleta de confort.

Todo esto hace que el Opel Grandland X sea un coche muy polivalente, ya que permite gastar poco en ciudad, disfrutar de un viaje gracias a su facilidad para mantener y recuperar velocidades de crucero o salir de asfalto. TOdo ello, unido a un buen equipamiento, calidades notables y una autonomía de casi 60 km, lo convierten en una opción muy interesante dentro del segmento SUV híbrido enchufable.

Fotos Prueba del Opel Grandland X Hybrid4: precio, opinión y ficha del híbrido enchufable

Comentarios Prueba del Opel Grandland X Hybrid4: precio, opinión y ficha del híbrido enchufable

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"