Toyota C-HR: primera prueba, precios y opiniones

Con el nuevo motor, el C-HR gana todavía más en atractivo. Los cambios en su imagen son sutiles. Llega a principios del 2020.

Si piensas en un coche que llame mucho la atención por su imagen, es muy probable que uno de los primeros que te vengan a la mente sea el Toyota C-HR. Nosotros ya hemos podido probarlo tras su actualización de mitad de vida y hay que reconocer que ha ganado todavía más atractivo que el que tenía cuando se lanzó.

Prueba Toyota C-HR: pequeños cambios estéticos

Cuando se presentó el Toyota C-HR a finales de 2016 fue una gran sorpresa en materia de diseño para una marca un tanto conservadora, por lo que el cambio realizado ahora es visible, pero no se ha perdido la esencia que provoca tantas miradas y que le ha permitido convertirse en el híbrido más vendido de nuestro país.

Prueba Toyota C-HR

En la parte frontal encontramos unos nuevos faros que ahora integran mejor los intermitentes, con unos paragolpes algo menos radicales que los primeros y que han visto como los faros antiniebla han cogido altura. Como último detalle, la parte baja se ha pintado en el mismo color de la carrocería, cuando antes iba en negro.

Siguiendo por el lateral, que conserva todas las formas que le hacen tan característico, llegamos a una trasera que ha visto revisada las mismas zonas que antes comentaba de la parte delantera. Por tanto, cuenta con una nueva firma lumínica y una pieza en negro brillante que las une de lado a lado. Además, para las unidades equipadas con el nuevo motor 2.0 Hybrid se han colocado dos molduras cromadas en el parachoques que simulan unas salidas de escape.

Prueba Toyota C-HR

Y como suele ser norma en los restyling, no faltarán en este nuevo Toyota C-HR nuevas opciones para el catálogo de llantas que van desde las 17 a las 18 pulgadas o colores para la carrocería con la incorporación de los “Gris Celestita”, “Rojo Emoción” y el “Naranja”, que ves en las fotografías. Todos ellos podrían ser combinados con el techo en negro.

Interior del nuevo Toyota C-HR: estrena pantalla multimedia

Teniendo en cuenta el público mayoritario al que está dirigido el Toyota C-HR era casi indispensable contar con un nuevo sistema multimedia. Con un tamaño de ocho pulgadas, ahora presenta botones físicos y ruedas para ser manejado, así como conectividad Android Auto y Apple CarPlay, ambas ausentes hasta ahora, y mapas actualizados sin necesidad de utilizar cables (gratis los tres primeros años).

Prueba Toyota C-HR

En paralelo a esta incorporación, el Toyota C-HR podrá ser manejado de forma remota mediante la aplicación “MyT”. A las funciones habituales como localizar el vehículo, enviar rutas desde el móvil al navegador, consultar datos de conducción o gestionar los mantenimientos, se une la interesante “Hybrid Coach”. Como su propio nombre indica, se trata de un asistente que te analizará tus viajes y te ofrecerá consejos para conseguir una mejor eficiencia en cada uno de ellos.

Del resto del habitáculo podemos decir que se ha aprovechado para cambiar la forma de los asientos, en pos de una mayor comodidad a bordo, añadiéndoles también funciones como el ajuste en altura para el pasajero o la regulación eléctrica si equipamos la tapicería de cuero de los acabados más altos.

Prueba Toyota C-HR

Durante nuestra prueba siempre he conducido el acabado “Launch Edition”, que solo estará disponible en su lanzamiento y que se encontraría en la parte más alta, y tengo que decir que me ha gustado el tacto de los materiales utilizados, con unos ajustes precisos por todo el salpicadero. Quizás pueda sobrar algo de “piano black”, pero eso ya son cuestiones de gustos y modas.

El espacio en las plazas delanteras me ha parecido bueno, con un puesto de mando muy orientado hacia el conductor. Por detrás la cosa cambia un poco. Es correcto para dos personas, ya que no destaca mucho ni en altura ni espacio para las piernas. Pero si venías buscando eso aquí te has confundido de prueba. Con el maletero pasa algo parecido, ya que sus 377 litros no son excelsos comparados con su competencia directa y tenemos que tener en cuenta que con el nuevo motor 2.0 Hybrid además baja a 358 litros, al ubicar en esta zona también la batería auxiliar que en el 1.8 Hybrid va en el capó delantero.

Prueba Toyota C-HR

El nuevo motor 2.0 Hybrid del Toyota C-HR

Hasta ahora el Toyota C-HR se comercializaba con un solo motor híbrido (en otros países de Europa si se vende con una variante de gasolina). Se trata del 1.8 Hybrid que desarrolla 122 CV y que a mí personalmente se me quedaba algo corto para la imagen que transmitía el SUV japonés.

Pues ya no hay problema, tras este lavado de cara se incorpora un nuevo motor 2.0 Hybrid, que ya hemos podido probar en el Toyota Corolla, pero que en este caso es capaz de desarrollar 184 CV (+4 CV) gracias a un pequeño cambio en la gestión de su centralita. En mi opinión, ahora se cubren dos niveles de potencia que pueden atraer a más clientes.

Prueba Toyota C-HR

Este nuevo bloque 2.0 Hybrid pertenece a la cuarta generación de híbridos de Toyota y pese a que aumenta sustancialmente la potencia total, sólo ha homologado 0,5 litros más que el 1.8 Hybrid. Y ambos comparten la caja de cambios CVT, que simula seis velocidades cuando la ponemos en el modo Sport, mientras que la batería es de ión-litio en el menos potente y de hidruro de níquel en la novedad, que además tiene más capacidad.

Nuevo Toyota C-HR: una gama de equipamiento extensa

Si bien es verdad que todavía no os podemos comunicar los precios del nuevo Toyota C-HR (su lanzamiento comercial comenzará a principios de 2020), os podemos avanzar ya la gama de equipamientos con los que contará en nuestro país. De menor a mayor se colocarían como sigue: Active, Advance, Advance Plus, Advence Luxury, Dynamic y Launch Ediiton.

Prueba Toyota C-HR

El acabado Active, muy destinado a flotas de empresas o alquiladoras, incluirá para el Toyota C-HR llantas de 17 pulgadas, el Toyota Safety Sense (Sistema de seguridad precolisión con reconocimiento de peatones, control de crucero adaptativo, alerta de cambio involuntario de carril con corrección en la dirección, control inteligente de luces de carretera y reconocimiento de señales de tráfico) y el sistema multimedia con integración para móviles. Al ser el de acceso, será el único de los seis que solo esté disponible para el motor 1.8 Hybrid.

Por encima queda el Advance, cuyas llantas ya son de 18 pulgadas, contando también con cristales oscurecidos, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero o sensores de parking, entre otros. Este junto con el Advance Plus concentrarán, según estimaciones de Toyota, el 60 % de las ventas. Añade al anterior el aparcamiento automático (SIPA), faros LED o el sistema de sonido JBL. Podrán elegirse con ambas motorizaciones.

Prueba Toyota C-HR

Nos quedarían los equipamientos más altos de la pirámide, solo disponibles para el 2.0 Hybrid. El Advance Luxury suma a lo visto anteriormente los faros direccionales, los asientos calefactables, el ajuste lumbar eléctrico de las butacas, la tapicería de cuero y la carrocería pintada en dos tonos. El Dynamic incluiría también el sistema Nano-e (purificador del aire exterior) o el sistema de sonido premium JBL. Por último, el Launch Edition se caracterizará por tener un bitono en naranja.

Como comentaba al principio de este apartado, no hay lista de precios para el nuevo Toyota C-HR, pero si hay una oferta que ya es oficial. Con el programa Toyota Complet (incluye los cuatro primeros mantenimientos, cuatro años de garantía y 1 años de seguro a todo riesgo) se podría adquirir un C-HR Advanced Luxury 1.8 Hybrid por 270 euros al mes (hay que sumar una entrada).

Prueba Toyota C-HR

Prueba Toyota C-HR: de ruta por Lisboa

Para probar por primera vez el nuevo Toyota C-HR nos trasladamos hasta los alrededores de Lisboa. A primera vista os puedo decir que me costaría decidirme si me gusta más el anterior o esta nueva versión que llegará al mercado a principios del próximo año. Al final, como ya escribía anteriormente, la esencia deportiva y llamativa se mantiene en ambas variantes.

Durante estas jornadas de test pudimos conducir en exclusiva el nuevo motor 2.0 Hybrid. Si es tu elegido debes saber que cuenta con un ajuste en su dirección y en la suspensión distinto al que cuenta el 1.8 Hybrid. A mí me gustó en ambos casos porque el resultado es un coche que traza bien las curvas, siendo firme pero no incómodo.

Prueba Toyota C-HR

Respecto a la entrega de potencia es muy progresiva, no esperes un motor que te pegue al asiento pese a la potencia disponible. Una pequeña “culpa” de esta sensación la tiene el cambio automático, al que le cuesta un poco enganchar, pero que una vez lo hace lanza al coche hacia la velocidad deseada. Si movemos la palanca hacia la izquierda cuenta con un modo Sport, que ofrece más empuje al acelerar. De paso también simula velocidades (la CVT solo tiene una relación), que por el ruido van modificando las revoluciones del motor de combustión.

Hay que agradecer que nuestros compañeros de Toyota nos prepararon unos días con muchos kilómetros para probar este nuevo C-HR. La mayoría de las rutas fueron por carreteras secundarias, atravesando varias poblaciones donde el híbrido puede sacar más ventaja en consumos. Por eso no es de extrañar que en muchas ocasiones el ordenador de a bordo se moviera entre los 5 y los 5,5 litros.

Fotos Toyota C-HR: primera prueba, precios y opiniones

Comentarios Toyota C-HR: primera prueba, precios y opiniones

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"