Los neumáticos de invierno no son sólo para nieve

Neumáticos de invierno

Las previsiones del tiempo no dan tregua el fin de semana. Anuncian nieve y temporales en toda España, con el peligro que conlleva para los conductores que no pueden evitar los desplazamientos. Por tu seguridad y por la de los demás, te aconsejamos que montes tus neumáticos de invierno si no lo has hecho ya. 

Irene Mendoza (Madrid)

 

Según los datos de la DGT, un gran número de los accidentes con víctimas ocurridos en las carreteras españolas durante los últimos años se producen en los meses más fríos del año, en los que las condiciones climatológicas desfavorables y las bajas temperaturas provocan que los neumáticos estándar pierdan parte de su capacidad de adherencia sobre el asfalto.

Además de la opción más segura para conducir en los meses más fríos del año, los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas para circular sobre nieve. Ante condiciones climatológicas adversas, cuando las cubiertas estándar pierden adherencia, los neumáticos de invierno aumentan el control del vehículo y la movilidad gracias a sus características especiales en cuanto a compuestos de goma y escultura de la banda de rodadura.

Neumáticos de invierno

Pudimos comprobar las ventajas de los neumáticos de invierno en las pistas del INTA

Este tipo de neumáticos, gracias a los compuestos con los que están fabricados y al diseño de su banda de rodadura superan ampliamente la eficacia de los neumáticos estándar cuando la temperatura es inferior a los 7ºC, ya sea sobre carreteras secas, mojadas, heladas, con barro o con nieve.

Garantizan así las principales cualidades que los conductores demandan de sus neumáticos, especialmente cuando las condiciones de adherencia se complican: capacidad de tracción, control en todas las circunstancias y posibilidad de detenerse con seguridad.

Neumáticos de invierno

La distancia de frenado en mojado es mayor con neumáticos convencionales

Así son los neumáticos de invierno

Estos neumáticos se distinguen principalmente por tres características:

BANDA DE RODADURA: el dibujo de la banda de rodamiento es más recortado y más profundo, para garantizar la máxima capacidad de evacuación de agua una motricidad superior ante condiciones adversas.

LAMINILLAS: todos los neumáticos tienen laminillas en los tacos, pero los neumáticos de invierno tienen una cantidad entre 6 y 8 veces superior a las de un neumático estándar. Son las responsables de conseguir la adherencia óptima con el firme mojado, helado o nevado.

COMPUESTO DE GOMA: Utilizan un compuesto más blando y más flexible que los neumáticos convencionales, gracias a un mayor contenido de sílice.

Neumáticos de invierno vs cadenas para la nieve

  Neumáticos de invierno

Identificación y marcaje

Los neumáticos de invierno se distinguen por un marcaje “M+S” y un pictograma que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior, denominado “3PMSF” (de las siglas en inglés de “3 Peaks Mountain Snow Flake”).

La inscripción “M+S” (en algunos casos puede aparecer también como “MS” o M&S) proviene de las siglas de “Mud and Snow” (barro y nieve).

Neumáticos de invierno

Este tipo de neumáticos está especialmente diseñado para aumentar la seguridad en situaciones de climatología adversa

Consejos de utilización, mantenimiento y cuidados

La utilización de los neumáticos de invierno no requiere de medidas que no sean las habituales en los neumáticos estándar, ni tampoco es necesario adaptar o variar el estilo de conducción más allá de las precauciones que requiera el estado de la carretera.

MONTAJE: Para conseguir la máxima seguridad, lo más recomendable es montar neumáticos de invierno en los dos ejes del vehículo. De no hacerlo así, la diferencia de adherencia entre ambos ejes puede comprometer la estabilidad en la frenada, y aumentar el riesgo de pérdida de control.

Neumáticos de invierno

Para no comprometer la seguridad, es mejor montar los neumáticos de invierno en los dos ejes

PRESIONES: La presión óptima es la que recomienda el fabricante del vehículo en función de la medida de neumático, la misma que para los neumáticos de verano. La presión disminuye con la temperatura –aproximadamente 0,1 bar por cada 10ºC–, por lo que para compensar es recomendable añadir hasta 0,2 bar a la presión de referencia si la temperatura exterior es muy baja.

ALMACENAMIENTO: Antes de almacenar los neumáticos conviene limpiarlos y secarlos bien y anotar la posición en la que iban montados en el vehículo para mantenerla o permutarla (según el estado del dibujo) al invierno siguiente. Deben almacenarse en un lugar fresco, seco y protegidos de la luz solar directa.

Neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno evacúan mejor el agua que los normales, gracias a sus laminillas

En España, los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas, según marca el  Reglamento General de Vehículos, basado en el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre.

Fotos Los neumáticos de invierno no son sólo para nieve

Comentarios Los neumáticos de invierno no son sólo para nieve

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"