Noruega, el ejemplo a seguir por Europa para implantar el coche eléctrico

En el país nórdico, los coches eléctricos no pagan IVA, de modo que su precio se reduce bastante hasta el punto de equipararse a los coches de combustión. Una idea fantástica que Europa se plantea imitar en algún momento.

Noruega coche eléctrico

Hace unas semanas, Teresa Ribera aseguró que el Gobierno tenía sobre la mesa reducir el IVA para los coches eléctricos. Una medida muy demandada por el sector, ya que por ejemplo Nissan cree que una reducción del IVA supondría triplicar las ventas de este tipo de tecnología. ¿De verdad es esto así? Sí. Y para ello, vamos a analizar cómo Noruega ha logrado electrificar el país mediante la exención del IVA para coches eléctricos.

Es cierto que Noruega es un país más rico que el nuestro (tiene una de las rentas más altas), gracias en gran parte a sus fuertes explotaciones petrolíferas. De ahí que no recibir impuestos de los coches eléctricos no merma en exceso la riqueza de su sector público. De ahí que en nuestro país sea complicado que esto suceda, al menos en un corto periodo de tiempo.

Noruega coche eléctrico

En Noruega, además de tener una envidiable infraestructura de carga, cuenta con una cuota de mercado de vehículos electrificados bastante alta (superior al 60%) gracias a que allí, un eléctrico no paga ninguna clase de IVA, mientras que los vehículos de combustión tienen que abonar un 25% de este impuesto.

Esto, con el paso del tiempo, ha supuesto una revolución en el parque móvil del país: hace 8 años, el diésel dominaba, ya que un 80% de los coches del país usaban este combustible. Ahora, esa cifra es del 20%... y bajando.

La exención del IVA en España -o en cualquier otro país de nuestro entorno- supondría eliminar una de las principales barreras para la compra de estos coches: el precio. En nuestro territorio, los usuarios gastan de media 17.000 euros en un vehículo nuevo. En nuestro mercado, solo hay tres coches que se acerquen a esa cantidad: el trío formado por el Volkswagen e-Up, el Seat Mii Electric y el Skoda CitiGo iV. Coches del segmento A, ideales para ciudad pero limitados para otro tipo de usos.  

Noruega coche eléctrico

Además, equilibraría el precio entre coches eléctricos y de combustión, eliminando ese factor diferenciador que hace que los coches electrificados aún se vendan a un ritmo lento. Al final, la pela es la pela y en Noruega esto lo han sabido interpretar muy bien.

¿Un ejemplo? Vayamos con el Audi e-tron. En España, con IVA incluido, cuesta 82.440 euros, mientras que en Noruega es posible adquirirlo por 66.847 euros. Una diferencia brutal que se apreciaría más aún en nuestro país, donde las rentas son bastante más bajas que allí.

 

 

Fotos Noruega, el ejemplo a seguir por Europa para implantar el coche eléctrico

Comentarios Noruega, el ejemplo a seguir por Europa para implantar el coche eléctrico

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"