Falsificaciones: ¿Sabes evitar la compra de piezas y componentes fraudulentos?

Están a la orden del día: con el asentamiento de las compras online, estafadores y 'listillos' de toda clase y condición tratan de aprovecharse del consumidor. ¿Cómo evitar comprar piezas falsas? Hay más de las que imaginas.

piezas falsas

En los últimos años, con la consolidación del mercado online, es posible acceder a un montón de productos con un solo click. Esto ha dado pie a la llegada de muchas personas malintencionadas, que ponen en sus escaparates virtuales componentes falsos para enriquecerse a costa de marcas oficiales. En el caso de merchandising, como gorras o camisetas, haces un gran daño a la marca. Pero en el caso de adquirir componentes falsos para tu coche, también pones en riesgo tu integridad física. ¿Sabes distinguir una pieza verdadera de una falsa?

Tienes que tomarte en serio esta decisión, porque lo barato a veces sale caro. En primer lugar, porque tu coche, con una pieza falsa, puede sufrir averías de cualquier clase. Por ejemplo, una batería falsa puede provocar que lamentes haberte ahorrado 30-50-70 euros a través de un chollo en internet, debido a una avería bastante más costosa. Aunque esto no es lo más grave: un fallo en un freno o suspensión te pueden llevar a la muerte en carretera. Por tanto, poca broma con este tipo de productos.

Lo primero y más importante es recurrir a cualquier taller donde te instalen estos componentes para acudir a un proveedor fiable. Este punto es el más importante de todos. Aunque bien es cierto que a veces surge una ganga en internet muy apetecible, la cual puede ser auténtica… pero no hay que fiarse del todo.

 

piezas falsas

 

Lo primero que debes hacer es realizar un pequeño estudio de mercado en internet y comparar el precio de la pieza respecto al precio de venta al público fijado por la propia marca. Puede que encuentres un descuento grande o un outlet, pero nunca la pieza rara vez podrá sufrir una rebaja superior al 50%. Puede que sea cierto, pero haz comprobaciones.

El método de pago también es importante. Si la web cuenta con una web segura, con códigos de verificación para el pago, implica que se encuentra dentro del entorno de negocios seguros en internet. Además, las marcas suelen incorporar en el producto un código para verificar en otros comercios si efectivamente se trata de una pieza real.

Brembo, una de las marcas más imitadas, ya denunció

 

piezas falsas

 

Brembo se ha convertido en todo un referente en el mundo de los frenos. Muchos amantes del motor sueñan con llevar un sistema de frenado suyo, aunque solo sea por llevar la pinza de un color distinto al gris y la serigrafía de la marca sobre ella. Y ahí radica el problema: muchos aficionados están más interesados en llevar el logo de Brembo que probar la eficacia de sus productos. Y en estos casos, el postureo puede causarte un disgusto en forma de accidente.

De hecho, Brembo se ha especializado tanto en este tipo de estafas que las ha clasificado en tres categorías diferentes: réplicas, imitaciones y falsificaciones. Las primeras son las menos inseguras, ya que imitan el proceso de fabricación de la marca, aunque sin superar sus exigentes estándares de calidad. ¿Qué implica esto? Una bajada considerable de la fiabilidad.

En segundo lugar están las imitaciones. En este caso, todo parece de Brembo, pero solo algunos componentes de la pieza lo son. Aunque hay casos en los que no hay una sola parte real. La consecuencia principal es la falsa sensación de seguridad: piensas que llevas unos frenos de primera calidad cuando en realidad no es así.

En el último caso, las falsificaciones. Una estafa en toda regla. Te ofrecen un producto que crees que es Brembo cuando en realidad, ningún componente de la pieza ha sido diseñado por ellos. Parece igual, pero no lo es. En el caso de un bolso o unas zapatillas, no te vas a matar… pero si compras frenos, suspensiones o cualquier otra pieza falsa, puedes tener un grave accidente.

Para ello, muchas marcas han insertado detalles únicos e inimitables, como sellos, para que el cliente pueda comprobar la procedencia de la pieza. De todos modos, la mejor forma de llevarte un producto es pagar su precio: desconfía de los grandes descuentos, de las webs sin pago seguro y de aquellos comercios que no ofrezcan todos los códigos identificativos.

Fotos Falsificaciones: ¿Sabes evitar la compra de piezas y componentes fraudulentos?

Comentarios Falsificaciones: ¿Sabes evitar la compra de piezas y componentes fraudulentos?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"