Renault Mégane y Scénic Hybrid Assist: diésel más eléctrico, pero no híbrido

Con un motor eléctrico como asistencia al motor dCi de 110 CV, los futuros Renault Mégane y Renault Scécnic Hybrid Assist prometen consumos récord.

Renault Mégane

Renault ha anunciado que a principios de 2017 contará con un nuevo sistema de propulsión en sus Mégane y en el nuevo Scénic, denominado Hybrid Assist.  Pero a diferencia de lo que su nombre podría dar a pensar, no se tratará de versiones híbridas que puedan funcionar en algún momento en modo eléctrico, como podría ser el caso de un Toyota Prius.

Más bien, el funcionamiento del sistema Hybrid Assist se asemejaría en la práctica al de otro “falso híbrido” o “mild-hybrid”,  como los llaman algunos: el ya extinto Honda CR-Z.  En la nuestra prueba del Honda CR-Z hablábamos sobre este tema de los híbridos completos y los "mild hybrid", como los llaman algunos.

Renault Scénic Hybrid Assist

 

En el caso de Renault, el sistema Hybrid Assist combina el motor 1.5 dCi en su versión de 110 CV con cambio manual con un motor eléctrico capaz de proporcionar un empuje adicional para liberar de trabajo al motor de combustión, especialmente a bajo régimen. El motor dCi funciona siempre, es decir, aquí no hay ninguna fase de conducción en la que el coche se mueva propulsado únicamente por la fuerza del motor eléctrico.

 

Renault Scénic Hybrid Assist

Por este motivo el motor eléctrico, que funciona como un generador y recupera energía en las fases de aceleración y de frenada, no necesita de una gran batería: los Renault Mégane y Renault Scécnic Hybrid Assist se “conforman” con una pequeña y compacta batería de 48 V adicional a la batería de 12 V convencional, situada en la parte trasera.

 

Renault Scénic

Esta batería de 48 voltios almacena la energía recuperada por el motor eléctrico en aceleración y frenada –no se enchufa a la corriente en ningún caso–­, y suministra energía al motor eléctrico al mismo tiempo que, mediante un convertidor de 48 a 12V, también recargaría la batería convencional del coche, lo que hace pensar –aunque Renault todavía no lo especifica– que el motor eléctrico haría también la función de motor de arranque y de alternador, aunque el sistema bien podría ser compatible con un alternador inteligente.

 

Renault Scénic Para hacernos una idea de las ventajas de este sistema en términos de eficiencia, Renault ya adelanta algunos datos que nos permiten establecer una comparación: en un Renault Mégane, el dCi de 110 CV anuncia un consumo medio de 3,7 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 95 g/km. La versión Hybrid Assist rebajaría estas cifras hasta los 2,9 l/100 km y 76 g/km de emisiones de CO2, datos todavía sin homologar. Ahora sólo falta esperar a que las ventajas en simplicidad de este sistema “híbrido” se trasladen también al precio

Fotos Renault Mégane y Scénic Hybrid Assist: diésel más eléctrico, pero no híbrido

Comentarios Renault Mégane y Scénic Hybrid Assist: diésel más eléctrico, pero no híbrido

  •  
    Avatar de jose lopez.
    jose lopez 04/04/2016 17:48:10

    electrico de autonomia extendida bateria convencional200km y un motor que carge la misma con 1l. de combustible seria alternativa alos electricos de gran autonomia

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"