Jaguar F-TYPE: prueba, vídeo y precios

Jaguar F-Type

Del Jaguar F-TYPE conocíamos todos los detalles técnicos, lo habíamos visto en varios salones del automóvil y hasta sabíamos su precio, pero nos faltaba conducirlo. Tras probarlo a fondo en carretera y en circuito puedo asegurar que el F-TYPE es el mejor Jaguar que se ha fabricado en los últimos 50 años, hasta el punto de que es capaz de enfrentarse a todo un Porsche 911.

Lo reconozco, estaba deseando ponerle la mano encima al Jaguar F-TYPE. Sobre el papel prometía mucho, pero por experiencias pasadas con otros Jaguar pretendidamente deportivos, no las tenía todas conmigo. Además, tenía todavía muy reciente la prueba del fabuloso Porsche 911, un coche a que siempre nos acabaremos refiriendo de una u otra forma al hablar del F-TYPE. No en vano, Jaguar coloca a su nuevo deportivo entre el Boxster y el 911, aunque para mí está más cerca del segundo.

Jaguar F-Type

No voy a detenerme mucho en su diseño –aunque no voy a dejar pasar la ocasión de decir que a mí me parece precioso– ni de sus características técnicas; ya os hemos contado casi todo del F-TYPE con anterioridad.  Lo que quiero que os quede claro tras leer esta toma de contacto es que Jaguar ha vuelto a fabricar un DEPORTIVO, con mayúsculas.

Pruebas en carretera y en circuito

La cosa pintaba bien tras examinar el programa de la convocatoria. Dos días por carreteras con un montón de kilómetros de curvas por delante probando las tres versiones de la gama, con parada y prueba especial en el maravilloso Circuito de Navarra, en el que había rodado hacía unos meses. Toda una declaración de intenciones por parte de Jaguar presentar su nuevo coche a la prensa en un circuito.

Empezamos las pruebas con la versión básica, el F-TYPE V6. El motor de 6 cilindros y 3 litros está derivado del V8 Superchargued de Jaguar, y mantiene la sobrealimentación por compresor, en vez de turbo. Una solución técnica nada habitual, pero a la que Jaguar saca mucho partido.

Quitamos la capota de lona,  operación que apenas lleva 12 segundos, y hacemos un poco de TETRIS para acoplar las dos maletas tamaño cabina de avión y un maletín de ordenador en el exiguo maletero. Ya que estamos, y para no volver a este tema más adelante, decir que el techo ajusta a la perfección,  con un buen aislamiento incluso a alta velocidad, y además se puede accionar en marcha por debajo de los 60 km/h.

Jaguar F-Type

Tampoco voy a detenerme mucho en el puesto de conducción. Sólo decir que aunque al principio la sensación es de ir sentado muy bajo –y es real, para bajar el centro de gravedad– en apenas unos segundos te haces a todos los mandos. También que ofrece un exquisito equilibrio entre lujo, refinamiento y deportividad. Y que tiene todo lo que esperas de un coche con el que puedes ir muy pero que muy rápido: asientos multirregulables –pasando por caja, claro– que sujetan muy bien, un reposapiés y un pedalier bien dimensionados, volante de tacto maravilloso –especialmente el del V8 forrado en piel vuelta–, una instrumentación legible –aunque podía ser más completa– y los botones que más vas a utilizar muy a mano, en la consola, junto a la palanca de cambios.

Jaguar F-Type

Me refiero al del sistema de conducción dinámica y al del escape activo. El primero permite modificar las leyes de actuación del cambio, la respuesta del motor, el tarado de la dirección y la amortiguación pilotada. El segundo incluye una serie de válvulas que cambian el sonido del escape al acelerar a fondo o al retener en conducción deportiva.

Un motor V6 con mucho carácter

Ni un kilómetro hay que recorrer con el F-TYPE para que el sonido del nuevo V6 de 3 litros te deje absolutamente hechizado. ¿He dicho sonido? Rectifico,  quería decir aullido.  No recuerdo otro V6 en el mercado capaz de ponerte “cachondo” –lo siento, tenía que decirlo– como lo hace este. Y si pulsas el “botón mágico” del sistema de escape activo (opcional y muy caro en el F-TYPE V6, de serie en el V6 S y en el V8 S), prepárate a escuchar una sinfonía de válvulas y cilindros que invita a apagar el equipo de música y a quemar gasolina.

El F-TYPE Se maneja bien por ciudad, y no es nada incómodo. Más bien sorprende por lo contrario, incluso al pasar por badenes o reductores de velocidad. No me lo esperaba, no en un deportivo así. ¿A ver si va a ser un poco “barco” en curva? Pues va a ser que no. Kilómetros y más kilómetros de conducción al límite, y este roadster es una auténtica delicia. Por rigidez del bastidor, pero también por cómo empuja y cómo sube de vueltas hasta el corte este increíble motor. Y por lo rapidísimo de la caja de cambios Quickshift de 8 marchas, que parece un cambio de doble embrague.

Jaguar F-Type

Y lo más importante: por lo bien que frena,  uno de los puntos débiles  de los Jaguar más deportivos de los últimos tiempos; y eso que el equipo de frenos de este V6 no parece nada del otro mundo.

Llegamos al circuito, donde toca ensayar el Jaguar F-TYPE V6 S, antes de someterlo también a la tortura de otras dos horas y media de curvas de todo tipo en carretera. Sencillamente maravilloso. Y ahora hablo tras sacar las conclusiones en pista y fuera de ella. El V6 S es el mejor de los tres F-TYPE, el más equilibrado con diferencia. Los 40 CV más del motor es lo de menos, lo que cambia las sensaciones al volante son los reglajes de suspensión más firmes y la amortiguación pilotada, los frenos más potentes (discos delanteros de 380 mm en vez de 354) y el diferencial trasero autoblocante. Por cierto, una delicia el modo intermedio del control de estabilidad ESP, que permite abusar del gas y jugar a deslizar con la zaga con total control y seguridad, como pude comprobar en circuito.

Vídeo del Jaguar F-TYPE en circuito

Y ahora viene la pregunta del millón. ¿Es un Porsche 911? La respuesta es no, pero por muy poco. Este F-TYPE juega a otra cosa. Si no es tan efectivo cuando vas absolutamente al límite es porque a la dirección del F-TYPE de falta un punto para llegar a la matrícula de honor cuando las suspensiones tienen que asumir a la vez cambios de trayectoria y baches.

No es un tema de rigidez, ni de puesta a punto, puede que también sea una cuestión de pesos, pues aunque está fabricado en aluminio no llega a ser –y tampoco se siente– tan ligero como un Porsche 911 equivalente, en este caso un Carrera Cabrio. Sin embargo, diría que serías capaz de seguir sin mucha dificultad a un 911 durante más de dos horas por cualquier carretera apurando frenadas y estirando el motor hasta el corte, y te bajarías del F-TYPE más “descansado”. Tiene mucho mérito, y no hay que olvidar que el F-TYPE cuesta 20.000 euros menos que el Porsche, si bien el “nueveonce” está mejor equipado. En cualquier caso, deseando estoy de comprobarlo.

Por cierto, un dato: el consumo medio durante la prueba (sin contar el circuito) fue de 22 l/100 km. Prácticamente lo mismo que gastó el 911 en un recorrido similar y también con una conducción al límite.

F-TYPE V8: palabras mayores

Lo del F-TYPE V8 S ya son palabras mayores. Por fuera lo distinguirás por su doble salida de escape en los laterales frente a la salida doble central de los V6, y por las llantas de 20 pulgadas… o por el rugido de su motor. Sí, porque si el V6 aúlla, este ruge como un león enjaulado. Un auténtico espectáculo, aunque personalmente me quedo con el sonido del V6 al acelerar, y con el “petardeo” del V8 al retener.

Jaguar F-Type

Aquí ya tenemos  495 CV bajo el capó, frenos High Performance (discos de 380 mm delante y de 374 mm detrás, con pinzas más grandes) y un diferencial trasero activo controlado electrónicamente. Pensaba que sería un poco “caballo loco”, pero me equivocaba. No es en absoluto un coche que te supere. Corre mucho. Muchísimo. Pero lo hace muy bien, sin problemas para transmitir la potencia al suelo, sin interferencias en la dirección y de nuevo con la agradable sorpresa de la progresividad y resistencia de los frenos, a pesar de no llevar ni siquiera discos perforados.

Ojo, que hablamos de un deportivo capaz de alcanzar los 300 km/h (limitados electrónicamente, podría superarlos), y que acelera de 0 a 100 km/h en seis décimas de segundo menos que el V6 S. Y se conduce casi igual de fácil… También aquí te daré el dato de consumo en la prueba, aunque sea por compararlo con el del V6 S: 31 l/100 km.

Jaguar F-Type

Resumiendo, Jaguar ha vuelto, fabricando un deportivo que nos hace relamernos los labios sólo con pensar en los futuros modelos sobre los que ya trabaja la marca. Sin contar con que también es bueno que existan alternativas al dominio alemán, no sólo en esta categoría, y no sólo en lo que a diseño se refiere. Y este Jaguar está más cerca o incluso supera a cualquiera de sus rivales que cualquier otro Jaguar de la actual gama. Eso sí, viendo cómo va el F-TYPE, y con la versión cerrada a la vuelta de la esquina –se espera para el año que viene–, ¿quién se va a fijar ahora en el XK?

GAMA Y PRECIOS JAGUAR F-TYPE

F-TYPE:                     84.400 €
F-TYPE S:                  97.500 €
F-TYPE V8 S:             114.600 €

 

FICHA TÉCNICA JAGUAR F-TYPE

 

F-TYPE

F-TYPE S

F-TYPE V8 S

Motor

V6, 2.995 cc

V6, 2.995 cc

V8, 5.000 cc

Potencia (CV - rpm)

340 - 6500

380 - 6500

495 - 6500

Par (Nm/rpm)

450 / 3500-5000

460 / 3500-5000

625 / 2500-5500

Dimensiones ext. (mm)

4.470 / 1.923 / 1.296

4.470 / 1.923 / 1.296

4.470 / 1.923 / 1.307

Maletero (litros)

200

200

200

Depósito de combustible (litros)

72

72

72

Peso desde (kg)

1.597

1.614

1.665

0-100km/h (s)

5,3

4,9

4,3

80-120km/h (s)

3,3

3,1

2,5

Velocidad máxima - (km/h)

260

275

300

Consumo combinado (l/100km)

9,0

9,1

11,1

Emisiones de CO2 (g/km)

209

213

259

Fotos Jaguar F-TYPE: prueba, vídeo y precios

Comentarios Jaguar F-TYPE: prueba, vídeo y precios

  •  
    Avatar de Petronio.
    Petronio 22/04/2013 23:41:30

    Enhorabuenna! Magnífico reportaje. Que envidia! Pero al menos he disfrutado leyendolo.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"