Prueba Land Rover Defender D300: fotos, consumos y opinión

El Defender aumenta su gama de motorizaciones diésel con la llegada del D300. Excelso en cuanto a potencia y par, viene acompañado de la etiqueta ECO bajo el brazo.

Prueba Land Rover Defender D300

Este verano la gama de motorizaciones del Land Rover Defender crecerá con tres opciones nuevas, cada una de ellas con una naturaleza diferente. Aquí os hablaré de la D300, otro propulsor diésel que se coloca como el más potente de la gama con este combustible, por encima de los D250 (del que puedes leer una prueba más abajo) y D200, que ya se comercializaban desde el lanzamiento del modelo británico.

El bloque protagonista en este Land Rover Defender es el mismo que en las otras variantes diésel, el 3 litros y 6 cilindros, pero se le ha conseguido estirar un poco más su rendimiento para alcanzar la considerable cifra de los 300 CV. Y de la misma manera que pasaba con los anteriores, este D300 cuenta con tecnología de hibridación ligera (MHEV). Gracias al sistema incorporado de motor eléctrico-generador accionado por correa (BiSG), es capaz de asistir al propulsor principal al acelerar y mejora la capacidad de respuesta del Stop-Start. Y más eficiencia se consigue con la utilización de dos turbocompresores, que trabajan de forma secuencial, y fabricando por completo el bloque en aluminio.

Prueba Land Rover Defender D300

Las prestaciones de este Land Rover Defender D300 ya son bastante considerables. Hablamos de un 0-100 km/h en 6,7 segundos (es 1,3 segundos mejor que el D250), una recuperación de 80 a 120 km/h en 4,8 segundos y una velocidad máxima de 191 km/h (con el Performance Pack se podría subir a 209 km/h). Todo ello con un consumo homologado de 8,9 litros.

Este motor D300 se puede combinar con toda la gama de acabados del Land Rover Defender, comenzando en los 72.050 euros del Standard hasta llegar a los 116.762 euros del X. Se puede escoger tanto con la carrocería corta (90) como con la larga (110) y en configuraciones de 5, 6 ó 7 asientos (este último solo para el largo). Y extensa es la lista de accesorios disponibles, aunque si no quieres liarte mucho siempre podrás acogerte a los paquetes opcionales (Explorer, Adventure, Country y Urban) con estéticas diferenciadas.

Lista de precios del Land Rover Defender D300

Acabado

Carrocería

Precio

Standard

90

72.050 €

S

90

77.103 €

SE

90

82.156 €

HSE

90

89.084 €

X-Dynamic S

90

81.853 €

X-Dynamic SE

90

86.906 €

X-Dynamic HSE

90

93.834 €

X

90

113.343 €

Standard

110

75.749 €

S

110

81.130 €

SE

110

88.583 €

HSE

110

95.362 €

X-Dynamic S

110

85.880 €

X-Dynamic SE

110

93.333 €

X-Dynamic HSE

110

100.112 €

X

110

116.762 €

Prueba Land Rover Defender D300

Prueba del Land Rover Defender P300

Ya es mi segunda prueba de un Land Rover Defender y todavía me sigue sorprendiendo su personalidad camaleónica que tiene para ofrecer un buen comportamiento en carretera y una matrícula de honor en condiciones offroad. Para el test de este D300 tuve la oportunidad de comprobarlo en ambas situaciones, empezando con una buena ruta que combinaba autovía con carreteras secundarias.

Ya desde el comienzo notarás como este Land Rover Defender D300 ofrece mucho par. No hay que olvidar que hablamos de 650 Nm que lanzan a estas más de dos toneladas de coche a los 100 km/h en menos de siete segundos. Me encandila mucho el sonido de los seis cilindros, en una época en la que los motores suenan menos (ya no se usan tantos cilindros) o ni emiten ruido (híbridos y eléctricos).

Prueba Land Rover Defender D300

Los consumos durante el tiempo que compartimos juntos fueron altos. No podemos obviar el gran tamaño que tiene el Land Rover Defender y sus formas cuadradas, que en marcha provocan ruidos aerodinámicos. En concreto mi ordenador de a bordo se quedó en 11,8 litros, un poco alejado de los 8,9 que ha homologado esta versión, y que te hace plantarte si no sería mejor optar por las otras mecánicas con el mismo combustible menos potentes.

Al final nos esperaban una serie de recorridos a través de la finca de Les Comes, en donde Land Rover suele realizar demostraciones a clientes de sus vehículos. Apretamos el botón de descenso de pendientes y el modo de arrastre en rocas a orden de los monitores de la marca. Como si fuera un “Transformer”, la suspensión empieza a elevarse y el coche queda preparado para una primera rampa llena de piedras gigantes.

Prueba Land Rover Defender D300

A partir de ese momento ya dio igual, subir, que bajar, que atravesar riachuelos (tiene una altura de vadeo de 90 cm), el Land Rover Defender cumplía con todas las exigencias que nos iba proponiendo el camino. La sensación que te transmite al final, además de que sería capaz de seguir sin problemas a su predecesor, es que la electrónica te hace todo tan fácil que te bajas del coche pensando que eres todo un experto en todoterreno.  

Fotos Prueba Land Rover Defender D300: fotos, consumos y opinión

Comentarios Prueba Land Rover Defender D300: fotos, consumos y opinión

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"