Prueba Toyota GR Supra, en carretera y circuito

Probamos el nuevo Toyota GR Supra en carretera y en el Circuito del Jarama. 340 CV de potencia a las ruedas traseras en un coupé biplaza creado desde el principio para disfrutar al volante.

El nuevo Toyota GR Supra ha sido uno de los coches más anticipados que se conocen. Llevamos oyendo, leyendo y viendo imágenes desde el FT-1 concept de 2014, del deportivo que recupera el lado más radical de la marca Toyota. Mucho se ha dicho de que es un BMW por dentro, de que su diseño es demasiado recargado o de que su motor no hace un ruido bonito. En realidad –por lo menos para mí-, nada de eso importa. Lo que verdaderamente importa es sea excitante de conducir y no voy a ocultarlo más: es muy excitante tanto en carretera como en circuito.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, de dónde viene

Doy un repaso rápido a su concepto, legado y proveniencia. Toyota está reavivando su imagen como una marca atractiva, participando en el Mundial de Rallyes, en el de Resistencia y en el Dakar, por un lado, y lanzado coches divertidos de poseer y conducir bajo su marca deportiva Gazoo Racing (GR). El nuevo Toyota GR Supra es una pieza clave en ese plan, recuperando una gama mítica de deportivos olvidada desde 2002. Pero crear deportivos otra vez desde cero tras más de diez años (se tomó la decisión en 2012), hubiera supuesto una inversión enorme en tiempo y dinero. Por ello, se llegó a un acuerdo con Subaru para crear el Toyota GT86 probado en Auto10 y ahora con BMW para producir el nuevo Toyota GR Supra. Toyoya y BMW llevan años de colaboración en motores diésel e híbridos, por otro lado. Así que, el nuevo Toyota GR Supra se ha desarrollado a partir de la plataforma de chasis y el tren motriz del también nuevo BMW Z4 2019, probado en Auto10.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, corazón bávaro

¿Hasta qué punto el Toyota GR Supra es un BMW? Pues más de lo que parece, no sólo la plataforma y el motor son los mismos que los del BMW Z4 M40i, también el cambio ZF, el esquema de suspensión, la distancia entre ejes, el sistema multimedia, toda la electrónica de chasis y centralitas de control del motor y resto de sistemas, la dirección… Hasta se construye en la misma línea de producción que el Z4 en Graz, Austria. Se podría decir que el Toyota GR Supra es un BMW Z4 Coupé, si no fuera porque, tanto el diseño exterior, como la puesta a punto de la conducción y el comportamiento han sido firmados por Toyota y su brazo deportivo Gazoo Racing.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, ¿mejor que un Porsche?

Como decía al principio, lo que importa de verdad es que el Toyota GR Supra cumpla con las altísimas expectativas que su enorme campaña de lanzamiento nos ha provocado. A mí me ha convencido de lleno. Se trata de un deportivo radical, muy potente y con una actitud muy ágil. Tiene la arquitectura de motor delantero muy retrasado (75% del motor por detrás del eje delantero) y propulsión trasera que tantas opciones te da en conducción deportiva, para ir fino o de costado. Todo en él funciona bien y se siente un producto de calidad. Es 40 kg más ligero que el BMW Z4 M40i, más barato que un Jaguar F-type de potencia similar e infinitamente más racing que un Ford Mustang GT. Sólo me lo pensaría frente a un Porsche Cayman S, pero el carácter sobrevirador al límite, más utilizable en el día a día, el precio y el mantenimiento más económico del Toyota GR Supra me harían arriesgarme por el Toyota a pesar de que hay que cuidar más los frenos en sesiones en circuito.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, datos técnicos

Un poco de datos. El nuevo Toyota GR Supra mide 4,38 metros de largo, pero tiene una distancia entre ejes corta de 2,47 metros, lo que unido a una buena anchura de carrocería, 1,85 m, y de vías, 1,59 m, hacen que sea muy ágil en los giros. También tiene un centro de gravedad muy bajo (más que el GT86 de motor bóxer) y un peso medio en su segmento de 1.495 kg, menos que un Z4, más que un Cayman S. El reparto de pesos es 50% en cada eje, perfecto para el equilibrio. Como el último Supra, cuenta con un motor 6 cilindros en línea turbo de 3,0 litros, sólo que más moderno, de BMW y con 340 CV entre 5.000 y 6.500 rpm, y unos gigantes 500 Nm de par desde sólo 1.600 hasta 4.500 rpm. Se vende sólo con el cambio automático ZF de ocho velocidades, el cambio manual (que tiene el BMW M2) está descartado de momento, pero si la demanda es muy alta podrían ofrecerlo en el futuro. Se critica en Internet su sonido de motor turbo, pero es un Supra no un Ferrari, y además, desde dentro suena a enfadado cuando se sube de revoluciones. No hecho de menos el tubo de escape para el mercado americano que hace más ruido y petardea más. Además, los preparadores van a tener piezas para el Toyota GR Supra en breve.

Con esos 340 CV sale una relación peso potencia muy deportiva de 4,39 kg/CV. En modo salida, puede alcanzar los 100 km/h en 4,3 segundos y la velocidad máxima está electrónicamente limitada a 250 km/h. En el lado del consumo, ha homologado un consumo mixto (WLTP) de entre 7,1 y 8,2 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de entre 162 y 187 g/km.

Viene de serie con suspensión adaptativa y diferencial autoblocante activo, bloqueable al 100%. También trae tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. En este último se da una respuesta deportiva del motor, la dirección, el cambio, la amortiguación variable, el diferencial activo y de las ayudas a la conducción. Éstas pueden ser desconectadas en dos fases, primero en un modo deportivo y después en modo completamente desconectadas. Los frenos son de disco macizo. Delante son ventilados de 345 mm y con cuatro pistones. Va bien calzado con llantas de aluminio forjado de 19 pulgadas y neumáticos Michelin Pilot Super Sport con código especial para el modelo, de 255/35 ZR 19 delante y 275/35 ZR 19 detrás.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, conducirlo en el tráfico

En una sola mañana, pude probar el nuevo Toyota GR Supra en todos los escenarios posibles, ciudad, autovía, carretera, montaña y circuito. La planta motriz de BMW hace brillar al Toyota GR Supra en ciudad, carretera y entre el tráfico. Su poderoso motor te ofrece mucho par desde bajas vueltas y el cambio automático relaja el motor para avanzar con rapidez sin aparente esfuerzo. A baja velocidad va de forma muy suave con la suspensión adaptativa ayudando a dar confort y sintiéndose muy íntegro y bien construido al pisar los baches. Un toque de acelerador un poco más fuerte hace al cambio bajar una o dos marchas y llevar al motor a su zona óptima para recuperar velocidad como rayo. Los adelantamientos son rapidísimos en carreteras de doble sentido, pero cuidado porque la velocidad escala muy rápido con esos 500 Nm de par. Como quieras aprovechar una recta, enseguida te verás a más de 200 km/h.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, disfrutar en carretera 

En carreteras de curvas empiezas a ver lo bien pensado que está el chasis. Es un coche muy ágil, con tren delantero muy directo al que puedes apretar sin subvirajes inesperados. En cuanto terminas la frenada y se asienta en la curva, el equilibrio del coche pone enseguida peso atrás y con el acelerador sacas el coche de la curva. Es muy seguro, no vayas a pensar que derrapa a la primera. Tiene mucha tracción y aguanta sin deslizar incluso atacando las curvas. Es fácil confiar en el Toyota GR Supra, con cabeza se puede aprovechar su chasis. En cambio, sin ella, no será raro acabar en la cuneta de costado. Si lo buscas, es un coche que no se opone a las largas derrapadas. He leído críticas hacia la dirección, pero yo la encontré rápida, directa y constante. En carreteras más enrevesadas vuelve a brillar el enorme par del motor que hace casi innecesario bajar a segunda, en tercera sale mejor, con más progresividad y puede sobrevirar igualmente. No obstante, las levas de cambio te permiten elegir marchas rápidamente. En modo Sport no cambia al llegar al límite de revoluciones, pero en apuradas de frenada no memoriza la marcha elegida si das a la leva izquierda antes de tiempo.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, en el Circuito del Jarama

En la prueba Toyota GR Supra en circuito me lo pase en grande, pues tiene ese comportamiento de propulsión trasera moldeable con el acelerador que tanto gusta a los aficionados a la conducción deportiva. Un deportivo de motor central es más crítico y un tracción total va muy agarrado, pero el Toyota GR Supra pide ir al límite para jugar, es lo que tiene llevar las entrañas de un BMW. Hay que frenarlo bien, inscribirlo en la curva y esperar el momento idóneo para acelerar, pero cuando pasas el vértice y pisas para salir notas cómo empuja de atrás y termina el giro por ti. No sé si se podía, pero al llevar a mi amigo Iago de Prado como monitor en el coche salí de boxes ya con las ayudas en modo “light”. No había terminado una vuelta al Jarama y ya en la “Hípica” jugaba con la trasera.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, diseño exterior

Ahora toca hablar de cosas menos racing, como el diseño, el confort, el equipamiento o el precio. El diseño está hecho para ser distintivo, para que con solo verlo por el rabillo del ojo o en una esquina del retrovisor sepas que es un Toyota GR Supra. Lo que menos me gustaba era el pico central del frontal y cómo le queda la matrícula, así como la zonas de los pilotos traseros, pero la verdad es que cuando lo ves en directo sólo se te quedan las formas de coche gordo y bruto que tiene, con su largo morro, anchas ruedas y profundas llantas. El acceso es más o menos fácil para un deportivo puro biplaza y el portón te ofrece un maletero pequeño, pero útil para dos, con una bandeja que oculta la carga si se deja puesta. El techo es muy chulo y muy bajo, con formas para dar espacio a los ocupantes, como una gorra muy ceñida que te tapa la frente. De hecho, el techo te la tapa al mirar por la ventanilla lateral de lo bajo que es.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, interior y confort

En el interior se aprecia mucho lo bajo que está el marco de la ventanilla lateral dando una sensación de visera de casco, con un parabrisas también estrecho. El puesto de conducción es perfecto para conducir dinámicamente, con el volante recto enfrentado a ti, un asiento deportivo que te recoge y zonas acolchadas para apoyar las rodillas en las curvas. El asiento es de serie de cuero y Alcantara, con reglaje eléctrico. El volante deportivo es ligeramente más delgado de lo que suele usar un BMW M. La palanca es como las de BMW, aunque se ha cambiado ligeramente el diseño. La instrumentación digital se lee fácil, no tiene defectos y es un punto diferenciación importante frente al Z4. La pantalla multimedia es directamente la de BMW, con su organización de menús incluida, aunque, según creo, con los mapas del navegador diferentes por temas de permisos, esto no lo tengo confirmado. Se respira mucha calidad y buenos materiales, una cabina perfecta para usar a diario, con mejor acceso que la de un Porsche. Una cosa que no me gustó es que el maletero no tiene separación con la cabina, desde el asiento puedes ver la cerradura del portón. 

Se van a vender en Europa 130 unidades al mes y hay dos acabados, pero de momento para España se trae sólo el más equipado, que lo han dado el nombre poco deportivo “Luxury”. Viene con todo lo que se puede desear, con toda la tecnología de chasis (suspensión adaptativa, diferencial activo, llantas forjadas,…) y cosas de confort como la tapicería de cuero y Alcantara o el equipo de audio de 10 altavoces. Su precio es de 69.900 euros en color amarillo y 71.000 euros en los otros seis colores. Toyota ha lanzado una oferta de renting a cuatro años por 1.250 euros/mes que trae el mantenimiento, el seguro y un cambio de ruedas junto a otras ventajas.

Prueba nuevo Toyota GR Supra, en el clavo

En definitiva, a mí que sea un BMW por dentro no me importa, como no me importó que el Toyota GT86 fuera un Subaru. De hecho, veo al GR Supra el deportivo por debajo de 100.000 euros más completo del momento. Es cómodo y utilizable, tiene un consumo aceptable alrededor de los 10 litros en conducción tranquila, es propulsión trasera y muy divertido en conducción deportiva. Sólo le hecho en falta unos frenos ligeramente mejores, perforados y más resistentes para terminar de gastar cada juego de ruedas en una sesión de circuito.

Fotos Prueba Toyota GR Supra, en carretera y circuito

Comentarios Prueba Toyota GR Supra, en carretera y circuito

  •  
    Avatar de Eduardo Escribano.
    Eduardo Escribano 26/06/2019 15:48:06

    Que decepción para mi, es un coche pequeño, un GT86 más aparatoso pero nada más ¿que pasó con las dimensiones del antiguo CUPRA y mínimo 500 CV., que es eso de 3 y pico CV. Tendría Toyota que apreder de su LC500 V8. No me ha gustado nada.

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 28/06/2019 13:54:53

    Hola Eduardo, el GR Supra está dirigido al sector de los coupés de medio tamaño, habría que comprarlo con coches como el Cayman S, el Mustang GT, el BMW 440i... Para meter 500 CV haría falta un coche más grande, habría entonces que meterlo en el sector superior, con más lujo y estaríamos hablando de más de 100.000 € etc... Es una guerra en la que Toyota no entra, para eso tiene a Lexus y su LC500 V8.

  •  
    Avatar de Eduardo Escribano.
    Eduardo Escribano 02/07/2019 16:55:09

    Ya pero los Lexus V8 como LC500 que indicas, no los quiere nadie al igual que le pasa al RC F, que de hecho se están planteando si seguir con la comercialización en al menos en España, si no en toda Europa, así que no sirve de nada. A pesar de ello yo tengo un RC F, V8, que maldito el momento, y lo más que consigo por él, y es de 2016 con veintipocos km. es 50.000€ incluyendo a la misma Lexus si lo cambio por un LC 500, así que no digo lo que dan los demás, y si lo quieren, porque algunos ni lo quieren. Vamos que Lexus, desde luego esta haciendo las cosas mal en cuanto a imagen de marca, y Toyota también excusándose en Lexus que no funciona.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"