Prueba Toyota RAV4 Hybrid Advance Plus 2019

Desde que salió a la venta la nueva generación del superventas Toyota RAV4 he tenido ganas de probarlo. Cuenta con mejoras en el sistema híbrido que permiten una mayor potencia y mejoran el consumo de combustible, uno de los puntos en los que el RAV4 anterior prometía más de lo que conseguía en realidad. Hemos probado el Toyota RAV4 en versión de tracción delantera, hay un Toyota RAV4 de tracción total con un motor eléctrico adicional que mueve las ruedas traseras.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, cambio de diseño

Es curioso, pero posiblemente no haya otro coche en el mundo que cambie tanto de generación en generación. Cada nuevo Toyota RAV4 rompe por completo con el anterior. El actual Toyota RAV4, el quinto desde 1994, es una evolución mecánicamente, pero ha supuesto un gran cambio de diseño, buscando un toque más llamativo, con más aristas, aletas más marcadas, incluso posibilidades de elegir el techo en color de contraste. Las proporciones también parecen más dinámicas, con un morro que comienza más alto, un parabrisas inclinado y una sensación de una cabina retrasada por el mayor voladizo trasero. Cuando veo los pasos de rueda rectos, no puedo por menos de pensar en la marca Jeep. Está claro que se han fijado en ella para ese detalle y dar así un toque atrevido y de aventura al nuevo Toyota RAV4.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, postura al volante 

En el interior también han tenido que innovar, obligados a incluir una pantalla táctil grande, en una postura más alta. Se ha usado el efecto de pantalla superpuesta en el salpicadero tan extendido hoy en día. Me ha gustado el interior por la buena postura de conducción, el confortable asiento y lo lógico que es todo. Hay dos ruedas grandes para el climatizador, dos ruedas para la radio (volumen y tune) y botones junto a la pantalla principal para entrar en las diferentes funciones del sistema. Estos últimos son de diseño un poco antiguo, pero facilitan el uso.

Lo bueno del Toyota RAV4 es que acierta en cosas importantes para seguir siendo un superventas, como es su es diseño más llamativo que antes, su motor híbrido que reduce el consumo, sobre todo en ciudad, y su interior amplio para una familia. Su conducción es tremendamente sencilla y, como he podido comprobar, más confortable que antes.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, ¿cuánto consume?

Empiezo con el consumo que para eso es un híbrido. Los coches híbridos como el Toyota RAV4 consiguen un consumo muy bueno en ciudad y yo llegue a ver un consumo medio de 3,7 litros/100 km en un trayecto urbano conduciendo suave. Está claro que este consumo no lo puedes mantener en el tiempo, en cuanto pillas un atasco o comienzas a moverte con más velocidad, subirá la media, pero la verdad es que es impresionante lo que son capaces de hacer los híbridos en un escenario favorable. Más realista fue el consumo que hice en mis trayectos a la oficina, que implican algo de ciudad en Madrid y unos 13 km hasta una población cercana, normalmente sin atascos. Tras dos días, yendo y viniendo exclusivamente, conseguí una media 5,5 l/100 km. Es un consumo impresionante para un SUV familiar amplio por dentro y de 4,6 metros de largo, que pesa 1,7 toneladas y consume gasolina 95. 

Esto permite pensar que, a largo plazo, en trayectos diarios será fácil mantenerse alrededor de los 6 litros, siempre que conduzcamos con suavidad, lo que hace bastante asequible en el día a día la conducción de un coche grande y familiar. Contando además con que, al ser híbrido, tiene la pegatina ECO y puede meterse en el centro de las grandes ciudades sin problemas.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, en carretera y viajes

Claro, que no todos los escenarios son buenos para un coche híbrido. Es la carretera y los grandes viajes donde no encuentras beneficio a su doble mecánica de combustión y eléctrica. Realicé durante el fin de semana un viaje largo de casi 1.200 km en total, con cuatro adultos y equipaje ligero. Mi ritmo no fue lento, aunque sin jugarme los puntos, para entendernos. Cuando llegué a Madrid el ordenador marcaba 9,5 litros de media. No es un consumo desorbitado, pero un SUV diésel me hubiera dado menos y los repostajes me hubieran costado menos también. En definitiva, el Toyota RAV4 híbrido es un coche familiar que te ahorra combustible en tus trayectos diarios y en ciudad, pero no es el más indicado para pasar mucho tiempo a la semana en la carretera. Hacer un viaje cada mucho acercándose a los 10 litros de media no es problema, si ahorras el resto del año, pero si vas a hacer mucha carretera, es mejor comprar un turbodiésel.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, confort sonoro

En cuanto a la conducción de un Toyota híbrido, mucha gente se queja de que hacen mucho ruido, porque el motor se revoluciona en cuanto le pisas un poco. Esto sucede porque tiene una transmisión sin caja de cambios, es de engranajes que varían el desarrollo continuamente y que mantiene el motor a revoluciones altas y constantes –donde hace más ruido- cuando se le pide aceleración fuerte. Además, como es un motor atmosférico diseñado para buscar eficiencia y de ciclo Atkinson, no tiene mucho empuje a medio régimen, hay que revolucionarlo bien para conseguir la aceleración fuerte o para mantener la velocidad en un repecho de autovía largo.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, motorización

El Toyota RAV4 tiene una cilindrada de 2,5 litros, así que algo de par sí tiene para mover su peso. En total, junto al sistema híbrido mejorado, el RAV4 ofrece 218 CV en la versión de tracción delantera que probamos, y 221 Nm de par. En cuanto a la sonoridad, se oye si pisas a fondo, pero como en cualquier coche, sólo que el sonido en vez de ir cambiando con cada marcha es continuo. Encontré el tema de la rumorosidad mucho menos preocupante de lo que se quejan otros colegas de profesión. Gracias a que el coche es más potente, es menos necesario pisar a fondo que con el anterior modelo, en conducción normal. De hecho, una vez lanzado, mantiene la velocidad bajando las revoluciones y el ruido, a no ser que estés rodando a más de 140 km/h. A partir de esa velocidad hace ruido, pero como cualquier 4 cilindros atmosférico que necesita tirar de revoluciones. Con un poco de música se camufla. Si te preocupa mucho la rumorosidad en carretera, de nuevo, mejor compra un SUV diésel de la misma potencia.

Las prestaciones son buenas a velocidades medias y desde parado. Tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en unos buenos 8,4 segundos, que está realmente bien para el tipo de coche. De hecho, desde parado es muy fácil hacer chirriar las ruedas cuando se pisa fuerte el acelerador, porque en los primeros metros llega el par instantáneo del motor eléctrico a las ruedas delanteras, que rompen tracción al transferirse el peso hacia atrás.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, ¿cómo recarga?

El sistema híbrido va autorrecargándose él solo, despreocupando al conductor por completo. Puedes ver los flujos de energía en la pantalla, pero pasados unos días ves que da igual, siempre hay algo de energía en las baterías para hacer una conducción a muy baja velocidad en eléctrico 100%, por ejemplo, rodando por un aparcamiento o en los últimos metros en una urbanización. Si se gasta mucho, el motor de combustión se arranca, y en cuanto conduces con un poco de velocidad va recargando en las frenadas y al desacelerar. En eléctrico 100% recorre más metros que antes y arranca en los semáforos en eléctrico siempre que aceleres suavemente. Circulando por calles estrechas es muy agradable.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, comportamiento

No hay que guiarse por el diseño más afilado y llamativo del exterior, el Toyota RAV4 está pensado para la conducción suave para viajar en familia de forma serena. El comportamiento busca el confort, con movimientos de carrocería suaves, no muy excesivos, pero tampoco reducidos. La mezcla de la suspensión confortable y de unos buenos perfiles de neumático quitan un poco de direccionalidad si atascas una curva muy rápido, pero ofrecen una conducción muy cómoda en autovía y carretera como pude comprobar. También es cómodo en ciudad o en poblaciones llenas de badenes, tanto por su aceleración sin cambios, como por suspensión. Además, los neumáticos de 225/60 R18, tienen suficiente perfil para despreocuparse de los baches, los bordillos normales o para salir del asfalto sin dañar las bonitas llantas de 18 pulgadas.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, espacio amplio

El espacio y la habitabilidad son perfectos para una familia de cuatro o cinco miembros, con buen espacio atrás sin importar la talla de los pasajeros delanteros. En el viaje, los cuatro adultos teníamos espacio de sobra. Para una familia es perfecto, con la altura ideal para subir con facilidad los niños a sus sillas infantiles y con un gran maletero de 580 litros, aunque nuestra unidad llevaba rueda de repuesto fina ocupando el espacio bajo el piso. No obstante, es un maletero grande sin contar con el hueco de debajo.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid 2019, equipamiento

Nos dejaron la versión intermedia Toyota RAV4 Advance Plus. Tiene un precio de 35.300 euros y ya viene con las llantas de 18 pulgadas, la pantalla multimedia grande, la instrumentación con pantalla digital, los asientos calefactables, la cámara trasera y sensores de aparcamiento, cristales tintados atrás, los espejos de plegado automático, el portón automático o el volante de cuero. Tan sólo le hace falta el navegador para hacer un coche más que completo para la mayoría de clientes. Nuestra unidad sí lo llevaba (850 €) y también la pintura metalizada (600 €), llegando 36.700 euros. De todas formas, si puedes vivir sin los asientos calefactables, el portón trasero automático y los sensores de aparcamiento delanteros, te aconsejo empezar desde el acabado básico Advance e incluir el navegador, que son 33.800 euros en total.

En definitiva, el Toyota RAV4 me ha gustado más que el anterior RAV4, que le probé cuando los SUV diésel eran los reyes. Ahora que la gente se plantea qué tecnología comprar, pasarse a un híbrido tiene mucho sentido si la mayoría de los trayectos son cortos, con muchos recorridos en ciudad o urbanizaciones. El nuevo RAV4 es más potente, su motor es menos cansino en carretera y el confort y el espacio son destacables. Si vas a hacer muchos kilómetros al año por carretera o autovía, mejor elige un diésel.

Fotos Prueba Toyota RAV4 Hybrid Advance Plus 2019

Comentarios Prueba Toyota RAV4 Hybrid Advance Plus 2019

  •  
    Avatar de Ángel.
    Ángel 30/10/2019 06:23:26

    Mi experiencia va en otro camino distinto al del autor, la expongo:
    - El consumo nada tienen que ver con lo anunciado, de los 5,9 l/100 Km se va a 6,8 l/100Km de media, y llevo ya 20.000 Km intentando conducir de otra manera; como me dicen en concesionario.
    Sí vas en autovía olvídate de pasar de 120, te arruinas.
    - Ruido de motor en aceleraciones insoportable, parece que has soltado embrague y estás acelerando.
    - El coche pita por cualquier bobada, no pudiendo desactivar esas notificaciones, bastante molestas.
    -El sistema en híbrido solo funciona en cuesta abajo y por debajo de 50 Km/h.

    En fin, que no recomiendo comprar estas tecnologías a nadie, porque además, se ha demostrado que contaminan más que un diesel de la misma gama.

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 30/10/2019 11:53:49

    Hola Ángel, como decía en el artículo: "en trayectos diarios será fácil mantenerse alrededor de los 6 litros, siempre que conduzcamos con suavidad", tu consigues 6,8 l que dependiendo del tipo de trayectos y de la cantidad de ciudad y carretera que hagas, puede que esté muy bien. Ten en cuenta que, en el fondo, es un coche grande que consume gasolina. Un coche de gasolina no híbrido de su tamaño y peso consume claramente más. Mi apreciación del sonido del motor es que suena lo mismo que un coche de gasolina atmosférico que necesita tirar de revoluciones para dar potencia, sólo que en este caso suena de forma monótona por la transmisión CVT, en vez de ir cambiando el sonido según sube de revoluciones. Dejando el tema del sonido a un lado, creo que en el último párrafo describo para qué tipo de conducción es mejor este coche y para cuál no.

  •  
    Avatar de Miguel Ángel.
    Miguel Ángel 13/01/2020 15:36:26

    No sé que decir. tengo el coche hace una semana y creo que debo ser un poco raro en esto del consumo. He hecho dos trayectos de 150 y 100 km. El primero la mitad por autopista a velocidad convencional y, en ocasiones algo más, y el consumo medio me ha dado 6,5 l/100Km y el segundo de los trayectos por carretare nacional, con subidas y bajadas, algo de autopista -poco- y algo de ciudad me ha dado por ordenador 4,8 l/100 Km. Este último trayecto lo hice ayer y me sorprendió. Es cierto que rara vez pude pasar de los 80 km/h, pero he hecho pocos kilómetros todavía.

    Lo de los pitidos es cuestión de cambiar la configuración leyendo el manual. El hibrido, en carretera, funciona si tienes la batería cargada hasta 80 km/h siempre que no haya subida. La aceleración SI es molesta.

    Me sigue costando hacerme con toda la instrumentación, pero de momento estoy razonablemente satisfecho. Tengo claro que no es un avión, pero ya he comprado sabiendo eso. Dentro de un mes tengo previsto hacer un viaje importante y veré su comportamiento continuado por autpista/autovía.

    Por cierto, lo consumos medidos con el ordenador del coche

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"