Día mundial de la bicicleta: ¿necesito una póliza de seguro para usar la bici?

El 3 de junio es le Día Mundial de la bicicleta. La nueva movilidad tiene como protagonista a este medio de transporte pero surge una duda: ¿necesito una póliza de seguro para usar mi bici?

Desde el inicio de la desescalada hemos visto cómo los ciudadanos han ido cambiando sus hábitos en materia de movilidad. En concreto y según los datos del comparador de seguros acierto.com los españoles han decidido optar por el vehículo privado, la bici o el monopatín. El 20% de quienes utilizaban el transporte público para acudir a su puesto de trabajo, a partir de ahora lo harán a través de medios privados (también después del confinamiento). 

El uso de la bicicleta en auge

Las cifras multiplican por siete el uso de la bicicleta durante los últimos días, principalmente con el objetivo de evitar contagios. La búsqueda de bicicletas en Google en España ha experimentado un repunte del 7% estas últimas semanas. Y se ha disparado un 138% desde el inicio del estado de alarma. Una encuesta anterior llevada a cabo por acierto.com sacaba a relucir que el 60% de los españoles nunca se había planteado desplazarse en bicicleta al trabajo o a clase. De entre quienes consideraron inicialmente utilizarla, hasta el 41% lo descartó porque pensó que hacerlo era peligroso. Algo que el COVID-19 parece haber cambiado y que podría estar relacionado también con la reducción del tráfico –que en algunos momentos ha caído un 80%. Por otra parte y con el objetivo de fomentar el uso de la bicicleta para ir al trabajo, algunas localidades españolas han instalado aparcabicis en sus diferentes barrios y otras has anunciado una dotación para aquellos que quieran comprarse una.

¿Es necesario tener seguro para usar la bici?

Si te estás preguntando si es obligatorio tener un seguro para circular en bicicleta la respuesta es no. Sin embargo, sí es recomendable que tengas un seguro al menos con cobertura de responsabilidad civil.

Un seguro para bicicletas básico debe incluir, como mínimo, la cobertura de responsabilidad civil. En caso contrario, el ciclista tendría que asumir los gastos que se deriven de los posibles daños materiales y físicos que pueda causar a terceros como persona privada durante el uso de la bici. Además, la asistencia en viaje es otra garantía imprescindible, gracias a la cual el asegurado cuenta con cobertura a partir del kilómetro cero.

Para las bicis existen, como en los seguros de coche, las soluciones a “todo riesgo” que cubren los supuestos de robo o asistencia (si se te pincha una rueda, por ejemplo). Se trata de casi la misma cobertura que obtendrás contratando un seguro de coche o de moto, pero mucho más económica. Se pueden encontrar seguros de ciclista en bastantes compañías. Incluso hay algunas especializadas en este tipo de seguros, con opciones muy completas, pensadas para los que usan la bicicleta como una alternativa al coche.

Normativa que afecta a los ciclistas

Uso del casco: Según la actual legislación, se obliga al ciclista a utilizar siempre el casco en las vías interurbanas, aunque nosotros te aconsejamos llevarlo siempre.

--- Elementos reflectantes: la bicicleta deberá incorporar elementos reflectantes y el ciclista debe llevar una prenda visible a 150 metros en vías interurbanas y por la noche el correspondiente alumbrado.

--- Circular en paralelo: Está permitido circular dos ciclistas en paralelo, colocándose lo más posible a la derecha, excepto cuando transiten por tramos sin visibilidad o cuando se formen atascos.

--- Autopistas y Autovías: Los ciclistas tienen prohibido circular por las autopistas. En el caso de las autovías, tendrán que ser mayores de 14 años y debe hacerse por el arcén.

--- Prioridad: Los ciclistas tendrán prioridad cuando circulen por un carril bici, cuando para entrar en otra vía un coche gire a la derecha o izquierda y allí se encuentre un ciclista y cuando circulando en grupo el primer ciclista entre en una rotonda.

--- Alcohol: Los ciclistas no podrán exceder los 0,5 gr/litro de sangre (0,25 mg/litro aire). Tampoco podrán circular bajo los efectos de las drogas o sustancias análogas.

10 claves para conducir una bici eléctrica

1. “Hazte con ella”: antes de meterte en ciudad en hora punta con tu bicicleta eléctrica, practica con ella en una zona tranquila, sin tráfico rodado. Esto te ayudará a entender mejor su funcionamiento y acostumbrarte a las sensaciones.

2. El casco: debes llevarlo siempre. De tu talla, bien abrochado y ajustado a tu cabeza para que sea útil. En caso de un accidente o de sufrir lesiones derivadas por ejemplo, de una caída, el riesgo de muerte o problemas graves disminuye notablemente con casco respecto a si vas sin él.    

3. Cuidado con los peatones: las bicis eléctricas son más pesadas y mucho más rápidas que las bicis normales (por norma general). Así que, precaución extrema cuando te aproximes a un peatón. Además de que no te oyen, un golpe puede resultar fatal.

4. Mejor, por carril bici: recuerda, que, tanto si vas con una bici normal como si llevas una bicicleta eléctrica, deberás ir por el carril bici, siempre que te sea posible.

5. Ropa adecuada: debes llevar ropa cómoda y que sea visible a distancia o incorpore elementos reflectantes. Procura usar además, prendas reforzadas por si tienes alguna caída. Estarás más protegido.

6. Siempre visible: mejor si instalas en la bici una luz blanca delante y una roja detrás en el caso de que no las lleve. Además, debes instalar también elementos reflectantes en los laterales. Así, los demás vehículos podrán verte cuando circules.

7. Mantenimiento: debes realizar un correcto mantenimiento de tu bici, puesto que lo necesita al igual que cualquier otro vehículo. Comprueba con frecuencia el estado del motor, de la batería y del resto de componente eléctricos. Por supuesto, debes vigilar siempre las ruedas, la cadena y los frenos.

8. Precauciones: extrema precauciones en todo momento, en bici eres muy vulnerable. Mucho ojo con los vehículos más pesados sobre todo en las rotondas, y en los giros. Siempre que puedas, mejor que instales un espejo retrovisor y así no tienes que girar la cabeza para mirar.

9. Velocidad: lleva siempre la velocidad adaptada a las condiciones del momento (viento, lluvia…) Una bicicleta eléctrica no es una moto. Así que ten muy en cuenta que los demás usuarios de la vía no pensarán que puedas ir más rápido de lo que vas en una bicicleta normal.

10. Cumple las normas: señaliza siempre todas tus maniobras y cumple con las señales de tráfico. Respeta los semáforos y los pasos de cebra. Si vas a cruzar por ellos, deberás bajarte de la bici y hacerlo como un peatón, a no ser que haya zona de paso delimitada para los ciclistas.  

Fotos Día mundial de la bicicleta: ¿necesito una póliza de seguro para usar la bici?

Comentarios Día mundial de la bicicleta: ¿necesito una póliza de seguro para usar la bici?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"