¿Por qué los híbridos enchufables no son ideales para viajar?

Los híbridos enchufables parecen la panacea que todo conductor de ciudad necesita. Tienen etiqueta cero emisiones, consumos homologados muy bajos y, por lo general, grandes potencias. Pero no es oro todo lo que reluce en torno a este tipo de coches, aunque sí es cierto que ofrecen soluciones a multitud de eventualidades y son, a nivel técnico, los que más soluciones ofrecen a los problemas de movilidad actuales.

Lo primero que debes saber es que no tienes que creerte los consumos oficiales. Estos consumos son reales con la batería llena y el ciclo WLTP hace un recorrido corto sobre el banco de pruebas, por lo que el híbrido enchufable hace muy pocos kilómetros con la batería agotada. De ahí sus extraordinarias cifras oficiales. Pero la realidad es que las baterías permiten recorrer entre 40 y 60 kilómetros en modo eléctrico (o con un pequeño apoyo de combustión). Una vez se acaba la autonomía eléctrica,  solo consume gasolina. Y cuando eso ocurre, no gastan un litro y poco, precisamente.

Más bien, todo lo contrario. En el momento en el que se acaba la autonomía eléctrica, el motor de combustión tiene que empujar el coche en solitario. Y hablamos de un híbrido enchufable, que pesa como un vehículo gasolina lleno de ocupantes. Esto se debe a que los componentes eléctricos pueden sumar hasta 300 kilogramos, lo que equivale al peso de cuatro personas de 75 kilogramos. 

Cierto es que los híbridos enchufables suelen ofrecer altas cifras de potencia para paliar el peso extra y dinámicamente, aunque se aprecia que es un coche pesado, van muy bien. Pero donde poco pueden hacer los ingenieros para que la masa pase desapercibida es en los consumos, que son altos durante largos viajes.

En su favor, hay que reconocer que gastar 10 l/100 km duele mucho menos si haces tus recorridos diarios en modo 100% eléctrico o con una mínima ayuda de combustión. Y de hecho, a largo plazo, compensa: si haces 40 kilómetros diarios entre casa y trabajo, haces 200 kilómetros semanales en modo eléctrico. Y de este modo, en un gasolina convencional, que gasta entre 6 y 7 litros, te estarías ahorrando entre 12 y 14 litros de combustible a la semana. Salvo que hagas viajes largos con regularidad, donde claramente no compensa, el híbrido enchufable es un gran aliado y el concepto ideal para hacer la transición hacia el vehículo 100% eléctrico.

Pese a todas sus ventajas, has de saber que el consumo homologado no es real en largos recorridos. Por lo que si lo que te llama la atención es esa cifra (entre 1 y 2 litros), ten en cuenta todo lo que te contamos antes de decantarte por un híbrido enchufable.

Fotos ¿Por qué los híbridos enchufables no son ideales para viajar?

Comentarios ¿Por qué los híbridos enchufables no son ideales para viajar?

  •  
    Avatar de Raul M.
    Raul M 14/09/2020 21:47:28

    Podemos comparar con un 1.8 gasolina del año que viene para mas similitud y el resultado es el mismo.
    Este fin de semana he viajado con un Q5 híbrido enchufable y los consumos son ridículos para el pedazo coche que es, nada comparable a un Q5 (ni siquiera en Q3) de gasolina y muy similar al diesel.
    Entiendo que defienda su argumento a capa y espada pero después de haber probado varios aseguro que aún para viajes largos en carretera si es interesante el híbrido enchufable. Excepto si vas a rodar a velocidades muy por encima de las legales (por encima de 140) y entonces el consumo se dispara en cualquier caso, circulando normal (a velocidad legal o ligeramente pasados (130-140 de marcador) el consumo sigue saliendo muy interesante en cualquier híbrido y mas en el enchufable.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"