Semáforos en ámbar: cómo debes comportarte

Aunque la normativa sea clara, mucha gente no sabe cómo interpretar un semáforo en ámbar, lo que produce accidentes. ¿Acelero? ¿freno? ¿qué tengo que hacer?

Los accidentes de tráfico suelen ocurrir por dos cosas: la imprudencia absoluta de uno de los implicados o una imprudencia moderada por parte de todos los afectados. Por eso, tomar todas las precauciones al volante es fundamental, en especial cuando vemos indicaciones que socialmente se aprecian como ambiguas, aunque a nivel normativo no lo sean. Hablamos de la luz ámbar de los semáforos.

Cuando veamos esta luz, especialmente si en el centro tiene el símbolo de un peatón andando, tenemos que extremar las precauciones y reducir drásticamente la velocidad. ¿El motivo? Lo que te hemos comentado: una pequeña imprudencia propia, sumada a la de un tercero, puede acabar en tragedia.

El primer caso es uno que he podido conocer hace poco. Un conductor entendió el ámbar como verde y un usuario de un patinete, con el semáforo para peatones en verde, cruzó sobre su VMO a toda velocidad. Esto último es ilegal: te recordamos que no puedes ir por la acera o cruzar un paso de cebra sobre un patinete. Debes bajarte para empujarlo. Y aquí se sumaron dos imprudencias que acabaron en un atropello leve, aunque pudo ser bastante peor.

En el segundo caso, las precauciones por parte del conductor tienen que ser mayores. Hablamos de una intersección con giro a la izquierda, semáforo en ámbar y baja visibilidad. El conductor toma bien la curva y tiene que frenar en seco. ¿El motivo? Una niña, que previamente había soltado la mano de su madre para correr hacia el paso de cebra. Pese a ver tarde a la pequeña, pudo frenar a tiempo. Aquí solo hubo una imprudencia y pese a haber otra bastante grave, no hubo accidente.

Es por esto que tú, conductor, debes extremar las precauciones ante un semáforo en ámbar para evitar estas dos circunstancias. Aunque parezca que el camino está despejado, pueden surgir imprevistos de última hora y en caso de accidente con ciclistas, peatones o usuarios de patinetes, puedes hacer mucho daño a otra persona. Por supuesto, si eres peatón, también debes observar tu entorno para evaluar si cruzar es seguro. Si estás acompañado de un niño, no le sueltes la mano.

Consejos de conducción con semáforos en ámbar

  • Cuando el semáforo se pone ámbar, no aceleres, ya que podrías sufrir un accidente si en la intersección un conductor decide adelantarse a que se ponga en verde.
  • Si el ámbar es permanente (puede haber una o dos luces), extrema las precauciones y reduce la velocidad para mejorar tu tiempo de reacción
  • Si el ámbar cuenta con un símbolo de peatón en el centro, significa que el semáforo de los peatones está verde. Aquí, debes reducir al máximo la velocidad.

Fotos Semáforos en ámbar: cómo debes comportarte

Comentarios Semáforos en ámbar: cómo debes comportarte

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"