Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación

Ver y ser visto. Un elemento clave para conducir, pero que no todo el mundo lo tiene muy interiorizado. De ahí que tantas personas hayan estado en peligro por una mala iluminación

 

 

Conducir por la noche requiere tener una visibilidad óptima. Y si a la oscuridad le sumamos otros factores como la niebla o la lluvia, poseer una buena iluminación se antoja fundamental para conducir de forma segura. Algo que no parecen comprender los conductores en España: el 82% de los conductores admiten haber sufrido situaciones de peligro por una iluminación deficiente.

El estudio, realizado por Fesvial, muestra una clara consecuencia de un parque móvil envejecido, en el que más de un 50% de los coches poseen al menos 10 años. Porque por desgaste, alguna lámpara fundida o, simplemente, por poseer una tecnología antigua, la visibilidad no es óptima en multitud de ocasiones.

 

 

Pese al alto porcentaje de personas que han sufrido situaciones de peligro a consecuencia de una deficiente iluminación, el 63% de los conductores creen que estos problemas son graves. Además, la percepción de peligrosidad aumenta a medida que los grupos de edad crecen. Pese a esto, el 37,9% de los conductores solo revisan las luces cuando visitan el taller o cuando les toca pasar la ITV.

De esas personas que han sufrido alguna situación de peligro por una deficiente iluminación, ¿cuántos han terminado con problemas graves? Pues según la encuesta de Fesvial, un 10% de los entrevistados han sufrido un accidente a consecuencia de este problema.

 

 

A estos datos, ya de por sí preocupantes, hay que añadirle que, en accidentes con víctimas, el porcentaje de ocupantes o peatones con lesiones mortales aumenta en un 84% cuando la visibilidad es limitada, por lo que quizá, con este artículo, decidas revisar con más asiduidad el estado de la iluminación de tu coche.

Luces diurnas: desde que son obligatorias, son clave para reducir los siniestros

 

 

Desde su implantación obligatoria hace 10 años para mejorar la visibilidad diurna, es cierto que resulta más fácil conducir, especialmente durante el amanecer o anochecer. Pero esto es algo que no es valorado por los encuestados: tan solo el 26% creen que llevar las luces encendidas reduce el riesgo.

El desconocimiento en torno a las luces diurnas no es lo único que no conocen los conductores: el 27,6% de la población desconoce que tecnología de iluminación lleva su coche o los beneficios del LED. De hecho, respecto a esto último, el 40,7% cree que esta tecnología es como el xenón pero más barata.

Por tanto, es importante conocer qué tecnologías de iluminación hay para decantarse por la mejor disponible, además de revisar todas las bombillas con regularidad o pulir los faros de vez en cuando (en caso de halógenos).

Fotos Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación

  • Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación
  • Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación
  • Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación
  • Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación

Comentarios Un 82% de los conductores han estado en peligro por una mala iluminación

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.