Prueba Audi e-tron GT y RS e-tron GT: gama, motores y precio

Audi lo ha catalogado como “el mejor coche de la historia de la marca”. Tras conducirlo en una ruta de lo más cañera solo podemos decir que tienen mucha razón.

Prueba Audi e-tron GT

Las marcas de automóviles en general, y más en concreto las premium, buscan en cada lanzamiento superarse, subir el listón o convertirse en las referencias a seguir. Audi lo acaba de hacer con el lanzamiento del Audi e-tron GT, una berlina con alma de deportivo que conjunta unas prestaciones de infarto, mucha tecnología a bordo y lo último en materia de propulsión eléctrica.

Prueba Audi e-tron GT: berlina poderosa

Si bien es verdad que los Audi se parecen bastante entre sí, tengo que reconocer que este Audi e-tron GT tiene su toque especial. Como vimos también en el prototipo del Audi A6 e-tron (tienes más información arriba), los faros delanteros de los últimos modelos del fabricante alemán se están estilizando. A esto tenemos que sumar que la característica parrilla “Singleframe” se ha invertido en este eléctrico y puede adoptar diferentes tonos dependiendo del pack de estilo que escojamos al comprarlo.

Prueba Audi e-tron GT

Su planta impresiona, es uno de estos coches que yo catalogo como un “capta miradas”. Con 4,98 metros de longitud se queda dos centímetros por encima del Audi A7 Sportback, pero lo más llamativo es su anchura. Los pasos de rueda traseros ensanchados me recuerdan mucho a la postura que adopta un gato antes de saltar sobre su presa y provocan que la berlina eléctrica llegue hasta los 2,15 metros (incluyendo los retrovisores). Es un dato a tener en cuenta para ciertas plazas de garaje o si queremos aparcar en un parking público.

Quizás el interior de este Audi e-tron GT sorprenda algo menos, sobre todo si estás familiarizado con los modelos de los cuatro aros. Esto no quita para encontrar una calidad de un gran nivel, ajustes precisos y materiales de alto nivel. Y como puedes apreciar en la consola central (bastante alta para “encajar” al conductor en el puesto de mando), no está la tercera pantalla digital de los Audi A7 o Audi A8, optando por controles por botones más útiles en una conducción deportiva.

Prueba Audi e-tron GT

Pese a las dimensiones disponibles, la banqueta de la zona trasera está pensada para que dos adultos viajen con total comodidad, ya que la central tiene un túnel central demasiado voluminoso, a lo que tenemos que añadir el espacio que roban las salidas de aire de esta zona. Del maletero podríamos decir lo mismo, con 405 litros se queda por debajo de los 535 litros de un Audi A7 Sportback, aunque podemos sumar otros 81 litros del hueco delantero (frunk lo llaman las marcas).

Prueba Audi e-tron GT: versiones disponibles

Para este lanzamiento se ofrecen dos versiones diferentes para el Audi e-tron GT. La mecánica de acceso está formada por dos motores eléctricos, cada uno colocado en un eje, que proporcionan 350 kW (476 CV) y 630 Nm de par. Mediante una función denominada “boost” se pueden llegar a alcanzar 390 kW (530 CV) y 640 Nm durante 2,5 segundos, por si te parecía poca aceleración.

Prueba Audi e-tron GT

La tracción es siempre total, la característica quattro y el cambio es automático, pero a diferencia de otros modelos eléctricos tiene dos marchas, pero en ningún momento como conductores podemos actuar sobre ellas. Desde Audi nos contaron que con esta solución se consigue una mayor eficiencia (el consumo homologado está entre 19,9 y 21,6 kW para conseguir una autonomía entre 452 y 487 km) y permite mejores aceleraciones. Tanto que llega a los 100 km/h en 4,5 segundos o 4,1 segundos en el modo “boost”.

Audi Sport, el departamento deportivo de la firma alemana, ha sido la encarga de crear la segunda versión. Bautizada como Audi RS e-tron GT utiliza la misma configuración de doble motor eléctrico subiendo la apuesta hasta los 440 kW (598 CV) y 830 Nm de par. De nuevo hay modo “boost” con el que se alcanzarán de forma momentánea 475 kW (646 CV), mientras que el par no varía, una cifra de auténtico deportivo sobre ruedas.

Prueba Audi e-tron GT

Este Audi RS e-tron GT utiliza la misma configuración de transmisión automática de dos velocidades y la tracción quattro, pero como era de esperar sus prestaciones son mejores. Estamos hablando de que hace el 0-100 km/h en 3,6 segundos (tres décimas menos con el “boost” activo) con el que agitará todo tu cuerpo como te pille desprevenido. La velocidad máxima se ha limitado a 250 km/h (en la otra versión a 245) y su consumo homologado está entre 20,6 y 21,7 kW para ofrecer una autonomía entre 451 y 472 km.   

Otro elemento que tienen en común ambas versiones del Audi e-tron GT es su batería. Cuenta con una sobrada capacidad de 93,4 kWh y su colocación en la parte baja del vehículo permite disfrutar de un centro de gravedad más bajo que en un Audi R8 (con el que comparte planta de fabricación), y eso son palabras mayores (también permite un reparto de pesos igualitario de 50:50). Funciona a 800 v y permite ser cargada en a una potencia máxima de 270 kW (corriente continua) en 22 minutos (80 %). De alterna el pico es de 11 kW, pero a final de año se podrá subir a 22 kW pagándolo como un opcional. Me gusta que, como pasa en el Audi e-tron, cuente con tomas de carga a cada lado de la carrocería, porque no todos los puntos están colocados de la misma manera.

Prueba Audi e-tron GT

Prueba Audi e-tron GT: equipamiento disponible y precios

El Audi e-tron GT es un buque insignia para la marca alemana, toda una referencia, y por ello su equipamiento está a la altura, aunque como suele pasar en otros modelos, quede algún opcional interesante a pagar a posteriori. Un buen comienzo sería enumerar elementos que mejoran nuestra a vida a bordo como el techo panorámico, el climatizador de tres zonas, asientos delanteros calefactados tapizados en cuero y con ajuste eléctrico, el sistema multimedia MMI Touch en pantalla de 10,1 pulgadas con navegador y todo tipo de conectividad para móviles y el cargador inalámbrico.

En materia de tecnologías para la conducción, el Audi e-tron GT dispone de “Audi Parking System Plus”, regulador de velocidad, cámara de marcha atrás, asistente de mantenimiento de carril y el Audi pre sense front. Como te habrás dado cuenta no he enumerado los espejos retrovisores con cámaras, como los del Audi e-tron, ya que en este modelo no estarán disponibles.

Prueba Audi e-tron GT

Cuando saltamos al Audi RS e-tron GT aparecen los faros Matrix LED (los láser son opcionales en los dos), pedales en aluminio, luces ambientales Plus, ajuste eléctrico del volante, asientos deportivos plus que combinan la microfibra con el cuero y el sistema de sonido Bang & Olufsen Premium Sound System (baja la capacidad del maletero a 366 litros).

Juntando todos estos elementos tenemos que el Audi e-tron GT sale a la venta por un precio de 104.290 euros, mientras que el Audi RS e-tron GT sube hasta los 143.420 euros. La diferencia es grande teniendo en cuenta el equipamiento explicado de uno y otro, pero es que hay otros elementos para mejorar la dinámica que te cuento a continuación y que hacen justificar este incremento.

Prueba Audi e-tron GT

Prueba Audi e-tron GT: nuestra toma de contacto

Al terminar mi primera toma de contacto con el Audi e-tron GT, en sus dos variantes, tenía las pulsaciones y la adrenalina disparada. Sin duda, los alemanes han conseguido un coche casi de 10 (las décimas que le faltarían para llegar ahí es que estuviera en mi garaje, guiño, guiño). Transmite una deportividad de alto nivel, con un espacio acorde a cuatro adultos y en la vanguardia de la electrificación. Pocos coches me han impresionado tanto de primeras como este.

Pero claro todo esto es mucho azúcar y tengo que explicar mis razones. Pese a que el Audi e-ton GT es una berlina, su posición de conducción es muy baja, vas prácticamente sentado encima de la batería. Por ello, no ha sido necesario colocar reposabrazos, ya que la altura de la propia consola central te permite apoyar el codo. Y antes de que lo pienses, la superficie de contacto es blanda.

Prueba Audi e-tron GT

En los primeros metros de conducción con este Audi e-tron GT te das cuenta de las enormes proporciones del vehículo. Por los espejos retrovisores exteriores aparecen esas sugerentes formas del paso de rueda, mientras que en el interior te percatas que la luneta trasera es un tanto pequeña. Cosas del diseño de estas berlinas actuales que tienden hacia los coupés.

Existen cuatro modos de conducción en este Audi e-tron GT con los característicos cambios que provocan elegir cada uno de ellos. Uno importante afecta al tren de rodaje adaptativo (de serie) ya que en modo Dynamic baja 10 mm, mientras que en Efficiency desciende 22 mm. Por eso es importante no activar este ecológico en ciudad, si no quieres dejarte los bajos en los molestos pasos de cebra elevados.

Prueba Audi e-tron GT

Una obviedad sería escribir que este Audi e-tron GT apenas suena cuando se mueve, es un coche eléctrico, pero los ingenieros se han encargado de crear un sonido artificial para aquellos que amamos la conducción. Denominado Audi e-tron sport sound (de serie en el RS, opcional en el otro) cuenta con dos altavoces exteriores en cada extremo del coche y otros dos en el interior. Su sonido es de “coche gordo” y no tiene un volumen muy alto, quedando fácilmente oculto en cuanto actives el reproductor de música o radio. Para mí son más notables los exteriores.

Y luego está su conducción. La plataforma sobre la que se asienta este Audi e-tron GT, compartida con el Porsche Taycan, permite ofrecer una dinámica de auténtico deportivo (ayuda también el bajo centro de gravedad o el reparto de pesos antes mencionado). La dirección acompaña tus órdenes con total obediencia (nada del tacto artificial de otros eléctricos), con un toque un poco duro, mientras que las suspensiones permiten giros planos y muchas menos inercias que las notadas en un Audi e-tron. Tampoco hay que dejar de lado que contamos con dirección en las cuatro ruedas y diferencial autoblocante de serie.

Prueba Audi e-tron GT

De la aceleración de este Audi e-tron GT solo podemos decir que es sublime y eso que no he puesto las siglas RS, donde todavía mejora más los registros. Aceleras una y otra vez sin descanso y pegando todo tu cuerpo contra el asiento. Adelantamientos en zonas donde no hay mucho espacio, son totalmente factibles en con este coche, como si fuera una moto. Y luego llega la frenada donde creo que está la principal diferencia entre la versión normal y el RS. Este último cuenta con frenos de carburo de tungsteno de serie (hay carbocerámicos en opción) y la capacidad de parar sus alrededor de 2.300 kilos es notablemente mayor.

Después de “pegarme” con el e-tron GT en la ruta ratonera que nos prepararon los compañeros de Audi por la sierra de Madrid que limita con Ávila, tengo que expresar que me sorprendieron mucho los consumos. En una conducción exigente y muchos kilómetros con el modo Dynamic activo, el ordenador de a bordo me registró 26,4 kWh con el Audi e-tron GT. Con el RS, ya en bajada hacia la capital, el resultado fuera de 21,2 kWh, ambos con las llantas opcionales de 21 pulgadas que no ayudan en esta tarea (de serie son de 19 en el normal y 20 en el RS). Estos datos tan excelentes se justifican por el gran trabajo aerodinámico de la carrocería (un coeficiente aerodinámico de 0.24, elementos activos en la parte delantera, bajos carenados, alerón trasero móvil…) y porque este coche no dispara su gasto circulando en vías rápidas, como pasa en otros eléctricos.

Fotos Prueba Audi e-tron GT y RS e-tron GT: gama, motores y precio

Comentarios Prueba Audi e-tron GT y RS e-tron GT: gama, motores y precio

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"