Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio

Probamos la motorización PureTech del utilitario francés, ofrece un comportamiento muy ágil en ciudad y un confort envidiable cuando sales a carretera. Por el momento, la gama no presenta opciones híbridas.

Prueba Citroën C3

El Citroën C3 es cuanto menos un coche llamativo, tiene una estética atrevida y un interior muy confortable, aunque en temas de habitabilidad puede mejorar. El modelo de Citroën fue renovado en el año 2021 y presenta una estética actual muy llamativa. Hay que destacar que se trata de un coche con muchas opciones de personalización, por lo que puedes hacer que tu vehículo sea único. Este utilitario francés es una de las apuestas más fuertes de la marca para su segmento.

Pese a haber recibido un lavado de cara, el Citroën C3 sigue manteniendo las mismas medidas, lo que le convierte en un coche coqueto y lleno de personalidad. Está enfocado al uso urbano, pero cuando decides coger la carretera tiene un comportamiento muy noble y un confort de marcha sin igual. En Europa este modelo ha sido uno de los más vendidos dentro de su segmento.

Prueba Citroën C3

Estética personalizable del Citroën C3

Sin duda este es uno de los elementos que más llama la atención del Citroën C3, ya que puedes elegir entre una amplia variedad de acabados y pinturas que harán que este vehículo sea completamente único. Esta personalización es uno de los rasgos que más destaca en este utilitario. Sus líneas modernas y redondeadas hacen que sea un coche muy actual. En el frontal destacan los faros divididos en dos, que se encuentran perfectamente integrados en el paragolpes y el capó.

En la vista lateral cuenta con un plástico protector (AirBump) que será muy útil para evitar que la puerta se llene de picotazos, si tenemos un vecino al que le gusta golpear nuestro coche cuando abre la puerta en el garaje. Personalmente, me gusta mucho como ha quedado integrado en este modelo. Por último la zaga es bastante sencilla, unos grupos ópticos de grandes dimensiones y un paragolpes de plástico quizás algo sobredimensionado, pero que evitará que la pintura se dañe.

Prueba Citroën C3

En función del acabado que escojas podrás elegir entre una amplia selección de colores, así como la opción de poner el techo en otro color. Cada vez más, los usuarios buscan poder personalizar sus vehículos y darles su toque especial.

Interior del Citroën C3

El interior del Citroën C3 es sencillo y moderno. Está formado por buenos materiales, aunque peca en cuanto al espacio para dejar los objetos. Pese a ser un coche de tamaño reducido, algún espacio más en las puertas o en la consola donde poder depositar los objetos sería de gran ayuda. Si tienes un móvil grande, lo tendrás que llevar en el bolsillo o en el hueco de la puerta, ya que el espacio es muy limitado.

Prueba Citroën C3

Pero sin duda uno de los puntos fuertes de este Citroën C3 son los asientos, literalmente parece que estás en el salón de tu casa. Citroën sigue apostando por este tipo de asientos, que son muy cómodos pero a nivel de sujeción opino que dejan un poco que desear, puesto que te mueves en exceso cuando estás circulando por carretera con curvas.

El puesto de conducción es bueno, tienes una buena visibilidad de lo que tienes delante y puedes controlar con facilidad los botones que tienes en el volante. La pantalla multimedia también es sencilla y con poco tiempo sabrás utilizarla a la perfección. Me gustaría que el modelo presentase controles físicos para la climatización, pero cada vez son más las marcas que prescinden de ellos.

Prueba Citroën C3

En cuanto al cuadro de instrumentos contamos con dos esferas grandes que nos marcan las revoluciones y la velocidad y dos más pequeñas que sirven para ver la temperatura del refrigerante y el nivel de combustible del que disponemos para circular. Además, tiene una pequeña pantalla digital en la que puedes consultar información en tiempo real. Me gusta mucho esta combinación, ya que junta lo clásico con lo moderno además, en este modelo no desentona para nada.

Por último, hablaremos del maletero, ofrece 300 L de capacidad, aunque si se abate la segunda fila de asientos se disponen de 922 L. Cumple su función, si lo que vas a hacer es moverte por ciudad con él y dispones de un coche más grande para poder viajar. Si lo quieres para lo segundo, dos personas viajarán cómodamente, pero en cuanto los tres asientos de atrás estén ocupados y llevéis varios bultos cada uno será complicado que disfrutéis de espacio para viajar cómodamente (sobre todo el que vaya en la parte trasera).

Prueba Citroën C3

Motor del Citroën C3

En esta ocasión la unidad de pruebas equipaba el motor PureTech 1.2 de 3 cilindros, que desarrolla 110 caballos y 205 Nm. Se trata de un motor de gasolina pequeño, que realiza unos consumos en mi opinión algo elevados. Según la marca, gastarás 5,9 L/100 km, en la prueba no conseguí bajar de los 6,1 L/100 km. Es cierto que no está muy lejos de la medida oficial, pero para un modelo de estas dimensiones y una motorización “pequeña” me parecen un poco altos.

Esta unidad de pruebas del Citroën C3 contaba con cambio automático. He de confesar, que no me apasionó cómo funcionaba el cambio de este modelo, ya que notabas algún que otro tirón cuando la caja procedía a cambiar la marcha. En el apartado de suspensión, hay que darle muy buena nota a este utilitario francés, si lo que te gusta es viajar sin prisa y disfrutando del viaje. Absorbe muy bien todas las irregularidades del terreno.

Prueba Citroën C3

Como pega le ponemos que la dirección no es muy precisa y no transmite mucha información de lo que está sucediendo si se compara con otros modelos del mismo segmento. Hay que recordar, que para este modelo también se pueden elegir otras motorizaciones y tienes la opción de escoger cambio manual, que sería lo que yo haría para este tipo de vehículo.

Acabados disponibles del Citroën C3

Actualmente, el Citroën C3 ofrece seis niveles de acabado distintos. Estos son: YOU!, Feel, Feel Pack, C-Series, Live Pack y Shine. Las diferencias se encuentran sobre todo en los niveles de personalización, motorizaciones y caja de cambios que ofrece cada uno de ellos. En esta ocasión hemos probado el tope de gama, en color rojo elixir nacarado, con el techo bitono negro onyx y llantas de 17”. En el interior, encontrábamos un volante de cuero, los asientos con tapicería bitono y apoyabrazos individual, como es habitual en los modelos de la marca. 

Prueba Citroën C3

Si me plantease adquirir este modelo, estoy seguro de que no sería tan exigente con el acabado del mismo y escogería alguno más bajo. Lo que si que miraría es que el modelo que me fuese a llevar a casa tuviese cambio manual, ya que considero que para un coche de estas características es la opción que encaja mejor y la diferencia en cuanto a los consumos no se notará en exceso. En el catálogo puedes elegir entre 7 colores distintos, 4 opciones de techo bitono y cinco modelos distintos de llanta.

Comportamiento del Citroën C3

En primer lugar, hay que destacar que el Citroën C3 es un coche muy ágil, por lo que es ideal para poder moverse en la ciudad. A esto, hay que sumarle que dispone de una superficie acristalada muy grande, lo que permitirá que pueda ser plenamente consciente de todo lo que te rodea cuando estás conduciendo. La habitabilidad en las plazas delanteras y traseras es buena, aunque es cierto que el acceso a estas últimas es algo limitado.

Su motor de 3 cilindros y 110 CV de potencia funciona bien, ya que ofrece el máximo par desde las 1700 vueltas. Esto hace que la respuesta sea muy rápida dentro de las capacidades de este modelo. He de confesar, que el cambio no ha sido de los que más me ha gustado, aunque es cierto que estoy acostumbrado al DSG de grupo Volkswagen que es mucho más rápido y no es tan brusco. El de este Citroën C3 daba pequeños tirones cuando se realizaba el cambio de marchas.

Prueba Citroën C3

Hay que felicitar a la marca francesa por el gran confort de marcha que ha conseguido en su Citroën C3. Tanto a nivel de suspensiones, como de asientos se trata de uno de los coches más confortables para viajar en los que me he subido últimamente. Apenas sientes los baches, ya que absorbe a la perfección todas las irregularidades de la carretera. El lado negativo lo encontramos en que a la hora de tomar las curvas el coche balancea en exceso. Además, la información que transmite la dirección es bastante limitada.

Por último, si hablamos del aislamiento acústico, es cierto que se filtran bastantes ruidos del exterior. Sobre todo, el que proviene del motor ya que sigue teniendo ese sonido característico de los 3 cilindros.

Precio del Citroën C3

El precio de nuestra unidad según el configurador de la marca y en el momento que se ha escrito esta prueba es de 23.375 euros.

Prueba Citroën C3

Competencia actual del Citroën C3

Nos encontramos en un segmento con muchas opciones donde escoger entre una amplia variedad de vehículos y muchos de ellos también cuentan con la opción de cambio automático. En primer lugar el Suzuki Swift, cuenta con una motorización hibrida y una gran habitabilidad interior, lo que le hace ser muy atractivo en este segmento. Además, su precio es bastante inferior al del Citroën C3.

En segundo lugar tenemos al hermano gemelo, el Peugeot 208. En esta ocasión contamos con un maletero 9 litros más grande. Su diseño es completamente distinto, mucho más rompedor y enfocado a un publico más joven. Por último, presentamos como alternativa el Renault Clio E-Tech, ofrece una mecánica híbrida de 140 CV que tiene un buen comportamiento en carretera y ciudad, además su cambio automático es más rápido y no tiene esos pequeños tirones.

Fotos Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio

  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio
  • Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio

Comentarios Prueba Citroën C3: habitabilidad, comportamiento y precio

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.