Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo

Repasamos en el último lanzamiento de Citroën sus mejores argumentos de compra, para competir entre los grandes familiares del mercado.

Nos volvemos a poner a los mandos del nuevo Citroën C5 X, con el objetivo de sacar a relucir sus mejores virtudes en cinco puntos. Un familiar, recordemos, con aires de crossover, que devuelve a la marca francesa al segmento D de las berlinas y que cuenta con una gama formada por dos motores de gasolina y una variante híbrida enchufable.

1-. Diseño del nuevo Citroën C5 X

Las berlinas cada vez tienen menos protagonismo en el mercado en su formato clásico de tres volúmenes. Por eso, no es tan descabellado que Citroën haya adoptado para este nuevo C5 X una silueta de familiar, que aunque en nuestro país no terminan de despegar, en el resto de Europa tienen una gran aceptación.

Prueba Citroen C5 X

En esta misma fórmula también se ha sobreelevado la carrocería, hasta los 19,4 cm, que sumado a las molduras le aportan un toque crossover muy aceptado por la moda actual de los SUV. El resto de su imagen es típica de Citroën, bien diferenciada de sus competidores, destacando elementos como el largo capó con unas formas originales, así como una fuerte caída del techo, que le resta un poco de visibilidad en la zona posterior.

2.- La comodidad del Citroën C5 X

“El nuevo Citroën C5 X es la excelencia de la comodidad”. Con esta frase los compañeros de prensa de la firma francesa definían a su último lanzamiento y tras probar el coche no se les puede poner ninguna objeción. Es una alternativa ideal para aquellos que les gusta realizar grandes viajes, sobre todo por vías rápidas, y de una forma tranquila.

Prueba Citroen C5 X

Sus argumentos empiezan por el esquema de las suspensiones progresivas hidráulicas que viene de serie desde el primer acabado (Feel Pack). Esta solución que ya es adoptada por otros modelos como el Citroën C4 o el Citroën C5 Aircross, cuenta con topes específicos que absorben las irregularidades del asfalto para que prácticamente no te des cuenta ni que existen. Pero es que en el caso de este Citroën C5 X el nivel todavía es más alto ya que se incorporan los amortiguadores pilotados, que de forma electrónica ajustan de forma independiente cada una de las cuatro ruedas para conseguir el rodar más cómodo posible. Estos son de serie siempre para la motorización Hybrid, mientras que en los de gasolina no están disponibles.

Por si fuera poco, este Citroën C5 X también suma una segunda evolución de los asientos Advanced Comfort. Su diseño ha cambiado ligeramente y se ha mejorado su mullido para aumentar un poco más la comodidad en todo el cuerpo. En la gama del familiar francés existen hasta cinco combinaciones diferentes, que están asociadas a los equipamientos disponibles.

Prueba Citroen C5 X

Y todo ello sin olvidar un buen trabajo en la insonorización del habitáculo, tanto para la motorización híbrida enchufable como el motor PureTech 180 que pude probar.

3.- Nuevo Citroën C5 X: alta tecnología y calidad superior

Que el Citroën C5 X es el buque insignia de la marca actualmente queda bastante claro en cuanto te montas en él. La calidad de los materiales utilizados y los ajustes de todos ellos quedan por encima del Citroën C5 Aircross, con el que comparte nomenclatura. Solo, y en las zonas más alejadas de la vista, queda algún plástico algo más duro. Y a esto sumamos nada menos que 23 ayudas a la conducción, entre su dotación tecnológica.

Prueba Citroen C5 X

Al mismo nivel ralla el apartado digital del puesto de mando de este Citroën C5 X. En las unidades que probé siempre equipaban el nuevo Extended Head-up Display, disponible con una gran resolución y un tamaño que equivale a 21 pulgadas. Se complementa a la hora de mostrar la información con el panel de instrumentación, que podría ser algo pequeño frente a su competencia, pero que tiene un diseño sencillo y claro.

Aunque para mí el paso más grande en la evolución de este ecosistema del Citroën C5 X lo refleja la nueva pantalla multimedia. Disponible en medidas de 10 ó 12 pulgadas, su manejo me ha parecido muy intuitivo, parecido al entorno que entraríamos en una tablet, con iconos de gran tamaño y que se movía con cierta soltura entre los diferentes menús. Solo noté un poco lento al navegador al indicar los desvíos en cruces o intersecciones.

Prueba Citroen C5 X

4.- Espacio interior del Citroën C5 X

Cuando hablamos de un coche que se va hasta los 4,8 metros de largo, es de suponer que el espacio interior será muy amplio, algo que podemos corroborar en este nuevo Citroën C5 X. Ya en su parte delantera, las formas del salpicadero aportan mucha amplitud, pese a que la consola central es voluminosa.

Tampoco se podrán quejar los pasajeros de las plazas posteriores, que disfrutarán de un gran espacio para las piernas. No cuenta con tres asientos independientes como sucede en el Citroën C5 Aircross, pero tres adultos podrían viajar relativamente cómodos en esta zona gracias al agradable mullido que encontraremos en la plaza central.

Prueba Citroen C5 X

Respecto al maletero, este Citroën C5 X ofrece 545 litros, que le ubican en la parte alta de su segmento, pero sin acercarse a los 660 de un Skoda Superb. Como dato importante, la variante híbrida enchufable pierde 60 litros para hacer hueco a la batería, pero es curioso porque a la vista no lo parece.

Potenciando un poco la funcionalidad a bordo, el nuevo Citroën C5 X cuenta también con hasta 13 espacios repartidos por todo el habitáculo para dejar objetos, sumando entre todos ellos un volumen total de 29 litros.

Prueba Citroen C5 X

5.- El precio del Citroën C5 X

En estos momentos, el Citroën C5 X se oferta para todos los clientes con una oferta comercial de 3.500 euros, en todas sus variantes. Se podría incrementar todavía más acogiéndonos a sistemas como la financiación, en los que podríamos conseguir otros 500 euros, ampliables a 1.200 euros si se hace entrega de otro vehículo. La lista completa es la siguiente:

  • PureTech 130 FEEL PACK 34.475 € (30.975 € con promoción incluida)
  • PureTech 130 SHINE 36.175 € (32.675 €)
  • PureTech 180 SHINE 42.675 € (39.175 €)
  • PureTech 180 SHINE PACK 44.975 € (41.475 €)
  • Hybrid FEEL PACK 45.175 € (41.675 €)
  • Hybrid SHINE 46.875 € (43.375 €)
  • Hybrid SHINE PACK 49.175 € (45.675 €)
Prueba Citroen C5 X

Teniendo en cuenta estos precios, el Citroën C5 X es más barato que un Subaru Outback con 169 CV, cambio automático y tracción total (empieza en 39.500 euros) comparado con el Shine 180 CV, y bastante más que un Skoda Superb Combi Scout, que no tiene un motor gasolina equivalente, conformándose con el 2.0 TDI de 200 CV y cambio automático por 48.500 euros.

Fotos Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo

  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo
  • Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo

Comentarios Prueba Citroën C5 X: cinco grandes razones para comprarlo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.