Prueba del Hyundai i30 CW 2021 N Line: opinión, maletero, acabados, cómo va,...

El compacto más familiar de Hyundai cuenta con una habitabilidad extra para las maletas, además de exhibir un motor muy equilibrado y un acabado deportivo con gran atractivo.

 

Hyundai i30 CW N-Line

El Hyundai i30 CW es la versión más familiar del compacto coreano. Un coche imprescindible para aquellas personas que no quieran una gran berlina pero que sí deseen un maletero de gran capacidad para hacer viajes. Esta unidad además cuenta con la etiqueta ECO de la DGT gracias a que cuenta con una microhibridación de 48V y muchos detalles deportivos, dado que se trata del acabado N Line. Puede ser tuyo por 25.160 euros.

Exterior

Hyundai i30 CW N-Line

El Hyundai i30 ha recibido un restyling recientemente y es por ello que ahora luce más atractivo que nunca. Su frontal es muy llamativo, gracias a una parrilla hexagonal con terminaciones en 3D. Esa misma apariencia la encontramos en el paragolpes, que posee tres grandes entradas de aire. El resultado es un frontal con muy poca superficie opaca.

Los faros con tecnología LED son muy afilados y tienen forma de V para darle un cierto toque agresivo y deportivo. No olvidemos que el Hyundai i30 de anterior generación fue todo un éxito entre los  jóvenes, de ahí que la firma coreana siga apostando por una estética muy ‘sport’.

 

Hyundai i30 CW N-Line

En la vista lateral, encontramos la insignia N Line en la aleta delantera para dejar claro desde un primer momento que estamos ante una versión deportiva del modelo, pese a su carrocería familiar y con una gran longitud: 4,58 metros. También unas llantas de 17 pulgadas muy agradables a la vista gracias a su acabado bitono.

Detrás, Hyundai ha logrado que este coche, pese a tener una caída muy vertical, no lo parezca tanto gracias a unas molduras en color negro que se camuflan con la luna trasera. Así, parece que termina de una forma mucho más suave: a ello también contribuye el spoiler trasero, que es muy discreto.

 

Hyundai i30 CW N-Line

Los pilotos son menos agresivos que en la parte delantera, con formas mucho más redondeadas. El paragolpes trasero está acabado en plástico negro con un cromado que recorre toda la parte trasera del coche. Como en todo coche de corte familiar, el Hyundai i30 CW cuenta con barras en el techo.

Interior

 

Hyundai i30 CW N-Line

El Hyundai i30 CW N-Line deja clara su apuesta por la deportividad en todo el coche. En el primer sitio donde se aprecia es en los asientos, que cuenta con la insignia N Line y ribetes acabados en color rojo. Estos agarran de fábula y aunque el coche no está concebido para hacer una gran conducción deportiva, sujetan de forma adecuada en curva.

Después, vemos una serie de detalles especiales en el volante, también acabado con la insignia N y ribetes de color rojo. Los pedales en aluminio también potencian la deportividad del conjunto, así como el pomo de la palanca de cambios, especial para esta versión.

 

Hyundai i30 CW N-Line

La habitabilidad interior es buena, pero que los 4,58 metros de largo no te engañen: sigue siendo un compacto.  Por tanto, las plazas delanteras cuentan con un gran espacio, mientras que las traseras son algo menos generosas. El espacio para las rodillas es adecuado, así como la altura, pero si viajáis tres personas, la distancia entre pasajeros es nula. Por tanto, si la segunda fila va a ser ocupada con frecuencia, ten en cuenta esto a la hora de decidirte por un compacto familiar o irte a algo más grande y, por tanto, con un extra de anchura de ejes.

Hablemos del producto estrella de este Hyundai i30 CW: el maletero. Posee 602 litros ampliables a 1.650 l con la segunda fila de asientos plegada. Un espacio que te permitirá viajar con un enorme confort y trasladar cualquier tipo de objeto. El suelo es plano, lo que facilita colocar objetos y especialmente sacarlos, ya que nos permite arrastrarlos hacia fuera. No te preocupes por rayar el coche, ya que la firma coreana ha pensado en todo: en la boca  del maletero, el i30 cuenta con una banda de aluminio pensada para sufrir con el trasvase de maletas.

 

Hyundai i30 CW N-Line

En cuanto al ‘pantalleo’, el Hyundai i30 CW N Line es bastante discreto, ya que cuenta con una básica pantalla para el infoentretenimiento y relojes con un pequeño display digital en el centro. En este aspecto, es un coche básico, aunque existen opciones para instalarle una pantalla en lugar de una instrumentación clásica y un monitor para el infoentretenimiento mayor. Pero para ello, deberás optar por una motorización de categoría superior.

Lo que no me ha gustado demasiado tras ver el configurador es que Hyundai no incluye extras, todo va en acabados, de manera que la personalización se limita a los colores exteriores, equipamientos cerrados y elección de llantas.

Motor y como va

 

Hyundai i30 CW N-Line

El Hyundai i30 cuenta con un motor microhibridado 1.0 TGDI de 120 CV. Se trata de la opción estrella de este modelo, ya que la gran mayoría de unidades vendidas llevan este bloque bajo el capó. Una potencia ideal para cualquier circunstancia, ya que en ningún momento notamos una falta de prestaciones a la hora de realizar algún tipo de maniobra.

Cuando necesitamos pisar a fondo, el coche responde de forma estupenda incluso sin reducir una marcha, ya que empieza a dar una buena cifra de para a partir de las 1.800 revoluciones. Por tanto, podemos hacer una conducción en bajas revoluciones para reducir el consumo de combustible y darle un “zapatazo” para ganar velocidad con cierta contundencia.

Hablando de ahorro de combustible, el Hyundai i30 CW aprovecha su microhibridación para circular a vela durante tramos en los que no sea necesario emplear el acelerador. De esta manera aprovecha la inercia y no gasta gasolina. Activarlo es muy sencillo: levantas el pie del acelerador y se activa. Para devolver la vida al motor, bastante con volver a acelerar.

 

Hyundai i30 CW N-Line

Es un motor que permite circular con confort. No es muy rumoroso, por lo que apenas apreciaremos su presencia durante la conducción salvo cuando subamos mucho de vueltas. Las vibraciones también son escasas, todo ello gracias al gran trabajo realizado por Hyundai a la hora de aislar el coche.

Para manejar las vueltas a las que circulamos, tenemos un cambio manual de seis velocidades muy eficaz gracias a que su tacto es espléndido. El tacto del embrague me ha gustado por ser preciso (algo que no siempre sucede con Hyundai) y los guiados de la palanca son claros para no meter jamás una marcha equivocada.

 

Hyundai i30 CW N-Line

Los consumos que hemos obtenido durante la semana de pruebas han sido magníficos. Pese a la longitud del coche, quedamos justo por debajo de los seis litros: 5,9 l/100 km. Estas cifras las he logrado sin mirar por hacer una conducción eficiente, con una media en ciudad de 6,4 l/100 km, como podéis ver en la imagen inferior. La cifra en un viaje largo debería reducir esos 5,9 l/100 km.

En cuanto a su conducción, el Hyundai i30 es un coche pensado para hacer una conducción calmada. Por ello cuenta con una suspensión más bien blanda que busca el confort en los baches, algo que le hace ser menos dinámico en curva, ya cuenta con cierto balanceo y esto hace que, especialmente en curvas enlazadas, trabaje más de la cuenta. Su dirección, muy desmultiplicada, transmite poca información al conductor.

Equipamiento y precio

 

Hyundai i30 CW N-Line

Esta unidad cuesta 27.760 euros, aunque con el descuento de la marca, este se queda en 22.360 euros, aunque este coste podría rebajarse en 500 euros extra si escoges alguna de las pinturas gratuitas. Esta, denominada ‘Dark Night’, me ha parecido bastante atractiva, ya que le sienta de maravilla a la carrocería del coche. Te dejamos el listado de equipamiento que incluye.

Airbag conductor y acompañante, airbags laterales delanteros y de cortina, sistema de frenos ABS, con ESP y control de arranque en pendiente HAC, frenos delanteros de disco de 16", freno de estacionamiento de palanca, frenos traseros de disco de 14", bloqueo de puertas para niños, sistema de parada y arranque (Stop& Start, ajuste en altura y profundidad de volante. Además, conjunto estético exterior e interior N-Line.

 

Hyundai i30 CW N-Line

Air Filter, conductos interiores de ventilación en 2ª fila de asientos, sistema automático de desempañamiento, ordenador a bordo, reloj digital, 3,5 " Cluster TFT, retrovisor interior, control de crucero con mandos en el volante, low Washer Fluid Warning, selector de modos de conducción, sistema activo de cambio involuntario de carril, cámara de aparcamiento trasero con guías activas, sensor de aparcamiento trasero, limitador de velocidad, sistema de asistencia a la frenada de emergencia FCA (detección de vehículos, peatones ), toma de corriente auxiliar, tomacorriente 12v en guantera, cargador inalámbrico de móvil, preinstalación de la bola de remolque, volante multifunción, pantalla táctil de 8” y llave inteligente.

Fotos Prueba del Hyundai i30 CW 2021 N Line: opinión, maletero, acabados, cómo va,...

Comentarios Prueba del Hyundai i30 CW 2021 N Line: opinión, maletero, acabados, cómo va,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"