Prueba: Mercedes GLA, más atractivo y práctico que un Clase A

Hemos realizado la primera toma de contacto del nuevo Mercedes GLA en la presentación internacional que ha tenido lugar en Granada en febrero. El nuevo SUV de Mercedes utiliza la plataforma de los modelos compactos de la marca, que ya usan el Clase A, Clase B y Clase CLA. Como característica principal, se trata de un SUV compacto muy cercano a un coche convencional, mucho más que otros SUV rivales como el Range Rover Evoque o el Audi Q3. Tiene más maletero y mejor acceso al interior que un Clase A, por lo que también es mejor para una pequeña familia, pero al volante se siente muy cercano, con la misma agilidad y facilidad de conducción.

Las claves del Mercedes GLA

  • Mide 4,41 metros de largo y sólo 1,49 metros de alto.
  • Interesante versión de acceso (diesel 136 CV) desde 31.150 €.
  • Maletero de 421 litros
  • Dos motores gasolina (156 y 211 CV) y dos diésel (136 y 170 CV)
  • Tracción total sólo con versiones potentes y cambio automático
  • Versión AMG de 360 CV

El comportamiento y las sensaciones son las de un coche compacto.

Mercedes ha buscado con su nuevo SUV compacto un coche muy cercano a un turismo convencional, lo que se suele llamar crossover. Es 10 cm más bajo que un Audi Q3 y 15 cm más que un Evoque de 5 puertas. Pero también es ligeramente más amplio por dentro a lo ancho y alto que el Mercedes Clase A, del cual deriva. Su diseño es muy llamativo y conseguido, sobre todo en su frontal y respecto al Clase A, es también más ancho. Por precio, comienza más barato que un Evoque con motores y equipamientos más sencillos, que pueden mejorarse gradualmente con paquetes de opciones. Dentro de la gama Mercedes, el GLA está a caballo entre el algo más barato Clase A y el Clase CLA, que queda ligeramente más caro.

En España se comienza la comercialización del Mercedes GLA con dos motores diésel y dos gasolina. En diésel se presenta el GLA 200 CDI, con 2,1 litros de cilindrada y 136 CV, que consigue buenos consumos anunciando entre 4,3 y 4,5 l/100 km según acabados. El GLA 220 CDI cuenta con el mismo 2,1 litros en versión de 170 CV y sólo con cambio automático. Ambos motores diésel se libran del impuesto de matriculación por bajas emisiones y eso permite que el motor más barato de la gama sea el interesante GLA 200 CDI, que con cambio manual comienza en 31.150 euros.

El acabado AMG Line ofrece un aspecto más deportivo al modelo.

En el apartado de gasolina se ofrece el GLA 200 con un buen motor 1.6 litros turbo de 156 CV, con opción de cambio manual o automático, mientras que la versión tope de prestaciones es el GLA 250, con un motor 2,0 litros turbo de 211 CV y sólo con cambio automático.

Las versiones más potentes de gasolina y diésel son las únicas que pueden montar la transmisión 4Matic de tracción total. Cuando se elige la tracción total se añade de serie un botón que selecciona el modo offroad que adapta el uso del cambio automático, del ABS y del acelerador para rodar por terreno suelto, así como un control de descenso.

La tracción total está disponible sólo con los motores GLA 250 y GLA 220 CDI, pero la suspensión elevada es opcional en todos.

La cercanía de la carrocería del Mercedes GLA a la de un coche normal se acaba notando al volante. La primera sensación de ir un poco alto se desvanece pronto y se conduce como si fuera uno de altura normal con una mejor visibilidad. La diferencia de altura del asiento frente al Clase A es de 8 cm. Es muy ágil en curvas, pero se ha buscado ante todo que sea estable, con mucho aplomo y una actitud sencilla de manejar al limite.

Hay tres tipos de suspensión. La estándar ofrece un comportamiento efectivo y cómodo. Se ofrecerá en un futuro cercano una suspensión 3 cm más alta que deja una altura libre al suelo en 20 cm, tanto en vehículos 4x4 como 4x2. La hemos podido probar en la presentación en una pista especialmente preparada y funciona muy bien para rodar con más confianza por carreteras en mal estado y pistas sin asfaltar. También se puede optar por un tren de rodaje dinámico, ya disponible desde el lanzamiento, con la altura reducida 1,5 cm, con tarados más firmes, dirección más directa y menos balanceo de carrocería, aunque como hemos probado, retiene un buen nivel de comodidad. Esta última es buena opción para los conductores más dinámicos por un coste de menos de 400 euros.

GLA 45 AMG

Como la base del coche es la misma, introducir la planta motriz y transmisión del compacto de altas prestaciones A 45 AMG en el Mercedes GLA ha sido simple y sólo se ha tenido que trabajar en la puesta a punto de la suspensión, los desarrollos de cambio y reforzar algunas piezas. El resultado es impresionante, el SUV compacto más potente del mercado con un 2.0 litros turbo de 360 CV, una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,8 segundos, y unas recuperaciones entre marchas muy rápidas. Aún no se vende en España, pero lo hemos podido probar en la presentación. Una cosa está clara, es rapidísmo, y aprovechando su potencial el consumo puede ser muy alto, pero en conducción tranquila puedes moverte en los 10 l/100 km de media.

La versión GLA 45 AMG cuenta con un motor de 361 CV, tracción total, suspensión y frenos deportivos y un precio acorde con todo ello.

El sonido es muy alto a plena carga, pero no especialmente melódico por culpa del turbo. Para amenizar la conducción deportiva, cuando el motor está alto de vueltas y se cambia de marcha a través de las levas, se genera un desfase mínimo en la chispa de las bujías que provoca fuertes petardazos a través del tubo de escape. Pesa 1.510 kg y cuando llegas muy fuerte a una frenada se nota, y dudo de la durabilidad de los frenos en sesiones largas de conducción deportiva, a pesar de llevar discos perforados y con doble pistón delante. Para un uso habitual dinámico no muy extremo, sin embargo, podría verle incluso más atractivo que el A 45 AMG, porque no pierde prácticamente nada dinámicamente y es claramente más llamativo y espectacular de ver... Y más amplio y práctico.

Interior de calidad

El interior del Mercedes GLA, al igual que en el resto de la nueva generación de modelos compactos de Mercedes (A, B y CLA), cuenta con el mismo salpicadero moderno con tres grandes salidas de ventilación y la pantalla multimedia flotante, que, como es norma en Mercedes, no es táctil y se controla a través del mando rotativo detrás de la palanca de cambio. El nivel de calidad es muy alto, así como el confort sonoro y la sensación de exclusividad, pero la personalización del interior a través de las opciones puede ser muy cara. La habitabilidad es correcta, pero no la mejor en este sector de los SUV compactos. La cota menos favorable es el espacio para las piernas detrás, correcto como mucho, y la plaza central trasera no es cómoda. Es el precio de tener unas formas de coche compacto con suspensión elevada, aunque se accede mucho mejor que en el Clase A, también detrás con puertas más altas, y el maletero de 421 litros es aprovechable, por lo que una familia de un hijo (que no sea un bebé) podría planteárselo como opción.

La calidad del interior es la que se espera de la marca. Personalizar el interior con los paquetes y opciones es caro.

Equipamiento y opciones

Mercedes España vende el nuevo GLA con mucho equipamiento de serie. Elementos como el climatizador, Bluetooth con streaming de audio, faros bi-xenón o las llantas de 18 pulgadas, entre otras cosas, son de serie. A partir de ahí, el cliente puede elegir en qué gastarse el dinero. La pintura metalizada cuesta 800 euros. Por 600 euros se ofrece la recomendable Línea Urban, que mejora el aspecto del exterior e interior significativamente. Un paso más es la Línea AMG line que por 2.500 euros cambia el aspecto por un look deportivo, con parachoques, llantas, faldones y detalles de interior de estilo deportivo. Desaconsejamos la Línea Edition 1 que ofrece un aspecto tecnológico con llantas de 19 pulgadas y muchos detalles diferenciadores, pero cuesta casi 6.000 euros en los diésel y algo más en los gasolina, por los impuestos.

En cuanto a equipos multimedia, de serie ya trae la pantalla grande y el Bluetooth con audio streaming. El primer nivel de navegador cuesta casi 1.000 euros y los altavoces Harman-Kardon otros 900. Si se quiere algo más especial hay que superar los 3.000 euros para conseguir el sistema Command Online de Mercedes. En cuanto a seguridad, de serie ofrece el sistema de previsión de colisión con asistencia de la frenada, Collision Prevention Assit. El sistema Pre Safe, que prepara la cabina en caso de colisión inminente cuesta menos de 500 euros y el control del ángulo muerto avanzado poco más de 600. Curiosamente el control de crucero sencillo es opcional, por menos de 400 euros, y si se quiere adaptativo, el Distronic Plus sobrepasa los 1.000 euros.

El maletero de 421 litros y el mejor acceso al interior hacen al GLA más práctico que el Clase A.

Mercedes-Benz GLA 200 CDI

Motor

Turbodiésel, 4 cil. 2.143 cm3

Potencia máxima

136 CV de 3.400 a 4.000 rpm

Par máximo

300 Nm de 1.400 a 3.000 rpm

Transmisión

Tracción delantera, cambio manual de 6 velocidades

Frenos del/tras.

Discos Vent./Discos

Neumáticos de serie

235/50 R18

Velocidad máxima

205 km/h

Acel. 0-100 km/h

10,0 s

Consumo urb./extraurb./mixto

5,5 / 3,9 / 4,5 l/100 km

Emisiones de CO2

119 g/km

 Precios

Gama Mercedes-Benz GLA

POTENCIA

CONSUMO

PRECIO

GLA 200 CDI

136 CV

4,5 l

31.150 €

GLA 220 CDI

170 CV

4,6 l

36.900 €

GLA 220 CDI 4Matic

170 CV

5,1 l

39.400 €

GLA 200

156 CV

5,9 l

35.600 €

GLA 250

211 CV

6,1 l

43.000 €

GLA 250 4Matic

211 CV

6,6 l

45.500 €

Fotos Prueba: Mercedes GLA, más atractivo y práctico que un Clase A

Comentarios Prueba: Mercedes GLA, más atractivo y práctico que un Clase A

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 09/10/2017 10:00:12

    Hola Turis. Los tres son igual de buenos, pero el GLA es un poco más práctico, su maletero es más grande que el del A y con los beneficios del portón frente al pequeño acceso del CLA. Y entre la altura de carrocería y que las puertas traseras son más altas, el acceso al interior es más fácil. El A y el CLA son ligermente más ágiles de conducción, pero si eliges el acabado AMG Line, la suspensión se vuelve muy firme en estos dos. Una opción es elegir el paquete AMG Line con la suspensión Comfort de altura rebajada, tienes el look bajito, pero con más comodidad. Espero no haberte liado más ;)

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"