Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento

Analizamos al modelo de acceso a la gama eléctrica de Mercedes, que destaca por su comodidad a bordo.

Prueba Mercedes EQA

El escalón más bajo y asequible dentro de la gama eléctrica de Mercedes lo marca el EQA. El SUV basado en la misma plataforma que el Mercedes GLA, presume de una gran comodidad y de poder acogerse al Plan MOVES III para su compra. Pero estas no son sus únicas virtudes, vamos a analizarlo al completo.

Prueba Mercedes EQA: estilo exterior propio

Por lo general en los últimos modelos eléctricos que se han lanzado al mercado se ha utilizado una plataforma específica para este tipo de propulsión, al contrario de lo que sucede en nuestro Mercedes EQA. Aquí hereda la misma que tiene la familia de modelos más pequeños de la marca alemana, entre los que está el Mercedes GLA al que prácticamente calca sus medidas exteriores.

Prueba Mercedes EQA

Pero este Mercedes EQA puede presumir de contar con un estilo exterior propio en ambos extremos de la carrocería. Digamos que se le ha adaptado el lenguaje de los otros EQ de Mercedes, apareciendo un frontal con una parrilla grande y tapada en negro brillante, con unos faros que terminan uniéndose visualmente gracias a una tira LED. Este mismo efecto se consigue de igual manera en la parte posterior, que además estrena un difusor en el que ya no hace falta hacer hueco a los tubos de escape.

Si te gusta como estaba personalizada mi unidad de pruebas, debes saber que equipaba el pack opcional AMG Line, que sumará a la factura 3.121 euros (desde la marca indican que es el más vendido), así como el color “Azul denim” metalizado, que en su caso cuesta 840 euros. Tampoco son de serie las llantas, ya que de partida monta 18 pulgadas y estas que ves en las fotografías son las 19’’ con un precio de 798 euros.

Prueba Mercedes EQA

El citado AMG Line termina invadiendo también el interior de este Mercedes EQA, como se puede apreciar en los asientos deportivos con costuras en rojo, el volante de cuero o en los pedales de aluminio. Desde aquí sentado no sabrás si estás dentro de este modelo o de un Mercedes GLA, pues en el salpicadero son idénticos.

La presentación general de este Mercedes EQA es buena, sobre todo si analizamos las zonas que quedan a la vista. Bien es verdad, que en las zonas bajas, como por ejemplo de las puertas, se han utilizado plásticos duros de menos calidad. Su puesta en escena es conocida en los modelos alemanes, pero no por ello deja de impresionar. Esos aireadores redondos, la calidad digital aportada por el sistema MBUX (aquí montado el paquete Advantage que incluye las pantallas grandes de 10,25 pulgadas por 2.262 euros) o un trabajo sistema de iluminación ambiental, le aportan una presencia premium.

Prueba Mercedes EQA

A la hora de conducir puede parecer que hay una gran cantidad de botones en este Mercedes EQA, pero no llegan a abrumar al estar colocados por zonas. Centrándonos en dos partes, los colocados en la zona central debajo de los aireadores quizás tengan un tamaño algo estrecho para su manejo en marcha, algo que se puede decir también de los del volante, en donde se suman unos pequeños hápticos para realizar funciones de una forma más rápida.

En la consola central encontraremos también un “touch pad” para el manejo del sistema multimedia que es muy útil para no distraerse mucho de la conducción. Aunque siempre podrás recurrir a los comandos de voz, un aspecto en el que Mercedes se mantiene un paso por delante de su competencia. En eso y en la capacidad de personalización de ambas pantallas.

Prueba Mercedes EQA

Toca cambiar de fila de asientos. El acceso a la parte trasera no es muy grande, lo que dificulta algunas maniobras como subir a los niños al coche. Una vez dentro, disfrutamos de una buena altura para las cabezas, aunque el piso se ha subido un poco para ubicar debajo la batería y las piernas no terminan de ir del todo estiradas. La anchura tampoco es su fuerte, con un hueco destinado más para dos que para tres, pero con una plaza central que se puede aprovechar.

Trasladando todo esto frente a sus rivales directos, en espacio para las cabezas está en cabeza igualado con los Lexus UX 300e y el Audi Q4 e-tron, en las piernas también es el mejor con el otro modelo alemán, mientras que en anchura es superado tanto por el Q4 como por el Volvo XC40 Recharge, imponiéndose al japonés.

Prueba Mercedes EQA

Nos quedaría para cerrar este análisis hablar del maletero. En el caso de este Mercedes EQA la marca anuncia 340 litros, que para este tamaño no es excesivo. Además, debajo de la bandeja no hay espacio suficiente para guardar los cables de carga. De nuevo comparado con sus rivales está por debajo de todos ellos con Audi (520), Volvo (414) y Lexus (367).

Prueba Mercedes EQA: comodidad a bordo

Pese a contar con este pack AMG Line, nuestro Mercedes EQA destaca principalmente por la comodidad que transmite a bordo. Es muy reconfortante la sensación que ofrecen sus suspensiones, capaces como decimos nosotros de “comerse” todas las irregularidades. Se acompañan para mejorar esta sensación de unos asientos ergonómicos y unos neumáticos con un perfil 50.

Prueba Mercedes EQA

Teniendo en cuenta este aspecto y la manera en la que se comporta este motor 250 de nuestra unidad de pruebas invita a ir tranquilo. La entrega de los 140 kW (190 CV) de potencia se realiza de una forma progresiva, con más ímpetu en la parte inicial de velocímetro y siempre sobre el eje delantero. Tampoco quiero decir que se muestre perezoso, pues al final mueve bien las más de 2 toneladas de peso, que se hacen notar a la hora de encadenar varias curvas seguidas.

Me gustó el tacto de la dirección de este Mercedes EQA. Transmite bien la información al conductor y activado el modo Sport, se vuelve bastante directa. Siguiendo con ese modo, es donde se muestra todo el poderío del conjunto mecánico ofreciendo una aceleración más enérgica. El lado contrario lo marca el Eco, muy orientado a la circulación urbana en donde cuida la autonomía, pero que en vías rápidas quizás cape algo al coche. A parte de estos dos tenemos el Comfort o un Individual en el que se puede retocar la propulsión, la dirección y el ESP.

Prueba Mercedes EQA

Pero no es lo único que puedes modificar en la conducción del Mercedes EQA. Gracias a unas levas, de pequeño tamaño, colocadas tras el volante podemos ajustar el nivel de retención del vehículo. El más fuerte es el D--, con el que casi se puede conducir con un pedal (no lo consigue del todo), subiendo al D-, el D o el D+, en el no existe resistencia. Aunque el que más me gusta a mí es el D Auto (se activa dejando apretada la leva), en el que el coche va ajustando la frenada según las condiciones de la conducción, el tráfico o la carretera.

Prueba Mercedes EQA: el proceso de la carga y consumos

En la aleta trasera derecha encontraremos el punto de carga de este Mercedes EQA. Desde aquí podremos cargar hasta un máximo de 11 kW, en corriente alterna, y de 100 kW, con la continua. Utilizando la primera en un poste público empezando desde un 8 % tardó casi 6 horas en rellenarse al completo, cumpliendo con lo homologado. En un enchufe casero el tiempo para el mismo porcentaje se disparó hasta las 26 horas. Por último a su máxima potencia llegaría al 80 % en apenas 30 minutos (datos de la marca).

Prueba Mercedes EQA

Respecto a la autonomía de este Mercedes EQA, al recogerlo me marcaba 354 km al 100 %, homologando 424 kilómetros. Yo durante el tiempo que lo he tenido, realizando todo tipo de recorridos, me he movido entre los 17 y 18 kW, lo que me permitiría poder recorrer 380 kilómetros, para hacernos una idea. Eso sí, al modelo alemán no le gusta el frío de la mañana, en donde los consumos ascendían a los 23 kW realizando el mismo tipo de conducción.

Para ayudarnos con el tema de la recarga eléctrica, este Mercedes EQA cuenta con una aplicación dentro de la pantalla multimedia denominada Electric Intelligence. Con ella nos calculará la ruta más rápida y eficiente para llegar al destino que le marquemos, indicando las paradas para cargar la batería que estima oportunas para que podamos llegar sin problemas.

Prueba Mercedes EQA

Prueba Mercedes EQA: ¿Cuál comprar?

Llega el momento de elegir un motor para nuestro Mercedes EQA. Actualmente el SUV eléctrico ofrece cuatro opciones a elegir. Como he comentado nuestra unidad de pruebas contaba con el 250 que ofrece un buen compromiso y un precio de partida de 53.795 euros, que le permite poder optar al Plan MOVES III.

Aunque yo me decantaría por la variante 250+, que al costar 55.250 euros también entra dentro de la subvención. Compartiendo ambos la misma potencia, su motor es más eficiente y cuenta con una batería de mayor capacidad (71 kWh frente a los 66,5 kWh del otro) lo que le permite firmar una autonomía de 540 kilómetros (homologados), siendo el mejor de toda la gama en este aspecto.

Prueba Mercedes EQA

Para los que busquen algo más de potencia y prestaciones, quedarían por encima el 300 (57.080 €) y el 350 (59.350 €). Con un esquema mecánico que combina la acción de dos motores eléctricos, permiten contar con la tracción total 4MATIC, que aportará más seguridad en firmes resbaladizos. Su batería es la de mayor capacidad de las antes mencionadas, pero la autonomía se queda en 426 y 432 kilómetros, respectivamente.

Prueba Mercedes EQA: ¿mejor que un Mercedes GLA?

De todos es sabido que el salto al eléctrico se paga actualmente en el mercado y la comparación entre el Mercedes EQA y el Mercedes GLA así lo atestigua. Por el precio de partida de nuestro protagonista te puedes comprar del segundo su versión híbrida enchufable (52.318 €) o casi el gasolina 250 con 224 CV (55.454 euros). Estas diferencias todavía son mayores si miramos opciones más razonables como el gasolina 200 de 163 CV (42.472 euros) o el diésel 200 d (42.834 euros).

Prueba Mercedes EQA

El Mercedes GLA también se impone en otros aspectos importantes como la habitabilidad interior. Partiendo de un espacio en las plazas traseras parecido, la altura del suelo no sube tanto y las piernas tienen una postura más cómoda. Además, el maletero crece exponencialmente hasta los 435 litros (385 en el híbrido enchufable).

En cuanto a comportamiento, ambos modelos buscan primar la comodidad a bordo y en eso sacan muy buena nota. Está claro que a la hora de realizar una conducción más dinámica, el Mercedes GLA sale victorioso al contar con un menor peso.

Prueba Mercedes EQA: sus rivales

Antes ya os he comentado aspectos de la habitabilidad interior de nuestro Mercedes EQA frente a sus rivales, como aperitivo de este apartado. Ahora llega el momento de sacar los precios a relucir, en donde tanto el Lexus UX 300e (48.500 euros) como el Volvo XC40 Recharge (47.108 euros) parten desde un punto más bajo su gama, mientras que el Audi Q4 e-tron con su motor 40 se queda en 54.670 euros.

Prueba Mercedes EQA

Todos ellos cuentan con potencias superiores al Mercedes EQA, firmando tanto el Lexus como el Audi los 150 kW (204 CV) y subiendo el Volvo a 170 kW (231 CV). Pero en la batería tanto el japonés (54,2 kWh) como el sueco (69 kWh) quedan por debajo del EQA 250+, lo que provoca que tengan menor autonomía. El otro alemán tiene una pila de 82 kWh con la que homologa 515 km.

Por último, teniendo en cuenta a la hora de elegir versiones, en el Mercedes EQA tendremos tres motorizaciones, las mismas que en el Audi Q4 e-tron (que además ofrece dos carrocerías diferentes), por las dos del Volvo XC40 Recharge y una del Lexus UX 300e.

Fotos Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento

  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento
  • Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento

Comentarios Prueba y opinión del Mercedes EQA: autonomía, precio y comportamiento

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.