Conducir con la DANA: consejos de conducción y posibles multas

La DANA nos ha introducido abruptamente en otoño con fuertes lluvias e inundaciones, por lo que es importante saber qué hacer y cómo llevar el coche a punto para evitar multas y mantener íntegra tu seguridad.

La DANA o depresión aislada en niveles altos ya está en España para adelantar la llegada del otoño. Un fenómeno meteorológico que trae inundaciones y fuertes tormentas, por lo que debes tener todo preparado para que tu coche no sufra sus consecuencias.

Lo primero que debes tener en cuenta es revisar diversas webs de información sobre el tiempo. No todas hacen la misma predicción, de modo que cuantas más visites mejor para saber qué tal estará el tiempo para cuando salgas de casa. Te recomendamos echarle un ojo a la página de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).

Una vez salgas de casa, extrema las precauciones. Debes conducir de forma suave, sin brusquedades de ninguna clase que puedan conllevar una mala reacción por parte del coche ante un firme delicado.

Aumenta la distancia de seguridad. Si siempre te recomendamos ser prudente en este aspecto, con un asfalto afectado por una DANA debes aumentar aún más la distancia con el coche que tienes delante. Así, si hay que frenar a modo de emergencia, tendrás los metros suficientes para detener el vehículo sin chocar con el de delante.

Evita los extremos de la carretera. La mayoría de carreteras, aunque no se aprecie a simple vista, no son planas sino que tienen cierta forma convexa, de manera que evacúan el agua a los lados. Si llueve mucho, esa agua puede acumularse en forma de charcos en los márgenes de la vía. Por ello, centra el coche en el carril para evitar que un lado de ambos ejes sufran aquaplanning.

Multas que te pueden poner durante una DANA

 

Ocasión Plus ha elaborado un listado de multas que te podrían imponer durante una DANA, dado que es un fenómeno climatológico bastante complejo y muestra las carencias que puede tener nuestro coche o nosotros mismos a la hora de conocer e interpretar el código de circulación.

 

  1. Enviar un whatsapp con un “llueve, me retraso”. Según la DGT, se tardan unos 20 segundos en mandar un whatsapp, por lo que a 120 km/h por autovía, esto se convierte en un recorrido de 600 metros a ciegas. Por tu seguridad y también por la cuantiosa multa (200 euros y tres puntos, que pasarán a ser seis), evita utilizar el teléfono.
  2. Detenerse en una zona prohibida. Esto suele ocurrir cuando el conductor siente que su coche o sus propias habilidades no le permiten seguir avanzando con seguridad. Es común durante grandes tormentas ver coches en el arcén de la autovía, independientemente de que la parada esté permitida. Por ello, hay que parar o estacionar donde esté permitido.
  3. Parabrisas sucio, dañado o agrietado. Si una grieta o la propia suciedad del coche dificultad tu visión, te pueden multar por ello. La cuantía es de 200 euros, por lo que cuida tu cristal delantero.
  4. Escobillas en mal estado, gastadas o rotas. Si el parabrisas es clave para conducir, mantenerlo libre de agua mediante los ‘limpias’ es igual de importante. En caso de ser detectado con un problema así, la policía puede incluso inmovilizar el coche, además de imponerte una multa entre 80 y 200 euros. Es por ello que hay que revisarlas con atención tras el verano, ya que el sol estropea las gomas.
  5. Neumáticos gastados, en mal estado, diferentes en el mismo eje o no homologados. Aunque en seco se aprecia el estado de las gomas, es en mojado cuando realmente conocemos cómo pisan. En condiciones de baja adherencia es fundamental tener neumáticos en buen estado, con ruedas idénticas en cada eje y sin ningún tipo de corte, huevo o rasgadura.
  6. Luces fundidas. Con mucha lluvia, la visibilidad a través de los retrovisores es mucho peor, por lo que es fundamental que te hagas ver bien. Por ello, comprueba frecuentemente todas las luces del coche: frenos, largas, cortas, posición,… En caso de no tener las luces en orden, la sanción es de 200 euros.
  7. Matrícula sucia o ilegible. Si está rota, doblada o es ilegible por la suciedad, te pueden sancionar con 200 euros. Si se demuestra que la matrícula ha sido modificada, la multa asciende a 6.000 euros.
  8. No respetar la distancia de seguridad. Nosotros os pedimos que extreméis las precauciones en este punto, pero si ni siquiera sigues la legalidad y te acercas a propósito en exceso al de delante, pueden multarte. La DGT recomienda una separación de dos coches, tres si llueve. La sanción es de 200 euros y cuatro puntos.

Fotos Conducir con la DANA: consejos de conducción y posibles multas

Comentarios Conducir con la DANA: consejos de conducción y posibles multas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"