Drogas, alcohol y conducción, peligro mortal

dorgas y conducción

El Instituto de Toxicología ha presentado su último informe en donde desvela que de los 615 fallecidos al volante y analizados por dicho instituto, el 47,3 por ciento había ingerido drogas, alcohol o medicamentos que producen somnolencia.

Este dato es bastante preocupante, ya que el índice de este tipo de sustancias aumenta en dos puntos con respecto al año anterior.

Vamos, hablando en plata, que el problema del alcohol y las drogas en la conducción no se reduce sólo al ámbito de los jóvenes y al fin de semana.

El perfil de los fallecidos es de un hombre de entre 20 y 40 años que sufre el accidente en día laboral y horario diurno, unas características que, según la directora de Tráfico, María Seguí, confirman un cambio de tendencia y “una nueva realidad social”.

Otra de las preocupaciones de Tráfico es el consumo reincidente y el combinado. Uno de cada cuatro dio positivo en más de una sustancia. La directora de Tráfico, María Seguí, ha destacado que los análisis elaborados muestran que a pesar de la tendencia de descenso en los últimos años de fallecidos en carreteras, aumentan las víctimas con positivo en alcohol y drogas.

alcohol y conducción

Consumo de drogas y conducción

Según un estudio realizado por nuestros colaboradores de CEA (Confederación Española de Automoción) las drogas son sustancias capaces de alterar el comportamiento de los individuos, produciendo en ellos un estado de dependencia física y psíquica que dificulta enormemente la conducción. Producen generalmente efectos euforizantes y estimulantes. Las podemos clasificar en:

  1. Depresores: Calman la actividad neuronal y reducen la actividad corporal.
  1. Estimulantes: Aumentan la actividad neuronal y las funciones corporales.
  1. Alucinógenos: Afectan de forma notable a la percepción del individuo.


Las drogas depresoras como son el cannabis, los opiáceos (heroína, morfina, metadona), el éxtasis líquido… disminuyen la capacidad de reacción del individuo, la concentración y los reflejos.

En cuanto a sustancias estimulantes como las anfetaminas, la cocaína o el éxtasis, es evidente que también suponen un riesgo importante para la conducción. El consumo de estas sustancias puede producir una falsa sensación de control, de disminución de la fatiga y de disminución del sueño. Sin embargo, es una percepción equivocada que se traduce en disminución de reflejos, problemas visuales y auditivos ect…

Otro grupo importante es el de las drogas alucinógenas: hongos, LSD y ketamina, entre otras. Son sustancias capaces de producir alucinaciones, cambios de percepción de la realidad o visiones imaginarias, con el consiguiente peligro que ello acarrea para la conducción.

Efectos de las drogas en la conducción

Aunque su concentración en la sangre suele durar muy poco, de cinco a cuarenta y cinco minutos, sus efectos se prologan por encima de las dos horas:

  1. Cocaína: Se inhala por la nariz o bien se inyecta por vía endovenosa. Produce la desaparición de inhibiciones, una fuerte excitación, euforia, ansiedad y agitación. Se tiene a aumentar la velocidad y provocar situaciones arriesgadas. 
  1. Heroína: Crea más fuerte adicción y dependencia con mayor rapidez. Propicia conducciones arriesgadas y violentas al volante. Afecta a la visión y a las reacciones en general.
  1. Drogas de diseño: Producen efectos estimulantes y graves alteraciones en la percepción. Propicia un exceso de autoconfianza y altera también su percepción por una visión inadecuada. El conductor suele sentir fatiga y falta de concentración.
  1. Cannabis: Produce vértigo, euforia y una especie de ebriedad en un primer momento, con posterioridad genera alteración en la visión de los colores y en la percepción del espacio.
  1. LSD: Sus efectos duran entre 10 y 12 horas. Bajo sus efectos es prácticamente suicida conducir.
  1. Morfina: Es uno de los estupefacientes más violentos y peligrosos. Penetra rápidamente en el organismo y crea dependencia rápida. 
  1. Opio: Produce un estado similar a la embriaguez. Alteración de la percepción, somnolencia y aceptación del riesgo si se conduce.

 

Peatones, también en el punto de mira

Peatones

Pero el consumo de drogas y alcohol no sólo se da en los conductores, según el estudio del instituto de toxicología,  la mitad de los peatones que murieron el año pasado dio positivo por estos motivos.

La memoria del Instituto de Toxicología se ha realizado  analizando la incidencia de estas sustancias en 832 fallecidos -615 conductores, 164 peatones y 53 acompañantes- en vías urbanas y carreteras durante 2102

De los 164 peatones fallecidos, 84 personas (el 51,22%) había consumido alcohol, drogas o algún psicofármaco, de los cuales el 57,1% había bebido alcohol, el 53,5% dio positivo en sustancias psicotrópicas y un 25% en estupefacientes.

En el siguiente enlace os damos una serie de recomendaciones sobre los peatones y la seguridad vial.

 

Fotografía: Javier Martínez

Fotos Drogas, alcohol y conducción, peligro mortal

Comentarios Drogas, alcohol y conducción, peligro mortal

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"