Las averías más frecuentes en el coche y cómo evitarlas

Problemas con los neumáticos, baterías y motor son las averías más frecuentes en nuestros coches.

averias frecuente coche

Lo afirma un informe elaborado por el RACEEn el primer semestre del año los problemas más repetidos son los relacionados con los neumáticos, baterías y los derivados del motor del vehículo.

Para evitar problemas con los neumáticos, te damos unas claves a tener en cuenta para que te duren más:

  • Revisa las presiones. Las presiones de inflado de los neumáticos son determinantes para su duración. Revisa las presiones al menos una vez al mes y cuando vayas a viajar con el coche cargado ten en cuenta las indicaciones del fabricante. Con las presiones siempre correctas conseguirás que los neumáticos se desgasten de forma regular. Aquí te contamos cómo revisar correctamente las presiones de tus neumáticos. Quédate con un dato: un defecto de presión de 0,5 bar, acorta la duración del neumático hasta en un 20 por ciento.
  • Válvulas y tapones. Los tapones protegen a las válvulas evitando que entre polvo y suciedad. Los más utilizados suelen ser de material plástico y se deterioran con facilidad. Revisa su estado y sustitúyelos si ves que están deteriorados o no roscan bien en la válvula.
  • Rotación. Lo mejor es realizar la rotación de los neumáticos en función del desgaste y como orientación, se recomienda rotarlos cada 10.000 ó 15.000 km para conseguir un desgaste regular. Esta operación la puedes hacer tú mismo o en un taller especializado por poco dinero.
  • Conduce suave. Los acelerones y frenazos continuos, la brusquedades con el volante a la hora de tomar las curvas... Aunque no te lo creas, junto a las presiones adecuadas, el estilo de conducción es uno de los factores que más influyen en la duración de los neumáticos.
  • ¡Ojo con los bordillos! A la hora de aparcar ten mucho cuidado con arrimarte a los bordillos. Subir la rueda al bordillo por ahorrarte una maniobra puede tener consecuencias graves, sobre todo con neumáticos de perfiles bajos ya que es muy fácil pellizcar el flanco del neumático entre el bordillo y la llanta y causar daños internos que quizás no aparezcan en el momento, pero pueden manifestarse con el tiempo. averias frecuente coche
  • Una dirección bien alineada. Si la dirección no está bien alineada las ruedas "pisan mal", y los neumáticos se desgastan de forma irregular y prematura. Pero ojo, que lo mismo sucede con el eje trasero si la geometría es incorrecta, si hay desajustes y holguras en los elementos de la suspensión... o si los amortiguadores no están en buen estado.
  • Equilibrado. ¿Vibraciones en el volante? No lo dejes pasar, aunque sean mínimas y sólo aparezcan en un rango determinado de velocidad. Unas ruedas desequilibradas provocan vibraciones que no siempre notarás en el volante y que, a la larga, también provocan un desgaste irregular de los neumáticos.
  • Siempre limpias. El  barro seco o la suciedad, una vez se pega en la llanta, aguanta ahí muchos kilómetros si no sometes a las ruedas a una sesión de "manguera".

 

En nuestra sección de reportajes tenemos un apartado especial sobre consejos para neumáticos. Échale un vistazo porque te aclarará un montón de dudas.

 

Averías más frecuentes en el coche: Mantenimiento de la batería

La batería es uno de los elementos del coche que más se avería por ello requiere que la dediquemos su tiempo

  • Lo primero que deberemos hacer es buscar dónde se encuentra situada la batería de nuestro coche y apagar el motor. En la mayoría de los casos, con tan solo levantar el capó ya la veremos.
  • Es importante limpiarla. Busca unos guantes, unta un trapo con líquido limpiador (son recomendables los limpiacristales con amoniaco) y quita la posible corrosión que nos encontremos en el exterior.
  • Quitar los tapones de los puertos de la batería. Es posible que una vez retirados, puedas encontrar algo de suciedad. Con el mismo trapo, pero con menos cantidad de producto limpiador, retírala extremando las precauciones para que no caiga nada dentro de los conductos. averias frecuente coche
  • Comprobar los niveles de la batería. El descenso del líquido interior viene provocado por el propio funcionamiento del sistema y también por la evaporación natural. Muchas baterías cuentan con unas rayitas colocadas en su lateral que te marcarán el nivel mínimo y máximo, es una buena referencia. En caso de no contar con esa ayuda, debes comprobar que el líquido interior tape siempre las placas interiores ya que de lo contrario dejarían de funcionar en su máxima capacidad. Esta operación la deberás realizar en cada una de las celdas de las que se componga tu batería, observando que todas tengan más o menos el mismo nivel, porque de lo contrario podríamos estar ante una pequeña fuga. Hazlo cada tres meses.
  • Rellenar el electrolito. Utiliza agua destilada. Es un producto muy fácil de conseguir, ya que lo encontrarás en las grandes superficies. No uses agua del grifo.
  • Hay baterías que están etiquetadas como que “no requieren mantenimiento”. En este caso no te quedará otra que asistir a un taller para su revisión o incluso cambiarla cuando empieces a notar que falla.

Las averías más frecuentes en el coche : Alargar la vida del motor

  • Haz los cambios del aceite y filtros cuando indique el fabricante.
  • No aceleres ni cambies de marcha antes de que el aceite haya alcanzado cierta temperatura y presión. Asimismo, después de un uso intensivo, no cortes inmediatamente el encendido, mantén el motor unos minutos al ralentí.
  • Con el motor en su correcta temperatura de funcionamiento, es bueno de vez en cuando hacer que suba de régimen con alegría (por ejemplo acelerando en marchas intermedias),
  • Presta atención al filtro de aire; dependiendo de su estado y limpieza nuestro coche puede aumentar su consumo o incluso sufrir una avería y pararse. Su control y sustitución son vitales para el buen funcionamiento mecánico. averias frecuente coche

 

Una conducción eficiente alarga la vida del motor. Te damos claves para saber cuándo cambiar de marcha.

  • El circuito de refrigeración tiene que estar en buenas condiciones. Revisa periódicamente que el nivel de líquido refrigerante del vaso de expansión se encuentre entre las marcas de mínimo y máximo. Controla que los manguitos estén bien conectados y que la goma no esté deteriorada. Cualquier pérdida de líquido en el circuito puede causar una avería grave en el motor.
  • En los motores de gasolina es importante que las bujías se encuentren en buen estado para garantizar un encendido correcto de la mezcla y conseguir el menor consumo de combustible.
  • Si tu coche es diésel y equipa un filtro de partículas es conveniente salir de vez en cuando a la carretera, preferentemente autopista despejada, y rodar unos cuantos kilómetros a buen ritmo.
  • Mantener limpio el motor. No laves solamente el exterior de la carrocería y el interior del habitáculo.

Fotos Las averías más frecuentes en el coche y cómo evitarlas

Comentarios Las averías más frecuentes en el coche y cómo evitarlas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"