Peugeot apuesta por las berlinas

Las princesas destronadas del mundo del automóvil son las berlinas. Los SUV se han comido el pastel, pero todavía hay marcas, como Peugeot, que creen en este segmento.

Durante gran parte del siglo XX, Peugeot fue un constructor especialista en berlinas. Gracias a ellas, cimentó su reputación con vehículos robustos que ofrecen un placer de conducir de alto nivel.

Peugeot 402

Hace ya cien años, Peugeot lanzaba su primer automóvil después de la Primera Guerra Mundial, el Type 156 (1920-23). Además de equipar un innovador motor con válvula de camisa y alcanzar los 90 km/h, se comercializaba en versiones de 4 y 6 plazas. Un vehículo elegante que supuso, además, la primera incursión de la marca en el Palacio del Elíseo, ya que el Presidente de la República Francesa Alexandre Millerand lo eligió como automóvil oficial, abriendo una saga que llega a nuestros días con el Peugeot 5008. Este modelo, además, fue el turismo en el que la marca francesa inició sus pruebas con motores diésel. Su sucesor, el Type 174 (1923-28) también encontró una clientela ilustre, convirtiéndose en el coche favorito de los grandes actores y cantantes del momento.

 

Entrevistamos José Antonio León Capitán, director de Relaciones Institucionales y Comunicación que nos habla de la electrificación en Groupe PSA.

 

La serie “4” de Peugeot daba sus primeros pasos con el efímero 401, que se produjo entre 1934 y 1935 pero que dejó un importante legado técnico, con dos ruedas delanteras independientes que mejoraban el comportamiento en carretera y la versión Eclipse, el primer descapotable con techo metálico retráctil. Su sucesor, el Peugeot 402 (1935-41), marcaría una época por su estética, que tenía muy en cuenta un concepto novedoso para la época: la aerodinámica, que buscaba reducir el consumo de combustible y lograr las máximas prestaciones. Su perfil redondeado, sus líneas curvas y fluidas le enmarcan en la tendencia Streamline Moderne. En el apartado estético, sus faros detrás de la calandra le dieron un aspecto inconfundible. Disponible en 8 configuraciones de carrocería, ofrecía la posibilidad de disponer de un cambio automático de 3 velocidades, entonces reservado a los automóviles más lujosos. En cuanto a los combustibles, se podía adquirir con motor diésel y, durante los periodos de escasez de la Segunda Guerra Mundial y la Posguerra, podía adaptarse para funcionar con gasógeno.

Peugeot 404

Tras el conflicto, el mercado del automóvil se concentró en vehículos comerciales y en turismos pequeños o de gama media, como el Peugeot 203. Hubo que esperar 10 años para el regreso de la marca a este segmento con el Peugeot 403 (1955-66), que contó con una versión familiar y que fue el automóvil del detective Colombo. Sin embargo, en una época en la que el diseño del automóvil estaba en plena efervescencia, su carrocería tipo pontón se había quedado un poco pasada de moda frente a la alternativas más novedosas de la competencia.

En un tiempo récord, la marca desarrolló un modelo totalmente nuevo, con una estética en línea con las últimas tendencias del momento y que incorporaba importantes novedades tecnológicas: el Peugeot 404, que acabaría siendo uno de sus modelos más longevos. Fue uno de los primeros turismos de serie en ofrecer motores de inyección de gasolina, una innovación que ofrecía más prestaciones y un menor consumo. Además, también contaba con una versión diésel cuando muy pocas marcas ofrecían esa posibilidad. El éxito del Peugeot 404 cruzó fronteras y océanos. Se fabricó en países tan dispares como Francia, Argentina, Canadá, Chile, Australia, Madagascar o Kenia. Fue el modelo que cimentó el prestigio de la marca en África, donde aún se siguen utilizando como taxis en algunas ciudades de Etiopía por su robustez y fiabilidad.

Peugeot 504

A finales de los años 60, llegaba el Peugeot 504. El Peugeot 504 rompió moldes en su presentación en 1968 por su estética peculiar, firmada por Pininfarina, que acabaría por dejar su sello en todos los modelos posteriores de la marca. Sus faros trapezoidales, inspirados en los ojos de Sofía Loren, y la forma de su capó causaron sensación y acabaron imponiéndose en el mercado, como demuestran sus casi cuatro décadas de vida comercial. Su excepcional comportamiento en carretera cimentó la reputación de la marca como garantía de confort y placer de conducir, asociado a unos motores de altas prestaciones y una caja de cambios precisa, suave y de fácil manejo.

El Peugeot 505 hizo historia por ser la última gran berlina de la marca que recurrió a la propulsión trasera y por su comportamiento en carretera y solidez en los terrenos más difíciles. Todo un antecesor del nuevo Peugeot 508… y de la actual gama SUV de la marca.

Peugeot 405

Su sucesor, el Peugeot 405, con rasgos estéticos inspirados en otro mito de la marca, el Peugeot 205, puso el énfasis en el placer de conducir y el confort, con suspensiones ajustadas incluso en los acabados básicos. Incorporaba novedades, como los frenos ABS o un motor turbodiésel 1.9 de 90 CV. También contó con una versión de tracción integral equipada con suspensión hidroneumática. En el apartado deportivo, venció en el Rally Dakar en 1989 y 1990, además de vencer en la Subida a Pikes Peak en 1988 y 1989.

Las berlinas Peugeot entraron en el siglo XXI a bordo del Peugeot 406, que llegó a protagonizar la saga “Taxi”, 3 películas dirigidas por Luc Besson donde mostraba sus prestaciones y su resistencia en las calles de Marsella. En la cuarta entrega cedería el testigo a su sucesor en la gama: el Peugeot 407.

Peugeot 508

En 2011, la marca dio un paso adelante con la primera generación del Peugeot 508, que destacó tanto por un elevado confort de marcha, que permitía devorar kilómetros con total comodidad, disfrutando, además, de un comportamiento en carretera de alto nivel. Unas características que llegarían al máximo con el nuevo Peugeot 508, lanzado en 2018.

Si quieres conocer historias de nuestras marcas, de los coches más míticos, no te pierdas nuestra sección Vintage

Fotos Peugeot apuesta por las berlinas

Comentarios Peugeot apuesta por las berlinas

  •  
    Avatar de Dídac.
    Dídac 28/04/2020 10:38:38

    Hace un año que compré mi tercer Peugeot y puedo asegurar que los motores, prestaciones, consumos , bajas emisiones de CO2 y calidad de los materiales, están por encima de muchas marcas " Premium ", lo puedo demostrar.
    Después de 45 años, lo he probado todo en coches y motos.
    Un saludo

  •  
    Avatar de J. Carlos.
    J. Carlos 30/04/2020 01:21:05

    Coincido contigo. He tenido un furgón J5, un 407 y ahora tengo el 3008 SUV y solo puedo hablar maravillas de esta marca y creo que tiene poco que envidiar a marcas consideradas Premium cuyo precio de sus coches están muy por encima.

    Saludos.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"