Así sufren fabricantes, clientes y trabajadores la crisis de los semiconductores

La alta demanda de coches nuevos supone un problema para los fabricantes, que ante la ausencia de microchips ven cómo sus listas de pedidos no paran de engordar.

La crisis de los semiconductores lleva meses haciendo mella en la industria del automóvil. La falta de estos microchips ha hecho que todos los actores que forman parte del proceso de producción y venta de coches hayan sufrido, de una u otra manera, algún serio problema. Hablamos de compañías, trabajadores y clientes.

El problema es el uso de dispositivos electrónicos, que tras la pandemia, su uso se ha disparado, lo cual ha creado un desajuste entre oferta y demanda de semiconductores que no solo está afectando al sector de la automoción: por ejemplo, Playstation y Xbox llevan casi un año entregando sus nuevas consolas con cuentagotas pese a la alta demanda, hasta el punto de tener un precio superior al original en el mercado de segunda mano.

Esto también está sucediendo en la industria de la automoción. Los concesionarios están viendo cómo los kilómetro 0 se venden con mucha facilidad tras observar cómo los coches nuevos tienen tiempos estimados de entrega superiores a seis meses. Con el mercado de segunda mano, más de lo mismo. ¿La consecuencia? Que estos dos mercados han subido los precios en torno a un 25%. Y esto deja sin muchas opciones a los conductores que andan en busca de un nuevo coche.

Stellantis y Volkswagen bajan su volumen de producción: habrá reducción de plantilla

La crisis de los semiconductores, según los expertos, no se solucionará hasta bien entrado 2022. Esto es algo que las empresas saben y por ello, ya están empezando a aplicar recortes ante la gran bajada de producción que están sufriendo. La industria española, como no podría ser de otra manera, es una de las afectadas, con dos Stellantis y el Grupo Volkswagen reduciendo su plantilla de forma temporal a través de los ERTE.

En el caso de Stellantis, ha suspendido el turno de noche de la fábrica de Figueruelas. Se aplicará a partir del 4 de octubre y terminará en cuanto haya semiconductores suficientes como para recuperar el ritmo habitual de la planta. Al fin y al cabo, la falta de componentes electrónicos está afectando a los niveles de producción estimados.

Desde el grupo están buscando como reducir el impacto en los más de 600 trabajadores afectados: se fijarán más días de ERTE pero se les permitirá trabajar en otras plantas del país. Sin ir más lejos, Stellantis les ha ofrecido trabajar en la planta de Villaverde (Madrid) hasta finales de enero.

En Seat el impacto es superior, ya que afecta a su planta más importante a nivel global: la de Martorell (Barcelona). Por ello, Seat y sindicatos han decidido acordar un ERTE, que se aplicará hasta junio de 2022. Primero, Seat aceptará reducciones de horas voluntarias, de manera que afecte en menor medida a todos aquellos que no estén dispuestos a entrar en un ERTE.

Una medida que estaba cantada tras haber tenido que detener la producción por completo la semana pasada en tres ocasiones: el lunes 6, el martes 7 y el viernes 10 de septiembre, que se sumaron a los paros que se hicieron también en junio, julio y agosto. El ERTE afectará a 10.000-11.000 personas.

Desde el Gobierno piden que Europa tome el control

Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, cree que esto se podría evitar si Europa no necesite a Asia para la compra de microchips. “Nos hemos dado cuenta de nuestra dependencia internacional”. Por ello, es necesario un proyecto europeo para que el continente sea autosuficiente. Algo similar a lo que ya se está haciendo con las baterías para el coche eléctrico, con multitud de proyectos a lo largo y ancho de la Unión Europea.

“Desde España tenemos la intención de participar activamente en cualquier proyecto estratégico o iniciativa de ámbito europeo porque creo que España dispone de empresas y capacidades para contribuir activamente al despliegue de esa industria europea de microchips", afirmó Calviño, que siente la necesidad de comenzar ya a trabajar en reducir la dependencia respecto a Asia.

Fotos Así sufren fabricantes, clientes y trabajadores la crisis de los semiconductores

Comentarios Así sufren fabricantes, clientes y trabajadores la crisis de los semiconductores

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"