Nürburgring y el Porsche 911 GT3: nacidos para entenderse

El nuevo superdeportivo alemán ha bajado de los siete minutos en el 'Infierno Verde', un récord que nace después de que la firma alemana fuese la primera en bajar de los ocho segundos hace más de 20 años.

Porsche 911 GT3

El Porsche 911 GT3 es un coche repleto de historia. Hace más de veinte años, el primero de ellos logró bajar de los ocho minutos con el legendario Walter Röhrl a los mandos. Esto sucedió en 1999 y por entonces fue un auténtico récord inalcanzable para la mayoría. Marcó un crono de 7.56,33 minutos. Le convirtió de inmediato en un mito.

Ahora, 22 años después, el nuevo Porsche 911 GT3 ha logrado reducir ese tiempo en un minuto. Jörg Bergmeister y Lars Kern, ambos pilotos Porsche, tras dar cuatro vueltas muy similares dejaron el crono en 6:59,927, algo que para Walter Röhrl es “una eternidad”.

Porsche 911 GT3

Esto se debe a que sus fantásticas prestaciones, impulsadas por un motor bóxer de 510 CV de potencia, están unidas con mucha tecnología pensada para hacer del coche una máquina de batir récords. El diseño de doble brazo oscilante en el eje trasero, la aerodinámica que otorga el alerón trasero o el difusor son algunos ejemplos de esta unión entre pasión y prestaciones.

El nuevo Porsche 911 GT3 cuenta con transmisión de doble embrague PDK, pasa de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y logra una velocidad máxima de 318 km/h. Unas cifras impresionantes que se logran gracias a que cuenta con “todos los adelantos desarrollados para los vehículos GT de competición”, tal y como señala Röhrl.

Porsche 911 GT3

Otra de sus virtudes es su peso, algo fundamental para Walter Röhrl. Respecto al Porsche 911 GT3 que le permitió hacer el récord de Nürburgring, solo hay 70 kg de diferencia en cuanto al peso, siendo este nuevo modelo mucho más grande. Röhrl lo cataloga como “un milagro de la tecnología”.

Ese peso tan bajo se consigue gracias a la fibra de carbono, que refuerza el plástico reforzado del capó. Las lunas son de construcción ligera y los discos de freno se han optimizado. Su peso es de 1.435 kg, cifra que se reduce en 17 kg con la caja de cambios manual. Con extras, es posible reducir el peso mediante otros elementos de fibra de carbono opcionales.

Porsche 911 GT3

Aunque un conductor inexperto no trazará nunca como un piloto, sí puede utilizar la caja de cambios como ellos. Esto se debe a que Porsche ha montado un asistente de cambio a izquierda y derecha del cuentarrevoluciones. Este emite un destello azul cuando es el momento óptimo para cambiar de marcha.

Aunque lo mejor del nuevo Porsche 911 GT3 es que no solo vale para sacar todo el rendimiento de un circuito. Es posible circular por la calle con confort, pese a la gran cantidad de elementos dinámicos que tiene. Es por esto que quizá sea uno de los coches más completos para los que amen las carreras, circular por la ciudad y la exclusividad.

 

Fotos Nürburgring y el Porsche 911 GT3: nacidos para entenderse

Comentarios Nürburgring y el Porsche 911 GT3: nacidos para entenderse

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"