Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Pasamos un día muy racing con el Honda Civic Type R y el Renault Mégane R.S, los más racing entre los súper GTI, con motores extremos, alta potencia a un solo eje y puestas a punto para hacer récords de vuelta rápida.

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Llevamos muchos meses de presentaciones y pruebas de vehículos SUV, híbridos y en general coches prácticos con poco alma. Ya era hora de darnos un gustazo y probar algo más picante. Ver llegar a la oficina a estos dos deportivos con forma de compacto es una alegría. 

Los hemos elegido para estrenar nuestro 10 años, porque son lo más deportivo que existe en este momento en el segmento de los GTI más radicales. De hecho, son de lo más deportivo de todos los segmentos y por sensaciones compiten con coupés de más de 400 CV. El Honda Civic Type R viene a apoderarse del trono y ser la referencia con la que se tienen que medir el resto de GTI. El Renault Mégane R.S. tiene también una herencia rica a sus espaldas, viene cargado de tecnología y su menor potencia no tiene por qué significar menos diversión o eficacia. El SEAT León Cupra puede estar a la altura, pero no estaba disponible, prometemos hacerle una buena prueba en breve. Más allá, no hay rivales en este momento en el que el Ford Focus RS, el Mercedes-AMG A 45 o el Audi RS3 esperan nuevas generaciones. 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Nada menos que 320 CV le llegan al tren delantero del Honda Civic Type R. Es una cifra estratosférica para un tracción delantera que necesita un diferencial autoblocante mecánico para poner la potencia en el suelo. Es una receta para ponerse nervioso, esperando reacciones radicales. A su lado, los 280 CV del Renault Mégane R.S. parecen pocos, pero no hay que equivocarse, también es mucho para el eje delantero y, con chasis Cup como nuestra unidad, también cuenta con diferencial autoblocante y suspensión más rígida. Para rematarlo, es pionero en el sector al contar con cuatro ruedas directrices 4Control. Y cuidado, porque a principios de 2019 han empezado a llegar las unidades del Renault Mégane R.S. Trophy con 300 CV y frenos más gordos

El Honda Civic Type R es más potente, exclusivo y en buenas manos puede ser más rápido que muchos grandes deportivos. El Renault Mégane R.S. parte de menor precio, es más discreto y tiene más opciones de motor, cambio y chasis. Los hemos probado en carretera y en un circuito ratonero. Los hemos probado a fondo y en conducción relajada. Los hemos metido en aparcamientos y en rotondas. Hemos llamado la atención y nos han hecho fotos como nunca, con esos colores, esas carrocerías agresivas, el alerón del Honda Civic, la anchura del Renault Mégane y el sonido de escape de ambos. Éstos son los más bestias del lugar. 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Ficha Honda Civic Type R GT 

Honda Civic Type R GT

Tamaño

4,55 m de largo y 2,69 m de batalla,

Motor

4 Cil. Turbo de 1.996 cm3 con distribución variable

Potencia y par

320 CV a 6.500 rpm y 400 Nm de 2.500 a 4.500 rpm

Transmisión

Cambio manual de 6 velocidades, tracción delantera con diferencial autoblocante

Prestaciones

0 a 100 km/h en 5,8 s
V. Máx 272 km/h

Precio

43.400 €

A favor antes de probarlo

Prestigio internacional, gran potencia y récords de vuelta en varios circuitos

En contra antes de probarlo

Precio, radicalidad, radio de giro y consumo.

Ficha Renault Mégane R.S. Cup 

Renault Mégane R.S. Cup

Tamaño

4,36 m de largo y 2,67 m de batalla,

Motor

4 Cil. Turbo de 1.798 cm3

Potencia y par

280 CV a 6.000 rpm y 380 Nm a 4.800 rpm

Transmisión

Cambio manual de 6 velocidades, tracción delantera con diferencial autoblocante (chasis Cup)

Prestaciones

0 a 100 km/h en 5,8 s
V. Máx 255 km/h

Precio

36.837 €  (chasis Cup)

A favor antes de probarlo

Puesta a punto de Renault Sport, dirección a las 4 ruedas, mismo 0 a 100 km/h

En contra antes de probarlo

Menor potencia, no es la versión Trophy, frenos y llantas grandes 2.000 € más.

Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S. : Ataque ninja

No se camufla como un Ninja, el Honda Civic Type R, lleno de alerones, no se esconde, pero el total control de su potencia, su rapidez y su eficacia bien podrían ser las de un ninja.

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Pocos coches hay en el mercado tan deportivos y especializados como el Honda Civic Type R. Aunque parte de un compacto de tracción delantera, en realidad tiene una preparación al nivel de un Porsche 911 GT3. Honda sabe el estatus que tiene este coche en todo el mundo, muy apreciado por los aficionados a los coches deportivos, y lo diseña para estar en la cima. Y no va de farol, porque la anchura de chasis, todo el paquete aerodinámico o las enormes llantas tienen una función real en el comportamiento o en la aerodinámica. Eso sí, ya que esos elementos están ahí, se les ha dado una estética agresiva. Muy agresiva. Parece sacado de un manga futurista. A mí me encanta, es muy macarra, pero de alguna manera funciona y está mucho más conseguido que la anterior generación.

Puedes pasar un buen rato admirando sus detalles exteriores o sus asientos rojos, pero el Honda Civic Type R está hecho para ser conducido… Con ferocidad. Desde la primera curva sabes que no es un compacto cualquiera. Tiene una dirección súper directa, de sólo 2,1 vueltas, va muy rígido y el motor, que parece tímido al arrancar, se revoluciona rápido, cambio su sonido y empieza a lanzarte contra el horizonte como una bestia. Impresiona la capacidad de tracción que tiene, mucho mejor que la del Renault Mégane R.S. con 40 CV más y unos enormes 400 Nm de par que administran sólo las ruedas delanteras. Han trabajado mucho el tren delantero para conseguirlo y hasta la acción del autoblocante se puede manejar sin sufrir muchos tirones.

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Las prestaciones del Honda Civic Type R son escandalosas para un compacto. Por cómo acelera desde parado, por supuesto, pero también por como corre entre curvas o como recupera en tercera, cuarta o quinta. Costó encontrar un tramo de carretera despejado para verle actuar a fondo sin salir en el telediario, pero nos creemos los 272 km/h que anuncia por cómo seguía empujando cuando cortamos.

Lo mejor de su comportamiento es que ofrece una total confianza y te hace creer que tienes el control para explotar sus prestaciones y paso por curva. Temí que fuera crítico al límite, pero es muy estable. Agarra como si fuera por raíles y tracciona a la salida de la curva como si 320 CV al tren delantero fueran algo normal. Usar el cambio es una gozada por los recorridos cortos y certeros. Tiene un sistema de punta-tacón electrónico que cuida el motor, pero puedes desconectarlo para hacerlo tú mismo, los pedales están bien alineados para ello.

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

En definitiva, todos los aspectos de la conducción deportiva han sido bien atendidos para que el conductor saque lo mejor del coche, mientras se divierte, y sin sufrir subvirajes, pérdidas de tracción o cualquier motivo de insatisfacción. En la conducción tranquila es donde aparecen algunas desventajas, como la suspensión rígida en baches, el consumo de combustible, los desarrollos cortos, el sonido en viajes, el radio de giro amplio o los faldones expuestos. Son desventajas que quien compra este coche está dispuesto a asumir.

Honda Civic Type R bajo la lupa 

Honda Civic Type R GT

Diseño

Muy agresivo, demasiado para algunos, pero todo encaja. Faldones expuestos.

Interior

Espectaculares asientos y detalles en el volante y mandos. El resto normal.

Tecnología

El sistema multimedia no está a la altura. Buenas ayudas a la conducción.

Comportamiento

Increíble como transmite esa potencia a un eje. El chasis da mucha confianza y seguridad en conducción deportiva.

Motor

Entrega potente, pero progresiva. Se enfurece a altas rpm con sonido racing.

Transmisión

Recorridos de cambio brutales, punta-tacón electrónico “desconectable” y un autoblocante que no molesta. Enorme tracción. Simplemente espectacular.

Prestaciones

No lo cronometramos, nos creemos los datos de fábrica por cómo empuja.

Consumos

Bueno… Digamos que no es su fuerte. A fondo, la autonomía es de risa.

Atractivo

Reconocido por los aficionados. Sabes que llevas un coche muy especial.

Practicidad

Espacio y el maletero de un Civic, pero gira poco, bebe mucho y en autopista el ruido cansa.

Precio

Caro para un compacto, pero barato para un deportivo de sus prestaciones.

Ecología

Ni siquiera pasa la normativa de 2020. Tendrá revisión a mediados de 2019.

Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S. : Herencia F1 

Con 12 títulos en sus vitrinas, en Renault Sport pueden presumir de prestigio en la Fórmula 1. Toda la experiencia adquirida allí se traslada a coches como este Renault Mégane R.S., para crear auténticas referencias entre los GTI. 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Si preguntas a cualquier aficionado al motor qué le viene a la cabeza con los colores amarillo y negro, rápido te contestará Renault. La marca francesa ha sabido conseguir una gran reputación entre los modelos más deportivos del mercado gracias al trabajo de Renault Sport, que ya cuenta con una docena de títulos en la Fórmula 1. 

Y un claro éxito de su trabajo es el Renault Mégane R.S. que comparamos en este número. Un modelo que sigue apostando por “mandar” todo al eje delantero y que se sigue ofreciendo con dos niveles de potencia, aunque para el Trophy todavía tengamos que esperar unos meses. Nuestra unidad de pruebas se acerca bastante a él, ya que venía con el chasis opcional Cup y unas poderosas llantas de 19 pulgadas de tamaño

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Me ha gustado mucho como los diseñadores franceses han dejado a este Renault Mégane R.S. con suficiente deportividad pero sin llegar a traspasar la frontera de lo “macarra” (ejem ejem Civic). Es más ancho que las versiones que tanto vemos por nuestras calles y por detrás, que seguramente sea lo que más veas de este coche cuando te adelante, es muy llamativo gracias a la utilización de un difusor de buen tamaño en conjunto con un escape trapezoidal muy grande. 

Pero dejemos tanto discurso y empecemos a conducir. Apretamos el botón redondo y ahí está el propulsor, borboteando mientras espera que pisemos el acelerador. Es el 1.8 Turbo que tan bien lleva al Alpine A110 y que a partir de las 2.400 rpm se transforma en el lobo feroz. Esto es muy bueno porque no te hace tener que buscar unas revoluciones muy altas para encontrar el máximo rendimiento de la mecánica. La pena es que al contar con cambio manual no pude probar las sensaciones del “Launch Control” (optimiza la aceleración desde parado) que si tiene el automático EDC. 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

Aún sin ello, pegamos el primer acelerón y el culo pegado al asiento. Transmite tanta fuerza al eje delantero que incluso a veces parece que pierde un poco de tracción por el camino. Cuando quieres ver ya vas muy rápido y no está la cosa para descuidarse con la de radares que hay ahora por las carreteras. Llega la primera curva y ¡ojo! que me salgo. No es que me la haya “comido”, es que no me acordaba que el Mégane R.S. cuenta con las ruedas directrices 4Control con las que necesitas un radio de giro de volante mucho menor. En cuanto lo interiorizas en tu cabeza te das cuenta de lo rápido que se puede llegar a tomar las curvas, acompañado de una dirección, que sin llegar al nivel del Honda Civic Type R, si está a un gran nivel. Y los frenos mantienen la nota, menuda mordida que tienen

Como conclusión, este Renault Mégane R.S. está en el Olimpo de los compactos GTI. Si puede pesarle tener algo menos de potencia que algunos de ellos, como aquí pasa con el Honda Civic Type R, pero gracias al 4Control puede aguantar un duelo en curvas sin problemas. Eso sí, es casi imprescindible equipar el chasis Cup (1.767 €) para que puedas comprobar lo fácil que puede ser ir deprisa con un coche. 

Renault Mégane R.S. bajo la lupa 

Renault Mégane R.S.

Diseño

Agresividad pero sin excederse con elementos que sobresalgan. Ideal la combinación negro/amarillo.

Interior

Asientos que absorben todo tu cuerpo y un volante a la altura con su ralla roja.

Tecnología

No falta de nada. Muy recomendable la aplicación de Renault Sport con la telemetría.

Comportamiento

Buena aceleración, excelente paso por curva y un chasis con puesta a punto de competición.

Motor

A partir de 2.400 rpm encontramos todo su potencial. Ideal para este coche.

Transmisión

Podría tener unos recorridos algo más cortos, pero se maneja bien. A veces pierde algo de tracción.

Prestaciones

Algo por detrás de sus competidores al tener menos potencia, pero suficientes para divertirse.

Consumos

Siguiente pregunta… en este coche ni se miran.

Atractivo

Gracias a sus distintas generaciones ya tiene un hueco entre los mejores GTI.

Practicidad

Cuenta con prácticamente el mismo espacio que las versiones convencionales.

Precio

Aunque es caro, tiene un precio ajustado para todo lo que ofrece.

Ecología

Alguien en Renault se olvidó de meter el botón ECO.

Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.: Sólo para adictos

Extremadamente eficaces, divertidos y deseables, el Honda Civic Type R y el Renault Mégane R.S., son coches casi de culto. Cualquiera los querría tener y conducir. ¿O tal vez no? Lee nuestra opinión.

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

No hay duda del atractivo de estos dos súper GTI. Es verlos y querer conducirlos, exprimirlos y disfrutarlos. Tienen una tecnología mecánica de primera con poderosos motores turbo, prestaciones de auténticos deportivos y chasis exquisitamente puestos a punto por ingenieros de competición. No defraudan a los auténticos aficionados, son tan buenos como parecen. Además, al estar basados en prácticos coches compactos, uno podría plantearse usarlos a diario, con espacio para cinco y maleteros más capaces que cualquier coupé deportivo que se les acerque en prestaciones. La deportividad y la practicidad unidos en dos auténticos devoradores del asfalto. 

Suena bien, pero si te lanzas a poseer uno de estos dos, tienes que tener en cuenta que son muy radicales y que ofrecen más contrapartidas que en un coupé deportivo, como un Porsche Cayman, no importan porque sabes que no lo usarás para todo. La principal es el consumo de combustible, pero también el confort, el ruido a velocidad mantenida, el coste de mantenimiento o cosas como el radio de giro del Honda Civic Type R. En el día a día pueden ser incómodos. Si no los usas a diario o tienes un segundo coche, esas contrapartidas se llevan mejor. 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

¿Cuál comprar? El Honda Civic Type R nos ha gustado más porque, en todo lo que tiene que ver con la deportividad, es un puntito mejor, con más potencia, tracción, un comportamiento certero y un tacto de la transmisión exquisito. Claro, que sólo los usamos durante unos días y para disfrutar. El Mégane R.S. es más barato de comprar, posiblemente de mantener y más polivalente por estética y confort de marcha (en modo confort) o capacidad de giro. Es el más indicado para usarlo a menudo y sin dejar de ser radical y eficaz en conducción deportiva. Su tacto de dirección y cambio es más suave, y las cuatro ruedas directrices son una bendición en curvas cerradas o en el aparcamiento. 

Los récords del Civic Type R 

Honda sabe que ha creado un misil y que entre los “tracción delantera” pocos se van a acercar a su rapidez y eficacia. Por ello, tras conseguir el récord de vuelta rápida en Nürburging, ha realizado un tour en 2018, llamado Civic Type R Challenge, por diferentes míticos circuitos para marcar un tiempo de vuelta rápida que se mantenga como la referencia entre los tracción delantera de serie. 

Circuito

Piloto

Tiempo

Nürburgring

N.D.

7:43,8

Estoril

Tiago Monteiro

2:01,84

Magny Cours

Esteban Guerrieri

2:01,51

Spa-Francorchamps

Bertrand Baguette

2:53,72

Silverstone

Matt Neal

2:31,32

Hungaroring

Jenson Button

2:10,19

Mégane R.S. Trophy a la venta 

Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

 

Ya puedes comprar el Renault Mégane R.S. Trophy, que es la versión más deportiva del coche que hemos probado aquí. Nosotros no pudimos tenerlo porque aún no habían llegado las primeras unidades. El Trophy tiene el motor potenciado a 300 CV y el par a 420 Nm. Está disponible con cambio manual o automático EDC. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos (1 décima menos) y alcanza los 260 km/h (5 km/h). Viene de serie con el chasis Cup y los frenos bimaterial (aluminio/acero) que son opcionales en el modelo estándar. Además trae llantas de aleación de 19 pulgadas de diseño nuevo con neumáticos Bridgestone S001. En opción, por 1.500 euros, podrá llevar unas llantas forjadas y aligeradas (2 kg por rueda) con neumáticos semi-slicks Bridgestone S007 con código especial para el Trophy. El precio del Trophy se acerca más al del Honda Civic Type R, desde 40.670 euros, aunque sigue siendo unos 3.000 euros más barato. Nuestro consejo es que si tienes el dinero, en coches como éstos, mejor elegir la versión más especializada.

Comentarios Comparativa: Honda Civic Type R vs Renault Mégane R.S.

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"