Mini Clubman Cooper 2020 de 136 CV: precio, opiniones, fotos,...

El nuevo Mini Clubman, con motor de tres cilindros y 136 CV, destaca una vez más por su portón de acceso al maletero de doble hoja, lo que le convierte en un coche único. Te contamos cómo es, cómo va,...

 

Mini Clubman

 

El Mini Clubman es uno de los coches más especiales que ha lanzado la marca británica. Cierto es que si lo ves de frente, se notan los rasgos estilísticos de la firma. Pero por otro lado cuenta con una trasera única en el mercado de los compactos: en lugar del portón clásico para el maletero, cuenta con una doble puerta. Todo ello con un acabado especial muy interesante y un nivel dinámico a la altura de Mini.

 

Diseño del Mini Clubman: esencia británica

 

Mini Clubman

 

Si por algo se caracteriza Mini es por el orgullo que siente de haber nacido en Reino Unido. Y esto es algo que siempre hemos visto en sus diseños: desde los techos con la ‘Union Jack’ hasta los pilotos traseros que lleva este Mini Clubman, que emulan la bandera británica. Un gran detalle que redondea la zaga de este coche, que ya cuenta con una personalidad única gracias a su particular manera de acceder al maletero, de 360 litros de capacidad.

¿Por qué un maletero de doble hoja? Por comodidad. Con este sistema, no es necesario alzar el brazo y hacer fuerza hacia abajo para cerrar el maletero. Además, se evitan roces con parkings de techos bajos. Además, si aparcas cerca de una pared, te resultará más fácil controlar si la puerta roza con la pared, además de permitir meter y sacar objetos pequeños. Esto con un portón no sucede.

 

Mini Clubman

 

La vista lateral del coche vuelve a gritarnos el origen británico del coche: las llantas tienen una forma que emula la bandera de Gran Bretaña. Un detalle estético que gustará a los amantes de la cultura inglesa. Además, es agradable ver cómo este coche, pese a tener una zaga vertical, sigue ofreciendo un aspecto deportivo. En este Mini Clubman también encontramos detalles camperos, como los pasos de rueda y el faldón lateral, de plástico negro para proteger mejor los elementos más expuestos del vehículo.

En el frontal del coche, destacan los faros LED redondos. Santo y seña de Mini. Además, el capó es alargado, acompañado por una parrilla hexagonal con lamas de color negro. Del coche, destacaría el gran número de cromados que incorpora: faros, parrilla, marcos de las ventanillas, molduras,… todo ello con la intención de dotar al Mini Clubman de un aspecto aún más premium. Unido a una pintura bitono, lo cierto es que este compacto ofrece una estética llamativa, además de soluciones prácticas más propias de otros segmentos.

Interior: calidad y detalles al estilo Mini

 

Mini Clubman

 

El interior del Mini Clubman mezcla elementos tecnológicos premium con detalles clásicos. Destacan las dos esferas que tantas alegrías ha dado a la marca, con un pequeño display digital. El reloj que antes presidía la consola central, cómo no, ahora está ocupado por una pantalla táctil, aunque el diseño circular sigue intacto.

El Mini Clubman también incluye un head-up display con gráficas de BMW. En algo se tenía que notar a nivel estético. Se trata de un elemento muy útil, que presenta la información de manera precisa.

 

Mini Clubman

 

La tapicería, de color crema, destila elegancia. Se combina con una iluminación interior multicolor que a mí, particularmente, no me gusta por ser excesiva. La encontramos en los tiradores, en los pies, en los plásticos que adornan las puertas, en la circunferencia que rodea la pantalla táctil… es cierto que le da un toque moderno y tecnológico, pero creo que aquí Mini se ha excedido. Aunque estoy seguro de que habrá gente que le entusiasme este acabado interior para el Mini Clubman.

El espacio trasero es una de las grandes virtudes de este Mini Clubman respecto a otros modelos de la marca. Esto se debe a que permite que un adulto viaje con un gran nivel de confort gracias a un gran espacio para las rodillas y una buena distancia al techo.

 

Mini Clubman

 

Eso sí, no es una fila de asientos ideal para tres personas, algo ocurre en la mayoría de compactos. Esto se debe a que el túnel de transmisión es grande, la banqueta es pequeña y el respaldo, al tener un apoyabrazos, es más duro que los otros dos. Por tanto, lo ideal es que este coche sea para cuatro personas, dejando esa quinta plaza para ocasiones especiales.

El techo panorámico doble nos ha gustado mucho. Cuenta con un ventanal justo encima de las plazas delanteras y otro sobre la segunda fila de asientos, de modo que aumenta la sensación de amplitud del habitáculo. El techo solar delantero además se puede abrir en dos posiciones.

 

Mini Clubman

 

Un punto que sí me ha gustado mucho son los ya comunes detalles ‘racing’ bajo la climatización. Las botoneras son pequeñas palancas como en los coches prestacionales de antaño, lo cual es genial. El botón de arranque, la selección de modos o la desconexión de los controles de tracción se hacen desde ahí.

En cuanto a la posición de conducción, me ha gustado mucho gracias a que permite bajar mucho el asiento para tener sensaciones más deportivas. La butaca agarra bien la espalda del conductor en curva y permite que cualquier persona se pueda sentir cómoda a los mandos del Mini Clubman. Esto quizá haya sido una de las cosas que más me han gustado del coche, ya que uno se siente verdaderamente integrado en el habitáculo.

Motor: 136 CV de pura elasticidad

 

Mini Clubman

 

El Mini Clubman que hemos probado cuenta con el motor tricilíndrico del Grupo BMW. Con 136 CV y cambio automático Steptronic con doble embrague, uno siente, a nivel dinámico, que está conduciendo un BMW. Y esto implica que el tacto y las sensaciones son muy dinámicos y deportivos.

El motor es estupendo, ya que tiene una gran elasticidad, algo muy propio de los motores de tres cilindros. Esto le permite ofrecer unos consumos muy buenos tanto en ciudad como en autovía, además de un excelente rendimiento en gran parte de los rangos del motor.

 

Mini Clubman

 

Gracias a que se apoya en el cambio Steptronic de doble embrague, el confort de marcha es elevado, ya que los cambios de velocidad apenas se aprecian. Además, su velocidad y precisión es excelente, por lo que el manejo del cambio resulta muy agradable independiente de nuestro estilo de conducción.

El tacto del acelerador es agradable y el freno es poco esponjoso, de modo que permite tener una gran precisión a la hora de escoger cuanto queremos detener el coche en función de la situación.

 

Mini Clubman

 

Homologa 5,2 l/100 km, pero nosotros lo dejamos en 6,2 tras una semana probándolo tanto en ciudad como en autovía. Una buena cifra para un compacto gasolina, sin ninguna duda.

Comportamiento: dinamismo Mini, pero con un plus de confort

 

Mini Clubman

 

El Mini Clubman es el coche más largo de la marca británica, pero no por ello pierde el tacto deportivo y de estilo ‘kart’ que tienen sus compañeros de catálogo. Su agilidad y respuesta es sobresaliente, aunque bien es cierto que si buscas sensaciones deportivas sin recurrir a las gamas JCW, es mejor que optes por el clásico Mini de tres o cinco puertas, que cuenta con una batalla más corta y una respuesta más nerviosa.

Sin perder el ‘kart feeling’, el Mini Clubman se siente más aplomado y serio. Se nota que el público al que se dirige es diferente, ya que sin dejar de ser un Mini, el confort de conducción para viajes largos es superior. Y esto lo convierte en una de las opciones ideales dentro de la marca si sueles hacer viajes largos o pasar mucho tiempo en el coche.

Mini Clubman

El paso por curva del Mini Clubman es más sensato y pierde nervio, lo que quizá haga que sea menos divertido que otras opciones de la marca. Es como un cuarentón que se siente joven: tiene actitud deportiva y dinámica, aunque los años le han dado temple y sensatez. Y este es, precisamente, el perfil de cliente al que va enfocado este coche. Un ‘forever young’ que quiere disfrutar de la carretera, pero de una forma más aplomada.

La suspensión elegida por Mini para su Clubman es bastante firme, lo cual resta confort en zonas urbanas con muchos baches. Eso sí, a la hora de conducir en carreteras secundarias, es un coche muy atractivo debido a su gran dinamismo. Uno de esos coches que transmiten pasión por conducir. También es posible esta sensación gracias al tacto del volante, directo y firme.

Equipamiento: completo... pero por paquetes adicionales

Mini Clubman

El Mini Clubman que hemos tenido de pruebas cuenta con el acabado Mini Yours, además de incluir una serie de paquetes de equipamiento opcional que encarece bastante el precio de esta unidad, que es de 40.700 euros.

En concreto, equipa tres paquetes: Connected Navigation Plus (1800 euros), driving assistant plus (2.650 euros) y paquete sky (1.350 euros). La inclusión de estos opcionales hace que este Mini Clubman incluya control de distancia en aparcamiento, control de crucero activo, driving assistant, asistente de aparcamiento, head-up display, radio visual boost, conectividad, carga inductiva, navegador, iluminación ambiental, asientos calefactables, acceso confort y neumáticos runflat. Es decir, que el equipamiento de serie es bastante básico.

En definitiva, el Mini Clubman nos ha gustado mucho porque es un Mini diferente, pensado para otro tipo de público, pero sin perder la esencia que caracteriza a la marca. La calidad habitual está presente en todo el coche, así como los pequeños detalles que hacen de Mini un fabricante único. Un coche de capricho que además aporta detalles funcionales para completar el producto.

 

Fotos Mini Clubman Cooper 2020 de 136 CV: precio, opiniones, fotos,...

Comentarios Mini Clubman Cooper 2020 de 136 CV: precio, opiniones, fotos,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"