Primera prueba del Skoda Kodiaq RS

Es la versión más potente y deportiva del Kodiaq, pero sin renunciar por ello a una gran habitabilidad o un buen confort.

 


 

Ahora sí que podemos decir que la gama del Skoda Kodiaq está al completo. El fabricante checo comenzó su gran ofensiva SUV lanzando este modelo en 2016, al que ha ido añadiendo después sus versiones Scout, Sportline y Laurin & Klement, hasta llegar al nuestro protagonista de hoy, el RS.

El Skoda Kodiaq RS fue presentado durante el último Salón de París y se convierte por precio y prestaciones en el estandarte de la gama. Además, puede presumir de contar con un récord en el circuito de Nürburgring como el SUV de siete plazas que más rápido ha rodado en el “infierno verde”.

En los enlaces anteriores tienes toda la información sobre este Skoda Kodiaq RS concerniente a diseño y principales elementos de equipamiento, por lo que aquí nos centraremos más en las sensaciones que nos produjo durante la pequeña prueba que realizamos de este modelo por carreteras madrileñas.

 

Prueba Skoda Kodiaq RS

 

Espíritu deportivo pero sin ser radical

El lema de Skoda para su Kodiaq RS es “no renuncies a nada”. Por tanto estamos ante un coche que tiene buenas prestaciones, cuenta con una estética algo más deportiva tanto exterior como interior, pero todo ello con una carrocería SUV que le permite contar con un gran habitáculo de hasta siete asientos.

En mi opinión, creo que la estética de este Skoda Kodiaq RS se parece mucho a la que encontraríamos si escogiésemos el mismo modelo con el acabado Sportline. Apenas se diferencia en la colocación de los nuevo logos RS, las poderosas llantas de 20 pulgadas con diseño exclusivo y en la tira reflectante roja del parachoques trasero. En resumen, se me queda algo corto.

 

Prueba Skoda Kodiaq RS

 

Por dentro de nuevo las diferencias vuelven a ser sutiles, pero creo que en este caso más destacables. Las costuras rojas que encontramos en los deportivos asientos, por el volante y por el pomo del cambio le proporcionan una atmosfera interior mucho más racing. Llegados aquí, hay que señalar la gran calidad de algunos materiales utilizados (las butacas mezclan el cuero con Alcántara) y los buenos ajustes a los que nos tienen acostumbrados desde Skoda.

Y puestos a buscar las diferencias también os cuento que el Virtual Cockpit, que es uno de los elementos de serie, dispone de un acabado a su alrededor con efecto de fibra de carbono y una pantalla exclusiva para esta versión. Ésta, que se denomina “Sport”, dibuja un cuentarrevoluciones en el centro, con una esfera interior donde vemos la velocidad y luego dos franjas con otros datos a los lados.

 

Prueba Skoda Kodiaq RS

 

El último punto en el que me gustaría fijarme es en las ruedas. Como este Skoda Kodiaq RS no nace con una versión radical, como si podría ser un Cupra Ateca, equipa de serie unos neumáticos Pirelli Scorpion Verde, que no agarran mal pero como en su nombre indican, también buscan la eficiencia.

Nuestra pequeña ruta con el Skoda Kodiaq RS

Analizado el coche por fuera, me toca ponerme en marcha con el Skoda Kodiaq RS. Al ajustar el puesto de conducción a mi gusto, gracias a los reglajes eléctricos de los asientos, apreció la buena calidad de su fabricación y lo bien que te envuelven sin llegar a ser estrechos. El ambiente que se respira es de deportividad, algo que refrendaremos en cuanto empezamos a circular.

 

Prueba Skoda Kodiaq RS

 

De primeras tengo que reconocer que no soy muy amigo de los motores diésel para coches con alma deportiva, pero entiendo el planteamiento de Skoda para este Kodiaq, con semejante masa y carrocería los consumos se hubieran disparado con un bloque de gasolina. Esto podría repercutir también en las sensaciones auditivas, pero los checos han acertado con el nuevo “Dynamic Sound Boost”. Mediante este sistema eléctrico se genera un sonido atractivo para el tipo de cliente de este coche, que no es ni mucho menos molesto y que incluso puede quitarse. Un punto muy a favor.

Luego el 2.0 TDI biturbo es una delicia. Al entregar sus 500 Nm de par tan pronto (desde las 1.750 Nm) proporciona unas aceleraciones muy significativas, que unido al citado anteriormente “Dynamic Sound Boost” provoque que en pocos instantes circules a velocidades no muy recomendables. Todo ello con unos consumos de casi 9 litros, aunque cuidando poco este aspecto.

Prueba Skoda Kodiaq RS

Como indicaba anteriormente este Skoda Kodiaq RS no es completamente radical, por lo que entre sus modos de conducción llega a incluir el ECO o el Comfort. Cuando circulas con ellos se vuelve un “corcel más dócil”, pero quiero marcha y por eso voy directamente al Sport. En este notaremos como la dirección se vuelve mucho más precisa, la caja de cambios DSG fija su funcionamiento en revoluciones más altas y el acelerador se vuelve más sensible. Como resultado tenemos un paso por curva muy bueno, pese a las inercias que provocan este tipo de carrocerías.

Sobre el cambio solo hay disponible el automático de doble embrague DSG. Se funcionamiento es muy preciso, con cambios imperceptibles entre marchas y muy bien desarrollado en su electrónica para diferenciar bien entre los distintos modos. Puede manejarse de forma manual actuando sobre la propia palanca o con las levas colocadas detrás del volante (quizás algo pequeñas) con la misma rapidez que cuando lo hace de forma automática.

Prueba Skoda Kodiaq RS

¿Cuánto cuesta un Skoda Kodiaq RS?

Si te ha gustado todo lo que has visto y leído toca ahora pasar por caja. Antes de nada hay que recordar que este Skoda Kodiaq RS cuenta con el mejor equipamiento disponible en la marca checa, siendo el mismo que montan otros modelos actuales de las marcas del Grupo Volkswagen.

Como elementos importantes no destacados anteriormente yo me quedaría con los sensores de lluvia, luz y de aparcamiento delanteros, los faros LED con luz de conducción en curva, el DCC o el chasis que cambia su comportamiento según el modo elegido y la dirección progresiva. Si quieres los siete asientos debes saber que te costarán 1.090 euros a mayores.

Prueba Skoda Kodiaq RS

El precio final de este Skoda Kodiaq RS es de 50.750 euros o también se puede adquirir con la modalidad de My Renting (con todo incluido durante 4 años) por 575 euros al mes. De todos modos desde la marca nos han comentado que con algún descuento promocional del concesionario y acogiéndose a la financiación se podría bajar la tarifa hasta los 43.000 euros.

Comentarios Primera prueba del Skoda Kodiaq RS

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"