Prueba 10: Porsche Cayman S PDK, jaque al 911

Con la nueva generación, el Porsche Cayman se sitúa como el deportivo puro más redondo, más equilibrado y mejor planteado del momento. Los hay más potentes y con más prestaciones, pero este Porsche, en versión Cayman S con motor de 3,4 litros, roza la perfección absoluta. Lo hemos probado con cambio robotizado PDK y te lo descubrimos en diez puntos.

1: Biplaza de motor central

Visto de forma simple, el Porsche Cayman es la versión de techo rígido del Porsche Boxster, pero esta descripción se queda muy pobre. Es más acertado describir al Cayman como un coupé deportivo puro, con una disposición perfecta con el motor en posición central trasera y longitudinal a la marcha, con el cambio por detrás del eje trasero y la cabina biplaza adelantada. Es la disposición más perfecta para un deportivo, evolucionada de la usada en los fórmulas y mucho más efectiva que la usada por el Porsche 911 con el motor colgado por detrás del eje trasero.

2: Motor del 911 Carrera

La versión Porsche Cayman S de la nueva generación comparte el motor boxer de seis cilindros de 3,4 litros con el Porsche 911 Carrera (sin “S”), aunque con 25 CV menos. En concreto el Cayman S anuncia 325 CV y podría aguantar sin el más mínimo cambio en el chasis esos 25 CV, pero hay que crear un salto entre ambos modelos para que no se canibalicen entre sí.

Es un motor espectacular, con un par motor impresionante a regímenes medios a pesar de dar la potencia máxima a 7.400 rpm y tener el corte pasadas las 8.000 rpm. Te permite rodar tranquilo a buen ritmo con el motor bajo de vueltas y tener siempre disponible empuje para acelerar. Pero cuando más sorprende es cuando se conduce de forma deportiva con un cambio de actitud perceptible a partir de 4.000 rpm, cuando el motor se enfurece, el par motor aparece en oleada y la aceleración y la atracción por la zona roja se dispara. Las 6.000 rpm las ves enseguida y aún te quedan otras 2.000 vueltas para jugar. El sonido acompaña con el típico bramido Porsche, esta vez más aislado y menos cansino a velocidad mantenida en autopista que en el primer Cayman, pero igual de excitante en conducción deportiva.

3: Cambio PDK por 365 €

El cambio robotizado PDK para el Porsche Cayman S, cuenta con siete velocidades frente a seis del cambio manual y una gestión que facilita reducir el consumo de combustible en conducción tranquila y con ello las emisiones en la prueba de homologación. Tanto lo consigue, que el Cayman S con cambio PDK tiene impuestos menores y a pesar de que el cambio cuesta más de 3.000 euros, al aplicar los impuestos se queda en sólo 365 euros más. Y para colmo, todo el equipamiento opcional que le pongas al coche también sale más barato.

El cambio PDK es muy recomendable para la gran mayoría de la clientela del coche, pues facilita la conducción deportiva, mejora las prestaciones de aceleración, reduce el consumo en viajes y retiene mejor el valor de reventa.

No obstante, aquellos conductores expertos que quieran disfrutar de la mayor pureza de conducción, deben quedarse con el magnífico cambio manual de seis velocidades para sentir el control total del coche.

4: Todo un Porsche

Cuando sueñas con tener un Porsche sueñas con un coche muy potente, con unas grandes prestaciones, con el mejor comportamiento del mercado en carretera y circuito, con una gran calidad de producto y con la integridad y el funcionamiento más exquisitos. En eso se basa el éxito de Porsche y todo eso está presente en el Cayman S. De hecho, considero que el Porsche Cayman S es todo el Porsche que puedes necesitar. Si tienes la suerte y el acierto de comprarlo, nunca sentirás que conduces un Porsche barato o el hermano pequeño del 911. El Cayman S tiene las prestaciones y el comportamiento de un gran deportivo y, aunque podría tener más potencia, como está es plenamente satisfactorio.

5. Mejor con llantas de serie

No hay que volverse loco con las opciones y un ejemplo claro son las llantas. Porsche ofrece el Cayman S con llantas de 19 pulgadas de serie con unos enormes neumáticos de 235/40 delante y 265/40 detrás. Son perfectos para el nivel de potencia y acompañan su gran adherencia con un filtrado de baches aceptable y una adaptación a carreteras con mal asfalto muy buena. Lo pudimos comprobar en la unidad que probamos. Ya cuentan con un perfil de neumático muy bajo como para necesitar más llanta. La opción de llantas de 20 pulgadas no sólo la veo innecesaria, sino que además lo veo perjudicial para una conducción mayoritariamente por carretera. Incluso en circuito las llantas grandes tienen sus desventajas, quitando mucha progresividad de reacciones para la poca ganancia en adherencia que ofrecen, además de aumentar el precio del neumático.

6: Cayman y Cayman S

El poderoso motor de 3,4 litros del Cayman S y los cambios en el chasis y frenos, le hacen ser la mejor versión de las dos posibles desde el punto de vista deportivo. Pero también cuesta casi 17.000 euros más que el Cayman sin “S” de motor de 2,7 litros, comparando los modelos de cambio manual. Muchos se preguntarán si el Cayman de 2,7 litros y 275 CV podría ser suficiente para tener toda la experiencia Porsche con un precio y un mantenimiento más baratos. Nuestra apuesta es que sí, pero con reservas. El Cayman 2.7 l es suficientemente deportivo para el conductor dinámico que quiera explorar la conducción deportiva en carretera abierta y a velocidades más o menos respetuosas. Disfruta de la misma calidad de funcionamiento mecánico y su motor permite también subir a 8.000 rpm con buenas dosis de par a partir de 4.000 rpm, aunque con menor fiereza. Vemos el Cayman 2.7 l más sensato dejándolo prácticamente de serie, con cambio manual y sin las opciones de asistencias de chasis (Sport Chrono, Torque Vectoring…), para dejar el coche puro y sin pasar mucho de los 60.000 euros.

Pero quien vaya a sacar el máximo partido al coche en conducción deportiva de forma habitual y a buscar sus límites en sesiones de circuito necesita el Cayman S para no arrepentirse. Las sensaciones de conducción son mayores, el motor pone el chasis y al conductor a prueba y los frenos perforados son más potentes y duraderos.

Nuestra unidad de pruebas contaba con la suspensión PASM y el paquete Sport Chrono.

7: Suspensión electrónica, ¿Sí o no?

El Porsche Cayman S cuenta de serie con una suspensión mecánica de muelles y amortiguadores convencionales, pero en opción se puede mejorar con la suspensión adaptativa PASM (1.629 €) que introduce los amortiguadores de dureza variable que se adaptan constantemente a las exigencias de conducción y permiten al conductor endurecerlos con el botón Sport para realizar una conducción deportiva. Si se elige también el paquete Sport Chrono (2.307 €), se ofrece un tercer modo aún más deportivo de suspensión junto a otros ajuste de acelerador y ayudas electrónicas. Además, se ofrece el diferencial autoblocante con reparto vectorial de par PTV (1.493,25 €). Con estas opciones el Cayman S aumenta su confort en conducción tranquila y su efectividad en conducción deportiva, pero el precio sube más de 5.000 euros.

Mi recomendación es que sólo los más holgados de presupuesto y que vayan a usar mucho el coche en carretera con viajes incluidos carguen el coche con toda la tecnología de chasis y el cambio PDK incluido. Los clientes que sólo realicen salidas ocasionales de fin de semana no necesitan tantos sistemas y con la suspensión de serie disfrutarán de sobra. Por último, para los clientes más expertos en conducción deportiva que realmente vayan a usar el coche a fondo y realizar muchas sesiones de circuito, lo más aconsejable es que elijan la suspensión deportiva que baja la carrocería 2 cm, por sólo 111,38 €, y el diferencial autoblocante, y se olviden de la suspensión PASM, dejando el paquete Sport Chrono a su elección… Yo también me lo ahorraba.

8: Interior “íntimo”

El Porsche Cayman tiene otra diferencia con el 911 Carrera además de la disposición de su motor y es un interior algo más pequeño y ajustado. Ha mejorado en esta segunda generación, pero la cabina del Cayman sigue siendo “íntima”, algo que en conducción deportiva ni te enteras, pero cuando vives con el coche y lo usas para viajar empieza a notarse. Los huecos para depositar objetos son pequeños en las puertas y ahora hay un hueco más útil entre los asientos, pero olvídate de llevar una botella de agua de 1,5 litros sin tirarla en el hueco de los pies del pasajero. Dicho esto, el diseño ha mejorado mucho, la calidad es absoluta y en realidad hay suficiente espacio para el equipaje de una pareja para una semana de vacaciones, con un sorprendente maletero delantero de 150 litros donde caben dos bolsas de viaje, y un maletero trasero con portón que se puede cargar hasta el techo superando la capacidad homologada de 130 litros.

9: Rivales

Sorprendentemente, el Cayman S no tiene muchos rivales. El más cercano sería el Audi TT RS, que es más potente con 345 CV y tiene tracción total. Sin embargo, no es tan efectivo en conducción deportiva y se siente subvirador al limite, robando sensaciones racing. Hay un rival un poco desconocido, el Lotus Evora S con 350 CV, motor central y un comportamiento sublime, pero no estamos seguros de la fiabilidad a la larga, ni del futuro de la marca. En España, donde no hay cultura de esta marca, ni una red de asistencia suficiente, no es nada recomendable. El mayor rival del Cayman S es en realidad un Porsche 911 de segunda mano.

10: Conclusión

Seré breve. Si buscas un deportivo de raza, con un comportamiento superefectivo, un motor que te haga vibrar y sin renunciar a la mejor calidad posible, no hay nada mejor en el mercado por menos de 80.000 euros que un Porsche Cayman S, e incluso por menos de 100.000.

Agradecemos a la Escuela de Conductores de Ilunion la cesión de sus instalaciones para realizar esta prueba.

 

Porsche Cayman S PDK 

Motor

Boxer 6 Cil. 3.436 cm3

Potencia máxima

325 CV a 7.400 rpm

Par máximo

370 Nm de 4.500 a 5.800 rpm

Frenos

Discos ventilados/discos ventilados

Neumáticos

Del:    235/40-19”

Tras:  265/40-19”

Dimensiones exteriores

4,38 x 1,80 x 1,29 m

Peso

1.350 kg

Depósito de combustible

64 l

Capacidad maletero

150 l delante y 130 l detrás

Velocidad máxima

281 km/h

Acel. 0-100 km/h

4,9 s

Consumo urbano/extraurbano/mixto

 

11,2/ 6,2/ 8,0 l/100 km

Emisiones de CO2

188 g/km

PRECIO desde:

74.753 €

 

 

Gama

Potencia

Consumo 100 km

Precio

Porsche Cayman

275 CV

8,2 l

57.461 €

Porsche Cayman PDK

275 CV

7,7 l

60.567 €

Porsche Cayman S

325 CV

9,0 l

74.388 €

Porsche Cayman S PDK

325 CV

8,2 l

74.753 €

Fotos Prueba 10: Porsche Cayman S PDK, jaque al 911

Comentarios Prueba 10: Porsche Cayman S PDK, jaque al 911

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"