Prueba del Hyundai Santa Fe: un gran salto de calidad

El SUV coreano más grande llega con un diseño que no dejará indiferente a nadie, una mayor calidad interior y, por primera vez, con motores híbridos en su gama.

Hyundai sigue con sus lanzamientos. En pocos meses ha habido renovación de modelos como el Hyundai i20, el Hyundai Kona, el Hyundai i30 o el Hyundai Tucson, éste con bastante éxito porque se ha instalado entre los diez modelos más vendidos de nuestro mercado. Y hoy nuestro protagonista es el Hyundai Santa Fe, que transita por la mitad de vida de su cuarta generación, estrenando una serie de modificaciones que casi le convierten en un modelo completamente nuevo.

La parte frontal de este nuevo Hyundai Santa Fe es la que más cambia del exterior. Y no me podrás negar que no es original, independientemente de si te gusta o no. De la anterior se podría decir casi lo mismo, pero aquí se da un paso más con una parrilla mucho más llamativa, y grande, además de esa curiosa configuración en el diseño de los faros LED.

Prueba del Hyundai Santa Fe

Con un lateral prácticamente idéntico, lo hará cambiar las cuatro llantas nuevas disponibles que van desde las 17 a las 20 pulgadas, llegamos a la trasera donde se ha seguido la tendencia del mercado. Adiós a la línea cromada que iba de faro a faro y se sustituye por una tira LED de iluminación. De paso también se cambia la forma de los catadióptricos, que antes estaban en los dos lados y ahora lo forma una recta.

Prueba Hyundai Santa Fe: el interior es el gran cambio

A lo descrito del exterior de este nuevo Hyundai Santa Fe tenemos que sumar un gran cambio en el interior. Y no lo digo solo por el nuevo salpicadero, mucho más sofisticado que el anterior marcando una mayor distancia con los otros modelos más pequeños de la marca coreana, sino también por el uso de materiales de mejor calidad que le ayudarán a competir mejor contra la dura competencia de su segmento.

Prueba del Hyundai Santa Fe

Avance encontraremos también en materia de digitalización del puesto de mando. Heredados del último Hyundai Tucson, llegan a este Hyundai Santa Fe el panel de instrumentación de 12,3 pulgadas, así como una gran pantalla multimedia de 10,25’’, que le aportan un toque moderno. Eso sí, en ambos casos son de serie a partir del acabado Tecno (el tercero de cuatro), ya que los anteriores (Klass y Maxx) se conforman con un panel mixto con un ordenador de a bordo de 4,2 pulgadas y una multimedia de 8’’.

Otra diferencia con el anterior Hyundai Santa Fe es que ya no habrá opción de elegir entre 5 ó 7 asientos, ya que todos vendrán de serie con la última configuración. De la butaca segunda os puedo contar que su espacio es muy amplio para adultos de todo tipo de tallas en todas sus cotas, mientras que la central, pese a ser un poco duro su respaldo, es muy utilizable ya que su túnel central no es voluminoso (ni en la versión 4x4 que probé yo). El maletero, pese a contar obligatoriamente con los dos asientos de la tercera fila, ofrece un tamaño de 634 litros, que le deja por detrás de otras opciones como el SEAT Tarraco.

Prueba del Hyundai Santa Fe

Prueba Hyundai Santa Fe: llega la hibridación

No suele ser normal que en un cambio de mitad de vida o restyling como dicen los ingleses se modifique la plataforma del modelo en cuestión, pero el Hyundai Santa Fe es una excepción (pese a esto las cotas exteriores se mantienen prácticamente iguales). Presentada por la marca como una tercera generación que se implantará en próximos modelos, su instalación ha permitido que el SUV cuente por primera vez con mecánicas híbridas.

La primera de ellas es la híbrida sin enchufe o HEV. Está formada por un bloque de gasolina 1.6 TGDI de 180 CV más otro eléctrico de de 44 kW (60 CV) para conseguir en su mejor combinación 230 CV y 264 Nm. Siempre está asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades, mientras que se puede elegir entre tracción delantera o total. Esto último provoca que el consumo homologado sea entre 6,3 y 6,7 con la primera opción, mientras que con la segunda sean de 7,4 litros.

Prueba del Hyundai Santa Fe

En el caso de la nueva motorización híbrida enchufable para el Hyundai Santa Fe solo habrá disponible la tracción total y el cambio mismo cambio automático de seis velocidades. Volviendo a utilizar como motor de combustión el 1.6 TGDI de 180 CV, el eléctrico sube su rendimiento hasta los 66,9 kW (91 CV), lo que provoca que el resultado combinado sea de 265 CV y 350 Nm de par. Los consumos homologados son de 1,6 litros, teniendo en cuenta que esta prueba se realiza con la batería cargada al 100 %.

Por último cerraría el trío de motorizaciones para el nuevo Hyundai Santa Fe el conocido 2.2 CRDi de 200 CV y 440 Nm. Movido por gasóleo y sin ningún tipo de electrificación, es posible equiparlo con tracción delantera o total, pero siempre irá asociado a la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades. Sus consumos se han quedado en una horquilla entre los 6,2 y los 6,9 litros.

Prueba del Hyundai Santa Fe

Prueba Hyundai Santa Fe: acabados y equipamiento

Como no puede ser de otra manera en un coche que es el buque insignia de Hyundai en nuestro país, su equipamiento está dotado de las últimas tecnologías y avances con los que cuenta el fabricante coreano. Aunque como suele suceder en todos los casos, siempre dependerá del acabado escogido para el SUV, dentro de una gama que se ha escalonado en cuatro niveles.

Todo comienza con el Klass, disponible solo en tracción delantera tanto para el híbrido como para el diésel con los siguientes elementos de serie:

  • Llantas de 17 pulgadas (una pulgada más en el diésel)
  • Pantalla multimedia de 8 pulgadas con conectividad tanto para Android Auto como Apple CarPlay (sin cable ambas)
  • Smart key (arranque y apertura del coche sin llave)
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros, más cámara de visión trasera
  • Control de crucero
  • Asientos delanteros calefactados
  • Tapicería de tela
  • Climatizador de dos zonas
  • Freno de mano eléctrico
  • Volante y pomo en cuero
  • Cargador inalámbrico para móviles
  • Sistema de frenada de emergencia
  • Sistema activo de cambio involuntario de carril
  • Sistema activo de seguimiento de carril (LFA)
  • Luces automáticas
Prueba del Hyundai Santa Fe

El segundo nivel para este Hyundai Santa Fe se ha denominado Maxx y está disponible para el híbrido y el diésel en sus versiones de tracción delantera, así como para el híbrido enchufable. A todo lo visto en el Klass suma como equipamiento:

  • Asientos de cuero y reglaje eléctrico para los delanteros
  • Control de crucero inteligente con función de Stop & Go
  • Prevención de colisión por ángulo muerto
  • Sistema de asistencia a la frenada de emergencia con función de cruce
  • Alerta de plazas traseras ocupadas con aviso en el cuadro y sensor de presencia trasero
  • Llantas de 19 pulgadas (solo para el híbrido enchufable)

 

Con el Tecno no solo llegaremos hasta el tercer escalón, sino que en él podremos encontrar todas las motorizaciones y combinaciones de tracción disponibles en este Hyundai Santa Fe. A todo lo visto en el Maxx se incorporan:

  • Llantas de 19 pulgadas (para los híbridos, el diésel mantiene las de 18’’)
  • Equipo multimedia AVN de 10,25 pulgadas con navegador
  • Servicios de conectividad Bluelink
  • Panel de instrumentación digital de 12,3 pulgadas
  • Head-up Display
  • Equipo de sonido premium “Krell”
  • Techo solar panorámico
  • Asientos traseros y volante calefactables
  • Climatizador en plazas traseras
  • Apertura automática del maletero
  • Sistema de suspensión autonivelante
Prueba del Hyundai Santa Fe

Por último nos quedaría el Style, que se establece como el tope de gama para este Hyundai Santa Fe. En caso está disponible para las versiones de tracción total del híbrido y el diésel, así como para el híbrido enchufable. Teniendo en cuenta lo disponible en los acabados anteriores, éste suma:

  • Llantas de 20 pulgadas (para el diésel, en los híbridos se mantienen las de 19’’)
  • Asientos premium tapizados con cuero Nappa
  • Asiento del conductor con memoria
  • Asientos delanteros con ventilación
  • Faros delanteros Dual LED
  • Asistente de aparcamiento trasero
  • Estacionamiento automático con la llave inteligente
  • Monitor de ángulo muerto en el panel de instrumentación
  • Monitor de 360 grados con selector de ángulo de visión
  • Sistema de reconocimiento de señales
  • Asistente de prevención de colisiones de tráfico trasero

Prueba Hyundai Santa Fe: los precios

Repasados los equipamientos al completo queda por saber el coste final de este nuevo Hyundai Santa Fe. Hay que tener en cuenta que a los precios de la siguiente tabla se le pueden aplicar distintos descuentos. Por ejemplo, de promoción por parte de la marca para todos los clientes hay 3.900 euros en el híbrido y el diésel, mientras que en el híbrido enchufable es de solo 1.000 euros. También es común para todos los 1.800 € de descuento por financiar con la marca. Otras ofertas son acogerse al plan renove de Hyundai (1.500 € para el híbrido o el diésel) o el Plan MOVES III (quita 6.210 € al híbrido enchufable).

Precios del Hyundai Santa Fe

Versión

Tracción

Acabado

Precio

2.2 CRDI

4x2

Klass

44.500 €

2.2 CRDI

4x2

Maxx

48.200 €

2.2 CRDI

4x2

Tecno

53.900 €

2.2 CRDI

4x4

Tecno

55.900 €

2.2 CRDI

4x4

Style

60.500 €

1.6 TGDI HEV

4x2

Klass

44.500 €

1.6 TGDI HEV

4x2

Maxx

48.200 €

1.6 TGDI HEV

4x2

Tecno

53.900 €

1.6 TGDI HEV

4x4

Tecno

55.900 €

1.6 TGDI HEV

4x4

Style

60.500 €

1.6 TGDI PHEV

4x4

Maxx

53.200 €

1.6 TGDI PHEV

4x4

Tecno

57.600 €

1.6 TGDI PHEV

4x4

Style

62.200 €

Prueba del Hyundai Santa Fe

Prueba Hyundai Santa Fe: toma de contacto

Después de repasar de forma exhaustiva al nuevo Hyundai Santa Fe toca a ponerse a los mandos y como comentaba anteriormente, como se nota el salto de calidad. Es curioso porque en la prueba que hicimos al comienzo de esta cuarta generación ya decíamos resaltábamos el mismo aspecto, algo que indica la buena evolución que está llevando la marca coreana en los últimos años.

Pues una vez sentado en la butaca cómoda del Hyundai Santa Fe, más con este acabado cuero Nappa de mi unidad de pruebas al contar con el equipamiento Style, apreciarás a tu alrededor unos materiales de mayor calidad, acordes con sus rivales en este segmento. Solo hubiera resultado más completo si no estuviera presente el plástico duro en las puertas y con un botón de arranque algo más sofisticado.

Prueba del Hyundai Santa Fe

La nueva consola central, más alta gracias a la utilización de una transmisión automática sin cables en todas las motorizaciones, te queda muy a mano para su manejo, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de botones disponibles (ya no estamos acostumbrados a tanto despliegue).

Me gustó el desempeño de las dos pantallas digitales que se estrenan en este Hyundai Santa Fe. La del panel de instrumentación no puede ser personalizada, cambiando según el modo de conducción escogido, pero su apariencia es moderna. Además, en este acabado incorporaba el monitor de ángulo muerto con buena resolución que te muestra la imagen del lateral que hayas señalizado con el intermitente en sustitución de una de las esferas. En cuanto a la multimedia, tiene un tamaño considerable y se mueve bien entre los diferentes menús.

Prueba del Hyundai Santa Fe

En esta primera toma de contacto con el Hyundai Santa Fe pude conducir la motorización diésel. Para este tipo de coche me parece la ideal, sobre todo aquellos que realizan muchos kilómetros al año, pero ojo con los precios ya que desde la marca la han dejado al mismo coste que la híbrida. Ésta última toma ventaja por su etiqueta ECO y por reducir sus consumos en ciudad, para aquellos que utilicen este modelo para bajar a los niños al colegio, por ejemplo.

La entrega de potencia de los 200 CV disponible es bastante progresiva. No digo ya en los modos Eco o Comfort, en el Smart que fue el que más utilicé en mi ruta, también pecaba el sistema de ser algo conservador en su conjunción con la caja de cambios automática. Solo en el Sport noté algo más de picante, pero tampoco en exceso ya que este Hyundai Santa Fe busca la comodidad en sus movimientos por encima de otros aspectos. Los consumos se movieron entre los 7 y los 8 litros, en los dos trayectos completados.

Prueba del Hyundai Santa Fe

Hablando de modos de conducción, este Hyundai Santa Fe tiene los cuatro de conducción antes mencionados más otros tres dentro de la categoría “Terrain”. Son los “Snow”, para circular con nieve, “Mud”, en caminos con barro, o “Sand”, para cuando salimos del asfalto. La altura libre al suelo es de 17,6 cm, por lo que tampoco está adaptado este SUV a condiciones difíciles off-road. 

Fotos Prueba del Hyundai Santa Fe: un gran salto de calidad

Comentarios Prueba del Hyundai Santa Fe: un gran salto de calidad

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"