Prueba nuevo Ford Focus ST 2019, con 280 CV y autoblocante electrónico

Prueba Ford Focus ST 2019

Hemos probado el nuevo Ford Focus ST, versión deportiva del versátil compacto Ford Focus que también hemos probado en Auto10. Las cuatro generaciones del Ford Focus han tenido su versión ST y la actual cuanta con varias innovaciones. Usa el motor del Ford Mustang de 2,3 litros EcoBoost con 280 CV y es de tracción delantera con un diferencial autoblocante electrónico como detalles más importantes.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, muchas novedades

El nuevo Ford Focus ST ha sido desarrollado por Ford Performance Europe para todo el mundo, que ha creado un coche de altísimo par motor, con mucha tracción y con modos de conducción que le dan confort para el uso diario y mucha deportividad para la conducción deportiva. Los detalles técnicos más importantes son:

  • Motor 4 cilindros turbo de 2,3 litros
  • 280 CV y 420 Nm
  • Carrocería 5 puertas y familiar
  • Tracción delantera
  • Diferencial autoblocante a través de embragues en los palieres
  • Cambio manual de serie
  • Modo de conducción Sport
  • Función punta-tacón automática en modo Sport
  • Función de cambio sin dejar de pisar el acelerador
  • Launch Control
  • Cambio automático opcional de 7 velocidades (a partir de otoño)
  • Amortiguación adaptativa (sólo 5 puertas)
  • Paquete Performance (Llantas 19”, frenos, modo Track)
  • Asistencia eléctrica y variable de la frenada con modo deportivo
  • Asientos Recaro específicamente diseñados
  • Versión diésel para Europa (2.0d de 190 CV, sólo manual)

 

Prueba Ford Focus ST 2019

El Ford Focus ST es la versión deportiva del Focus y en esta generación quiere convertirse en la referencia entre los compactos deportivos. Tras probarlo, puedo decir que sí lo es, si dejamos a un lado los extremos Honda Civic Type R, AMG A 45 o Renault Megane Trophy-R. Para rivalizar con éstos se reservan el futuro Ford Focus RS, versión que ha tenido cada generación del Ford compacto. Ford vuelve a ofrecer el Ford Focus ST con carrocería de 5 puertas y con carrocería familiar que tiene su propio ajuste de chasis. Esta carrocería familiar no estaba disponible para probar, así que a continuación leerás la prueba del Ford Focus ST compacto de cinco puertas con cambio manual (35.150 €), el automático llega en octubre.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, motor "gordo" 

El Ford Focus ST cuenta con el mismo motor del último Ford Focus RS o del Ford Mustang. Se trata del 2.3 Ecoboost, con 2.261 cm3 de cilindrada y un turbo de geometría variable que se fabrica en Valencia. En el Ford Focus ST ofrece 280 CV a 5.500 rpm y un par motor de 420 Nm entre 3.000 y 4.000 rpm. Eso es más potencia que el Golf GTI y más par que cualquier compacto del mercado a excepción del AMG A 45. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos (5,8 s con carrocería familiar) y alcanza los 250 km/h. El consumo homologado ha sido de 7,9 l/100 km, con unas emisiones de 179 g/km de CO2 en ambas carrocerías.

Prueba Ford Focus ST 2019

Al volante se siente un “motor gordo” lleno de par, que empuja en cualquier régimen. Está acompañado de un bramido del escape que se oye sin problemas en el interior, ligeramente artificial, pero muy adictivo y con petardeo al ahuecar acelerador. A la sensación de motor gordo ayudan los 420 Nm de par y el sistema “Anti-Lag” del turbo, que en conducción deportiva mantiene la presión de turbo cuando soltamos el acelerador momentáneamente, por ejemplo, para cambiar, dando de nuevo todo el empuje posible al volver a acelerar. Nunca pillas al motor desprevenido, siempre tiene muchísimo par disponible y se puede ir muy rápido con marchas ligeramente altas sin llegar a la zona roja. No obstante, cuando se aprovecha todo el motor el Focus ST se enrabieta y se hace muy radical.

Prueba Ford Focus ST 2019

Diferencial autoblocante electrónico eLSD, así funciona

Con tanto empuje para administrar con el eje delantero, se ha optado por un diferencial autoblocante electrónico (eLSD) para ganar tracción en las curvas. No es uno mecánico corriente, de hecho, el diferencial es abierto, pero cuenta con un embrague a cada lado controlado electrónicamente, sistema creado por Borg Warner y heredado del tren posterior del anterior Focus RS. Los embragues varían el par que le llega a cada rueda delantera en curvas según las condiciones. Esto permite comenzar a funcionar incluso antes que un autoblocante mecánico, porque no espera a que haya un deslizamiento de la rueda interior. Según la inclinación, la velocidad del coche, el grado de giro, la velocidad del motor y la demanda de acelerador, el eLSD puede mandar más par a la rueda exterior antes de producirse pérdidas de tracción y puede reducir este envío de forma progresiva, evitando los conocidos latigazos de los autoblocantes mecánicos.

Prueba Ford Focus ST 2019

El diferencial autoblocante electrónico funciona de forma espectacular evitando las pérdidas de tracción incluso en curvas muy cerradas y llenas de baches. Hicimos muchísimos kilómetros de curvas en las montañas al norte de Canes (Francia) y comprobamos que el coche sale siempre con tracción y sin latigazos en las compresiones o baches. No funciona en la entrada a la curva, para eso está el control vectorial a través de los frenos, sistema que también trabaja junto al eLSD en la salida al acelerar. Probamos mucho el modo Track, que desconecta el control de estabilidad y tracción, y el Focus ST seguía traccionando, lo que demuestra lo bien puesto a punto que está. La efectiva suspensión y la estabilidad general en frenadas hacían nada arriesgado conducir a fondo en modo Track sin las ayudas electrónicas.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, cambio manual... ¡Sí!

Otro punto a favor del Ford Focus ST en los tiempos que corren es el ofrecer el cambio manual de seis relaciones. Se trata de la misma caja y desarrollos del anterior Focus RS, con unos recorridos cortos y rápidos. Cuenta con sistema de “punta-tacón” automático cuando se activa el modo Sport o el modo Track, que da un toque de acelerador para igualar la velocidad del motor y del desarrollo al reducir marchas. No se puede desconectar, pero probé a hacer el punta-tacón por mi cuenta, por encima del sistema y no opone resistencia, permitiéndome disfrutar de la acción acelerando con más intención de lo que lo hace el sistema, que es muy sutil, más que en otros coches.

Prueba Ford Focus ST 2019

Hay otra función llamada Flat-Shift que permite cambiar a una marcha más alta sin dejar de acelerar a fondo. El sistema corta la inyección del motor un instante, cuando el conductor pisa el embrague, cambia y suelta. Es una acción poco natural y se me olvidó probarla en carretera. Otra tecnología interesante es la amortiguación de la dirección (Steering Torque Disturbance Reduction). Es un sistema que reduce los movimientos del volante al pasar por una serie de baches en carreteras onduladas. He de reconocer que, al no conocer que lo tenía durante la prueba, no noté nada al respecto. Lo que sí noté es la desmultiplicación directa que tiene la dirección.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, 4 modos de conducción 

Los modos de conducción se han creado para aumentar el rango de utilización del Ford Focus ST. Viene de serie con tres modos bien diferenciados. El modo Normal para la conducción diaria, hemos visto que mantiene una deportividad evidente, con un ajuste de chasis tirando a firme que permite atacar curvas sin problema, aunque con una capacidad de absorción de grandes baches bien medida. El modo Sport tiene su propio botón en el volante y cambia sensiblemente la respuesta del coche, notándose sobre todo en el acelerador, en la dureza de la suspensión de amortiguación adaptativa y en el sonido de escape. En conducción muy deportiva también se aprecia como el autoblocante electrónico se hace más evidente. En los modelos con cambio automático también modificará su respuesta. Nuestro Focus ST contaba con el paquete Performance que, entre otras cosas, trae el modo más extremo Track. Pudimos probarlo a fondo y en él se vuelve aún más firme de suspensión, aumentando la agilidad y la capacidad de reacción. Además, se desconecta el control de estabilidad y el de tracción, dejando al Focus ST, su suspensión adaptativa y su autoblocante electrónico que trabajen a su aire, demostrando, como he dicho ya, la buena puesta a punto del coche de fábrica, que no necesita controles de estabilidad para evitar subvirajes, por ejemplo. Hay un cuarto modo de conducción llamado Slippery, para superficies resbaladizas que suaviza la entrega del motor para arranzar poco a poco.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, chasis evolucionado

La magnífica suspensión con amortiguación adaptativa, con sus modos de conducción, está apoyada por un esquema de suspensión independiente a las cuatro ruedas, con unas vías muy anchas y un chasis rígido y equilibrado, con 1 cm de rebaja de altura. De serie cuenta con llantas de 18 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4s en medida 235/40 R18. Nosotros hemos probado las llantas de 19 pulgadas, que vienen en el paquete Performance con perfil de neumático 35. Son neumáticos muy deportivos, pero no nos ha parecido muy incómodos, teniendo en cuenta el tipo de coche, y el poder de tracción y el agarre que demostraron fueron espectaculares. Eso sí, con 35 de perfil habrá que vigilar mucho las presiones, como dos veces al mes, más o menos. Seguro que con la llanta de 18 irá también muy bien y ofrecerá algo más de confort en carreteras mal cuidadas.

Prueba Ford Focus ST 2019

Nuevo avance en los frenos, Electric Brake Booster

Los frenos cuentan con otro de los grandes avances ocultos en el Ford Focus ST, ya que es el primer coche de su segmento en contar con la asistencia eléctrica (Electric Brake Booster) creada por Bosch. Este sistema permite que según el modo de conducción elegido, el pedal tenga una sensibilidad distinta, más progresiva en Normal, algo más duro en Sport y muy directo en modo Track. Los discos son de 330 mm delante con cuatro pistones y de 302 mm detrás con 2 pistones. La frenada es potente y el poder tener un pedal duro y directo para conducir de forma deportiva es una enorme ventaja.

Prueba Ford Focus ST 2019

Prueba Ford Focus ST 2019, asientos Recaro

También hay que hablar del puesto de conducción. El Focus ST cuenta con unos excelentes asientos delanteros de Recaro, que ofrecen la combinación perfecta entre sujeción lateral y confort para un coche tan utilizable. Son eléctricos y pueden ponerse en una posición baje y deportiva dentro el coche. El volante, con zona inferior plana y el logo ST, me ha parecido algo grande, claro que acabo venía de probar el volante pequeño de un Peugeot. El cambio tiene recorridos muy deportivos, aunque el pomo es algo grueso y poco exclusivo. También se nota al Focus algo por detrás en digitalización de la instrumentación, pero es algo poco importante. El espacio para cuatro adultos es bueno y el maletero de 375 litros contando el espacio de la rueda de repuesto es correcto.

Prueba Ford Focus ST 2019

Por todo lo dicho hasta ahora, veo al nuevo Ford Focus ST como el mejor GTI del momento –a este lado del extremo Honda Civic Type R-. Cuenta con un empuje poderoso del motor, con una enorme tracción, pero sin una pesada tracción total. Además tiene un cambio manual deportivo, una postura al volante perfecta, una frenada tremenda y un chasis muy bien puesto a punto. Deja al Golf GTI y al Léon Cupra anticuados, al Hyundai i30 N vencido y al Mégane R.S. demostrando falta de finura.

El diésel tiene su público en Europa 

La versión de lanzamiento es el cinco puertas manual y ya está disponible en los concesionarios con un precio base de 35.150 euros. No tenemos precio aún para la versión familiar. El cambio automático llega en octubre. El Ford Focus ST es un coche global con una base de fans importante en Asia y en Norteamérica. Para el mercado europeo se ofrecerá de nuevo una versión diésel, con la última evolución del motor 2.0 EcoBlue con 190 CV y 400 Nm de par. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos (7,7 s en versión familiar) y alcanza los 220 km/h. El punto más ventajoso es que ha homologado un consumo de 4,8 l/100 km. Contará con el mismo chasis evolucionado de los gasolina de 280 CV y las dos versiones de carrocería, pero no estarán disponibles con cambio automático.

 

Fotos Prueba nuevo Ford Focus ST 2019, con 280 CV y autoblocante electrónico

Comentarios Prueba nuevo Ford Focus ST 2019, con 280 CV y autoblocante electrónico

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"