Prueba y opinión del Skoda Octavia: 5 grandes razones para comprarlo

Si la anterior generación era una compra muy adecuada, con la actual se aumenta la calidad percibida interior, el equipamiento tecnológico y manteniendo unas cotas interiores líderes en su segmento.

El Grupo Volkswagen está siendo muy protagonista en este 2020 con sus nuevos lanzamientos. A los ya presentados SEAT León, Volkswagen Golf o Audi A3, ahora se les une el Skoda Octavia, que comparte su misma plataforma y motores, para completar un cuarteto que será muy protagonista en las cifras de ventas. Pero aquí toca hablar del modelo checo, que ha aumentado exponencialmente sus virtudes como analizaré en cinco puntos claves.

Prueba Skoda Octavia: primera razón, el espacio

Creo que a nadie puede sorprender ya a estas alturas que un Skoda destaque por su gran habitabilidad, porque lleva siendo su seña de identidad desde hace muchos años. En el caso de nuestro Skoda Octavia estamos ante una berlina de 4,68 metros (miden lo mismo ambas carrocerías) que le coloca frente a frente con modelos como el Toyota Corolla Sedán, el Honda Civic o el Mazda3 Sedán.

Prueba Skoda Octavia

Comparado con el metro en la mano con los tres rivales propuestos es más amplio en sus plazas delanteras, tanto solo el Honda Civic le gana en anchura, mientras que en las traseras pasa lo mismo, donde solo es sobrepasado en la cota de altura por el Mazda3 Sedán. Yo no es que sea una persona muy grande, pero durante la prueba del Skoda Octavia me senté en todas sus plazas y la verdad es que transmite mucha amplitud en todos sus asientos, aunque el central de la banqueta trasera se ve condicionado por un túnel central bastante alto para no ser un tracción total en el modelo testado.

Y luego está el apartado de la capacidad del maletero. Aquí la diferencia es tan grande que puede llegar a extrañar. Hablamos de que el Skoda Octavia cubica 600 litros, frente a los 519 del Honda Civic, los 471 del Toyota Corolla Sedán o los 450 del Mazda3 Sedán, por lo que si eres de los que llevan mucha carga lo deberías tener claro. Sus formas son bastante cuadradas (en nuestra unidad de pruebas había una bandeja de separación en dos alturas), y tenía dos huecos en los laterales para intentar aprovechar al máximo el espacio. En el Combi la cifra asciende hasta los 640 litros.

Prueba Skoda Octavia

Prueba Skoda Octavia: segunda razón, la tecnología

Conversando con conocidos sobre los modelos Skoda siempre tienen dudas acerca del equipamiento tecnológico con el que cuentan sus vehículos. Hay que borrar de inmediato esa idea porque los actuales coches checos equipan la misma tecnología que el resto de opciones del Grupo Volkswagen con los que comparte plataforma.

Por tanto, no te faltará en este nuevo Skoda Octavia ninguna asistencia a la conducción, ya sea de prevención de colisiones, guiado en el carril, velocidad de crucero predictiva, ayudante en atascos o sensores/cámaras para el aparcamiento. Podemos seguir sumando con los nuevos faros Matrix Full LED, intermitentes dinámicos, el control de chasis DCC o el nuevo cambio DSG totalmente electrónico. Y lo redondeamos con pantallas multimedia de 8,25 a 10 pulgadas, con el último software del grupo alemán (MIB III), el Virtual Cockpit (panel de instrumentación digital) de 10,25 pulgadas de serie desde el acabado Ambition o el head-up display disponible por primera vez en un Skoda.

Prueba Skoda Octavia

Prueba Skoda Octavia: tercera razón, su comportamiento

Como hemos comentado anteriormente, la plataforma sobre la que se asienta este Skoda Octavia es la famosa MQB del Grupo Volkswagen que tan grata impresión nos dejó en la prueba que realizamos a su predecesor. En esta nueva cuarta generación podemos decir que el nivel se mantiene muy alto.

Para la primera toma de contacto de este nuevo Skoda Octavia tuve la ocasión de probar, en su versión familiar, el diésel 2.0 TDI de 150 CV que siempre va asociado al cambio automático DSG. Aunque me ofrecieron también un gasolina de la misma potencia pero con trasmisión manual, creo que mi combinación se ajusta como un guante a este modelo.

Prueba Skoda Octavia

Digo esto porque la potencia y par que ofrecen este motor 2.0 TDI es más que suficiente para mover a este Skoda Octavia con soltura, aunque vaya cargado con toda la familia, y con unos consumos muy bajos. Este aspecto lo comprobé porque pese a que la ruta era muy traicionera en ese aspecto y tras una conducción exigente, apenas se quedó en 6,3 litros. Por autovía y a ritmos constantes la cifra bajaría mucho más.

Sobre el nuevo cambio DSG “by wire” (así denominan a esta transmisión sin elementos mecánicos) hay que comentar que se ha perdido la posibilidad de subir o bajar de marchas desde la palanca, la cual además ha visto reducido su tamaño significativamente. Por tanto te quedarán solo las levas tras el volante, que como pasa en los modelos del Grupo Volkswagen, no suelen ser de un gran tamaño.

Prueba Skoda Octavia

Respecto a su dinámica, mi versión de pruebas del Skoda Octavia contaba con el control de chasis dinámico (DCC) que es muy recomendable pese a costar 995 euros (es opcional en todos los acabados). Con él podremos modificar el comportamiento gracias al “Drive Mode Select” y tengo que decir que se nota bastante tanto si quieres ir en “Confort” como en el más deportivo “Sport”.

Por último un apunte sobre el volante. Como podrás ver en las fotografías es de nuevo diseño con un toque moderno que le otorga solo contar con dos radios. Su tamaño es bueno, completamente redondo y acompaña con precisión la dirección del Skoda Octavia. Además, sus nuevos botones creo que son de un nivel muy parejo a modelos premium.

Prueba Skoda Octavia

Prueba Skoda Octavia: cuarta razón, la extensa variedad de motores

Pocos coches en el mercado vas a encontrar que ofrezcan en su gama once motores en oferta con diferentes tipologías como lo hace este Skoda Octavia. Partiendo desde los 110 CV llegará hasta los 245 CV, pasando entre los gasolina (TSI Evo), los diésel (TDI Evo) como el que probé, los híbridos ligeros (E-TEC), el movido por GNC (G-TEC) o las novedosas variantes híbridas enchufables (iV).

Si bien tenemos que hacer una puntualización. El Skoda Octavia que se vende actualmente está disponible con los de gasolina 1.0 TSI de 110 CV y el 1.5 TSI de 150 CV, así como los diésel 2.0 TDI de 115 ó 150 CV, con los precios que puedes encontrar más abajo. Para el resto de la gama tendremos que esperar hasta el mes de septiembre.

Prueba Skoda Octavia

A todo lo anterior tenemos que sumar la posibilidad de escoger entre el cambio manual y el automático DSG antes analizado. Eso sí, pocos motores se ofertarán con ambos a la vez, siendo los únicos los 2.0 TDI de 116 ó 150 CV, así como el 1.5 G-TEC. También habrá variantes con tracción total en el 2.0 TSI de 190 CV, los 2.0 TDI de 150 ó 190 CV.

Prueba Skoda Octavia: quinta razón, el precio

De la misma manera que pasará con los motores, habrá una serie de acabados para el Skoda Octavia que no llegarán hasta el mes de septiembre. Uno de ellos será precisamente el Active, el de acceso, y que marcará el precio de partida de la berlina checa. Otros que se unirán serán el Sport, el Scout y el más deportivo RS.

Prueba Skoda Octavia

Nuestro punto de partida para la compración es el Skoda Octavia es el 1.5 TSI de 150 CV con acabado Ambition que con todas las ofertas se sitúa en 21.250 euros. En el caso del Toyota Corolla Sedán con acabado Feel y el motor 180H (el único disponible) vale 23.150 € (con oferta, solo 122 CV e híbrido), mismo precio que el Honda Civic con el 1.0 VTEC Turbo de 129 CV y acabado Elegance o los 26.065 euros del Mazda3 Sedan con el equipamiento Evolution y el motor SKYACTIV-G de 122 CV.

Lista de precios del Skoda Octavia

Motor

Acabado

Precio sin promociones

1.0 TSI 110 CV

Ambition

24.900 €

1.5 TSI 150 CV

Ambition

26.650 €

2.0 TDI 115 CV

Ambition

27.550 €

2.0 TDI 150 CV DSG

Ambition

30.550 €

1.5 TSI 150 CV

Style

28.950 €

2.0 TDI 150 CV DSG

Style

32.850 €

 *En el Combi los precios suben 700 euros.

Prueba Skoda Octavia: posibles mejoras

Teniendo en cuenta que esta fue una primera toma de contacto con el nuevo Skoda Octavia y que más adelante realizaremos una prueba en profundidad, no hemos podido examinar exhaustivamente todos los detalles que nos presenta en su cuarta generación, aunque alguna cosa os podemos contar.

Prueba Skoda Octavia

El funcionamiento del cambio DSG ha cambiado en los últimos años en la búsqueda de ahorrar lo máximo posible en consumos y por tanto, en emisiones. Es por ello que a veces en plena marcha te encuentras ocasiones en las que no sabe muy bien si subir o bajar una relación, dejando el coche un poco ahogado. En esos casos siempre podrás utilizar las levas para ayudar al coche.

Otro detalle que me pareció curioso es que los modos de conducción ahora siempre hay que elegirlos en la pantalla (que por cierto ha mejorado mucho en la calidad de sus gráficos). Antes bastaba apretar el botón para pasar de Eco a Confort, por poner un ejemplo, pero ahora tienes que apretar ese mismo botón, luego pinchar en la pantalla y finalmente tocar la típica “X” de cierre para volver a visualizar lo que teníamos anteriormente.

Fotos Prueba y opinión del Skoda Octavia: 5 grandes razones para comprarlo

Comentarios Prueba y opinión del Skoda Octavia: 5 grandes razones para comprarlo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"