Prueba y opinión del Skoda Octavia Combi RS: análisis de cómo va y precios del familiar

Hemos sometido al Octavia Combi RS a un viaje largo para comprobar cómo se comporta. El resultado ha sido bastante sorprendente.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Durante la presentación de esta última generación del Skoda Octavia probé su carrocería Combi asociada al motor TDI de 150 CV. Me gustó mucho la combinación que le convierte en un auténtico devorador de kilómetros. Pero, ¿y si hacemos la misma operación con su versión RS de gasolina? No te pierdas esta prueba porque seguramente te sorprenda el resultado tanto como a mí.

Prueba Skoda Octavia Combi RS: las diferencias

Las versiones RS, las más deportivas, del Skoda Octavia se diferencian a primera vista del resto de la gama, pero no son muy escandalosas en su concepción (aunque este color Rojo Velvet de 595 € no ayuda mucho a sostener mi argumento). Es como ese frecuente cliente de gimnasio que está fuerte y fibroso, pero que no necesita estar “mazado”.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

La mirada de este Skoda Octavia Combi RS ha cambiado por la incorporación de un nuevo parachoques con un entramado de nido de abeja y unas nuevas luces LED para los antiniebla (las principales son Matrix Full LED de serie). En este lugar empiezan ya los detalles en negro que encontramos en todo su perímetro, destacando en la parrilla, las carcasas de los retrovisores, las barras del techo, el difusor trasero o en las llantas de 18 pulgadas de serie. Y sin olvidar el alerón trasero del color de la carrocería.

Una vez que te colocas a su lado apreciarás que este Skoda Octavia Combi RS es un poco más bajo que el resto, pero apenas son 15 mm. Las vías no se han ensanchado, algo que como te contaré más adelante no le ha hecho falta gracias al buen trabajo de esta plataforma sobre la que se asienta también un Volkswagen Golf GTI. Y hablando de cambios, esta variante deportiva tiene menos radio de giro del volante (ayuda a trazar mejor las curvas), además de los amortiguadores de dureza variable de serie y cinco litros más en el depósito de combustible.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Abrimos la puerta de nuestro Skoda Octavia Combi RS y de nuevo encontramos las dosis correctas de deportividad. Lo más llamativo son los asientos de serie con claro carácter “racing” y que tienen los reposacabezas integrados. Pueden elegirse sin coste en tono gris o rojo, como el que ves en las fotografías. Aderezamos el resto del puesto de mando con revestimientos de Alcantara en puertas o salpicadero, más costuras rojas, tiras decorativas con efecto carbono, pedales de aluminio y el volante de cuero perforado casi en su totalidad.

Al encender este Skoda Octavia Combi RS, la pantalla que hace las veces de panel de instrumentación (Digital Cockpit) de 10,25 pulgadas nos recibe con una animación especial. A esto tenemos que sumar una nueva interfaz denominada Sport, que es exclusiva. A su lado encontramos la multimedia Bolero de 10 pulgadas, que no tiene navegador, por lo que es recomendable pagar los 665 € del “Pack Business” que la cambia a la Columbus (mismo tamaño) y ya contiene los mapas.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Prueba Skoda Octavia Combi RS: un gran viaje para probarlo

Retomamos la pregunta con la que comenzábamos esta prueba y me aventuro a realizar un gran viaje (unos 800 km) con este Skoda Octavia Combi RS. Al cargarlo aprecio que la habitabilidad interior está fuera de toda duda, ya que en esta versión deportiva no hay cambios. Unas plazas traseras grandes con reposacabezas especiales para que no se les caiga la cabeza a los más dormilones y un gran maletero de 640 litros, con una boca de carga baja, para facilitar su llenado, y que bajo su bandeja esconde una rueda de galleta, son sus argumentos.

Los asientos deportivos son de estos que agarran muy bien tu cuerpo. No podríamos decir después del viaje que son extremadamente cómodos, pero tampoco me machacaron la espalda. Solo les faltaba, a mi parecer, el ajuste eléctrico. A esto también ayuda que el tacto del volante o de los pedales no es duro, algo que suele ser habituales en las versiones más deportivas. Y lo completan las suspensiones. Yo circule en el modo de conducción Normal y podría decir lo mismo que de los asientos, firmes pero no desagradables.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Mi Skoda Octavia Combi RS contaba con el motor 2.0 TSI de 245 CV, siempre asociado al cambio automático DSG de siete velocidades, aunque como desgranaré más adelante también está disponible con una variante diésel (200 CV) y otra híbrida enchufable (245 CV). Circulando en los modos de conducción Eco o Normal no es un propulsor que impresione por su empuje inicial, soltándose la melena una vez que superamos las 3.000 rpm. Por tanto, para viajar a ritmos constantes y cargado no tendrá problemas.

Además, gracias a una serie de ayudas electrónicas disponibles en los citados modos Eco o Normal, como puede ser la navegación a vela, los consumos obtenidos fueron insultantemente bajos, pese a calzar buenos neumáticos deportivos. De esos que miras dos veces porque no te crees lo que marca el ordenador de a bordo. 6,4 litros en la ida y 6 litros para la vuelta, hacen que te plantees mucho si de verdad es mejor comprarse el diésel para viajar. Eso sí, como consejo circulando en ciudad no dudes en poner el Eco (unos 9 litros me marcó), pues te puedes ahorrar hasta 2 litros de media comparado con el Normal en un mismo recorrido.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Prueba Skoda Octavia Combi RS: comportamiento deportivo

Hasta aquí la tranquilidad, ahora tocaba exigirle un poco más al Skoda Octavia Combi RS. Lo primero pasamos al modo Sport, con el fin de sacar todo su rendimiento, aunque también tienes uno Individual para configurar por separado tren de rodaje, dirección, propulsión, sonido del motor, ACC, asistente de iluminación y climatización.

El panorama cambia por completo porque la respuesta del acelerador se vuelve más radical, con una sensación de que el Skoda Octavia Combi RS hace las cosas muy rápidas, de una forma muy elegante y casi sin esfuerzo. A mí me recuerda mucho a James Bond en esta descripción. Todo ello acompañado por un sonido de escape… artificial. Lo que se escucha llega desde los altavoces, que incluso llegan a imitar el petardeo. Y no llega a ser molesto, en mi opinión, ya que una vez alcanzas velocidad constante se atenúa. Quizás con unos buenos Akrapovic como tienen otros modelos deportivos del Grupo Volkswagen no hubiera hecho falta tal artilugio.   

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Por tanto, cuando te quieres dar cuenta ya estás rodando a muy alta velocidad en todo tipo de curvas, con la familia y la carga en casa. En estos instantes paso al cambio manual. Debido al nuevo diseño de la palanca ya no se puede utilizar para este menester, quedando solo a tu disposición las levas, un tanto pequeñas, del volante. Con ellas el paso entre cada una de las siete relaciones del DSG se realiza de una forma rápida y pudiendo apurar hasta alrededor de las 5.500 rpm (el corte está en 6.000 rpm).

Prueba Skoda Octavia Combi RS: ¿Qué motor escoger?

Más arriba os avanzaba que este Skoda Octavia Combi RS se podía elegir con tres motorizaciones distintas. Lo primero a tener en cuenta, además de los propios propulsores en sí, es que disponen de pequeñas diferencias entre ellos. Por ejemplo, el diésel tiene unos frenos con discos más pequeños (312 mm delante y 272 mm detrás) que nuestro protagonista (340 y 310 mm), mientras que el híbrido enchufable iV tiene la misma altura libre al suelo que el resto de la gama (que con los muelles firmes hace que el confort se resienta un poco), su cambio DSG tiene seis velocidades y su depósito de combustible es 10 litros y medio menor (se queda en 39,5 litros). Sin olvidar tampoco que el volumen del maletero baja de 640 a 490 litros.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Otro aspecto importante es el precio. En este caso nuestro protagonista vuelve a imponerse a sus dos alternativas al tener una tarifa de partida de 38.190 euros, que son 620 euros menos que el diésel y 3.050 euros más económico que el híbrido enchufable. Y metemos también en la balanza las prestaciones, en donde el TSI consigue el 0-100 km/h en unos rápidos 6,7 segundos, por los 7,3 segundos del iV y los 7,4 segundos del TDI.

Juntando todos estos argumentos y teniendo en cuenta los excelentes resultados obtenidos en términos de consumos con el de gasolina (más cuando ha homologado 6,9 litros en ciclo combinado), para mí es el claro vencedor. Y ya que estamos eligiendo no querría olvidar este dato, la diferencia entre la carrocería berlina y la familiar (Combi) es de 700 euros.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Prueba Skoda Octavia Combi RS: los rivales

Analizado cuál es el mejor motor para este Skoda Octavia Combi RS, toca medirlo con sus rivales de otros fabricantes. Con su misma motorización encontramos al CUPRA León Sportstourer, cuyo precio de partida es un poco superior (39.637 euros). El modelo de la incipiente marca española es más radical en su planteamiento (menos confortable) y pierde en habitabilidad frente a nuestro protagonista. Además, cuenta con algún motor disponible, pero no ofrece el diésel.

 

 

De esta misma categoría, compactos familiares, pero con menos potencia encontramos al Kia Proceed GT, con 204 CV y un precio de partida de 31.319 euros, mucho menos prestacional y, por supuesto, espacioso o el Peugeot 308 SW, que en 2022 llegará con una variante híbrida enchufable de 225 CV cuyo precio de partida será de 41.600 euros.

Prueba Skoda Octavia Combi RS

Y si esos rivales se quedaban por debajo en potencia, existen otros dos que se sitúan por encima. Muy interesante es el Ford Focus Sportbreak ST, que con 280 CV y cambio manual (no hay opción en automático) si sitúa en unos atractivos 36.681 euros. Más adelante también llegará el Volkswagen Golf R Variant, que su caso llegará hasta los 320 CV.

Fotos Prueba y opinión del Skoda Octavia Combi RS: análisis de cómo va y precios del familiar

Comentarios Prueba y opinión del Skoda Octavia Combi RS: análisis de cómo va y precios del familiar

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"