Prueba 10 Audi A6: lujo, confort y potencia

El Audi A6 es una de las berlinas de representación más conocidas del mercado. Lo probamos en profundidad y te contamos las mejores opciones para configurarlo de una forma óptima.

Prueba Audi A6

Aprietas el botón de apertura del mando y el Audi A6 te da la bienvenida. El nuevo sistema de luces de la berlina alemana se mueve como queriendo hacerte un guiño y uno que no es de piedra se deja seducir. Por tanto no me queda otra que montarme y empezar con la prueba, vamos a conocer a la berlina alemana.

Prueba del Audi A6: en profundidad

Hace más o menos un año se presenta la octava generación (casi un récord) del Audi A6. Se trata de un modelo que comparte plataforma y muchas de sus tecnologías con sus hermanos mayores Audi A7 y Audi A8. Es por ello que alguno de los elementos de diseño nos recuerdan a ellos, aunque cuenta con su personalidad propia.

Prueba Audi A6

De primera pasada, los comentados faros Matrix LED (valen 2.710 euros) ya provocan un aura de modernidad al Audi A6, que se mezcla muy bien con cierta deportividad de esa parrilla tan grande e imponente, las tomas de aire laterales, el maletero acabado en alto o las poderosas llantas de 20 pulgadas que combinan muy bien con el color “Negro Mitos” de nuestra unidad de pruebas.

Por dentro seguimos sintiendo que estamos ante un coche a la última, con un salpicadero en el que las pantallas, de las que te hablaré en el siguiente punto en profundidad, captarán rápidamente tu atención. El puesto de mando te hace muy protagonista, pese a que es un coche que cumple perfectamente para utilizarse con chófer, con esa leve orientación de la zona central hacia él.

Prueba Audi A6

El resto del conjunto es minimalista (las pantallas se han “comido” muchos botones, pese a que todavía cuenta con un buen número) y mires por donde mires no se le puede poner ningún tipo de pega a la gran calidad de los materiales o su ajuste. Y si tuviera que hacer alguna sugerencia a los diseñadores les comentaría que me pareció pequeño el hueco ubicado por debajo del apoyabrazos, sobre todo si tiene cargador inalámbrico como nuestra unidad.

Prueba del Audi A6: cuatro pantallas para gobernarlo todo

La digitalización de los puestos de mando cada día es más abundante y en este Audi A6 es más que evidente. Podemos empezar por el panel de instrumentación (Audi Virtual Cockpit), con un tamaño grande de 12,3 pulgadas que se ve muy bien, incluso cuando el sol no ayuda mucho. Es bastante personalizable desde el volante e incluso cuenta con una vista de infrarrojos, de la que pocos coches pueden presumir en el mercado.

Prueba Audi A6

Un poco más a la derecha encontramos la pantalla multimedia. Es de tipo táctil, aunque hay que apretar con más fuerza que en otros modelos de la competencia. El diseño me parece muy moderno y claro, pudiendo navegar fácilmente entre sus diferentes menús. La utilicé varias veces con los comandos de voz, basta con apretar un botón en el volante, y la verdad que solucionó bien mis órdenes.

En nuestro recorrido por las pantallas del salpicadero bajamos hacia abajo desde la consola central y llegamos a la tercera en cuestión. Aquí al alcance de la mano podemos controlar funciones como la climatización o los asientos (los masajes). El sistema permite poder configurarla a tu gusto y tiene una función para escribir letras muy útil cuando vas solo en el coche.

Prueba Audi A6

La última pantalla en cuestión es el Head-up Display, que de nuevo se ve correctamente y hace que no tengas que bajar la mirada cuando conduces para consultar ciertos datos. No me gustaría terminar este punto sin darte una sugerencia: no olvides en tu Audi A6 un paño para quitar los dedos de las pantallas, se quedan marcados por todos lados.

Prueba del Audi A6: cómo va

Con lo bien que he puesto al interior, imagínese querido lector que después no me hubiera gustado como iba este Audi A6. No fue el caso. Fuera de bromas, apretamos el botón redondo de encendido y nos vamos de marcha. Antes de nada otro inciso, con tanta pantalla han quedado muy pocos botones, pero son grandes y de calidad.

Prueba Audi A6

Nuestra unidad de pruebas contaba con el motor 3.0 TDI V6 con 286 CV con tecnología Mild-Hybrid. Es un propulsor más que suficiente para este coche, silencioso y que no transmite ningún tipo de vibraciones al habitáculo. Sus consumos son muy camaleónicos. En vías rápidas, conduciendo a velocidades constantes he conseguido ver el ordenador de a bordo en 6 litros de una forma fácil. Aunque lejos de esto, yo creo que en una conducción normal con este coche lo normal sería que se quedase entre los 8 y los 8,5 litros.

Como verás no son cifras muy altas teniendo en cuenta la potencia y la masa de este Audi A6, pero es que cuenta con varios sistemas para ahorrar. Podemos empezar por los modos de conducción (Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual), en donde se notan bastante los extremos entre el más eficiente “Efficiency” y el más prestacional “Dynamic”. Yo aconsejo utilizar el "Auto", ya que el coche lo hace todo por ti, aunque si te gusta “cacharrear” el “Individual” es el tuyo.

Prueba Audi A6

A esto tenemos que sumar el citado anteriormente Mild-Hybrid, no baja mucho pero todo suma, la conducción a vela (desconecta la caja de cambios cuando circulamos a velocidad constante o soltamos el acelerador) o el pedal que vibra si detecta que vas a tener que frenar próximamente porque te encuentras un vehículo que circula más lento que tú, una intersección o una rotonda.

Tras varios kilómetros recorridos te darás cuenta que este Audi A6 tienen unas suspensiones de esas que te hacen sentir que flotas por su comodidad (eran la neumática adaptativa), pero con esto no quiero decir que sea una “barca” ya que no existen balanceos. Otro punto muy positivo es la Dirección dinámica a las cuatro ruedas (cuesta 1.845 €) que hace que las maniobras, tanto a alta como a baja velocidad, sean mucho más fáciles teniendo en cuenta que estamos montados en un coche de casi cinco metros.

Prueba Audi A6

Por último, cuando fui a devolver este Audi A6 probé el control de velocidad en una autovía y me llevé una grata sorpresa. No solo es que el coche se adaptara a los km/h que el indique, también empezó a controlar el volante trazando las curvas y adaptó la distancia cuando nos encontrábamos un coche por delante. La conducción autónoma cada día está más cerca.

Prueba del Audi A6: viajar detrás

En muchos casos este Audi A6 se va a utilizar como coche con chófer, por eso me he parado a analizar cómo es viajar en las plazas traseras. De primeras hay que decir que el espacio es perfecto para dos personas de cualquier talla, con asientos que ofrecen una buena comodidad. En la plaza central el gran problema es el túnel de transmisión, claramente voluminoso, a lo que hay que añadir un respaldo duro al contar con los reposabrazos para las otras dos plazas.

Prueba Audi A6

De cara a aumentar el confort, en esta zona se ubica otra pantalla digital más (cuesta 777 €) que controla el climatizador para los ocupantes traseros. Gracias a las tomas ubicadas en la parte central y en las puertas es muy fácil encontrar tu temperatura ideal en un espacio corto de tiempo. Por tanto, otra buena nota en este apartado.

Prueba del Audi A6: el cambio automático

No pierdas el tiempo buscando algún motor con cambio manual en el catálogo del Audi A6 porque no existe. La única diferencia es que hay dos transmisiones automáticas, la S tronic (doble embrague) de siete velocidades para el motor de gasolina (45 TFSI) y los diésel pequeños (35 TDI y 40 TDI), mientras que los diésel potentes (45 TDI y 50 TDI) montan el tiptronic (convertidor de par) de ocho marchas.

Prueba Audi A6

En nuestro coche de pruebas, evidentemente, montaba la tiptronic y como punto de partida empezamos con el modo automático. Creo que, sobre todo dependiendo del modo de conducción elegido, se adapta muy bien a lo que el conductor necesita en cada momento y el paso entre una relación y otra es casi imperceptible.

Si en algún momento quieres pasar a un modo más manual tienes dos posibilidades de manejo: accionado la palanca o con las levas colocadas detrás del volante. En ambos casos la respuesta por parte de la transmisión es inmediata, pero no deja una libertad total (en una recta intenté subir hasta la octava y no me lo permitió). Otro aspecto que noté es que quizás las levas sean un poco pequeñas.

Prueba del Audi A6: diésel o gasolina

No puedo poner ninguna pega al motor 50 TDI que equipaba nuestro Audi A6. Potente, silencioso, con consumos contenidos teniendo en cuenta sus caballos, pero quizás me pueda parecer algo excesivo. Yo creo que con el 45 TDI, que baja la potencia a 231 CV utilizando el mismo bloque V6, bastaría para moverte con soltura con este coche. En ambos casos siempre mejor que los diésel 35 TDI y 40 TDI, que con su configuración de cuatro cilindros pierden empuje, también son menos potentes, y ese toque en el apartado del sonido.

Prueba Audi A6

Enfrente de estas opciones tendríamos el de gasolina 45 TFSI con 245 CV. Yo creo que teniendo en cuenta que este tipo de coches se utilizan para hacer muchos kilómetros, los diésel se imponen. Además este propulsor es de cuatro cilindros, por lo que sumo el argumento del párrafo anterior.

Hay que tener en cuenta también que todos los motores del Audi A6 cuentan con la pegatina ECO de la DGT por el sistema de hibridación ligera.

Prueba del Audi A6: el equipamiento a elegir

Actualmente puedes elegir entre tres opciones de equipamientos para el Audi A6. Siempre empezarás con el modelo base, luego están el design y el sport con un sobrecoste de 3.050 €. A esto se puede añadir el paquete deportivo S line exterior (2.175 €) o el paquete de estilo negro (705 €).

Prueba Audi A6

El que tenía nuestro coche de pruebas era el design, que con su naturaleza más elegante me parece un acierto para este Audi A6. Ahora bien, luego tenía otros 32 extras equipados, que demuestran la gran lista de opcionales con la que cuentan en la marca alemana y en la que es muy fácil perderse.

Entre mis imprescindibles yo contaría con el Audi Parking System Plus (1.117 €), la dirección dinámica a las cuatro ruedas (1.845 €) o los faros Matrix LED (2.710 €), teniendo en cuenta que la pintura es probable que también la tengas que pagar.

Prueba del Audi A6: berlina o Avant

Una de las dudas que te podrán asaltar a la hora de comprar un Audi A6 es elegir entre la carrocería tipo berlina o la familiar denominada Avant. Lo primero que debes saber es que ambas miden lo mismo en longitud y anchura, siendo el último un poco más alto. Este dato es importante porque en las cotas interiores se nota en la zona de los pasajeros traseros, siendo el resto prácticamente iguales.

Prueba Audi A6

La gran ventaja que podría tener el Avant es su maletero, pero en este caso sólo es 35 litros más grande por lo que no es significativo. Si es mejor si analizamos el acceso a la carga, ya que su boca es mucho más grande y cómoda, así como los diferentes accesorios que se pueden equipar para poder sujetar los objetos.

En la gama de motores es prácticamente idéntica, con la diferencia de que la berlina cuenta con el 45 TFSI con tracción total quattro, mientras que el Avant tiene en exclusiva el 55 TFSI quattro con 340 CV. El diferencial de precios es como mínimo de 3.000 euros a favor de nuestro protagonista, aunque dependiendo del modelo elegido puede subir más.

Prueba del Audi A6: frente a un SUV

La otra gran duda es comprar una berlina u optar por un tan de moda SUV. Viendo la gama de Audi aquí tienes dos opciones distintas. El Audi Q5 es más pequeño en su tamaño, contando con menos espacio interior para pasajeros y su carga y con una diferencia de precios muy pequeña a favor del integrante de la gama Q.

Entonces si nos fijamos en el tamaño nos tendríamos que ir a un Audi Q7, pero este modelo además de aumentar las cotas en todos los ámbitos también tenemos que tener en cuenta que es unos 5.000 euros más caro a igualdad de motorización.

Prueba Audi A6

Una alternativa, con un punto más de crossover, sería el Audi A6 Allroad, que se pone a la venta próximamente. Lo único que tendrías que llevarte la carrocería Avant y que su precio es unos 6.000 euros más caro que nuestro protagonista.

Prueba del Audi A6: los rivales

El Audi A6 tiene sus principales rivales en las marcas alemanas con sus BMW Serie 5 o Mercedes Clase E. Otras opciones que podrías considerar son el Jaguar XF o el Volvo S90, incluso el Lexus ES, aunque este último sólo se vende como híbrido con un motor de 218 CV.

Los rivales del Audi A6

Modelo

Potencia

Precio de partida

Audi A6 50 TDI

286 CV

68.580 €

BMW Serie 5 530d

265 CV

68.100 €

Mercedes Clase E 350d

286 CV

65.300 €

Jaguar XF 30d

300 CV

69.700 €

Volvo S90 D5

235 CV

61.900 €

 

En el apartado de medidas el BMW se impone en las plazas delanteras, por delante del Mercedes y del Audi, aunque esta clasificación cambia al Clase E primero y el Serie 5 tercero, manteniéndose el A6 segundo, en las butacas traseras. Las cifras de maletero son prácticamente idénticas.  

Fotos Prueba 10 Audi A6: lujo, confort y potencia

Comentarios Prueba 10 Audi A6: lujo, confort y potencia

  •  
    Avatar de Juan.
    Juan 15/07/2019 14:45:57

    No parece una forma muy profesional de medir el consumo de este coche, la realidad es que en autovía a 120 Km/hora no pasa de 5,5 litros a los 100 km y para llegar a los 8,5 litros/100 km tienes que hacer o bien un uso 100% en ciudad o en carretera de montaña en modo sport, una media real con una utilización "normal / combinada" en el modo de conducción Efficiency es de 6,5 litros a los 100 km., solo superada si conduces por encima de la velocidad legalmente permitida.

  •  
    Avatar de Luis Carlos Cáceres.
    Luis Carlos Cáceres, 15/07/2019 15:01:51

    Muchas gracias por tu comentario Juan. Los consumos que he reflejado son los que me marcaba el ordenador de a bordo, sin llegar a rodar por encima de la velocidad permitida, pero veo que se pueden mejorar. Saludos

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"