Prueba del nuevo Toyota Highlander Hybrid: precio, opinión, comportamiento,...

El nuevo Toyota Highlander americaniza el catálogo de la marca en Europa, con un SUV de casi cinco metros de motorización híbrida y tracción total que destaca por su habitabilidad, con hasta siete plazas disponibles.

Toyota Highlander

El Toyota Highlander hubiese sido el coche de pruebas ideal para la semana de Filomena, algo que pudimos comprobar en su presentación europea. Porque además de ser un coche repleto de confort y altas prestaciones híbridas, es capaz de moverse como pez en el agua sobre pistas llenas de barro y nieve aún sin ser un 4x4 puro, que para eso ya está el Toyota Land Cruiser.

Sus siete plazas, su gran tamaño y su amplio equipamiento es todo un reclamo en Estados Unidos, donde se vende desde 2019. Ahora llega a Europa por primera vez en su historia para repetir ese éxito. ¿Su precio? No es barato para el bolsillo, pero sí tiene un precio ajustado para sus prestaciones, calidades y versatilidad. Hablamos de 52.000 euros de partida.

Diseño: imponente pero estilizado

Toyota Highlander

En Toyota hablan del Highlander como un ‘Maxi Toyota Rav4’. Y no se equivocan, ya que además de la ingeniería, el diseño es muy parecido, pero a lo grande, ya que hablamos de un SUV de casi cinco metros de longitud (4,96 metros) y 1,76 metros de altura.

En Toyota han querido hacer un coche grande, pero que no lo parezca tanto. Por eso Toyota ha introducido un frontal muy alargado, así como ha oscurecido los pilares A y B con el objetivo de dar la sensación de tener un techo flotante. Su silueta es muy estilizada, gracias a las líneas que recorren el lateral y a sus llantas de 20 pulgadas, única opción disponible.

Toyota Highlander

Un buque insignia que no tiene reparos en presumir de ello: su aspecto imponente llama la atención nada más verlo en la carretera, con una reinterpretación muy japonesa del tipo de coche que suele gustar en Estados Unidos. La calidad y el mimo que Toyota ha puesto en este coche se notan en los ajustes, de muy alto nivel.

En cuanto a la paleta de colores, Toyota ha escogido ocho variantes diferentes. El color gratuito es el negro cosmo, además de haber una pintura especial denominada Rojo Tokio y una versión exclusiva, denominada ‘Gris Hércules’, inexistente en otros coches de la firma japonesa.

Interior: habitabilidad, versatilidad y calidad

Toyota Highlander

El Toyota Highlander se describiría con tres adjetivos: habitabilidad, versatilidad y calidad. Con abrir la puerta, el coche ya nos transmite estas tres cosas. El espacio de las plazas delanteras es muy amplio y no compromete el espacio para las piernas de la segunda fila de asientos. Esta es modulable, ya que puede desplazarse de tope a tope 18 centímetros, de modo que facilita la modularidad del espacio interior y el acceso a las plazas traseras. De este modo, el espacio del maletero, en sus distintas posiciones, queda así.

Filas de asientos utilizadas

Espacio hasta la bandeja

Espacio hasta el techo

Tres filas

268 litros

332 litros

Dos filas

658 litros

865 litros

Una fila

1.117 litros

1.909 litros

 

Los asientos tienen un confort alto y es bastante fácil configurarlo para sentirnos a gusto desde el primer momento. Además, en la versión luxury que probamos, no faltaban elementos de confort: los asientos son calefactados y ventilados, así como el volante, también calefactable. Además, las plazas traseras también cuentan con su propio climatizador, indispensable para coger temperatura en un coche de estas dimensiones.

Toyota Highlander

Por otro lado, esta versión cuenta con el espejo retrovisor central con cámara, de modo que el Toyota Highlander puede ir cargado hasta los topes y aún así ofrecer visibilidad trasera. Este elemento, en un coche de casi cinco metros, me ha parecido muy útil, ya que si activamos la visión normal del espejo, todo lo que ocurre detrás se ve bastante lejos. Una lástima que solo esté disponible en la versión luxury.

El espacio para objetos también es fantástico. En el reposabrazos central hay un baúl bastante grande, que además cuenta con un cargador por inducción. Y no solo eso: podremos organizar todo lo que necesitemos dentro del coche gracias a múltiples recovecos dedicados para ello.

Otro detalle que nos ha llamado la atención es su silencio de rodadura, fantástico gracias a un aislamiento especial premium que la marca le ha instalado. De este modo, el silencio interior es fantástico y eso permite participar mejor en las conversaciones o disfrutar más de la música. El equipo de sonido JBL mejora bastante la experiencia.

Toyota Highlander

En el coche que probamos, el Toyota Highlander Luxury, la pantalla táctil era de 12,3 pulgadas con multifunción: el monitor se puede dividir en dos partes para manejar distintas herramientas a la vez. Es la misma tecnología que llevan los Lexus de alta gama como el LC500 cabrio que pudimos probar. Esta no está disponible en la versión Advance, que será la más vendida. En esa versión, la pantalla es la genérica de Toyota: 8 pulgadas y una sola función al tiempo expuesta.

De este sistema mantenemos lo dicho en otras ocasiones: es muy intuitiva y la información está muy bien expuesta, pero el navegador es bastante mejorable. Aunque esto tiene solución: utiliza la conectividad con Android Auto o Apple Carplay para utilizar el Google Maps, el GPS más infalible del mercado a nuestro modo de ver.

Motor y comportamiento: buenos consumos y suavidad

Toyota Highlander

El Toyota Highlander cuenta con un motor híbrido de última generación de Toyota. Tan solo el Yaris cuenta con una ingeniería más avanzada, ya que aunque el Toyota Highlander llegue a Europa en 2021, es el mismo coche que se comenzó a comercializar en Estados Unidos en 2019.

Su potencia total es de 248 CV y tracción a las cuatro ruedas. ¿Qué implica esto? Que al igual que el Toyota RAV4, incorpora dos motores eléctricos, uno en cada eje. El bloque térmico suma 190 CV de potencia (12 extra respecto al RAV4), mientras que el motor eléctrico delantero es el más potente de los dos disponibles: 134 kW. Detrás, la potencia es de 40 kW.

Esto nos permite mover el Toyota Highlander con una facilidad asombrosa pese a su tamaño y peso (superior a dos toneladas). Sorprende cómo este propulsor es capaz de mover con gran suavidad el coche, con unos consumos tan bajos. Homologa 7 l/100 km, aunque nosotros nos quedamos, durante la prueba, en 7,7 l/100 km.

Toyota Highlander

Esto se debe a que el Toyota Highlander, a velocidades superiores a los 70 km/h, desconecta la tracción a las cuatro ruedas para circular tan solo con el tren delantero.  Un acto que aumenta la eficiencia, al igual que la reconexión de la tracción total a la hora de frenar o decelerar: el objetivo es lograr una mayor regeneración de energía eléctrica. De este modo, el apoyo proporcionado por los motores eléctricos siempre está garantizado.

Como suele ocurrir con Toyota, no hay caja de cambios tradicional, sino una simulación de esta. Así funcionan las cajas CVT, que aunque suelen producir que el coche sea algo ruidoso (con el Suzuki Swace ocurre, que es, en definitiva, un Toyota RAV4 plug-in), en este caso no es así.

En cuanto a modos de conducción, cuenta con tres modos habituales: ECO, normal y sport. El primero suaviza el uso de la climatización y las aceleraciones para reducir el gasto de combustible. La versión normal es la estándar, mientras que la versión sport endurece la dirección y hace que el pedal sea más sensible al tacto.

Toyota Highlander

Además de estos tres, está el EV Mode, que permite circular en modo 100% eléctrico durante 2-3 kilómetros en caso de tener la batería cargada al máximo (1,9 kWh de níquel metalhidruro) y el modo trail, específico para zonas fuera de asfalto, que hace más agresivo el control de estabilidad. De hecho, según nos cuenta Toyota, el Highlander es capaz de traspasar el 80% del par motor al eje trasero.

Esto permite que, con unos buenos neumáticos de invierno, se pueda disfrutar de la nieve sin problemas. El coche sobre pistas embarradas o cubiertas de nieve se mueve como pez en el agua, aunque está varios escalones por debajo del Toyota Land Cruiser, el especialista de la marca para el territorio offroad. A cambio de esa pérdida de poderío offroad, nos topamos con un coche de suspensiones agradables para la conducción en carretera y una suavidad de conducción impropia de un vehículo de estas dimensiones.

Toyota Highlander

El comportamiento en vías secundarias es fantástico, ya que pese a su peso y altura libre al suelo, no tiene grandes inercias o movimientos toscos en curva. En este aspecto me ha sorprendido, ya que de esta manera el Toyota Highlander se convierte en un espectacular aliado para hacer viajes y escapadas con hasta siete pasajeros  sin comprometer el confort.

Lo cierto es que sin ser un coche que ofrezca sensaciones espectaculares, es una herramienta muy funcional para toda clase de usos. ¿Lo único malo? Que en ciudad no disfrutarás tanto. Evidentemente, su tamaño dificulta la movilidad en ciudad y la búsqueda de aparcamiento. Pero esto es algo normal dentro de este tipo de coches.

Equipamiento: dos niveles muy definidos

Toyota Highlander

Como os hemos contado a lo largo de la prueba, el Toyota Highlander cuenta con dos niveles de equipamiento: el Advance y el Luxury. Según la firma japonesa, el grueso de sus ventas serán del Advance, limitándose solo unas pocas a la versión más premium.

Toyota Highlander Advance: entre su equipamiento más destacado, cuenta con asientos delanteros calefactables, cámara de visión trasera, cargador inalámbrico, Toyota Touch 2 de 8”, detector de ángulo muerto, sensores de parking con frenado automático y llave inteligente. De manera opcional, es posible instalarle techo panorámico. Esta es la configuración que Toyota cree que venderá más, gracias a que el sobrecoste es de 500 euros sobre el Advance. La firma cree que el 80% de las ventas se corresponderán con el acabado Advance con el techo. El 15% optarán por el Advance sin techo ‘Sky View’.

Toyota Highlander

En cuanto a la versión Luxury del Toyota Highlander, cuenta con todo el equipamiento del Advance además de algunas novedades. Estas son apertura del maletero con pie, asientos delanteros ventilados, cámara de visión 360º, Head Up Display, el Toyota Touch 2 de 12,3” con navegación y el sistema de audio premium JBL de 11 altavoces.

  • Toyota Highlander Advance: 52.000 euros
  • Toyota Highlander Advance + Sky View: 52.500 euros
  • Toyota Highlander Luxury: 62.900 euros

Fotos Prueba del nuevo Toyota Highlander Hybrid: precio, opinión, comportamiento,...

Comentarios Prueba del nuevo Toyota Highlander Hybrid: precio, opinión, comportamiento,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"